martes, 30 de septiembre de 2014

SE CELEBRÓ EL XXVII ENCUENTRO NACIONAL DE COFRADÍAS PENITENCIALES EN TOLEDO



Se celebró este fin de semana en el Hotel Beatriz de Toledo, el XXVII Encuentro Nacional de Cofradías Penitenciales. El Encuentro fue inaugurado el viernes día 26 a las 10:00 horas, por el Arzobispo de Toledo, Primado de España, D. Braulio Rodríguez Plaza, la Presidenta de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Dª. María Dolores de Cospedal García, y el Presidente de la Junta de Cofradías y Hermandades de Semana Santa, D. Antonio Torres Márquez.

El Presidente de la Junta de Cofradías y Hermandades de Toledo junto al Arzobispo Primado y la Presidenta de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en el acto inaugural 

Tras el acto inaugural, el Arzobispo de Toledo, Primado de España, D. Braulio Rodríguez Plaza, impartió la ponencia “Juan Pablo II y Benedicto XVI en la manifestación Pública de la Fe”, seguida de un coloquio entre los asistentes.

Varios asistentes de Ciudad Real asistieron a la celebración de este XXVII Encuentro Nacional de Cofradías Penitenciales

Al mediodía se impartió la segunda ponencia y ultima de esta mañana sobre el  “Pasado, presente y futuro de la Cofradías en la Nueva Evangelización”, que estuvo a cargo de Mons. Ilmo. Sr. D. Manuel Amezcua Morilla, Canónigo archivero de la Catedral accitana (Guadix).

El Encuentro se celebró en el Hotel Beatriz donde también había un espacio dedicado a feria cofrade con stand de artista. En la fotografía en el stand del escultor Galo Conesa

El programa de actos continúo por la tarde a las 16:30 horas en la Santa Iglesia Catedral Primada de Toledo, donde hubo una ofrenda floral y Salve ante la Virgen del Sagrario, seguida de la conferencia: “La obra del Greco en la Iglesia”. Presentación audiovisual a cargo de Mons. Ilmo. Sr. D. Antonio Hernández Sonseca, Canónigo de la S.I. Catedral Primada de España. A su término intervención de la Coral Silíceo de Toledo y visita guiada por el interior de la Catedral, tesoro, transparente, Coro, Altar Mayor, Sacristía Mayor, Ochavo y Claustros.

En el Centro Cultural San Marcos de San Marcos se exponía parte del patrimonio de la Semana Santa toledana

La jornada del viernes concluyó a las 19:00 horas con las visitas a la exposición del Encuentro montada en el Centro Cultural de San Marcos y a la Iglesia Mozárabe de las Santas Justa y Rufina.

Capítulo de Caballeros del Santo Sepulcro

Continúo el Encuentro el sábado día 27 a las 10:00 horas, con la tercera ponencia a cargo de D. Isaac Martín Delgado, Delegado Episcopal del Apostolado Seglar, Profesor de Derecho Administrativo y Director del Centro de Estudios Europeos de la Universidad de Castilla-La Mancha, que hablo sobre “El papel de los fieles laicos en la Nueva Evangelización”.

Misterio de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Humildad en San Juan de los Reyes

A la ponencia le siguió un coloquio y el trabajo en cuatro grupos. El primero trató sobre el “Compromiso cofrade y caridad cristiana”, el segundo sobre “Las procesiones. Fe y Arte”, el tercero sobre “Los retos de la Nueva Evangelización en las Cofradías y Cáritas” y el cuarto y último sobre los “Jóvenes: Emprendedores creativos de la realidad y futuro en las cofradías”.

Paso del Cristo del Calvario en la Iglesia del Salvador

Una vez concluido los trabajos en grupo con sus respectivos coloquios, se procedió a la presentación de la candidatura de Alzira (Valencia), como sede del XXVIII Encuentro Nacional de Cofradías Penitenciales.

Paso del Cristo Nazareno Cautivo

La tarde del sábado se empleó a una visita guiada al Toledo de las Tres Culturas: San Juan de los Reyes, Sinagoga de Santa María la Blanca y el Greco de Santo Tomé. La jornada de este día concluyó en el Hotel Beatriz con una cena de gala.

En el altar mayor de la S. I. Catedral Primada se encontraba la imagen de Nuestra Señora Santa María del Alcázar en cultos

También en la tarde del sábado procesiono desde la Santa Iglesia Catedral Primada de Toledo, la imagen de Nuestra Señora Santa María del Alcazár, tras la celebración Eucarística que fue presidida por el Arzobispo de Toledo, Primado de España, D. Braulio Rodríguez Plaza.

Traslado de la imagen de Nuestra Señora Santa María del Alcázar a su paso de salida,  al término de la Santa Misa presidida por el Arzobispo de Toledo

El Encuentro Nacional de Cofradías Penitenciales, concluyó la mañana del domingo donde deberían haber procesionado las imágenes del Cristo Nazareno Cautivo, Santísimo Cristo de la Humildad, Cristo del Calvario y Nuestra Señora de la Soledad, pero que debido a la intensa lluvia que cayó sobre la ciudad de Toledo fue suspendida. La Santa Misa Solemne de clausura se celebró a las 12:15 horas en la Catedral Primada presidida por el Arzobispo de Toledo, Primado de España, D. Braulio Rodríguez Plaza.

