Buscar este blog

miércoles, 21 de febrero de 2024

APROBADA LA FUSIÓN DE LA ILUSTRE HERMANDAD Y CORTE DE HONOR DE LA VIRGEN DEL PRADO Y CONVOCATORIA DE ELECCIONES

 

Fotografías Juan Carlos Vela Cabezas



Tras las aprobaciones por las Asambleas Generales de las antiguas Ilustre Hermandad de la Virgen del Prado y de la Hermandad Corte de Honor de la Virgen del Prado, de las fusiones de estas, y una vez llevadas dichas aprobaciones a la autoridad eclesiástica; el pasado 14 de diciembre de 2023, el señor Obispo aprobada la fusión y nuevos estatutos de ambas hermandades en una sola. A partir de ahora solo existirá una sola Hermandad de la Virgen del Prado, que llevará por nombre el de Real e Ilustre Hermandad y Corte de Honor de Nuestra Señora la Virgen del Prado Coronada Patrona de Ciudad Real.

Una vez que la semana pasada fue comunicada a la Ilustre Hermandad y Corte de Honor esta aprobación, y quedar disueltas las anteriores hermandades, se crea una Junta de Gobierno Gestora, compuesta por las anteriores Juntas de Gobierno de dichas hermandades, copresididas por sus anteriores presidentes D. Jesús González Adánez y Doña Celia Casado Puentes, con el fin de que se convoquen elecciones a Presidente.

Por este motivo la Junta de Gobierno Gestora ha convocado elecciones para el próximo jueves 11 de abril de 2024, tras la celebración de la Asamblea General ordinaria a las 18:30 horas en primera convocatoria y a las 19:00 horas en segunda, en el salón de actos de la Casa de Apostolado Seglar, c/ Caballeros 7, 2ª Planta de nuestra capital. La presentación de candidaturas será hasta las 15:00 horas del jueves 4 de abril, y la única forma de presentar las mismas será al correo de la Real e Ilustre Hermandad: hermandad@virgendelprado.es. Una vez comprobado que las candidaturas cumplen los requisitos exigidos para ocupar los cargos electos, el lunes 8 de abril se hará público las candidaturas presentadas.

Los hermanos/as de esta nueva Real e Ilustre Hermandad, recibirán en próximos días por escrito de forma detallada toda la información de este proceso electoral, así como del cobro de cuotas 2024, solicitando las fechas de nacimiento de los hermanos menores de 18 años, y ofreciendo a todos los hermanos/as el Whatsap de la hermandad como canal directo para recibir información puntual, siendo el número de teléfono de la Real hermandad el 644190705.



martes, 20 de febrero de 2024

II JORNADAS SOBRE ARTE Y COFRADÍAS

 



El Departamento de Historia del Arte de la Universidad de Castilla-La Mancha, en colaboración con la Asociación de Cofradías de la Semana Santa de Ciudad Real, han convocado las II Jornadas sobre Arte y Cofradías, en el Museo de la Merced, los miércoles 21 y 28 de febrero.

Mañana miércoles la jornada comenzará a las 18:00 horas con la inauguración, seguida a las 18:30 horas de una charla que lleva por título “La evolución estética en la plástica procesional a cargo de Álvaro Notario Sánchez (UCLM). A las 19:15 horas, el imaginero Luis Fernando Ramírez Mata hablará sobre “Esculpir en el siglo XXI. Tradición e influencias”. La jornada terminará con una mesa redonda a las 20:00 horas.

El miércoles 28 de febrero la jornada comenzará a las 18:00 horas, con una charla sobre “Conservación y restauración del patrimonio cofrade”, a cargo Víctor Iniesta Sepúlveda (UCLM). A las 19:00 horas Diego Clemente Espinosa (UCLM), hablará sobre “La Hermandad de los Moraos de Daimiel: un museo para la conservación de su patrimonio. Por último, a las 20:00 horas la jornada terminará con una mesa redonda.

Para los alumnos de la UCLM que se matriculen, obtendrán 0.5 créditos. 



lunes, 19 de febrero de 2024

EXPOSICIÓN SOBRE EL CINCUENTA ANIVERSARIO DE LA PARROQUIA DE SAN JUAN DE ÁVILA

 



La parroquia de San Juan de Ávila de Ciudad Real celebra durante este año el L aniversario desde su creación.

