martes, 30 de junio de 2015

HISTORIA DEL PARQUE DE GASSET DE CIUDAD REAL 1912-2015 (I)



Se está celebrando en este año 2015 en nuestra ciudad, el centenario del Parque de Gasset, por este motivo voy a dedicar mis próximas entradas en el blog, hacer un repaso histórico de este parque  que se encuentra al suroeste de Ciudad Real, entre la Ronda del Parque, Ronda de Calatrava, Ronda de Alarcos y la Avenida del Ferrocarril y que limita con el Colegio Público Ferroviario, el Colegio Público Jorge Manrique y el Museo del Quijote.

El Paseo Alarcos, origen del actual Parque de Gasset, en una postal de Pérez Hermanos de 1904

Aunque como he dicho es en este año 2015 cuando se está celebrando el primer centenario de este parque, al considerarse como el nacimiento del mismo el año 1915, la verdad es que el actual Parque de Gasset tiene su origen años antes en el llamado Paseo de Alarcos. Este paseo era en realidad la carretera hacia el histórico Santuario de Nuestra Señora de Alarcos y Puertollano,  siendo el lugar de esparcimiento de la sociedad ciudadrealeña de finales del siglo XIX y principios del XX. El Paseo de Alarcos se iniciaba en la desaparecida Puerta de Alarcos y terminaba en Cruz de los Casados, al final del actual Parque de Gasset. El periódico “El Pueblo Manchego” publicó en su portada del jueves 16 de noviembre de 1911 (año I. núm. 256), un articulo bajo el nombre “Impresiones del momento”, que nos habla precisamente del Paseo Alarcos y sus límites. Se dice en el mismo que: “En efecto; podemos ver á esa determinada hora cierta animación en la calle Postas, que es la que conduce más en línea recta hacia el Paseo Alarcos, al sitio conocido por la Cruz de los Casados”, “No hay otra cosa en estos días de Noviembre, no hay en nuestros convecinos otras tendencias a la expansión popular. Bien es verdad que tampoco hay donde ir, tenemos que conformarnos con el paseo de Alarcos, con pasar junto a la Cruz de los Casados y tomar posesión de la vía férrea que llanura abajo se interna en Portugal”.

D. Miguel Pérez Molina, Alcalde de Ciudad Real entre 1912-1913 y a quien se le debe la creación del Parque de Gasset

Como era uno de los pocos lugares de paseo de los ciudadrealeños a principios del siglo XX, D. Felix Pillet nos dice en su libro “Geografía Urbana de Ciudad Real”, que la primera gestión para adquirir el Ayuntamiento capitalino  los terrenos del entonces Paseo Alarcos, se llevó a cabo en 1909. El Ayuntamiento representado por su Alcalde, Ceferino Saúco Diez, se dirigió a Madrid para entrevistarse con el Director de la Compañía de Ferrocarriles M.Z.A., con el fin de comprar a la misma los terrenos que poseía en la Puerta de Alarcos y que estaban convertidos en vertedero de escombros, poniendo como precio 1 peseta por m2, lo que venía a suponer unas 17.000 ptas. Con el  propósito de dedicarlo a paseo, pero las gestiones no dieron fruto y esta compra se paralizó.


Trabajos de explanación del antiguo Paseo Alarcos, a partir de ahora Avenida Gasset en 1913. La fotografía fue publicada en la revista “Vida Manchega” en su número 50

Los terrenos del paseo Alarcos estaban formados por la carretera con dirección Alarcos y Puertollano, pasando junto a la Cruz de los casados las vías del tren. D. Julián Alonso en un artículo publicado en el diario Lanza el lunes 29 de octubre de 1951 sobre “El Pozo de la Cruz de los Casados”, describe así el paseo Alarcos de comienzos del siglo XX: “Era el comienzo, arbolado, de la carretera de Alarcos. A la izquierda hacia su mitad, había una hondonada grande. A rastras, jugando, la bajábamos cuando chicos. Como fondo, vías muertas y la arboleda, frondosa, de los jardines de la estación del ferrocarril. A la derecha, eras, unos “pedazos”, escombreras y más allá, la vía de Madrid y la llanura”.


