sábado, 4 de julio de 2020

EL AVANCE DE LA AGRICULTURA EN LA MANCHA



Una gran adquisición para la Granja Agrícola de Ciudad-Real, conseguida por su Ingeniero Jefe D. Fernando Moreno Suit, supone el "Tractor Big Bull, de 14/28 H P cuya rueda de dirección motriz principal marcha en el surco, lo que permite labrar y muy profundamente los cuatro lados de una besana, sin parar el motor.

El gasto de dicha famosa máquina es insignificante—25 litros de bencina por hectárea -y de sus provechosos trabajos se convencieron los labradores que la han visto funcionar en los campos de cultivo de nuestra Granja.

Las pruebas se verificaron con éxito, en los días de nuestras últimas fiestas de Agosto, lo que contribuyó a la mayor asistencia de labradores entendidos que unánimemente aprobaron la adquisición, felicitando al efecto al Sr. Ingeniero Director.

Hemos de consignar en solicitud del Sr. Moreno Suit, que su empeño en dotar á esta Granja de tan preciada máquina, tuvo una feliz acogida en el señor Gasset que a su paso por el Ministerio, libró la consignación necesaria a tal fin.

Revista “Vida Manchega”, 10 de septiembre de 1913, página 13


viernes, 3 de julio de 2020

UNA VISITA A LA GRANJA AGRÍCOLA



Grata impresión nos produjo nuestra reciente visita a la Granja Agrícola de Ciudad Real, de la que es actual Director nuestro distinguido amigo D. Rafael Herrera Calvet.

Fácilmente se aprecia, cómo debido al constante interés que el personal de este Centro muestra por el servicio, se van acumulando en él elementos de trabajo que dan como consecuencia una actuación beneficiosa para nuestra agricultura.

Reorganizado su laboratorio y provisto hoy del material necesario, atiende con gran celo las constantes demandas de análisis que solicitan los agricultores de todos los pueblos de la provincia, como medio eficacísimo para realizar las compras de abonos químicos con absoluta garantía de sus intereses.


Es verdaderamente notable el número de análisis practicados en este laboratorio durante los dos últimos años, lo que está justificado, si tenemos en cuenta que la provincia nuestra, es consumidora en alto grado de abonos minerales y centro de concurrencia de infinidad de fabricantes de estas materias.

Conjuntamente se acometen trabajos para buscar soluciones a los distintos problemas del aprovechamiento de nuestros suelos, destacando en primer lugar los iniciados referentes al cultivo cereal. Procedimientos novísimos aconsejados por Agrónomos españoles, cuyos nombres son de todos conocidos y patrocinados con singular entusiasmo por nuestro Rey, han sido fielmente interpretados en los campos de experimentación de esta Granja y dieron como resultado sembrados de aspecto inmejorable y producciones que en algunas parcelas de secano llegaron a más de 30 semillas; datos, que teniendo en cuenta la ínfima calidad de los terrenos de la Granja, justifica el gran interés que para nuestros labradores tiene seguir con atención a los trabajos de este centro.

No es nuestro propósito aducir una serie de datos técnicos que seguramente fatigaría a nuestros lectores, pero es indiscutible que en la técnica de los procedimientos que brevemente nos exponía el S. Herrera, tenían su origen las abundantes cosechas, de las cuales darán idea a nuestros lectores las fotografías que ilustran estas páginas.


Nada, indiscutible, se presta tanto a emitir opiniones y apreciaciones como todo lo referente a la explotación del campo, y de aquí el gran interés de estos Centros experimentales que estudian los problemas que de manera más directa afectan a su radio de acción y aconsejan, en su día, orientaciones definitivas muy difíciles de obtener, pues en la mayoría de los casos no se logran sino a costa de una labor verdaderamente tenaz y desembolsos considerables.

Repetidas veces se ha querido poner de manifiesto la poca eficacia en nuestro país de estos Centros, pero a nuestro juicio ello no se debe a una apreciación serena de los hechos, pues casi al mismo tiempo se han ensalzado con grandes alabanzas las actuaciones de otros similares en distintos países de Europa o América.

La comparación de las asignaciones que los centros agronómicos tienen en el extranjero con las que disfrutan en nuestro país, nos llevaría a una de estas dos deducciones: o que países que van a la vanguardia de la cultura tiran lastimosamente el dinero en estos asuntos, nosotros los hacemos vivir milagrosamente.

Muy pequeñas son las cantidades asignadas a las Granjas Agrícolas, pero aun algunas de ellas tienen doble consignación que la correspondiente a este Centro, y aunque abrigamos la esperanza que esto pudiera variar, no será en plazo inmediato. 

  
Interesante en alto grado son todos los asuntos que a la ganadería afectan. Los menos entusiastas por estos trabajos muestran su agrado ante la presencia de ejemplares que una buena selección o un cruzamiento acertado consiguieron obtener.

