domingo, 19 de octubre de 2014

ROSARIO VESPERTINO CON LA IMAGEN DE LA VIRGEN DEL CONSUELO DESDE LA PARROQUIA DE SANTO TOMÁS DE VILLANUEVA


Altar  de los cultos extraordinarios de la Virgen del Consuelo, durante el Solemne Triduo y Función que concluyó ayer  

La Cofradía de la Flagelación de Nuestro Padre Jesús de la Bondad y María Santísima del Consuelo, eregida canónicamente en la Parroquia de Santo Tomás de Villanueva, lleva desde el pasado mes de septiembre, celebrando varios actos con motivo del XXV Aniversario de la bendición de la imagen de María Santísima del Consuelo.

Hoy domingo día 19 a las 18:00 horas desde la Parroquia de Santo Tomas de Villanueva, la imagen de la Santísima Virgen saldrá a la calle procesionalmente en Rosario Vespertino. Para esta ocasión la imagen estrena manto de vistas bordado por los talleres de Jesús Díaz Hellín de Alcázar de San Juan, con bordados de las antiguas bambalinas del paso de palio de los talleres de bordado García y Poo de Sevilla y pinturas del hermano Luis Fernando Ramírez Mata,  donado por miembros de la Junta de Gobierno, Grupo de Camarería y Grupo Joven.

La Virgen saldrá  en el paso procesional de la Virgen de la Misericordia, donde también se han instalado unos faroles del paso de palio de la Virgen del Dulce Nombre de la Hermandad de la Santa Cena, portada por los hermanos-Costaleros. Durante el recorrido será acompañada por el coro de campanilleros de la Virgen del Carmen de Cádiz.

Las calles por donde discurre este Rosario Vespertino, han sido engalanadas por la Asociación de Usuarios y Consumidores Santo Tomás de Villanueva y la Cofradía, siendo el recorrido el siguiente: Plaza de Nuestro Padre Jesús de la Bondad, Camino Viejo de Alarcos, Beato Juan Bautista de la Concepción, Goya, Plaza Juan XXIII, Beato Fernando de Ayala, Sancho Mayor de Navarra, San Urbano, Caballero Ramón Froilán, Capellán Marcelo Colino, Zurbarán, José de Ribera, Velázquez, Atalaya, Murillo, José de Ribera, Sabinas, Ronda del Parque (aparcamiento) Plaza de Nuestro Padre Jesús de la Bondad y Entrada.

También se ha repartido un bando entre los vecinos por donde discurrirá este Rosario Vespertino, invitandolos a decorar sus viviendas y acompañar la imagen de María Santísima del Consuelo.

Una oportunidad única de ver a la Reina de Santo Tomás procesionar por las calles de su feligresía, y escuchar por primera vez un coro de campanilleros en Ciudad Real. Unos momentos históricos para conmemorar este XXV Aniversario.


sábado, 18 de octubre de 2014

LA FUNDACIÓN DEL MONASTERIO DE LAS MADRES CARMELITAS DE CIUDAD REAL



El Monasterio de San Antonio Abad y Santa Isabel de Hungría, de las Reverendas Madres Carmelitas Descalzas de Ciudad Real, más conocido como Convento de las Carmelitas, las Carmelitas o Convento del Carmen, fue fundado en el siglo XVI por el regidor de la ciudad don Antonio Galiana y Bermúdez, caballero del hábito de Montesa,  y su esposa doña Isabel Treviño, matrimonio piadoso al que Dios no había concebido hijos y emplearon sus bienes en la Fundación de un Carmelo de la Madre Teresa, dirigidos por el Padre Antonio de San Joaquín, carmelita descalzo, como así lo dispuso en su testamento.

Esta edificación estaba en un principio destinada para las monjas de Montesa, pero el fundador cambio de opinión y redactó un codicilo que anulaba su decisión, beneficiando en esta ocasión a las hijas de Santa Teresa. Esta circunstancia motivó que las monjas del Carmelo fueran llamadas a ocupar el convento. De este modo, las hijas de Santa Teresa ocuparon el edificio el 11 de febrero de 1596,  14 años después de morir Santa Teresa, provenientes de Toledo a su cabeza la Priora M. María de Jesús, y para superiora la priora la Madre Lucía de San José, que entró en el Monasterio de Malagón y, todavía postulante, la llevó Santa Teresa a la fundación de Beas de Segura (Jaén). De allí pasó a Granada y Málaga como fundadora, y posteriormente a Ciudad Real.