Tal y como quedó la entrada al Parque en 1915, con la balaustrada de piedra

Seria en el año 1912, cuando nuestro consistorio presidido por D. Miguel Pérez Molina,   se propuso  de nuevo convertir la carretera hacia el Santuario de Alarcos y Puertollano, y los terrenos que la rodeaban en un autentico paseo. Estos terrenos eran propiedad en su mayor parte de la Compañía Ferroviaria del M.Z.A. (Compañía de Ferrocarriles Madrid – Zaragoza – Alicante), que tenía su antigua estación junto a ellos y que aún se conserva. En el mes de marzo del citado año de 1912 se desplazó a Madrid una Comisión de nuestra ciudad para realizar gestiones con la compañía ferroviaria del M.Z.A., encabezada por el Gobernador Civil, acompañado por el Alcalde de Ciudad Real y dos Concejales. El diario “El Pueblo Manchego” el sábado 9 de marzo en su página número 2,  da cuenta de las gestiones realizadas en Madrid por dicha comisión entre las que se encontraba los terrenos de la carretera de Alarcos, dice la reseña: “De la referida compañía, la comisión ha gestionado también el cambio de terrenos para la desviación de la carretera de Alarcos. Con este motivo irá á esa en breve un ingeniero”.

Estas imágenes del parque deben ser posteriores a 1915, ya que se ven los bancos que puso nuestro consistorio en aquel año

Los resultados de esta visita no se hicieron esperar, enviando la compañía ferroviaria un Perito Agrónomo a nuestra ciudad en el mes de abril. El diario anteriormente citado en su número 381, del martes 16 de abril incluye en su página número 3 la siguiente nota bajo el encabezado “Mejora para la capital”: “Ayer tarde estuvieron en la puerta de Alarcos y zona de la estación Nueva el perito Agrónomo de la compañía de ferrocarriles de M.Z. y A, D. Pablo Ruiz, los Sres. Pérez Molina, ingeniero jefe de Obras Publicas, arquitecto y Comisión Municipal con objeto de poder precisar ante la compañía los medios viables para llevar á efecto el cambio de dichos terrenos para paseos y jardines públicos”. Tras esta visita se produciría la permuta de los terrenos, por lo que el alcalde al que se le debe nuestro actual Parque de Gasset es a D. Miguel Pérez Molina, que llegaría a la alcaldía de nuestra ciudad el 1 de enero de 1912, siendo director de la entonces Academia General de Enseñanza de nuestra capital, y no a D. José Cruz Prado, como en muchos sitios se ha publicado, que no llegaría a ocupar la alcaldía de nuestra ciudad hasta enero de 1916, siendo a partir  de entonces un gran impulsor del parque.

La luz llegaría al parque en 1917, para que los ciudadrealeños pudieran pasear por él en verano

Tras la permuta de los terrenos las obras para convertir la carretera en un gran paseo no se hicieron esperar, informando “El Pueblo Manchego” en su número 576 del 6 de diciembre  de 1912, del inicio de las mismas. Obras en las cuales se desvió la vía del tren y la carretera, se rellenaron los desmontes y nivelaron los “pedazos”, para convertir todo en un agradable paseo y que debieron estar terminadas en esta primera fase en el verano de 1913, ya que el viernes 11 de julio del citado año, “El Pueblo Manchego” en su portada  y  en la sección “Notas…”, habla por primera vez del traslado de la feria, que en aquellos años se celebraba en el centro de la ciudad, al paseo Alarcos: “Vamos á calmar el desasosiego de gran número de convecinos nuestros, á los cuales se ha hecho creer que el real de la feria sería trasladado éste año al paseo de Alarcos. No hay tales propósitos por ahora”.

D. José Cruz Prado, Alcalde de Ciudad Real en dos épocas distintas y a quien se le debe la ampliación de 1916

A partir de esta primera intervención, la preocupación por convertir el Paseo Alarcos en un gran parque, por parte de todos los consistorios que sucedieron al de D. Miguel Pérez Molina,  no paro e incluso se temió por la pérdida del mismo, ya que el ya citado varias veces periódico “El Pueblo Manchego”, en la portada de su número 1.048 del 8 de julio de 1914, publica la siguiente información bajo el titulo “Nos quedamos sin parque”: “El sueño dorado del municipio, lo constituía el nuevo Parque que se está construyendo en el paseo de Alarcos, y que denominaría “Parque de Gasset”. Ahora resulta que el sueño se trasluciría en desvelos, para los concejales y en desilusión para los vecinos.

Desvelos, porque va á dar mucho que hacer y desilusión, por parecer que estábamos muy contentos con el paseo que resultaría bonito.

Ahora se sabe que el terreno donde se construye, no es propiedad del Municipio, sino de la Asociación general de Ganaderos por ser vía pecuaria. Como es suyo, lo reclama y pide que se deshaga lo construido.

Sabemos que el presidente de dicha asociación Excmo. Señor duque de Bailén, reclama al Gobierno civil, se deslinde su propiedad y se deje franco y expedito el camino.

Esto lo ignoran seguramente los señores ediles y esta noche no dormirán tranquilos, después de leer estas líneas.