En estos Centros, que conjuntamente han de estudiarse los problemas que tienen al mejoramiento de la ganadería como complementario de la mayor perfección del aprovechamiento agrícola, deben tener su representación adecuada todos aquellos ejemplares que la técnica indique, como más conveniente para el mejoramiento de la raza del país.

Son indiscutibles los beneficios que en este aspecto ha conseguido la Granja, especialmente en el ganado de cerda, pues sus sementales han mejorado de manera notable el ganado de esta comarca. Ofrecemos a nuestros lectores algunas fotos de distintos sementales.

No queremos terminar esta ligera información sin hacer presente a todas las entidades de la provincia, en su mayoría interesadas en la prosperidad de nuestra agricultura, la conveniencia de conseguir de los poderes públicos cuantos medios sean necesarios para que nuestra Granja Agrícola tenga todos los elementos que le son indispensables para su normal funcionamiento.


Pendiente de la aprobación de la Superioridad se encuentra un proyecto para reorganizar los servicios pecuarios de este Centro, ampliando y modernizando sus instalaciones, para tener debidamente el número de reses necesarias, a establecer, inclusive, el servicio de paradas en las distintas regiones ganaderas de la provincia.

La adquisición de maquinaria moderna es otro de los deseos y necesidades sentidas con más urgencia y que completado todo ello con medios económicos de alguna mayor amplitud que los actuales, permitiría a este personal difundir, con la enseñanza práctica, cuantos conocimientos dimanasen de las experimentaciones de este Centro.

No sería justo terminar esta información, sin hacer constar de una manera expresa, nuestra sincera felicitación a todo el personal técnico de la casa, especialmente a su director D. Rafael Herrera, quien con su insuperable entusiasmo y buena voluntad, suple las deficiencias económicas y la angustiosa penuria de un presupuesto a todas luces insuficiente para la importancia de la misión que a está, como a todas las Granjas les está encomendado.

Por otra parte es necesario que todos los agricultores de la provincia se preocupen de esta Escuela práctica de Agricultura de la cual, y de sus enseñanzas, viven buena parte de ellos totalmente separados. Aunar el esfuerzo oficial con todas las iniciativas particulares, es la base para el próximo resurgimiento de la Agricultura en nuestra Región.

Ciudad Real, Programa de Ferias y Fiestas 1926


jueves, 2 de julio de 2020

EL ANTIGUO MOLINO DE VIENTO DE LA GRANJA AGRÍCOLA


El molino en su ubicación en la Granja Agrícola. Fotografías publicadas en la revista Vida Manchega en 1912

En la desaparecida Granja Agrícola,  existía un peculiar molino de viento de hierro, que se utilizaba para la extracción y elevación de aguas de los pozos, utilizadas para el riego. Este molino se encontraba más o menos, donde está el colegio Miguel de Cervantes y el polideportivo. Una vez desmantelada la Granja en los años sesenta del siglo pasado, este molino pasó a la Finca Hilillos de Fernancaballero, lugar donde se conserva actualmente.

El molino en su actual ubicación en la Finca Hilillos de Fernancaballero. Fotografía Paco Serrano

miércoles, 1 de julio de 2020

LA GRANJA AGRÍCOLA


Vista del edificio central de la Granja Agrícola

En todos los pueblos el origen de la agricultura es fabuloso y se relaciona en las creencias vulgares con héroes y dioses del antiguo paganismo.

La invención del cultivo de la tierra y de los procedimientos agrícolas se atribuyó en los remotos tiempos á bienhechores imaginarios que en su decidida protección a las razas les enseñaban las prácticas del campo, inventando la fantasía popular innumerables leyendas.

El primer agricultor, según el Génesis, fue Abel, y su hermano Caín el primer ganadero. La tradición dice que Isis enseñó en Egipto a los hombres los conocimientos agrícolas; que en Grecia fue Diana, y en Italia la diosa Ceres.

Lo cierto es que se desconoce el verdadero origen de la agricultura, y que en Europa empezó por la parte Occidental, con la siembra y recolección de los cereales, triturando el trigo con toscos instrumentos para fabricar pan en las primitivas ciudades lacustres.

En España el desarrollo principal se debe a los árabes, que realizaron, al conquistar la Península Ibérica, maravillosas obras de canalización, de las cuales aún quedan vestigios en las costas levantinas, y en el famoso Generalife de Granada se conservan estanques construidos por los musulmanes, y por sus caprichosos canalillos y múltiples zanjas aun corren las aguas cristalinas entre mirtos y laureles.

Durante la Edad Media, el espíritu guerrero que la distingue hizo caer en el olvido las prácticas culturales, porque enardecidos los pueblos por una lucha constante, los campos solo se regaban con sangre de los vencidos, levantando sobre montón de cadáveres el estandarte victorioso.