La Virgen del Alcázar fue llevada en procesión hasta el Alcázar toledano donde se celebraron varios actos en su honor la mañana del domingo día 28

La Cofradía de la Flagelación estuvo presente en este XXVII Encuentro Nacional con asistencia de dos de sus componentes

Durante el encuentro se entregó diferentes publicaciones de la Cofradía de la Flagelación

lunes, 29 de septiembre de 2014

LA ANTIGUA IMAGEN DE SAN RAFAEL DEL REFORMATORIO CIUDADREALEÑO


Antigua imagen de San Rafael Arcángel de la antigua Casa Tutelar de San Rafael de Ciudad Real 

Hace unos días hablaba de la antigua imagen de Nuestra Señora de la Merced, que presidia la Iglesia de la antigua Casa Tutelar de San Rafael o reformatorio, como era conocido popularmente.

Junto a la Virgen de la Merced había otra imagen que recibía culto en la iglesia, la del Patrón del Centro, San Rafael Arcángel cuya festividad celebra hoy la iglesia. San Rafael significa "el que cura o sana". Es el arcángel cercano a los hombres para aliviarlos en su dolor y sufrimiento.  Es uno de los tres arcángeles cuyo nombre aparece en la Biblia (Tobit 12:6, 15).  Los otros son San Miguel y San Gabriel.

A San Rafael se lo representa con un atuendo de caminante o peregrino, con bastón y cantimplora, y el pez del que se obtuvo la hiel para curar al padre de Tobías.

La Casa Tutelar de San Rafael era regentada, como ya he dicho otras veces, por los Padres Mercedarios Calzados quienes llegada la festividad de San Rafael, organizaban un Novenario en su honor y diferentes actos lúdicos en el centro. Con la marcha de los Mercedarios de Ciudad Real y al ser derruido el antiguo reformatorio, la imagen de San Rafael fue retirada del culto. Con el paso de los años esta imagen fue cedida al Museo Diocesano de Ciudad Real, estando expuesta actualmente en el patio del citado museo.


domingo, 28 de septiembre de 2014

LUGARES MISTERIOSOS DE CIUDAD REAL. LA ATALAYA (II)


Curva donde, siempre según los testimonios, se aparece la “dama de la Atalaya”

La dama de la Atalaya.

La leyenda de la chica de la curva es bien conocida por todos; una joven autostopista alza el dedo en mitad de la noche, y pide al primero que pare, que la lleve a la ciudad. Al cabo de unos minutos, la joven dice al conductor: “Tenga cuidado, en esa curva me maté yo”, y sobre esta leyenda base, han ido apareciendo otras muchas derivadas. Hay quien afirma que no se trata de una leyenda, que realmente suceden cosas así en nuestros caminos y carreteras.

En Ciudad Real hay varios puntos calientes en este sentido? La carretera Ciudad Real Daimiel, donde se aparece una joven que murió allí hace años durante la noche del baile de su graduación, y la otra supuesta chica de la curva se sitúa en la Atalaya. Concretamente en la curva que hay justo a la entrada del antiguo sanatorio.

La madrugada que volvía de pasar unas horas en el sanatorio, un amigo me paró, me preguntó qué tal la experiencia, y luego me dijo: ¿Y de la curva, qué sabes?. Yo me quedé desencajado. Había oído decenas de veces aquella leyenda de la autostopista fantasma, pero nunca nadie me había contado que le hubiera sucedido a él mismo. Nadie, de “tú a tú” me había contado una historia tan asombrosa y a la vez espeluznante- como aquella.

Aquella noche de verano volvía de la Atalaya en una moto con un amigo suyo que era el que conducía. Y bajando justo por aquel lugar, justo en aquella curva, las luces de la moto iluminaron a una figura semitransparente, en camisón. Él hizo un viraje improvisado, pero no pasó nada. No la atropelló, pues aquella figura, simplemente, desapareció. ¿Quién es esa joven? Son muchas las versiones que responden a esta pregunta. Algunos afirman que es la figura de una paciente del antiguo psiquiátrico infantil, que en una de sus crisis, se lanzó por la ventana.

Otros aseguran que hubo un secuestro en Ciudad Real, que un mal hombre se llevó a la niña a aquel lugar, y la mató después de violarla. Esta opción es considerada leyenda ya que afortunadamente no existe ningún hecho del estilo que pueda constatarse. Como curiosidad he de decir, que por Internet circula un “mail cadena” con la narración de la visión de esta “dama de la Atalaya”, junto a otros sucesos paranormales del lugar.


Otras leyendas en un lugar marcado por la tragedia.

Existen otro tipo de leyendas, o de hechos veraces que son inclasificables debido a su extrañeza. Y que tampoco pueden constatarse si no es con testimonios. El primero de ellos es el de la densa neblina que envuelve el lugar algunas noches. Se trata de una simple leyenda, pues no conozco a nadie que haya presenciado tan insólito hecho. Pero es curioso, pues se cuenta que de pronto comienza a descender una niebla (en ocasiones de colores) que hacen imposible la visión. Otras veces se ha descrito este hecho como una aurora boreal en el cielo del cerro de la Atalaya.

El segundo hecho es el de una aparición mariana en una arboleda cercana a un merendero. Se cuenta que en 1939, casi al terminar la guerra civil, una mujer que llevaba un traje blanco y que irradiaba luz se apareció en aquel lugar durante sucesivas noches, y que al terminar la guerra, dejó de aparecer. Otro hecho (y este aparece totalmente constatado) es la visión de al menos un OVNI desde el lugar. Tengo un testimonio de primera mano; sucedió en agosto de 2004, y cinco personas mínimo fueron testigos de cómo tres luces (que no eran aviones) surcaban el cielo a gran velocidad. Al día siguiente, TVE daba la noticia. El avistamiento se hacía público, y no se trataba de un satélite?