Entre los actos que se están llevando a cabo durante el curso, se inauguró a principios del presente mes, una exposición fotográfica que repasa el trabajo evangelizador de la comunidad durante estos cincuenta años. Las fotografías estarán expuestas en el templo parroquial hasta el próximo mes de mayo.




La parroquia de San Juan de Ávila fue creada —con territorios desmembrados de la parroquia de Santa María del Prado (La Merced)— por un decreto del obispo Juan Hervás el 21 de junio de 1973, solemnidad del Corpus Christi. En este decreto —que erigió a su vez la parroquia de San Pablo de la capital— se ordenaba la puesta en funcionamiento de la parroquia el 12 de agosto de ese año.




Una parroquia que había nacido como comunidad cristiana en torno a lo que fue la barriada del Padre Ayala, conocida popularmente como Vista Alegre y los barrios que rodeaban la nueva construcción: las viviendas del Grupo de Miguel de Cervantes, o las de Aparicio Arce, enfrente de la parroquia, pasando por la barriada de la Plaza de los Toros y por supuesto los cientos de viviendas de la Comandancia de la Guardia Civil. Sin olvidar las viviendas nuevas de las calles Pedrera Baja y Pedrera Alta.





El Colegio de San Francisco de Asís, dirigido por las Franciscanas Hijas de la Misericordia, era un soporte importante, ya que muchos de los alumnos del centro escolar, empezaban a formarse como creyentes en la nueva parroquia.

 



El sacerdote Pedro Jaramillo fue el primer párroco de San Juan de Ávila, con Miguel Díaz Salazar (†) como vicario parroquial, después le siguieron Leandro López Ayuso, Rafael Villanueva (†), Jesús Sánchez Valiente, Tomás Villar, Pedro López de la Manzanara (†), junto a Julio Hernández (†), Bernardo Torres Escudero y, finalmente, Joaquín Gutiérrez Villar que, junto a cientos de seglares y religiosas, así como la Acción Católica, el Movimiento Junior, el Instituto Secular Vita et Pax y la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) han ido configurando una comunidad parroquial sencilla y de puertas abiertas.

 







domingo, 18 de febrero de 2024

EL ARLEQUÍN DE ORO DEL DOMINGO DE PIÑATA

 

Miembros de la Peña del Circo de Torralba de Calatrava cuando ganaron el primer Arlequín en 1985


El “Arlequín de Oro”, el símbolo más codiciado del Domingo de Piñata del Carnaval de la capital. Sus orígenes se remontan al año 1985, cuando la corporación municipal presidida por Lorenzo Selas, de la cual era Concejal de Festejos Rafael Romero, encarga al artista ciudarrealeño Fernando Kirico un trofeo para entregar al ganador del desfile del Domingo de Piñata. Así nace la escultura de Kirico que se viene entregando interrumpidamente desde el año 1985, siendo la primera Peña que lo obtuvo la “Peña El Circo” de Torralba de Calatrava, con su representación de Años Locos (can-can), que aparte de ganar el arlequín se embolso la cantidad de 200.000 pesetas.

Desde el año 1985, esta es la relación de las peñas y asociaciones que se han alzado con el galardón:

1985 Peña El Circo de Torralba de Calatrava (Ciudad Real).

1986 Este año fue suspendido por motivos meteorológicos.

1987 Peña el Trébole de Villafranca de los Caballeros (Toledo).

1988 Peña el Trébole y La Peña de Villafranca de los Caballeros (Toledo).

1989 Peña La Peña de Villafranca de los Caballeros (Toledo).

1990 Peña el Trébole de Villafranca de los Caballeros (Toledo).

1991 Peña La Peña de Villafranca de los Caballeros (Toledo).

1992 Peña El Circo de Torralba de Calatrava (Ciudad Real).

1993 Peña El Circo de Torralba de Calatrava (Ciudad Real).

1994 Peña El Circo de Torralba de Calatrava (Ciudad Real).

1995 Asociación Cultural Iomar Pardo Tabera de Fernancaballero (Ciudad Real).

1996 Asociación Cultural Harúspices de Tomelloso (Ciudad Real).

1997 Asociación Cultural Amigos del Arte de Daimiel (Ciudad Real).

1998 Asociación Cultural Harúspices de Tomelloso (Ciudad Real).


Kirico con su primer Arlequín en 1985


1999 Asociación Cultural Harúspices de Tomelloso (Ciudad Real).

2000 Peña Mascarada de Corral de Calatrava (Ciudad Real).

2001 Peña Mascarada de Corral de Calatrava (Ciudad Real).

2002 Peña Mascarada de Corral de Calatrava (Ciudad Real).

2003 Asociación Cultural Harúspices de Tomelloso (Ciudad Real).

2004 Asociación Cultural Harúspices de Tomelloso (Ciudad Real).

2005 Asociación Cultural Harúspices de Tomelloso (Ciudad Real).

2006 Peña La Blanca Doble de Almagro (Ciudad Real).

2007 Asociación Cultural Iomar Pardo Tabera de Fernancaballero (Ciudad Real).

2008 Peña Los Tunandes de Piedrabuena (Ciudad Real).

2009 Peña Mascarada de Corral de Calatrava (Ciudad Real).

2010 Este año fue suspendido por motivos meteorológicos.

2011 Peña El Burleta de Campo de Criptana (Ciudad Real).

2012 Asociación Cultural Iomar Pardo Tabera de Fernancaballero (Ciudad Real).

2013 Peña El Burleta de Campo de Criptana (Ciudad Real).

2014 Asociación “Arco Iris Huerta”, de Huerta de Valdecarábanos (Toledo).

2015 Asociación Cultural Harúspices de Tomelloso (Ciudad Real).

2016 Asociación Cultural Burleta de Campo de Criptana (Ciudad Real).

2017 Asociación Cultural Burleta de Campo de Criptana (Ciudad Real).

2018 Asociación Cultural Burleta de Campo de Criptana (Ciudad Real).

2019 Asociación Cultural Burleta de Campo de Criptana (Ciudad Real).

2020 Asociación Cultural Axonsou de Herencia (Ciudad Real).

2021 Suspendido por el COVID-19

2022 Asociación Cultural Axonsou de Herencia (Ciudad Real).

2023 Asociación Cultural Burleta de Campo de Criptana (Ciudad Real).


Primer Arlequín Domingo de Piñata 1985


sábado, 17 de febrero de 2024

EL VOTO A LA INMACULADA CONCEPCIÓN (XIX Y ÚLTIMO)

 



El 8 de diciembre de 1854, el Papa Pío IX definió y proclamó el dogma de la Inmaculada Concepción de María, poniendo así punto y final a siglos de reivindicaciones hechas en este sentido por las iglesias de distintas naciones y, de un modo especial, por la española. La existencia de esta creencia tan extendida y arraigada entre el pueblo español toma auténtica carta de naturaleza en torno al siglo XVI, cuando los monarcas de los reinos hispanos se ponen a la cabeza de la reivindicación ante Roma de su definición, y en última instancia, de su proclamación dogmática.

En Ciudad Real, la devoción a la Inmaculada Concepción se remonta a siglos atrás, cuando sus corregidores, alcaldes, regidores y demás oficios de justicia, juraban defender y sostener aun a costa de su vida esta creencia de la fe católica. Así el Ayuntamiento en 1631 decretó un voto especial, una obligación perpetua de celebrar la Concepción de la Virgen en el Convento de San Francisco, cuyos religiosos eran grandes devotos y propagadores de esta advocación mariana.

Nos lo recuerda D. Inocente Hervás y Buendía en su Diccionario Histórico, Geográfico, Biográfico y Bibliográfico de la Provincia de Ciudad Real: “En este Ayuntamiento se confirió y trató largamente de cómo siendo la primera deboción de esta ciudad el Misterio de la Concepción de Ntra. Sra. la Virgen María y que está establecido y acordado antiquisimamente que antes de ser recibidos al uso de sus empleos así los Srs. Corregs. como otro cualesquier oficios así residí. jurados como los demas que les recibiesen en esta ciudad ayan de jurar de defender este Misterio y que no obstante y de que en su consecuencia todas las imágenes que se hallan en el Oratorio de esta ciudad como en la Audiencia ppca. y fuera de ella en la parte exterior son con la advocación de este Misterio: no se celebra voto anualmente en reverencia del, deseando la ciudad cumplir en esta parte con lo que considera tan de su obligación y tener esta soberana Reyna por su abogada para todas sus necesidades temporales y espirituales… Acordó de común acuerdo y consentimiento como Voto solemnemente la dicha fiesta y que en reverencia de tan soberano Misterio todos los años perpetuamente para siempre jamás se cumpla dha festividad y Voto en el convento de nro. P. San Francisco… se ha de cumplir el Domingo infraoctavo del día de la Concepn. Ocho de Diz e de cada un año… (Libros Capitulares Año 1631)”.