D. Fernando Moreno Suit, Ingeniero Director de la Granja y vista parcial del jardín de la Casa Escuela de Capataces. Revista Vida Manchega 27 de julio de 1912

En el siglo XV empezó á procurarse el cuidado de los terrenos, fomentándose de nuevo la agricultura, que prosperó rápidamente, y llegó en el XVII á su mayor grado de apogeo, porque la nobleza y el clero vivían en sus propiedades, estimulando con su presencia a los trabajadores, al par que sabían imprimir su inteligente impulso a la explotación de sus tierras, labradas con extraordinario esmero.

En la siguiente centuria experimentó un cambio completo la agricultura, originándose su decadencia, que fue acentuándose hasta el pasado siglo, en que hombres de espíritu observador y de miras elevadas comprendieron que era preciso atender a las abandonadas tareas del campo y desenvolver con arreglo á los últimos adelantos de otras naciones los conocimientos teóricos y prácticos, que constituyen la verdadera enseñanza de resultados positivos.

De esa feliz época data la fundación de las primeras Granjas Modelos, de las Estaciones Agronómicas y de los Institutos Agrícolas, para enseñar las operaciones del cultivo con un criterio científico, proceder á la investigación constante de las leyes de producción, aprender el empleo de los abonos minerales para fertilizar el suelo y utilizar los grandes descubrimientos de la química moderna.

En los tiempos actuales, el Ministerio de Fomento es el organismo oficial que dirige, impulsa y presta protección al progresivo desenvolvimiento de la agricultura en España.

Magnifico invernadero y casa de obreros construidos recientemente en la Granja Agrícola. Revista Vida Manchega 8 de agosto de 1912

Desde el año 1881 empezaron á crearse las Granjas Modelos, y en 1892 las Estaciones Enológicas, siendo una de ellas la de Ciudad-Real, que sin llevar una vida muy próspera funcionó hasta el día 18 de Mayo de 1906, que se fundó la Granja Agrícola en los Terreros, siendo Comisario Regio de Agricultura D. Luis Barreda, cargo que hoy ejerce D. José María Rueda con decidido entusiasmo.

Al año siguiente, por Real decreto de 4 de Enero se unieron a las Granjas las Escuelas de Agricultura, dándose enseñanza eminentemente práctica de las labores del campo a los alumnos matriculados.

La actual Granja Agrícola de esta provincia ocupa 23 hectáreas de extensión y cuenta con Observatorio Metereológico, Parque Avícola, Casa de Labor, Depósito de Maquinaria, Campos de Experimentación, Estufa, Museos y la Escuela Práctica con todas sus dependencias y un local para internos, que en la actualidad son diez obreros, pensionados por el Estado.

Lo mejor que tiene la Granja es un magnífico Laboratorio Agrícola, admirablemente dotado de material, en el que se analizan con toda escrupulosidad muestras de tierras, abonos, vinos, aceites y semillas, que á diario envían los agricultores é industriales de la región.

El ilustrado Ingeniero Agrónomo D. Fernando Moreno Suit, laborioso Director de la Granja, deseoso de que ésta reporte indiscutible utilidad a la provincia, ha implantado un campo de experimentación, en el que se ensayan variedades de cereales del país y extranjeros con abonos minerales, con objeto de ver si logra buenas especies que, siendo de pequeño coste su cultivo, proporcionen al labrador grandes rendimientos.

Casa de Labor de la Granja Agrícola. Revista Vida Manchega 1913

Al propio tiempo ha establecido otro campo de demostración con el fin de estudiar una racional alternativa de cosechas de secano, pensando, con muy buen criterio, en lo poco favorecida que es toda esta región por las benéficas lluvias y la escasez de agua con que en las tierras se lucha, ocasionando pérdidas de consideración.

Merece consignarse el detalle de que todas las labores se ejecutan con maquinaria moderna, incluso la trilla, porque posee el Establecimiento Agrícola los últimos modelos, entre los que sobresale un magnífico tren Ruston, a vapor, adquirido durante la época en que fue Ministro de Fomento D. Rafael Gasset, actual Diputado a Cortes por este distrito y cuya protección a la Agricultura es bien conocida de todos.

Como reúne bonitos paseos con arbolado, es uno de los sitios más concurridos de esta capital para esparcir el ánimo y respirar aire puro, viéndose por las tardes muy frecuentados por distinguidas familias los alegres jardines de la Granja Agrícola.

Mucho se ha hecho, pero falta aun bastante que realizar para que llegue a su-completo desarrollo este importante Centro, y es de lamentar que habiéndose anunciado la enseñanza secundaria en la Escuela de Agricultura, no se haya matriculado nadie, cayendo en el vacío el llamamiento a las aulas, en una provincia eminentemente agrícola como es Ciudad-Real.

Tengo seguridad que volverán de su acuerdo los labradores inteligentes y enviarán a sus hijos para que estudien las prácticas del cultivo, recordando cuan útil y necesario es atender a la tierra, madre amorosa que durante nuestra vida nos proporciona alimento con sus sazonados frutos y al morir nos acoge en su seno con cariño por toda una eternidad.