Fuente: Artículo escrito por Javier Pérez Campos, Delegado de Mundo Parapsicológico en Ciudad Real. http://www.mundoparapsicologico.com/misterios/lugares-misteriosos-el-sanatorio-de-la-atalaya-ciudad-real/


sábado, 27 de septiembre de 2014

LUGARES MISTERIOSOS DE CIUDAD REAL. LA ATALAYA (I)


Entrada al Parque Forestal de la Atalaya 

Un lugar marcado por una tragedia es el escenario de extraños sucesos y leyendas muy conocidas entre la gente de Ciudad Real. Apariciones de una dama fantasmal en una curva, un extraño psiquiátrico abandonado en una colina donde según los testigos suceden fenómenos extraños, apariciones de luces en el cielo y extrañas neblinas que envuelven el lugar son solo unos cuantos sucesos en la Atalaya, un lugar a las afueras de la ciudad. Y lo que está usted a punto de leer, son una serie de sucesos que tal vez marcaron el lugar. Y una serie de hechos que tal vez tengan que ver por la situación en un lugar marcado por la tragedia, por el dolor.

Fotografía de los hechos, publicada en Lanza

“Un policía, presunto autor de la muerte de dos jóvenes en La Atalaya”.

Aquel era el titular de la portada del periódico Lanza del miércoles 22 de abril de 1987. Y continuaba de la siguiente forma:

Tres muertos por arma de fuego, una pareja de novios y un miembro de la Escala Básica de la Policía, es el balance de un suceso ocurrido en la noche del lunes al martes en las inmediaciones del repetidor de TV situado en el cerro de La Atalaya de nuestra capital.

María del Mar Perales Serrano y Alfredo Lozano Galbán fueron víctimas aquella fatídica noche de 20 de abril. Isidro Mejías, de 33 años, casado y padre de dos hijos fue el que causó su muerte. María del Mar y Alfredo eran una joven pareja, que acudió a La Atalaya aquella misma tarde, para pasar el día y volver ese mismo día. Sin embargo su regreso a casa nunca sucedió. A las dos de la madrugada, Isidro Mejías llegó al lugar de los hechos, se puso delante del Citroën Visa de Alfredo, y descargó su pistola contra la pareja.

María del Mar presentaba un disparo en la muñeca, otro en la mano y dos más en el pecho, mientras que Alfredo presentaba un orificio de bala en el ojo y otro en el cuello. Los seguros de las puertas del coche estaban cerrados, lo que nos lleva a la conclusión de que nada sucedió de repente. Ellos, asustados, vieron lo que iba a suceder, y se encerraron en el coche. El policía, tras matar a los dos jóvenes, se metió en su coche, cerró la puerta y se pegó un tiro en la sien, acabando con su vida, y llevándose para siempre el secreto, ¿por qué lo hizo?

Fotografía del entierro publicada en Lanza

Las hipótesis más barajadas fueron la del crimen pasional, y la de una intención previa de suicidio. Ambas quedaron casi descartadas por las razones que doy ahora mismo. Isidro Mejías estaba casado, era padre de dos hijos y todos sus conocidos aseguraron que se le veía muy feliz con su mujer, que siempre iba con ella a todas partes y era un hombre aparentemente fiel. ¿Por qué iba a tener un momento de pasión con aquella chica, e iba a matarla posteriormente junto a su novio por un ataque de celos? Ya no solo por la parte de Isidro sino también por la de María del Mar. Su madre aseguró que ella y Alfredo se querían mucho, pasaban el mayor tiempo juntos y cuando no podían, se tiraban horas hablando por teléfono. Cuando Alfredo llegaba a casa, preguntaba si había llamado María del Mar. ¿Qué iba a hacerles desquebrajar así sus relaciones? Los padres de las dos víctimas, aseguraron no conocer a aquel policía.

La otra posibilidad que se baraja tiene una parte demostrada. El policía quiso suicidarse. De hecho dejó en su casa una nota a su suegra, pidiéndole que fuera a recoger a su esposa y a sus hijos, que venían de Badajoz ese mismo día a las 20.15. Isidro dejó la nota, acudió al cuartel, recogió su arma personal y subió al cerro de La Atalaya. Allí, en un intento de acabar con su frustración (esa frustración no tiene explicación a día de hoy) disparó hacia todas partes, con tan mala suerte, que dio a los dos jóvenes.

Sin embargo, hay varias cuestiones que también descartan esta parte de la teoría. No la del suicidio planeado, pues eso está prácticamente demostrado, sino la teoría de que se puso a pegar tiros a diestro y siniestro solo por acabar con esa frustración. Primero, todas las balas dieron a los jóvenes, con una precisión bastante curiosa.

Si nos fijamos, los disparos iban apuntados hacia la cara. Por eso las balas en la muñeca y mano de Maria del Mar. Tal vez trató de taparse la cara, en un instinto totalmente humano. Segundo, los jóvenes tenían los seguros puestos, sabían que algo malo sucedía. Por tanto.. ¿Cuál fue la causa que llevó a Isidro Mejías a subir hasta allí, matar a la pareja de novios y posteriormente acabar con su vida?. En la actualidad una especie de placa descansa en la zona del asesinato, en memoria de las muertes sucedidas aquella terrible noche.

Fotografía actual del lugar donde se produjeron los hechos aquí relatados

El antiguo sanatorio de tuberculosos, posterior hospital psiquiátrico.

Es un edificio tenebroso, siempre lo he dicho. Si alguna vez se me ocurre rodar una película de terror, sin duda ese sería el escenario. Se construyó con la principal función de sanatorio para tuberculosos. Por ello su situación en una colina, donde daba bastante el sol, y rodeado de árboles y bosques. En su momento seguramente fue un lugar casi lujoso. Sin embargo, al poco de ponerse en funcionamiento el sanatorio, la tuberculosis comienza a erradicar, por lo que en cuestión de meses, el lugar cierra sus puertas. Como curiosidad, decir que el autor (y colaborador del CSIC en aquel momento) Luis Martín-Santos trabajó en el lugar, con conocimientos médicos bastante notables.