Una de las condiciones que pusieron los fundadores fue la de hacer conmemoración de ellos todos los días al encomendar por la noche a los bienhechores, costumbre que la Comunidad sigue conservando después de más de cuatro siglos. Para el mantenimiento del monasterio y por mandato de don Antonio Galiana, las religiosas recibían todos los años 150 fanegas de trigo, 50 fanegas de cebada, 30 arrobas de aceite y 100 arrobas de vino.

Para analizar el desarrollo del convento de las carmelitas de Ciudad Real contamos con dos fuentes de gran interés: la escritura que otorgó Cristóbal Bermúdez el 23 de abril de 1608 y la concordia que se firmó el 2 de mayo de 1611, que se conservan el Archivo Histórico Provincial de Ciudad Real.


 La concordia de 1611 regulaba de una forma bastante minuciosa la entrada al convento de aquellas monjas que pertenecieran a la familia de don Antonio de Galiana; incluyendo, además, varias referencias a otro tipo de cargas que también había impuesto el propio fundador. Sin ir más lejos, el convento debía recibir a siete religiosas que pertenecieran a su linaje: seis tendrían que ser monjas de coro y la séptima religiosa lega. Esta disposición reducía drásticamente las pretensiones de don Antonio de Galiana ya que, en principio, el fundador había reservado once plazas de coro para sus familiares. La razón de esta disminución habría que buscarla  fundamentalmente en la “quiebra” sufrida por la renta de los juros con los que estaba dotado el convento.

Las siete plazas que se recogían en el acuerdo quedaron reservadas a perpetuidad con el fin de acoger a las familiares del fundador que quisieran entrar en el convento. Para que no hubiese dudas al respecto se acordó que las plazas habrían de ocuparse tan pronto:

“como fueren vacando entrando otra (monja) en el lugar de la que vacare de suerte de todas siete plazas esten llenas. (En caso de que no hubiese) parienta de linaje que entre ni este havil por falta de edad o por otra causa (se debía esperar) con la dicha plaza vaca por tiempo de ocho años hasta que en ellos haya persona del linaje que entre, y si no la hubiere en todo este tiempo pasado el puedan las dichas monjas recibir y admitir a cualquiera estraña y después vacando esta plaza u otra de las dichas siete a de esperar otro tanto tiempo en la dicha forma”. (Archivo Histórico Nacional)

De todas maneras, para dar exacto cumplimiento al deseo de los patronos, había que salvar un pequeño inconveniente. En el momento de redactarse la escritura sólo había cuatro religiosas dentro del convento que pertenecían al linaje del fundador y no se podían aceptar más porque las 21 plazas que poseía la casa estaban ocupadas. Por eso se acordó que no podrían entrar más familiares del fundador hasta que no se produjera alguna vacante, precisándose además que el número de monjas nombradas por los patronos se debía cumplir sobre las cuatro ya existentes.


 La comunidad, además, tendría que hacer frente a otras cargas económicas como sustentar a un estudiante o costear los gastos del matrimonio a una doncella casadera. El estudiante que “por cuenta de dicho convento a de estudiar” recibiría 20.000 maravedís anuales, mientras que la doncella se tendría que conformar con 8.000. Además el convento debía hacer frente al salario de un capellán, salario que estaba valorado en 20.000 maravedís y doce fanegas de trigo.

El libro Becerro, donde se detallaba la historia de la Comunidad desde la fundación, y perdido durante la Guerra Civil Española, recogía la vida de varias santas carmelitas que pasaron por estos claustros. Una de ellas fue la sobrina de la Madre Lucía de San José, llamada Catalina del Nacimiento. Cuentan las crónicas que, saliendo por las vecindades del convento dos hombres desafiados y dispuestos a acuchillarse, al tiempo que la Hermana Catalina, con su voz fina y clara, echaba esta saetilla de la noche: “Hasta cuándo aguardas a enmendar tu vida, pues no sabes si llegarás a mañana”, les impresionó tanto semejante sentencia en el imponente silencio de la noche, que, deponiendo repentinamente sus odios, se dieron abrazo de reconciliación y se perdonaron mutuamente. Con nobleza manchega fueron al día siguiente a las religiosas y les contaron lo que la noche anterior les había ocurrido.