Como el asunto no se solucione y se tenga que deshacer todo, después de los miles de pesetas invertidos es para no sabemos que…

En el año 1917 se le añadió a la balaustrada de piedra caliza, una portada de hierro forjado con el nombre del parque

Parece que este inconveniente se solucionó y las obras continuaron en el entonces Paseo Alarcos, paseo que como vemos en la nota anterior ya se le empieza a llamar “Parque de Gasset”, en homenaje a D. Rafael Gasset y Chinchilla, que nació en Madrid, el 23 de noviembre de 1866, muriendo también en la capital de España el 11 de abril de 1927. Fue un abogado, periodista y político español, que llegó a ser nombrado ministro de Agricultura, Industria, Comercio y Obras Públicas durante la regencia de María Cristina de Habsburgo, cartera que, junto a la de Fomento, repetiría durante el reinado de Alfonso XIII. Fue elegido Diputado por nuestra provincia y gracias a su gestión frente al ministerio de Fomento, se realizó el Pantano que lleva su nombre “Gasset” en Fernán Caballero, que sirve para el abastecimiento de agua potable a Ciudad Real capital y a otros pueblos de la comarca. Hasta ahora se ha publicado que el Parque de Gasset lleva este nombre por la construcción del pantano, pero parece ser que este no es el verdadero motivo, ya que el boletín de información municipal nº 3 de junio de 1961, publica una biografía de Rafael Gasset, donde se dice que ocupando este el Ministerio de Fomento, facilitó los fondos necesarios a cargo del ministerio para la compra de terrenos y realización de las obras del nuevo parque, de ahí que nuestro consistorio acordará llamar en un primer momento “Avenida Gasset” y posteriormente “Parque de Gasset”, al antiguo “Paseo Alarcos”.

Otra vista de la balaustrada desde el interior del parque

El sábado 11 de diciembre de 1915, en la sesión que celebró nuestro ayuntamiento, en el apartado de “ruegos y preguntas”, el concejal Miguel Pérez Molina, ya no era Alcalde, ya que este cargo solo lo ocupo entre 1912-1913, informó sobre el cambio de unos terrenos, en un lugar próximo al paseo de Alarcos, y que debían servir para dar mayor amplitud de la Avenida Gasset. Los primeros bancos en este Paseo Alarcos o Avenida Gasset se colocarían también en diciembre de 1915 y según la prensa de la época eran de madera e igual a los existentes entonces en el Pilar.

A finales de 1915 con las obras que se habían realizado hasta la fecha en el paseo Alarcos, a partir de entonces llamado Avenida Gasset, se había conseguido un amplio paseo con bancos y arbolado, que finalizaba en la Cruz de los Casados. Se accedía a él tras pasar una balaustrada de piedra caliza que se construyó a su inicio.

D. Rafael Gasset y Chinchilla, Diputado por la provincia de Ciudad Real, fue varas veces ministro. A este personaje está dedicado el parque. La fotografía es del año 1912 y esta publicada en el revista “Vida Manchega”

Con la llegada en enero de 1916 a la alcaldía de D. José Cruz Prado, el Parque de Gasset comenzó a formar parte de las celebraciones festivas de la ciudad, al aprobarse en la Sesión Municipal del lunes 27 de marzo del año anteriormente citado, el traslado de la feria y fiestas de agosto a la entonces Avenida Gasset, dotando en junio de este año a esta de urinarios y retretes, obras que fueron realizadas por Ramón Molina, con un coste de 460 pesetas los urinarios y 1.549 pesetas los retretes.

Las ferias y fiestas de Ciudad Real se celebraron en el Parque de Gasset entre 1916-1985

La superficie de la avenida fue ampliada en julio de este año. El Pueblo Manchego en su número 1641, del 8 de julio de 1916,  informa de la sesión celebrada en ese día en nuestro ayuntamiento donde: “El señor alcalde da cuenta al Ayuntamiento de las gestiones hechas, en unión de nuestro diputado Sr. Gasset, para conseguir de la compañía de ferrocarriles de M.Z. y A. la cesión de los terrenos existentes al lado derecho del paseo Gasset, con el fin de poder convertir aquel lugar en un verdadero parque y cuya cesión se ha venido trabajando por Ayuntamientos anteriores.

El Sr. Cruz ha conseguido por la Compañía acceda a su deseo, cobrando a 50 céntimos el metro cuadrado de terreno, mitad de lo que se pedía en otros tiempos y cuyo importe total se aviene la Compañía a cobrarlo en cinco años”.