 
Inmaculada Concepción que presidia el retablo del antiguo monasterio de las Concepcionistas de nuestra ciudad


Hay que recordar que las Casas Consistoriales se encontraban desde el siglo XV en el edificio del actual carillón en la Plaza Mayor. En su interior tenía una capilla dedicada a la Purísima Concepción de Nuestra Señora, que se bendijo y abrió al culto el año 1528. Otra imagen de la Virgen presidía la sala de sesiones y otra más coronaba el arco de entrada al Ayuntamiento, advirtiendo que Ciudad Real estaba consagrado a este misterio, sacralizando así el espacio urbano.

EL voto que se instituyó en nuestra ciudad en 1631 y que se celebró en el Convento de San Francisco hasta que fue suprimido en virtud de la ley desamortizadora de 25 de octubre de 1820, pasó a celebrase en 1833 en el Monasterio de las Concepcionistas hasta 2008. Con la marcha de las monjas en el verano de 2009 a Osuna (Sevilla) por falta de vocaciones, el voto pasó a la Parroquia de Santa María del Prado (Merced), hasta el pasado año 2023, que comenzó a celebrarse en la S. I. P. B. Catedral en el pontifical que oficia el señor Obispo con motivo de la festividad de la Inmaculada.

El callejero de la ciudad también tiene una calle y plaza dedicada a tan importante misterio mariano junto al antiguo Monasterio de las Concepcionistas; son la calle y plaza de la Inmaculada Concepción en pleno barrio del Perchel. En la plaza desde 1973 hay una fuente coronada con una imagen de la Virgen de marmolina. La actual fuente e imagen son de 2008, la anterior fue destrozada en un acto de vandalismo.

 

El que fuera alcalde de Ciudad Real, D. Francisco Gil-Ortega Rincón, cumpliendo el voto a la Inmaculada en el antiguo monasterio de las Concepcionistas


viernes, 16 de febrero de 2024

EL VOTO AL PATROCINIO DE NUESTRA SEÑORA (XVIII)

 



La Iglesia ha invocado a la Virgen María "con los títulos de Abogada, Auxiliadora, Socorro, Mediadora" ya que su función maternal perdura sin cesar en la economía de la gracia y "con su múltiple intercesión continúa obteniéndonos los dones de la salvación eterna" (Lumen Gentium, nº 62). Algunas congregaciones religiosas, en acción de gracias por la intercesión mariana, introdujeron en sus calendarios propios una fiesta del Patrocinio de la Virgen sobre su instituto. Es el caso de los dominicos.

El 28 de septiembre de 1655, El Rey Felipe IV de España, apodado el Piadoso, decidió poner todos sus dominios bajo la protección de la Santísima Virgen. Para esto le solicitó al Papa Alejandro VII, que estableciera la fiesta del Patrocinio de Nuestra Señora. El Papa accedió y contestó con una bula de fecha 28 de julio de 1656 confirmando esta fiesta en noviembre en todo el Reino de España.

Al recibir esta noticia, el Felipe IV comunicó a sus súbditos por medio de una Real Cédula que fue publicada por el Arzobispo de Toledo, Baltasar de Moscoso y Sandoval:

"El Rey. En la devoción que en todos mis Reinos se tiene a la Virgen Santísima, y en particular con que yo acudo en mis necesidades a implorar su auxilio, cabe mi confianza de que en los aprietos mayores ha de ser nuestro amparo y defensa; y en demostración de mi afecto y devoción, he resuelto que en todos mis Reinos se reciba por Patrona y Protectora, señalando un día, el que pareciere, para que en todas las ciudades, villas y lugares de ellos se hagan novenarios, habiendo todos los días Misas solemnes con sermones, de manera que sea con toda festividad, y asistiendo mis Virreyes y gobernadores y Ministros, por lo menos un día, haciéndose procesiones generales en todas partes, con las imágenes de mayor devoción de los lugares, para que con gran solemnidad y conmoción del pueblo se celebre esta fiesta".