Rafael Abellán “Cuadros a plumas. Notas descriptivas de Ciudad Real”. Ciudad Real, Imprenta del Hospicio Provincial 1914

Un aspecto de la vista general de la Granja Agrícola. Revista Vida Manchega 1914

martes, 30 de junio de 2020

INAUGURACIÓN DE LA GRANJA AGRÍCOLA



…A las cinco de la tarde, en carruajes se trasladó la comitiva, entre dos hileras de publico numerosísimo, a la Granja Agrícola, en donde ya esperaban algunos centenares de personas, de todas clases, destacándose, por su elegancia y hermosura, buen número de distinguidas damas y de encantadoras señoritas.

El paseo central de la Granja, y los que conducen a los diferentes edificios de la misma estaban adornados con gallardetes y arcos de triunfo. En uno de estos últimos se leía la siguiente inscripción: “La Escuela de Agricultura al Ilmo. Sr. Director General”.

Los balcones de la Escuela-Instituto hallábanse engalanados con colgaduras rojas, ondeando, en el centro, el pabellón nacional.

Momentos después de llegar la Comitiva a la Escuela-Instituto de la Granja, llegó también, nuestro ilustrísimo prelado, acompañado de sus pajes.

Seguidamente se procedió al acto de bendecir las edificaciones del establecimiento, que llevó a cabo el señor Obispo prior, revestido de Pontifical, ayudado por el cura párroco de Santiago y coadjutores de esta parroquia.

A continuación de la ceremonia la comitiva se trasladó al amplio salón del edificio de maquinas, decorado artísticamente con colgaduras rojas, el escudo de España, los de la capital y las cuatro Órdenes Militares, figurando en el centro un retrato de D. Alfonso XIII con traje de gran maestre.

Ocuparon la presidencia los ilustrísimos señores obispo prior, director general de Agricultura, gobernadores civiles de Ciudad Real y Albacete y el jefe provincial de Fomento de la provincia.

A la derecha e izquierda tomaron asiento los señores Gobernador militar interino; el Comandante de la Guardia Civil D. Emilio Martínez, presidente y fiscal de Audiencia; magistrado señor Ibargüen, delegado de Hacienda; el arcipreste, Sr. Irastorza; presidente de la diputación; alcalde; jefe de Fomento de Albacete; representante del Ayuntamiento de dicha ciudad, senador del Reino Sr. Rey; D. Alejo Larrión, dignidad de Chantre; diputados por los distritos de la capital y Almadén-Almódovar; ingenieros de caminos, e ingenieros de montes, con cargo en la provincia; y algunos otros cuyos nombres sentimos no recordar.


Abierta la sesión, el ingeniero agrónomo, Sr. Espejo da lectura a la Memoria que presenta, a la superioridad, el ingeniero director de la Granja señor González Sandoval, de la que reproducimos, a continuación, los más interesantes párrafos, lamentando que la falta de espacio nos impida el que la demos a conocer en todas su partes:

Los párrafos que reproducimos dicen así:

Reconocida la necesidad de impulsar el desarrollo de la agricultura para levantar la producción Nacional, surgió el R. D. de 26 de Febrero de 1904 por el que a la Región de la Mancha y Extremadura le correspondía una Granja Escuela práctica de agricultura regional.

Con fecha de 10 de julio de 1907 y 9 de Abril del mismo año se aprobaron los proyectos y presupuestos para las edificaciones de los locales destinados a casas de labor, Instituto con las dependencias de oficinas, museos, internados, habitación para los encargados de la Dirección de este centro, gabinetes especiales y Estación Enológica.

Para cumplir tan delicado encargo, el que suscribe procuró dar a la parcelación de la finca cedida por la excelentísima Diputación provincial y el Ayuntamiento, la distribución exigida por los arts. 4 al 14 del Real decreto de 4 de Marzo de 1904 y en cuanto a las edificaciones hemos procurado crear locales que respondan a las necesidades de la enseñanza y también de la propaganda y divulgación de los conocimientos agrícolas tal como lo dispone el título 1º capítulo II del Real decreto de 25 de Octubre de 1907 aclaratorio de la disposición arriba expresada de 4 de Marzo de 1904.

Las enseñanzas que se darán en esta Granja se referirán:

1º A la secundaria que más convenga en la Región, de los propietarios o hijos de estos que se deseen adquirir conocimientos agrícolas para perfeccionar sus cultivos, a los jefes de labranza para crear personal apto con objeto de que las explotaciones culturales, vinícolas y pecuarias puedan encontrar fácilmente capataces instruidos.

Para la consecución de este último fin el Estado subvenciona al internado de alumnos que deseen obtener el título de Capataces y a ser posible subvencionará el de obreros.

2º Se crearán cursos breves de invierno para pequeños labradores, obreros y de estudios de ampliación a los maestros de escuela.

3º Se instituyen Social-Agrario y el Laboratorio Químico para facilitar el reconocimiento de plagas y los análisis que reclamen los agricultores, todo sin olvidar las experimentaciones e investigaciones de Química y Fisiología vegetal y animal aplicables a las mejoras de la producción Regional, siendo por tanto un centro de investigación, de enseñanza y de consultas técnicas. 


