martes, 20 de abril de 2021

MALVARROSA EN CALLE TOLEDO NÚMERO 7

 



Malvarrosa es un nombre comercial de Ciudad Real promovido por una familia de Ciudad Real. Casi 80 años les contemplan con negocios únicos y exclusivos dedicados a la moda, los complementos, cosmética, belleza, regalos, etc. Y tuvieron oportunidades para expandirse fuera de los dominios capitalinos, pero la familia Sanz Casado, oriunda de Orea (Guadalajara), siempre apostó por nuestra ciudad.

Desde el principio, Malvarrosa se ocupó y preocupó de traer un pedacito de París o de cualquier otro punto importante de la moda en el mundo a Ciudad Real, de ahí su gran acogida, porque no existía un negocio similar en toda la provincia, habida cuenta además de las carencias existentes en una ciudad que acababa de salir de una guerra civil.




Su primera tienda se inauguró en 1942, en el número 7 de la calle Toledo, lo que hoy es la entrada al museo de Elisa Cendrero. La hermana mayor de la familia, Beni, acompañada de su hermana Juli y de su hermano pequeño Carlos fueron los ideólogos de esta primera Malvarrosa, un establecimiento de apenas 30 m2 donde se vendía moda, belleza femenina, cosmética de primeras marcas creadas o mezcladas in situ, perfumes a granel, regalos, etc. La gran acogida a la marca llevó a la familia a acometer un proyecto más ambicioso, querían sede propia, fueron años de viajes, de búsqueda de materiales especiales y únicos de decoración y de colaboraciones con los mejores de la ciudad. Los frutos se recogieron años después, en 1971, cuando se inauguraba su establecimiento en la calle General Aguilera, 6, donde la clientela de Malvarrosa disponía de lo último de la alta costura nacional e internacional, bisutería, marroquinería, alta cosmética y tratamientos de belleza, incluso sección de novias y lista de bodas, “una auténtica revolución para la época”, comenta Susana Sanz Tejedor, hija de Carlos….

Texto: https://ciudadreal.ayeryhoyrevista.com/malvarrosa-la-maxima-exclusividad-en-moda-y-cosmetica-con-un-gran-sentido-comercial-y-de-familia-desde-hace-casi-80-anos/

 


lunes, 19 de abril de 2021

COMESTIBLES FINOS SALINERO

 



En la calle Toledo numero 74, existió una antigua tienda de comestibles, propiedad de Juan Salinero Dorado. En la publicidad que he encontrado sobre la misma en el diario “Lanza”, se anunciaba como comestibles finos, y don Cecilio López Pastor, en su libro sobre la historia del comercio de la capital, nos dice que aparte de tienda de comestibles, era despacho de aceite.

 


domingo, 18 de abril de 2021

COMERCIAL MALAGUEÑA

 



En la calle Toledo número 7, el empresario Antonio Martín Pérez abrió las puertas de Comercial Malagueña en el año 1963, un local donde se podían adquirir Muebles, electrodomésticos, confección, eran las distintas áreas que abarcaba este comercio. Aquí, se podía adquirir desde un vestido para el novio, para el padrino o el de la novia, hasta los muebles necesarios para la futura casa.



sábado, 17 de abril de 2021

LA AUTO MANCHEGA

 

Revista Vida Manchega 10 de abril de 1917



La vida de Don José Piqueras, nuestro querido amigo, destaca hoy por manera notable en esta nuestra vida regional rodeada de la admiración y simpatía de cuantos se interesan por el progreso de la Mancha. Porque él, manchego de corazón si no de cuna, pues entre nosotros vive desde hace treinta y cinco años, ha sabido dar forma á una de las constantes aspiraciones de esta comarca para el fomento y desarrollo de su riqueza, á la necesidad de comunicaciones para la circulación de sus productos; nervio y eje de la economía de los pueblos en todas las épocas y más que en ninguna otra en la moderna, en que es factor indispensable para la vida de las naciones, la propagación del comercio y el desenvolvimiento de la gran industria.

Sacar de su aislamiento á los pueblos de la provincia alguno de los cuales por su distancia de la capital y su falta de medios de comunicación entre sí parece como que pertenecen á otras distintas y lejanas regiones de la Nación, mirándose como extraños; poner en circulación la gran riqueza atesorada en el suelo y subsuelo de la Mancha, facilitar la rapidez del tráfico y con ella las relaciones sociales, dando expansión y desarrollo á las energías latentes en el corazón de toda una comarca, hoy atrofiadas por imposibilidad de explotación y movimiento; obra es solo dable á un carácter entero, de fe ciega en los destinos de la patria, de infatigable constancia para el trabajo, de una honradez intachable, de una actividad á toda prueba y de sólidos conocimientos en los asuntos financieros; es decir de un luchador á la moderna; cuyas armas y cuyo escudo se emplean en defensa de los grandes ideales mercantilistas del Siglo XX.