Poco después, decide dársele uso al lugar, y se abre como hospital psiquiátrico infantil, teniendo más pacientes. Se crea un campo de fútbol, piscina, columpios. Sin embargo, el edificio era bien grande para los pocos pacientes que albergaba. La segunda planta solía permanecer cerrada. Entonces, se habilita y se abre no solo para niños, sino también para adultos. Allá por 1980. Ya en aquel momento comienza la “leyenda”, pues aseguran que la gente que pasaba por allí, podía escuchar los gritos de los pacientes. Y comienza a extenderse el rumor de que los pacientes son maltratados. Se trata, por supuesto, de elucubraciones, de leyendas y habladurías.

Debemos decir que el lugar fue bien prestigioso. Conrado Carretero, director del centro en aquella época era un hombre bueno y respetado por todos, según asegura la mayoría de las personas que lo conocieron. Pero la negrura que siempre acompañó a la historia de este edificio, hace que de nuevo tenga que ser cerrado, por falta de pacientes. Algunos aseguran que fue debido a una mala situación del edificio, y otros que se debió a diversas desgracias en el interior. El caso es que quedó cerrado, y así ha permanecido hasta el día de hoy. Según me aseguraba mucha gente, las camas seguían en las habitaciones, y las salas acolchadas estaban intactas.

Pude comprobar, hace ahora un mes, que no mentían. Una noche, linterna en mano, nos adentramos en el edificio…

El desaparecido Sanatorio de la Atalaya 

¿Yo estuve allí?

Fue la madrugada del 28 al 29 de abril, sobre la 1.30 de la madrugada. Reconozco que el edificio, a esas horas, impresiona más que bastante. Doblamos la curva (también con leyenda, como veremos más adelante) y cruzamos la oxidada verja del viejo sanatorio. Estábamos dentro. No existe puerta de entrada, tan solo un hueco cargado de oscuridad semi-iluminada por el haz de luz de la linterna. La primera planta (donde debía estar la recepción) estaba llena de escombros. Además, el techo en algunos lugares parecía a punto de venirse abajo.

El ascensor de la primera planta era el único que conservaba la típica puerta de metal verde, pues en los pisos superiores donde en aquel tiempo hubo ascensores, ahora solo había huecos. Las escaleras no tienen pasamanos, por lo que también se convierten en un peligro a altas horas de la noche. He de decir que el lugar es terrible. No porque suceda nada paranormal, sino por las sensaciones que provoca en uno mismo, tal vez por la sugestión. Pensar que aquel lugar estuvo habitado siempre por enfermos, por algunas personas, de las cuales probablemente algunas, murieron allí tras años de lucha desesperada por curar su enfermedad. No sé por qué, pero el ambiente está cargado.

Solo el hecho de ver las habitaciones, los largos y angostos pasillos, sumidos en total silencio y oscuridad? impresiona. Sin embargo el lugar donde todos estuvimos más impactados fue en la capilla, en el primer piso. Es un lugar amplio, que ahora tiene el aspecto de una nave industrial con una especie de altar al fondo, y donde recién empalada en un hierro de una pared, yacía una paloma movida por el viento. Allí, el aquel lugar, es donde habían tenido lugar la mayoría de experiencias ouija según me habían contado.

Otra vista del desaparecido sanatorio 

Y cuando íbamos a entrar a una sala contigua de la capilla, decenas de palomas echaron a volar asustadas por la luz de la linterna, causándonos un susto tremendo (y que obviamente, se transformó en risas nerviosas). El viento entraba por todas partes, pues las ventanas no tenían cristales, estaban ya destrozados. Se escuchaban, además, pasos de animales por el techo, parecía que este iba a venirse abajo. Recuerdo además los cuerpos de palomas degollados limpiamente, casi con la precisión de un bisturí o una navaja. Seguramente no se trate de ritos satánicos ni de nada por el estilo, sino de la gente que pulula por el edificio, con botellas de cerveza y cartones de vino en la mano.

El lugar ya no tenía camas, ni muebles (aunque en el momento del abandono si los tuvo, pero hubo gente que arrasó con ellos), pero las salas acolchadas seguían casi intactas. Pudimos encontrar incluso ruedecillas probablemente pertenecientes a alguna camilla. En las paredes, había todo tipo de pintadas. Pero las más macabras, raras y dignas de recordar son la de un niño, con la mano cortada y echando sangre a chorros por el corte, otra que decía: “Aquí se mata a las 2.30″, otra “Muerto no te preocupes, tu tranquilo” o “El que entra aquí no sale”. Afortunadamente, yo sí salí.



viernes, 26 de septiembre de 2014

GRAFITI ARTÍSTICO EN CIUDAD REAL


Caseta del Parque de Gasset

Desde el pasado mes de mayo el Ayuntamiento de Ciudad Real ha decidido permitir que se realicen grafitis artísticos en determinados espacios de la ciudad, concretamente, en casetas de Unión Fenosa que hay en distintas zonas de la capital. El grafitero que está realizando esta decoración es Gela López, nombre artístico de Ángel Alberto López, quien  ha firmado un convenio con el Ayuntamiento y Unión Fenosa para embellecer la ciudad y transformar estos enormes espacios en un tapiz donde poder desarrollar su creatividad con el spray.


La primera caseta que decoró es la situada a la salida del parque de Gasset con un elefante haciendo equilibrio, tres chimpancés y un grafiti, a primera vista ininteligible. En Ciudad Real nos ha costado mucho considerar el grafiti como un medio de expresión digno, no es que el grafiti sea por sí mismo un arte, sino que el arte es capaz de aparecer en cualquier rincón donde un ser humano crea, ya sea en una pared, en un lienzo o folio en blanco.