Proyecto de ampliación del parque publicado en la revista “Vida Manchega” el 5 de abril de 1919

Con la incorporación de estos terrenos y con los 5.000 m2 que a finales de año adquirió el Ayuntamiento a D. Rafael Martín Herrera, a la derecha del Paseo Gasset, por un importe de 3.750 ptas., la Avenida Gasset ya podía comenzar a llamarse Parque de Gasset. Nuevas mejoras se realizaron en el año 1917, se instalaría el alumbrado eléctrico en los paseos del parque para el paseo nocturno y se embelleció la entrada añadiendo a la balaustrada una portada de hierro forjado con el nombre del parque. En el año 1919 se traslado la celebración del carnaval también al parque, realizándose en este año el proyecto para urbanización de los terrenos adquiridos para ampliarlo, donde se proyectó hacer una plazoleta (donde hoy se encuentra la Fuente Talaverana), en la que se colocó un bello reloj floral, que en aquellos tiempos estaba muy de moda.

Los límites del Parque de Gasset siempre fueron hasta la Cruz de los Casados

La primera fuente que se construyó en el Parque quedo terminada el viernes 8 de agosto de 1924,  al final del paseo principal del parque muy cerca de la Cruz de los Casados. Esta se realizó con los restos de la parte inferior de la antigua fuente que en 1865 se levantó en honor a Hernán Pérez del Pulgar en la Plaza del Pilar. Es la actual llamada “de los delfines”, estando constituida por un motivo central con cuatro lados, y en cada uno un pez que arroja agua por la boca. También se construyeron las pérgolas y se colocaron bancos en las mismas.

La primera fuente que se instaló fue la de los delfines en 1924

Junto a la  entrada al parque de Gasset, un mes más tarde, el 14 de septiembre se inauguraría las escuelas graduadas de los ferroviarios, obra del arquitecto Francisco Alonso Martos que según la prensa de la época era de arquitectura netamente española sin influencias exóticas, sencillo y vistoso. Este edificio fue construido por el conocido maestro de la capital Ramón Molina, corriendo la parte ornamental a cargo del artista señor Santos.

También en 1924 se construiría en la entrada las escuelas graduadas de los ferroviarios

En el año 1925 el Parque seria embellecido con la Fuente Talaverana y la escultura  Alegoría a la Primavera, que serian inauguradas el 29 de junio la primera y en las ferias y fiestas de ese año la segunda. La más popular, la Fuente Talaverana es una obra del gran ceramista de Talavera de la Reina (Toledo), Juan Ruiz de Luna, que supuso una inversión de 4500 pesetas. La fuente actual no es la original, ya que  diversas acciones de gamberrismo acabaron con ella, aunque si es una fiel reproducción del año 2008, de la inaugurada en 1925.

Las pérgolas también se incorporarían al parque en las mejoras que se le realizaron en 1924

La Fuente Talaverana tiene forma octogonal y en su centro se alzan cuatro pilastras de ladrillo sobre las que descansan cuatro cisnes en forma de surtidores, que franquean a otra pilastra superior sobre la que descansa un jarrón que distribuye chorros de agua que juguetean con los que despiden cuatro ranas sobre un zócalo de azulejos que rodean la fuente. El fondo está formado por azulejos verdes y blancos, estando la fuente bordeada por una pequeña rosaleda que se encuentra encerrada por una pequeña balaustrada de forja. Años después, en 1929, este recinto seria embellecido con bancos de ladrillo con ceramista  Talavera.
La Fuente Talaverana sería inaugurada el 29 de junio de 1925

“Alegoría a la Primavera” es una la escultura obra ciudadrealeño Jerónimo López-Salazar Martínez, de estilo modernista. Nos presenta una figura femenina de exaltada belleza, en cuyos brazos contiene una guirnalda que simula la imagen de un arpa. El arpa se convierte en elemento parlante, pues nos dice qué representa. Se trata de Flora, la figura qué encarna la primavera. Fuentes cercanas aseguran que una bella joven sirvió de modelo al escultor, generando una visita obligada cada vez que ésta posaba.

“Alegoría a la Primavera” obra del ciudadrealeño Jerónimo López-Salazar Martínez, se inauguró en la Feria y Fiestas de 1925

En un principio esta escultura se sitúo en el paseo central del parque solo sobre su pedestal de granito rodeada de un pequeño jardín, en el lugar donde hoy se encuentra el monumento a Gasset. Posteriormente se realizó  un estanque con fuente a su alrededor, que llego a tener una caseta con patos, antes de pasar a su ubicación actual en 1969.

Desde 1925 y hasta 1969 “Alegoría a la Primavera” se ubicaba donde hoy se encuentra el monumento a Gasset