Y este es Don José Piqueras Fernández, para gloria suya y beneficio de la Mancha, un gran luchador enamorado de esta su verdadera patria chica en cuya defensa viene luchando durante tantos años.

 



De humilde origen, dedicado al comercio en Valdepeñas desde su infancia, supo conquistarse un nombre respetable y una posición independiente por su laboriosidad y su honradez. Más tarde y en la misma población, hizo conocer á ésta todos los beneficios del crédito, estableciendo acreditados organismos bancarios, por cuyas cajas ha venido circulando durante diez y seis años toda la riqueza de aquella importante plaza. Al propio tiempo y desde 1906 colocado al frente del arriendo de la recaudación de Contribuciones de esta provincia, ha sabido sacarla del atraso tributario en que se hallaba, normalizando su administración, y dignificando el cargo haciendo compatible los intereses del contribuyente con los del Estado, con un tacto y una habilidad que le acreditan de distinguido diplomático.

La constancia desplegada por Don José Piqueras en los ímprobos trabajos y en los múltiples asuntos que ha tenido á su cargo, casi desde que era niño, la honradez y asiduidad con que los ha manejado, poniendo en repetidos asuntos toda su alma, ha hecho que en ellos haya triunfado siempre, encontrando facilidades en donde otros no vieron más que dificultades insuperables, obteniendo alagüenos resultados en donde otros fracasaron y dando prospera vida a negocios que se consideraban muertos.

Tal es el autor del proyecto del Servicio de Automóviles y Presidente de su Consejo de Administración y basta con reseñar sus éxitos pasados y presentes para tener confianza, en que logrará llevar á feliz término  su nueva empresa de engrandecimiento y regeneración de la región manchega.

Revista Vida Manchega 10 de marzo de 1917



viernes, 16 de abril de 2021

“CERVANTES”

 


Con el objeto de probar el motor y la instalación de iluminación eléctrica de este magnífico y suntuoso carruaje, se organizó, el día 9 de los corrientes, una expedición al inmediato pueblo de Fernancaballero, a la cual fueron galantemente invitados por D. José Piqueras, Presidente del Consejo de Administración de aquella entidad representaciones de la Prensa local y otras personalidades de esta población, hasta completar las 30 plazas de que es capaz el automóvil “Cervantes”.

Durante la expedición se impresionaron varias placas fotográficas, siendo una de ellas la que figura al frente de estas líneas; la cual se obtuvo a la entrada del puente denominado “Nolaya”, sobre el río Guadiana.

Los expedicionarios no cesaban de ponderar la potencia del motor, que es de la marca Packard, así como la elegancia, solidez y comodidad del carruaje citado, y todos auguraban un brillante porvenir para la “Auto-Manchega”, que, gracias a la constancia y acierto de su director Sr. Piqueras, va resolver el problema de dar rapidez y comodidad a los viajes por la Mancha, hoy tan incómodos y lentos.

Dentro de pocos días se inaugurará el servicio de transporte de viajeros desde Alcázar a Ciudad-Real y a Piedrabuena y Porzuna, para lo que solo se espera la llegada de otro carruaje que se está ya terminando. De suma importancia para la Mancha será la fecha de esa inauguración, porque con ella se abre nueva vida para esta Región, dándose un gran impulso a su progreso y a su prosperidad.

Revista “Vida Manchega” 25 de febrero de 1918

 

jueves, 15 de abril de 2021

BENDICIÓN AUTOMOVILES “AUTO-MANCHEGA”

 

Imágenes del día de la bendición publicada en la revista “Vida Manchega” el 25 de abril de 1918. Están tomadas en la calle Toledo, 5



Ayer mañana, como se tenía anunciado, se verificó la bendición de los dos primeros automóviles “Cervantes” y “Gasset” de la Auto Manchega.

Desde Mucho antes de la hora anunciada, numerosas personas se encontraban en las inmediaciones del domicilio del Sr. Piqueras.

En los balcones de las casas próximas, vimos distinguidas señoras y señoritas.

Asistieron las dos Bandas de música municipal y provincial, y la tropa de exploradores, al mando de su jefe el comandante de infantería Sr. Sánchez de León.