Gela López grafitero que esta decorando las casetas de Unión Fenosa

En este mes de septiembre Gela López ha decorado la caseta ubicada en la Ronda de Alarcos (junto al hotel Almanzor), una caseta de instalación eléctrica convertida ahora en un gran mural. Un payaso triste con un fondo de edificios de una ciudad que se doblan como si fueran de goma y una nube azul que tiende a derretirse saluda a los conductores que siguen la ronda, en dirección a Puertollano.


En esta ocasión, la temática ha sido reivindicar la importancia del arte en la calle, “ya seas músico, mimo, payaso, no por eso tienes que tener cualificación especial simplemente, saber hacerlo y lanzarte”, explicaba su autor, apuntado que además de por la estética, también es una forma de recordar la importancia de cuidar el propio grafiti porque “el arte en la calle también es cultura y no hay que ponerle trabas”.


El proyecto iniciado por Gela López para llenar de color estos rincones grises de la ciudad, continúa en marcha y todavía quedan varios espacios que irá pintando durante los próximos meses. Le aguardan en torno a una veintena de casetas que la empresa eléctrica tiene repartidas por todo el término municipal de la capital.


Mural de Gela en el parque infantil del Torreón

Para realizar este trabajo, el artista recibe el importe de los materiales que emplea, pero tanto su mano de obra como la de eventuales ayudantes con los que pueda contar es gratuita. «Lo hago porque quiero que el grafiti se vea como una arte normal», comenta.



jueves, 25 de septiembre de 2014

EL MONUMENTO DEL CLUB ROTARIO A LA ENTRADA DE NUESTRA CIUDAD


El monumento al Club Rotario se sitúa en la rotonda de la Carretera de Puertollano junto al Parque de Gasset

Hace unos días saltaba a los medios de comunicación la noticia del nombramiento del nuevo Presidente del Club Rotario en nuestra ciudad. El Club Rotario de Ciudad Real obtuvo su Carta Constitutiva en noviembre de 1994, apadrinado por el Club Puerta de Hierro de Madrid, siendo su primer Presidente Felipe Baza de la Fuente.

El Club Rotario es una Organización internacional de servicio cuyo propósito es reunir a líderes empresariales y profesionales universitarios y no universitarios, con el fin de prestar servicios humanitarios en sus comunidades, promover elevadas normas de ética en todas las ocupaciones y contribuir a fomentar la buena voluntad y la paz en el mundo. Los rotarios, organizados en más de 200 países y regiones geográficas, llevan a cabo proyectos para abordar los problemas del mundo actual, incluidos: el analfabetismo, las enfermedades, la pobreza y el hambre, la falta de agua potable y el deterioro del medio ambiente, a la vez que fomentan la aplicación de elevadas normas de ética en sus respectivos campos.

El monumento es el símbolo del Club Rotario que es la rueda

Existen monumentos del Club Rotario en muchos lugares de España (http://www.rotarymajadahonda.org/monumentos.php) entre ellos Ciudad Real. El monumento ciudadrealeño fue inaugurado el viernes 26 de septiembre de 2003, en la rotonda de la carretera de Puertollano junto al Parque de Gasset, por el entonces Alcalde de nuestra capital, D. Francisco Gil-Ortega Rincón, y los miembros del Club Rotario ciudadrealeño.

El monumento muestra sobre una columna el símbolo del club rotario que es una rueda. Esta es el símbolo de Rotary desde sus primeras épocas. La rueda para los rotarios ilustra la civilización y el movimiento y es una rueda dentada, con 24 dientes,  6 rayos y en su parte central lleva una ranura.


miércoles, 24 de septiembre de 2014

LA ANTIGUA IMAGEN DE LA VIRGEN DE LA MERCED DE LA CASA TUTELAR DE SAN RAFAEL DE CIUDAD REAL


La antigua imagen ciudadrealeña de Nuestra Señora de la Merced de los Mercedarios Calzados

Hoy 24 de septiembre es la festividad de Nuestra Señora de la Merced, una advocación de la Virgen María. El título mariano la Merced se remonta a la fundación de la Orden religiosa de los mercedarios el 10 de agosto de 1218, en Barcelona, España. En esa época muchos eran cautivos de los moros y en su desesperación y abandono estaban en peligro de perder lo más preciado: la fe católica. Nuestra bendita Madre del Cielo, dándose a conocer como La Merced, quiso manifestar su misericordia hacia ellos por medio de dicha orden dedicada a atenderlos y liberarlos.

La Virgen de la Merced fue una advocación difundida por la orden mercedaria, que se implantaría en Ciudad Real en el siglo XVII con la fundación del Convento de los Mercedarios descalzos. La devoción a la Virgen de la Merced en nuestra ciudad se vio reforzada a partir de 1945, cuando los mercedarios calzados se asentaron en nuestra ciudad para hacerse cargo del Centro Educacional de Corrección de Menores San Rafael, conocido como el reformatorio y que se encontraba en la Ronda de la Mata.

Actualmente esta imagen preside el coro de las Madres Mercedarias de Miguelturra

En dicho centro educacional, existía una pequeña capilla presidida por la imagen de la Virgen de la Merced, a la que se le rendía culto todos los años con la celebración de una Novena y salida procesional el día de su festividad.

En 1976 los Mercedarios Descalzos abandonaron el centro educativo, quedándose en la capilla del mismo la imagen de la Virgen de la Merced. Años después el antiguo reformatorio fue derruido levantándose sobre su solar la Casa Tutelar San Rafael.