Para cumplimiento de estos fines se han parcelado como verá V. I. los campos de la Granja, en zonas para establecer experiencias de aclimatación de nuevos cultivos en secano, campos de experiencia en regadío, estudios especiales de alimentación vegetal y cultivos, al par que de demostración, los que podemos llamar de ensayos de abonos y forrajes, de labores, de alternativas, con y sin plantas siderales en la rotación de cosechas, otro de demostración de las adquisiciones obtenidas en el campo de experiencias y finalmente, como consecuencia de la refundición de la Estación Enológica con la Granja se destina una parcela para campo de vides. Otra para la enseñanza practica, que se subdividirá en varias para que se cultiven por los alumnos matriculados, procurando que figuren en ellas las producciones más importantes de país y las de cultivo del olivo, con lo que creemos están cumplidos los fines para los cuales este centro se ha creado.

La inspección a las dependencias y edificaciones dirá mejor que largas digresiones, si responden a la extensión de los cultivos, a la capacidad, ventilación, higiene de los locales que han de destinarse a la ganadería, a la enseñanza, al internado, oficinas, laboratorio, observatorio meteorológico, almacenes y cuantas tienden a cumplir las disposiciones emanadas de la superioridad y que de modo claro y preciso se ponen de manifiesto en el preámbulo del R. D. de 25 de octubre de 1907 ya citado.

Esta Escuela Práctica de Agricultura ha sido establecida en cumplimiento del R. D. de 3 de abril de 1905, que modificó el art. 20 del Reglamento de 26 de Febrero, a fin de que en esta Región de la Mancha y Extremadura hubiera dos Granjas y disponía que los estudios que hallan de hacerse en esta se refieran principalmente a los cultivos de secano; por eso verá V. I. que se tienen abandonados varios pozos norias de los que existen en la finca.

Las cantidades invertidas en las obras hacen un total de 177.001 pesetas con 31 céntimos, que unido a la partida de adquisición de terrenos hecha por la Excma. Diputación de Ciudad Real importe 30.000 pesetas próximamente representan para los gastos de instalación de la Escuela, la suma de doscientas siete mil una pesetas con treinta céntimos.

Los resultados de nuestro encargo podrán distar del buen deseo que nos animó al interpretarlos, pero siempre podrán abrillantarse con las reformas útiles que completen las imperfecciones del primer estudio, corrigiéndolas de modo conveniente para la persistencia de la institución, en armonía con las demandas del país a que se aplica, y al terminar pedimos a todos los agricultores a quienes se conceden sus beneficios, presten a la obra fundamental del Gobierno de S. M. toda ayuda para la educación y la enseñanza agrícola, pues de todos depende el feliz término de su cometido…

Diario de la Mancha, Ciudad Real, lunes 7 de junio de 1909


lunes, 29 de junio de 2020

LA GRANJA AGRÍCOLA SE INAUGURÓ EL 6 DE JUNIO DE 1909



Mañana domingo, a las cinco y media de la tarde, tendrá lugar la inauguración de la Granja Agrícola, acto que a juzgar por las noticias que hemos recibido ha de resultar brillantísimo. Cartas llegadas de Madrid, Albacete y otros puntos, y diferentes pueblos de la provincia; conversaciones oídas en los centros oficiales y en los casinos; y el número de personas que a nosotros se nos han acercado preguntándonos detalles relativos a tan simpática fiesta, así lo hacen esperar y así será; estamos seguros.

Fiesta hermosa, que todas las clases sociales de la capital deben hacer realzar con su presencia, ya que tanta importancia tiene para todos, y muy especialmente para los que se dedican al laboreo de los campos.

En España nos reunimos con asombrosa facilidad para protestar de todo lo existente, por cualquier motivo, y más, aún, si la protesta va dirigida contra los hombres de gobierno, llámense estos conservadores, llámense liberales. Rara vez se reúnen gentes de todos los partidos, y de todas las profesiones, con propósito de mostrarse regocijados por la consecución de tal o cual obra beneficiosa para el país; ocurre, ya de antiguo, que lo bueno lo pasa por alto. –salvándose rarísimas excepciones- y lo malo se mira con cristales que agigantan la gravedad.

La inauguración de la Granja Agrícola es uno de los acontecimientos que tienen el privilegio de congregar a todos políticos y no políticos; hombres de carrera y obreros de taller, ricos y pobres; marchando a la par los que visten americana y los que visten blusa y aún los que lucen correctísima levita y elegante frac.

Los deseos de la población, de ver inaugurada la Granja, van a realizarse mañana domingo. Será esta una fecha que Ciudad Real ha de tener presente, como todas las de los grandes acontecimientos, pues grande es el que vamos a celebrar, para una provincia cuyo mayor número de habitantes a la Agricultura se dedican y de la Agricultura viven.