Desde esta fecha en España y sus colonias se comenzó a celebrar anualmente la fiesta de Nuestra Señora del Patrocinio. Por este motivo el Concejo de Ciudad Real se vio obligado a realizar el Voto al Patrocinio de Nuestra Señora, que se cumplía en la Parroquia de Santa María del Prado, y destinar una cuantía económica para su celebración, que en el siglo XVIII era de 102 reales. Al igual que otros muchos votos de nuestra ciudad, su celebración tuvo que desaparecer durante el siglo XIX.


Pintura de la Virgen del Prado del siglo XVIII que se encuentra en el camarín de la Virgen

 

jueves, 15 de febrero de 2024

EL VOTO A SANTA CATALINA (XVII)

 



Uno de los votos antiguos del Concejo de Ciudad Real fue a Santa Catalina de Alejandría, mártir cristiana del siglo IV. Su fiesta se celebra el 25 de noviembre. Su culto tuvo difusión por toda Europa llegando a Occidente con los siglos XIV y XV. Está incluida en el grupo de los santos auxiliadores y es invocada contra la muerte súbita. 

En Ciudad Real Santa Catalina llegó a ser una santa muy popular, ya que contaba con ermita propia, que pertenecía a la jurisdicción de la Parroquia de Santiago,  tal y como afirma el sacerdote Joseph Diaz Jurado en su obra “Singular Idea del Sabio Rey Don Alonso, dibujada en la fundación de Ciudad Real”, escrita a finales del siglo XVII y principios del siglo XVIII.

Al tener ermita propia, llegada su festividad los vecinos de nuestra ciudad tendrían un día de fiesta y romería en torno a su templo, y tras los actos religiosos donde acudirían los tres cabildos de las parroquias históricas y el Concejo de nuestra ciudad, la imagen de la santa sería sacada en procesión. Junto a la ermita se encontraba un pozo, al igual que ocurría con la ermita de San Sebastián, tal y como no lo recuerda Joaquín Gómez, abogado ciudadrealeño y diputado a Cortes, quien escribió en 1890 un escrito sobre la historia de Ciudad Real donde nos informa que ya no existía la ermita de la santa, y solo quedaba el pozo: “Otra hubo de Santa Catalina que dio nombre al pozo de cuyas aguas beben los más inmediatos a la puerta de Calatrava”. Joseph Diaz Jurado en su obra ya citada, al hablar de los pozos que abastecían de agua a la ciudad dice que “…tiene esta ciudad por los más sanos y caudalosos tres; con los nombres de San Sebastián, Santa Catalina y el pozo dulce…”.

El lugar donde estuvo la ermita de Santa Catalina y su pozo se puede ubicar con relativa exactitud ya que ha sido representado en la cartografía histórica y según esta se encontraba cerca del actual campus universitario probablemente en alguna de las viviendas de la calle “Pozo de Santa Catalina”, calle que recibe este nombre por la antigua ubicación del pozo.

En la Parroquia de Santa María del Prado, actual catedral, existía a principios del siglo XVII, una Cofradía que daba culto a Santa Catalina y que fue visitada por la autoridad eclesiástica en 1631, tal y como recoge Fray Joaquín de la Jara en su obra sobre la “Historia de la Imagen de Nuestra Señora del Prado” publicado en 1880.También se dice en la citada obra, que la Parroquia de Santa María contaba con la reliquia de un hueso de la Santa.

Se desconoce cuándo se suprimió el Voto a Santa Catalina, pero tuvo que ser en los últimos años del siglo XVII, porque Joseph Diaz Jurado nos dice en su obra ya citada, que había sido derogado por bula de su santidad. Cuando este sacerdote escribe su escrito a finales del citado siglo XVII y principios del XVIII, la imagen de la Santa recibía culto en la Parroquia de Santiago, y su ermita se encontraba abandonada.

La ermita desapareció, pero perduró en el tiempo el pozo con el nombre de la santa, y que seguía proporcionado agua a los vecinos de Ciudad Real, ya que en una nota publicada en el desaparecido periódico del “Pueblo Manchego”, el 1 de septiembre de 1911, se solicitaba más vigilancia en los pozos de San Sebastián y Santa Catalina, para que en sus inmediaciones no se lavara ropa de toda clase.


Relieve de Santa Catalina en el retablo de la catedral ciudarrealeña