La imagen de la Virgen de la Merced fue custodiada en las dependencias del Ministerio de Justicia en nuestra ciudad, hasta que la comunidad de las Madres Mercedarias de Miguelturra solicitaron que les fuera cedida dicha imagen. El ministerio accedió a la petición y la venerada imagen de la Virgen de la Merced, que en otros tiempos procesionó por las calles de Ciudad Real, fue cedida al Monasterio de las Madres Mercedarias de Miguelturra, presidiendo desde entonces la sillería del coro.


martes, 23 de septiembre de 2014

TANTO VA LA FUENTE…


El primer monumento levantado en Ciudad Real en el siglo XIX dedicado a Hernán Pérez del Pulgar en la actual Plaza Mayor. Dibujo publicado en la obra Crónica de la Provincia de Ciudad Real de José de Hosta (1866)

No siempre va a ser aquello de “tanto va el cántaro a la fuente…” Esto ha sido al contrario: “Tanto va la fuente” de un lado a otro, que al final muere. Y así como el cántaro termina rompiéndose, la fuente concluyó desapareciendo.

Pero vayamos por partes: don Enrique de Cisneros y Nuevas debió ser tan buen gobernador civil de la provincia de Ciudad Real como alcalde-corregidor de la capital. Su etapa de mando duró exactamente un quinquenio: el comprendido desde 1858 hasta fines del 1863. Y ya dijimos en otra ocasión que tan prolongada permanencia entre nosotros, en una época de crisis repetidas y ceses frecuentes, dio ocasión a un progreso singular en aquella Ciudad Real de apenas diez mil habitantes, poblachón manchego más que capital de cierta categoría por entonces.

Don Enrique de Cisneros hizo honor a su apellido de buen gobernante y a él le debemos los paseos de la Ronda que llevan su nombre, muchas y notables mejoras urbanas, obras culturales y benéficas que no hay para que detallar ahora un primer abastecimiento de aguas y la erección de esta fuente-monumento dedicado a la memoria de Hernán Pérez del Pulgar, “el de las Hazañas”. Así cumplía una doble misión… o “mataba dos pájaros de un tiro”, como dice el proverbio: “la fuente adornaría el centro de la Plaza entonces de la Constitución, monótonamente pavimentada con empedrado de canto menudo y el monumento honraría a uno de los más preclaros hijos de la ciudad. Porque Hernán Pérez del Pulgar bien lo merecía: había sido capitán heroico en los tiempos preimperiales de Isabel y Fernando, combatió por la unidad de España hasta conseguir en la guerra de Granada la expulsión del musulmán y sus “hazañas”, como aquélla de colgar el letrero del “Ave María” en la misma puerta de la mezquita-aljama cuando la ciudad era todavía naserita, constituirían después su mejor patrimonio.

Vea el amigo lector la ilustración adjunta. Es un dibujo publicado en la “Crónica General de España” que dirigiera el académico don Cayetano Rosell y cuyo tomo dedicado a la provincia de Ciudad Real es obra de don José de Hosta. Su edición data del 1865. “Compónese este sencillo monumento de un robusto pedestal sobre el que ha de colocarse la estatua de aquel esclarecido hijo de la capital…”. Así comienza la descripción de la fuente-monumento de Hernán Pérez del Pulgar don Domingo Clemente en su “Guía de Ciudad Real”. Y no será necesario decir que la estatua que habría de colocarse sobre el “robusto pedestal”, no se colocó nunca. Se coronó provisionalmente con ese hermoso jarrón, o ánfora sin asas. Y así, cayendo una vez más en nuestro vicio sempiterno de dejar las cosas a medias, la fuente-monumento se quedó en lo primero en fuente nada más, pero no en lo segundo. Es decir, en el frente del pedestal que daba a las casas Consistoriales (el edificio actual de la farmacia Calatayud pues aún no existía el Ayuntamiento recientemente derribado) colocaron una lapida de mármol con la siguiente inscripción en letras doradas: “HERNAN PEREZ DEL PULGAR EL DE LAS HAZAÑAS, NACIO EN CIUDAD REAL EN 1451 Y MURIO EN GRANADA EN 1531. LA CIUDAD NATAL CONSAGRA ESTA MEMORIA AL SEÑOR DE LOS MOLINOS DE TREMECEN. AL HEROE DE ALHAMA, DEL SALAR, DE GUADIX, DE SALOBREÑA, DE GRANADA Y DE MONDEJAR”.

Y en el lado contrario de pedestal, una segunda lápida también de mármol blanco, nos daba ya más detalles de construcción, época, nombres y data y reconocía que aquello era fuente más que monumento: “EN EL GLORIOSO REINADO DE DOÑA ISABEL II SIENDO GOBERNADOR DE ESTA PROVINCIA Y ALCALDE-CORREGIDOR DE LA CAPITAL, EL SEÑOR DON ENRIQUE DE CISNEROS ABASTECIO DE AGUAS POTABLES A LA POBLACION Y CONSTRUYO ESTA FUENTE EL INGENIERO INDUSTRIAL DON EUGENIO SATARNIER. AÑO DE 1860”.

Los restos del monumento fueron colocados al final del Parque de Gasset en los años veinte del pasado siglo XX

Las cuatro conchas de la parte inferior recibía el agua por las bocas de otros tantos delfines de piedra, para verterla luego en un recipiente circular.

No resultaba mal del todo tal es la verdad. Pero en lo que no estamos de acuerdo con el señor Clemente es en lo de que… “los árboles que en derredor de la fuente se elevan y la elegante verja de hierro que la circuye, prestan a este sitio su belleza y hacen que el conjunto ofrezca un bonito y agradable aspecto”. Lo de los arbolitos, podría pasar. ¡Pero eso de la “elegante verja de hierro…” vamos a dejarlo! Y hierros terminados en puntas aguzadas, seguramente para impedir travesuras infantiles. En cambio no era desacierto ese seudobanco en torno a la verja, para mayor comodidad de alguno de los contertulios desocupados, como esa pareja, con sus capas y sombreretes, del dibujito de H. Sierra. Pero ¡ay! que la fuente monumental era – como tantas otras que hemos visto y vemos en nuestra siempre sedienta capital- más para adorno urbanístico que de verdadera eficacia. El señor Clemente ya lo decía muy claro en su “Guía”: “…y que sólo corre muy contados días”.