La Granja Agrícola, con su Escuela-Instituto regida por profesores competentes, dará enseñanzas provechosas a los que del campo esperan el premio a sus afanes de toda la vida, trazándoles programas que han de facilitarles el trabajo, a la vez que sea obtenido el fruto del mismo en mayor abundancia y mejor calidad. No se olvide, que la madre Naturaleza siempre se muestra pródiga, con aquellos que más la ayudaron en su labor constante; y más aún, con los que saben sumar al trabajo de su brazo, el trabajo de su inteligencia. Para eso es, pues, la Escuela de Agricultura; para eso es la Granja Agrícola.


A ella iremos, mañana, entre el bullicio de la muchedumbre, el estrépito de los cohetes y las notas de la música, formando parte de un cuadro de color, tocado de todas las tonalidades, en el que han de abundar el regocijo y la satisfacción.

Y justo será, ya de paso que celebramos esta importantísima mejora, que rindamos, sinceros, un tributo de justicia a los que sacrifican la tranquilidad de su hogar por las preocupaciones de los demás; especialmente a los que trabajan con un desinterés nada común, no solo sin cobrar retribución por sus cargos, sino gastando por ellos algunos cientos de pesetas de su bolsillo particular. No hay muchos hombres de estos en ningún país, y menos en España. El siglo XX es el siglo del egoísmo y de los negocios. Poco a poco van desapareciendo el altruismo y la filantropía, no solamente en las clases acomodadas, si que también en las más humildes.

¡Por qué, no decirlo! Aquí donde se elogia descaradamente a individuos que nada hicieron ni dejaron hacer, aquí, donde se prodigan los adjetivos encomiásticos a derecha e izquierda, a ver verdaderas nulidades, entendemos que no deben escatimarse esos elogios y esos aplausos a quien trabaja incesantemente en asuntos tan capitales como son todos los de la Agricultura. Nosotros los tributamos: sin reserva y sin tacañería; con sinceridad y con justicia.

Isaac Antonino

La inauguración

El solemne acto de la inauguración, según consta en las invitaciones que se han repartido, comenzará a las cinco y media en punto.

A este acto ha sido invitado todo el elemento oficial, civil, militar y eclesiástico, siendo seguro que asistan el Ilmo. Obispo-Prior Sr. Gandásegui, el Gobernador civil de la provincia señor Fernández Vicente, el diputado del distrito señor Marqués de Casa Treviño, el alcalde Sr. Díaz Ubeda, el presidente de la Diputación Sr. Racionero, el de la Audiencia Sr. del Águila Burgos, el delegado de Hacienda Sr. Montilla, ingenieros de Montes, Minas, Obras Públicas, Catastro, prensa local, etc., etcétera.

También han sido invitadas buen número de familias de lo más distinguido de la población.


Viajeros ilustres

Esta noche llegará de Madrid para asistir a la inauguración de la Granja el Ilmo. Sr. D. Mariano Ordoñez, director general de Agricultura, el cual se hospedará en casa del Jefe de Fomento Sr. Barreda.

Al Sr. Ordoñez acompañaran varios diputados a Cortes, algunos ingenieros de la Junta Consultiva, redactores de los periódicos madrileños y otras distinguidas personalidades.

Hoy llegarán también a nuestra capital el Jefe provincial de Fomento de Albacete Sr. Lodares, el vicepresidente del Consejo de Agricultura albacetense D. Enrique Rubio, con buen número de representantes de la citada provincia, y el diputado a Cortes por Almodóvar-Almadén D. Pedro García Gutiérrez, el director del Heraldo de Madrid Sr. Francos Rodríguez, y el director de La Liga Agraria y exdiputado por Almagro Sr. Gascón.

Se prepara lucido recibimiento a los mencionados señores, los cuales se hospedarán en casa del Sr. Barreda, en la del Marqués de Casa-Treviño y en el Hotel Pizarroso, siendo recibidos en la estación por las bandas de música provincial y municipal.

Un banquete

En la morada del diputado a Cortes, señor Marqués de Casa-Treviño, se celebrará mañana, a la una de la tarde, un banquete al que asistirán el director general de Agricultura Sr. Ordoñez, el Ilmo. Sr. Obispo, el gobernador civil de la provincia Sr. Fernández Vicente, los jefes de Fomento de Albacete y Ciudad Real, los diputados a Cortes y algunas otras personalidades.

Por la mañana

El Sr. Ordoñez recibirá en el domicilio del Sr. Barreda a las Comisiones de la capital y pueblos de la provincia; y acto seguido, acompañado de sus amigos y algunos de sus subordinados, visitará el palacio de la Diputación, el Hospicio y varios otros establecimientos, oficiales y particulares.


Otros detalles

En el acto de la inauguración, que tendrá lugar en el Salón de Máquinas, de la Granja, harán uso de la palabra el Ilmo. Obispo Prior, el director general de Agricultura, los jefes de Fomento de Albacete y Ciudad Real, el gobernador civil de la provincia y el diputado a cortes por el distrito.