EL SR. OBISPO

Momentos antes de las once llegaba el Sr. Obispo, a los acordes de la marcha de Infantes, al domicilio del Sr. Piqueras, siendo recibido por este y su familia en el despacho, donde se encontraban los invitados al acto.

LA BENDICIÓN

En el portal de la casa, se había instalado un artístico altar, ente el cual se revistió el Sr. Obispo con los ornamentos sagrados, dando acto continuo la bendición a los dos coches, ayudándole en la ceremonia el canónigo de la Santa Iglesia Prioral, M. I. Sr. D. Eloy Fernández, dignidad de Chantre.

LOS INVITADOS

Una vez terminado tan solemne acto, el Dr. Irastorza y los invitados pasaron a las habitaciones particulares del Sr. Piqueras, donde fueron invitados por tan amable señor con dulces y pastas, descorchándose buen número de botellas de “champagne”.




Allí se encontraban, el Sr. Piqueras en unión de sus hijos D. Augusto, D. José y D. Ángel y sobrino D. José; D. José Carrión, Presidente de la Audiencia; D. Gabriel de la Escosura, Fiscal de la misma; D. Fernando Palacios, Alcalde; Muy Ilustrísimo Sr. D. Eloy Fernández, dignidad de Chantre; M. I. Sr. D. Mariano Martínez, Doctoral de la Santa I. P.; D. Fernando Illana, Delegado de Hacienda, don Eduardo Loaisa, Director del Banco de España; D. Clemente García-Retamero, Director del Instituto; D. Enrique Villalón, en representación del Gobernador militar; D. Miguel Pérez Molina, D. Rafael y D. Eduardo Martín Moreno, Muy Ilustrísimo Sr. D. Alfonso Pedrero, Canónigo de la Santa I. P.; D. Emilio Bernabeu, D. José Vázquez, D. Emilio Quesada, don Adolfo Lucendo, D. Tomás Martínez, director de Castilla; D. Luis Cid, en representación del ingeniero-jefe del Catrasto, D. Manuel R. Salas, D. Bienvenido Dueso, D. Federico Serna, de Moral de Calatrava; D. José María Gigante y D. Emilio Morales, de Manzanares; D. Vicente Araque, de Valdepeñas; D. Sixto Lozano, de Almagro; D. Lorenzo García Pinilla, de Daimiel; D. José Veciana; D. José Moreno, presbítero; D. Emilio Moreno, don José Cuenca, D. Miguel Espadas, D. Ismael López de Sancho, D. Salvador Escrich, D. Florentino Piqueras, de Valdepeñas y en representación de EL PUEBLO MANCHEGO nuestro redactor Sr. Hernández Loeches.

Después dieron los “autos” varios paseos por la población y carretera de circunvalación, abarrotados de gente, pudiendo comprobar las excelentes condiciones de comodidad y resistencia y buena marcha que los automóviles tienen.

EL SR. GASSET

El Sr. Gasset escribió atenta carta al Sr. Piqueras, excusándose de asistir a la inauguración por encontrarse enfermo.

“El Pueblo Manchego” 8 de abril de 1918




miércoles, 14 de abril de 2021

FÁBRICA DE CEPILLOS Y BROCHAS MIGUEL SANTIGOSA

 



La modestia del Señor Santigosa se pone de manifiesto en la portada de su fábrica. Nada de rótulos más o menos llamativos; únicamente una placa de porcelana con su inscripción correspondiente.

La fama alcanzada por este laborioso industrial es suficiente para que, no solamente en Ciudad Real y su provincia, sino también en el resto de España, se sepa que en el núm. 55 triplicado de la calle Toledo, se halla enclavada una de las mejores fábricas españolas de brochas, cepillos y pinceles.

Es el señor Santiagosa la perseverancia hecha carne y su sútil inteligencia le permite llevar, aunadamente, todos los cargos que su industria requiere.




Esta es la impresión que nos ha causado este hombre en la breve visita que hemos girado a su fábrica en la cual hemos admirado, desde las maquinarias –construidas por el mismo- hasta la preparación de un envió de los artículos allí confeccionados para una importante capital del Norte.

Comparten con el señor Santigosa el trabajo de la fabricación de brochas, cepillos y pinceles, un numeroso equipo de personal que automáticamente se mueven bajo la mirada autoritaria, pero suave, de su patrón.

Y no quiero terminar este breve reportaje sin antes asegurar que las brochas, cepillos y pinceles fabricados por el señor Santigosa en la calle de Toledo número 55 triplicado de Ciudad Real, no tienen rival ni en calidad, ni en precios.

Revista “Regiones” Semana Santa Ciudad Real 1935