Años después, estorbaría en la Plaza y fue llevada al centro del Paseo del Prado. Y a principios de siglo nuevo traslado, entonces en la Plaza del Pilar, todavía con sus lápidas mirando la primera hacia la calle de Ciruela o de Alfonso X el Sabio, y  claro está que sin la escultura de Hernán Pérez del Pulgar.

Todavía después de estar arrinconada durante años en algún cobertizo municipal, hubo un nuevo traslado, esta vez al final del Parque, pero ya no hay quien conozca a la pobre fuente, sin su jarrón sobre el pedestal, sin lapidas dedicatorias, sin recipiente circular y sin verja de hierro, que era lo suyo.

Con el ínclito Hernán Pérez del Pulgar “el de las Hazañas”, que supo manejar en vida alternativamente la espada y la pluma –como César o nuestro Garcilaso, Hernán Cortes, Ercilla y Cervantes- y a que más de uno y más de dos confundieron en conferencias y textos con su coetáneo Hernando del Pulgar, brillante cronista de los Reyes Católicos, con nuestro Hernán Pérez, decimos, hemos quedado nada más que regular, después de aquel fracasado monumento: un cuadro en la galería de hijos ilustres de la provincia, el nombre de una calle y la sencilla lápida en la casa de la calle de los Reyes, donde naciera según afirmación de su biógrafo Sr. Balcázar ¡Menos es nada!

Pero aún estamos a tiempo de hacer algo más.

El ayuntamiento tiene la palabra. Plazas o pequeños “pulmones” urbanos tenemos en nuestra ciudad. Y una fuente-monumento, de verdad, no como aquélla de hace más de un siglo jamás concluida y siempre volandera sin alas, nunca estorbara en futuros planes de urbanización.

Y nuestro Hernán Pérez del Pulgar bien lo merece.

Antón de Villarreal, Diario Lanza, Extra de Verano Agosto de 1972


lunes, 22 de septiembre de 2014

UNA GUÍA DEL VIAJERO EN CIUDAD-REAL DE FINALES DEL SIGLO XIX



Ayer publique el plano de la obra “Plano y Guía del Viajero en Ciudad Real y Almagro” de Emilio Valverde Álvarez editado en 1885 en Madrid. La guía está ilustrada con una vista de nuestra capital y un nomenclátor de las calles y plazas de Ciudad Real. La guía dice lo siguiente sobre nuestra ciudad:

Introducción.- Se puede combinar fácilmente un viaje á las dos poblaciones que comprende esta GUÍA. Las hemos agrupado por ser las del antiguo reino de Toledo, que se encuentran al S. del mismo. Desde Ciudad Real se va á Almagro con facilidad tomando la línea de enlace con Andalucía, como más adelante diremos.

Detalles del viaje á Ciudad Real.- Se hace el viaje á Ciudad Real por la línea férrea directa que parte de Madrid de la estación de las Delicias, en el paseo de este nombre. Sale el primer tren á las ocho de la mañana, y llega á las cuatro de la tarde, empleando ocho horas en el viaje. Sus precios son: 19,50 pesetas en primera clase, 14,70 en segunda y 9,80 en tercera. Para el viaje de vuelta conviene elegir el tren que sale de Ciudad-Real á las once y media de la mañana y llega a Madrid a las siete y media de la tarde. En Algodor hay larga parada y se puede almorzar en el viaje de ida.

Llegada á Ciudad Real.- En la estación hay ómnibus que conducen á la población y á sus fondas más importantes, que son: la de Casado, en la calle Cuchillería, la de Lillo, en la de Arcos, la de Mayorga, en la de la Paloa y la de Molina, en la de Calatrava.

A continuación dedica cuatro páginas a realizar un pequeño repaso a la historia de la capital y a su geografía y topografía, informando que en 1885 Ciudad Real contaba con 18.336 habitantes y reunía 1.658 viviendas. La descripción que se hace en la guía de nuestra ciudad y los edificios que destaca para visitar son los siguientes:

Las calles de la población son largas, casi rectas, espaciosas, con buen empedrado y fáciles salidas. A continuación damos el nomenclátor de todas ellas, que se hallan distribuidas en tres barrios: el de San Pedro, que ocupa la parte SE., entre las calles de Postas y de la Libertad y la muralla; el de Santa María, que abraza la parte O., desde la calle de Espartero acera izquierda hasta la muralla, y el de Santiago, la restante del E.

Entre los edificios notables de Ciudad-Real figuran los siguientes:

El ayuntamiento ó casas consistoriales, de construcción moderna, que está situado en la Plaza de la Constitución. Tiene bonitas fachadas, sobre todo la principal, adornada con estatúas y escudos y una grandiosa torre cuadrada con tres cuerpos, que arranca en la parte media de las cubiertas, terminada por un elegante chapitel y sobre éste la armadura de hierro que sostiene la campana del reloj. Interiormente está bien decorado, y sobresalen la escalera y el salón de sesiones.