Por acuerdo de los organizadores el traje para asistir al acto será de diario. Hacemos esta aclaración para contestar a varias preguntas que se nos han dirigido sobre este particular.

Las bandas de música, provincial y municipal, amenizarán tan simpática fiesta ejecutando un escogido programa.

Para ilustrar nuestras informaciones, hemos creído oportuno la publicación de las fotografías que aparecen en este número por ser de las tres personalidades que más directamente relacionadas están con el acto que ha de celebrarse mañana.

Por la noche

A las ocho y media de la noche serán obsequiados los ilustres huéspedes que han de llegar esta noche a nuestro pueblo, con un suntuoso banquete, que se celebrará en la Diputación provincial; asistirán a él las autoridades y las representaciones oficiales.

A las diez de la noche regresarán a Madrid, siendo despedidos en el andén de la estación, por numerosas personalidades, amigos y cuantas personas lo deseen.

Edificios de la Granja

La Granja Agrícola que ha de ser inaugurada mañana, contiene los siguientes edificios.

Casa-Instituto, Bodega, Casa de Peritos, Observatorio, Casa de Labor, cocherón de máquinas, cuadras y depósitos. Todos estos edificios reúnen cuantas necesidades exige el más moderno Tratado, y son de construcción sólida, sencilla y elegante, terminada no hace muchos días, bajo la acertada dirección del celoso ingeniero y director de la Granja D. Federico González Sandoval, auxiliado de una manera eficaz por el Sr. Espejo, ingeniero que también presta sus servicios en dicho establecimiento, hijo del inolvidable D. Zóilo, que tanta reputación alcanzó en el mismo cuerpo.


En la Casa-Instituto, la más espaciosa de todas, hay local para habitaciones de los alumnos internos, para la residencia del ingeniero-director, Cátedra, Museo, Archivo, Laboratorio, etcétera, etc.

El Sr. Sandoval merece un aplauso sincero por la actividad y celo desplegado en el desempeño de su importante cargo, y DIARIO DE LA MANCHA se lo tributa desde sus columnas, con gran complacencia.

Entusiasmo

El entusiasmo de la clase agricultura, ante la proximidad de un suceso, como este de la inauguración de la Granja, que tanto ha de influir en la vida de la Mancha es extraordinario.

A la fiesta de mañana además de las comisiones oficiales de los pueblos asistirán, también, numerosos particulares.

Nosotros tomamos parte en ese regocijo, y, en nombre de la clase agricultora, y de todas las demás que forman este pueblo castellano, asentado en el solar manchego, enviamos un saludo cortés y sincero a los ilustres viajeros que dentro de algunas hojas serán nuestros huéspedes, deseando vivamente que les sea grata la estancia entre nosotros.

Diario de la Mancha, Ciudad Real, sábado 5 de junio de 1909


domingo, 28 de junio de 2020

“LOS TERREROS” Y D. AGUSTIN SALIDO (II)



Finalmente, en el último tercio del siglo pasado, fue nombrado gobernador civil y alcalde corregidor de Ciudad Real el insigne manchego don Agustín Salido y Estrada, natural de Almodóvar del Campo, hombre muy preparado, de una férrea voluntad y una clara visión de los problemas.

D. Agustín Salido, puso la primera piedra de nuestra actual Casa Ayuntamiento, asunto que trataremos en otro artículo, y desde el primer momento se propuso terminar con el foco de infección de «Los Terreros».

Mi profesor y luego buen amigo, don José Balcázar y Sabariegos, en su libro «Memorias de un Estudiante de Salamanca», dice, que los primeros pasos de don Agustín Salido para acabar con las mortíferos lagunas, le produjeron hondo pesimismo. Efectivamente, el presupuesto de desecación de «Los Terreros», que en el año 1786 era de un millón de reales, en el que le hicieron los ingenieros a don Agustín Salido era ya de tres millones de reales. Y tan enorme suma, en aquellos tiempos, estaba muy lejos de las posibilidades de nuestro Ayuntamiento. Pero don Agustín Salido, hombre de firme voluntad, como hemos dicho anteriormente, no desmayó por esto y con gran tesón, inició una serie de gestiones, que culminaron con una entrevista con don Ernesto Walter, Inspector Jefe y representante de la Compañía ferroviaria en Ciudad Real, del ferrocarril Ciudad Real a Badajoz. Pero veamos lo que dice sobre este asunto nuestro ya desaparecido amigo don José Balcázar en su libro antes citado: «El señor Walter, obrando con un interés que no le agradeceremos nunca bastante los vecinos de este pueblo, dio toda clase de facilidades e informó en tal sentido al Consejo de Madrid. El resultado fue estupendo. La Compañía cedió desinteresadamente la locomotora número 1, que lleva (sic) el glorioso nombre de Miguel de Cervantes, para que porteara las tierras necesarias para la desecación, economizando así los gastos de transporte y además proporcionó el material necesario para hacer una vía provisional que partiendo del paso a nivel del camino de Miguelturra y cruzando las alturas del Calvario llegase hasta las lagunas, facilitando el acarreo de las abundantes tierras de dicho altozano».