De las tres parroquias que tiene esta capital, la de San Pedro es de mucha antigüedad. Un atrio, más alto que las calles, rodea el templo, que es de carácter severo y monumental con sus tres espaciosas naves, anchas ojivas y columnas cilíndricas, que ciñen chapiteles de rudo follaje, hermosas gradas en el prebisterio y magnífico retablo de escayola; á los piés de la iglesia se halla el coro, con sillería muy bien tallada;  á su entrada, y en el centro de la nave principal, el grandioso y notable altar de Nuestra Señora de la Guía, de estilo churrigueresco, sentada en silla de plata, y dando espaldas al altar mayor. Exteriormente tiene tres puertas de entrada, dos góticas y una áraba. Posee también esta parroquia ricos ornamentos y vasos sagrados y otros altares y esculturas que no carecen de mérito.


La parroquia de Santa María del Prado, situada en la plazuela del Prado, núm. 7, es la primera por su magnificencia. Su templo es de estilo gótico; consta de una sola nave, tan grande, espaciosa y elevada, que sólo tiene una rival en España, la de la catedral de Coria. Su arquitectura no está recargada con follajes y menudencias y es muy sencilla; el retablo del altar mayor, del siglo XVII, que ocupa todo el testero principal, es de lo mejor y más excelente que se conserva en el día de los buenos y florecientes tiempos de las artes, formado por cuatro cuerpos con cuatro órdenes arquitectónicos combinados y cuatro columnas cada uno, teniendo en el centro la joya principal, la imagen de la patrona, Nuestra Señora del Prado, colocada en un trono de plata, con hermoso camarín, que encierra preciosas y ricas alhajas y muy buenos cuadros. En el resto de esta hermosa obra, atribuida á Giraldo de Merlo, se ven compartidas más de cincuenta piezas de escultura. Exteriormente tiene también esta iglesia una bonita puerta, de forma ojival, y de ornato semi-bizantino, y una elevada torre de construcción moderna.

La de Santiago el Mayor, plazuela de Santiago, número 4, es la de más antigua de todas, con iglesia de tres naves y anchas ojivas, una buena torre, excelente retablo con la imagen de Santiago, poseyendo también efigies de bastante mérito y preciosos cuadros, entre ellos los muy notables de la Purísima y San Ildefonso.

Los exconventos son:

El de Mercenarios descalzos, situado en el centro de la población, con una iglesia, sucursal de Santa María, utilizándose su bien conservado edificio para Instituto de 2.ª enseñanza; el de Franciscos observantes, con la capilla de la Soledad, y destinado á Hospicio provincial; el de San Juan de Dios, que conserva su iglesia con buenos cuadros, y ocupado en el día por las escuelas normales de maestros y maestras, y el de Carmelitas descalzos, extramuros, destinado á Hospital provincial.

Los conventos de monjas son tres: El de las Carmelitas, en la plazuela de las Carmelitas; el de las Dominicas, Alta Gracia, 3, y el de Santa María de Jesús, plazuela de las Franciscas, 13.

Hay también en Ciudad-Real los edificios siguientes:

El cuartel de Caballería, antiguo Hospicio, famoso establecimiento, el mejor que ha tenido esta capital, y convertido desde la guerra de la Independencia en cuartel, en el cual se pueden alojar 6.000 hombres; está situado en la plazuela del Hospicio,1.

El cuartel de Infantería, en la plazuela del Hospicio, 2, capaz para dos compañías.

La cárcel, antigua Cárcel de la Hermandad; dos casinos, el de la Amistad, en la calle Caballeros, 1, y el Popular, en la plazuela del Pilar; un cementerio, próximo á la puerta de Toledo; el teatro de la Amistad, en la calle de Esparteros; tres Hospitales; una plaza de toros, situada afueras de la puerta del Carmen; varios edificios notables de particulares, sobre saliendo entre ellos la casa de Barramengoa, en la calle de Calatrava, y la de Almagro, en la de Ciruela; 16 escuelas de niños y niñas, y tres fuentes públicas, además de la monumental de la plaza de la Constitución.

En el interior tiene el Paseo del Prado, que ocupa el espacio que se extiende delante de la parroquia de Santa María, con bonitas calles de árboles y asientos. Fuera del recinto, además del de la estación, existen otros más ó menos frecuentados, según sea la época del año.

En sus derruídas murallas, conserva la Puerta de Toledo, con recuerdos árabes; la de Ciruela, de construcción moderna, con arco gótico y dos torreones, y las de Mata, Granada, Alarcos, Santa María y Carmen.

En los alrededores de la ciudad existen los baños llamados Hervideros del Emperador, á una legua de distancia, en la margen derecha del Guadiana, y que son minerales, acídulo-carbónicos, y el célebre santuario de Alarcos, construcción del siglo XIII, con anchas ojivas, bajo pilares, bizantinas columnas y viejos capiteles, templo viviente y triste panteón que recuerda el terrible desastre de los cristianos en la batalla que llevó su nombre.”


domingo, 21 de septiembre de 2014

UN PLANO DE CIUDAD REAL DE 1885



Emilio Valverde Álvarez (Manila, 1848 - Leganés, 1894), militar, cartógrafo, geógrafo y escritor español, es el autor de varias guías de viajes de los reinos antiguos y provincias y ciudades modernas de España que acompaño de sus respectivos planos y datos principales e itinerarios de ferrocarriles.

Una de sus obras es el “Plano y Guía del Viajero en Ciudad Real y Almagro”, ilustrada con un plano de Ciudad Real del año 1885. El plano de Ciudad Real es de escala de 1 por 12.000 e incluye la nomenclatura de los nombres de las calles de nuestra ciudad a finales del siglo XIX y su ubicación. Calles muchas de ellas que han cambiado su nombre como: Espartero, Fresa, Tintoreros, Ballesteros, Mejora, Jaspe, Gato, Horno, Culebra, Sangre, Combro y Peña. En el plano también aparecen situados el desaparecido convento de los Carmelitas descalzos, el Hospital e iglesia del Refugio y la antigua cárcel y oratorio entre otros.