Ignoramos porque razón, el señor Balcázar omite, que todo el lienzo de muralla que iba desde la puerta de la M ata a la puerta de Calatrava, fue derruida y sus materiales empleados también en desecar «Los Terreros». Pero sigamos con lo que dice en su libro: «La noticia fue recibida con delirante entusiasmo. Al fin, después de siete siglos, iba esta ciudad a verse libre de un foco de infección y de muerte, que era padrón de ignomia de sus habitantes. El 26 de enero de 1868, se echó la primera paletada de tierra por don Agustín Salido, con asistencia del Regidor síndico don Ruperto Lozano y precedidos de músicas y pasando bajo arcos improvisados por el mismo pueblo, entre vivas entruendosos y entusiasmo inenarrable, manifestaciones populares que siguieron hasta la madrugada, disparándose cohetes y bengalas y tocando hasta enronquecer los músicos. Al día siguiente, se dio ocupación a más de seiscientas personas. La locomotora arrastraba en cada viaje catorce vagones. El primer tren llegó el 16 de febrero. El 9 de junio desapareció por completo el agua de las lagunas. El 24 de junio conduce la «Cervantes» el último tren de tierra a la laguna titulada «La Longuera», y al día siguiente se da rem ate a la obra, convirtiéndose en realidad lo que parecía un sueño. Declárase «voto de ciudad» esta fecha en sesión memorable y el 26 pronuncia elocuentísimo serm ón el párraco de Santiago don José María Toledano y después de la función religiosa el pueblo todo, ricos y pobres, hombres, mujeres y niños, después de engalanar la locomotora, van con ella hasta la estación en vibrante manifestación de entusiasmo tributando un homenaje apoteósico a don Ernesto Walter».


Existe actualmente en el Ayuntamiento, un cuadro verdaderamente histórico, firmado por A. Galbien y fechado en 26 de junio de 1868. Con ayuda del siluetado que publicamos, podemos conocer a casi todos los personajes que en él figuran. Representa el momento de la llegada del primer tren a «Los Terreros». Se ve la locomotora «Miguel de Cervantes». Van en ella: don Agustín Salido (1); don José María Toledano, cura párroco de Santiago (2); don Ernesto Walter (3); don Fernando Vázquez Orcal (4); don Antonio Z. Vázquez (5); don Gabriel Balcázar (6); don Federico García Laguna (7); a su lado su padre don Antonio, reputado médico de entonces; don Cayetano Clemente Rubisco (8); don Basilio Diez (9); don Jacinto Diez (10); y don Pedro Saúco (11); también figuran en el cuadro don Ruperto Lozano, don Juan Obón y el autor del cuadro A. Galbien. La pareja de caballería son Coraceros de la Reina, el regimiento que guarnecía entonces Ciudad Real.

El 29 de abril de 1868, la Corporación Municipal en pleno, reunida en sesión, acordó hacer constar en acta los inmensos beneficios que venía reportando a nuestra ciudad la feliz actuación de don Agustín Salido y acordó nombrarle hijo adoptivo de Ciudad Real, levantar un monumento que perpetuara su memoria y que se colocara su retrato en sitio preferente de las Casas Consistoriales.

El 6 de mayo del m ismo año, se leyó en sesión del Ayuntamiento, la contestación de don Agustín Salido a los acuerdos anteriores. Decía entre otras cosas: «Mi pensamiento al proponerme la desecación de los pantanos abrazaba tres ideas que con alegría veo como realizadas. Era la primera la de librar a este pueblo de ese foco de infección que tantas enfermedades originaba y tantas víctimas ha llevado al sepulcro. Era la segunda la de dar trabajo a tanto pobre como me lo demandaba para llevar pan a sus hambrientas y desconsoladas familias; y por último, era mi tercera idea, procurar el aumento de la población y de su riqueza urbana, que vienen en decadencia hace muchos años por esas malhadadas lagunas, padrón de ignominia y de descrédito p ara la ciudad, quedándose aún la esperanza de ver completado mi pensamiento con la transformación de aquellos insalubres lugares en frondosos y amenos paseos y alamedas».

El monumento que acordó levantar la Corporación Municipal no llegó a realizarse, que yo sepa. El retrato de don Agustín Salido no pasó del despacho del secretario del Ayuntamiento, en donde estuvo durante muchos años. Hoy duerme el sueño de los justos en un almacén municipal en compañía del de Hernán Pérez del Pulgar, el de las hazañas, otro ilustre ciudarrealeño que tenemos bastante olvidado.

En cambio lleva su nombre una plaza del barrio que resultó más favorecido, porque era el más castigado, el «perchelero» barrio de Santiago.

Ramón González Díaz. Boletín de Información Municipal Nº 26, abril de 1968