Desde la fundación del convento este ha sufrido grandes trastornos como, por ejemplo, la exclaustración Durante la Guerra de la Independencia en el siglo XIX y la Guerra Civil Española en el siglo XX, en que hubieron de dejarlo las monjas, y fue destinado a otros usos y, también, diversas restauraciones, la ultimo realizada entre los años 2007-2008 por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

En la actualidad viven en el convento 22 mojas, que aparte de la oración, se dedican como labor a la elaboración de Formas para la Misa  y confección  de bordados.

Bibliografía: “Conventos de la Provincia de Ciudad Real”, de José Javier Barranquero. Biblioteca de autores manchegos, numero 138, año 2003.


viernes, 17 de octubre de 2014

LA PEREGRINACIÓN DIOCESANA A MALAGÓN DE 1922


Monasterio de las Madres Carmelitas de Malagón, fundación de Santa Teresa de Jesús

En el año 1922, se cumplió el III centenario de la canonización de Santa Teresa de Jesús. Para conmemorar esta efeméride el Obispado-Priorato organizó una gran peregrinación a Malagón, el 7 de mayo del referido año.

A las 8 de la mañana partió un tren desde Ciudad Real con más de 1500 personas con destino a Malagón. En este viajaba el Excmo. Sr. Obispo-Prior, D. Javier Irastorza y Loinaz, la Excma. Diputación Provincial bajo mazas, los Ilmos. Sres. Gobernadores Civil y Militar, una sección de artilleria con banda de cornetas y tambores, seminaristas, alumnos de la Academia Colegio Alfonso XIII y del Instituto Popular de la Concepción, Hijas de María, directiva del Ropero Santa Victoria y otras asociaciones diocesanas.

El tren fue recibido en Malagón con cohetes y vítores, por todas las cofradías de la localidad  con sus estandartes y el ayuntamiento en pleno. Desde la estación de Malagón la comitiva se desplazó al Monasterio  de las Madres Carmelitas, donde a las diez de la mañana el Obispo-Prior celebró una Solemne Misa Pontifical. Tras la celebración religiosa hubo un champam de honor en el salón de plenos del ayuntamiento, y posteriormente todas las autoridades se desplazaron de nuevo al monasterio, donde se descubrió una lápida encima de la puerta de entrada al monasterio.

Lápida colocada en la puerta de entrada al Monasterio el VII de mayo de 1922, con motivo de la Peregrinación Diocesana

La lápida fue dibujada por el pintor ciudadrealeño, D. Ángel Andrade Blázquez, y ejecutada por D. Joaquín Cabildo. El texto dice así literalmente:

El Obispado-Priorato de las Ordenes Militares dedica este recuerdo de acendrada devoción y gratitud sincera á la egregia española, SANTA TERESA DE JESÚS, fundadora de esta casa místico Tabor de su espíritu, en el III Centenario de su Canonización gloriosa, con motivo de la grandiosa Peregrinación diocesana que presidieron el Excmo. Sr. D. Javier Irastorza y las autoridades provinciales y locales, VII Mayo MCMXXII”. El texto fue realizado por el Canónigo de la S.I. Prioral, D. José Jiménez Manzanares, responsable también de la peregrinación diocesana.

Una vez acabado el acto en el refectorio extraclaustral del monasterio, las Madres Carmelitas ofrecieron un almuerzo al señor Obispo y autoridades presentes, y a las tres y media de la tarde hubo una procesión con la imagen Santa Teresa, que según el periódico “El Pueblo Manchego”, fue presenciada por un gentío de personas que abarrotaban las calles de Malagón.

Tras estos actos el tren con las autoridades religiosas y civiles que asistieron a esta peregrinación, volvió a Ciudad Real. En esta Peregrinación Diocesana, se estrenó un Himno compuesto por el Maestro de Capilla de la Catedral, el sacerdote D. Salomón Buitrago, con letra del Canónigo, D. José Jiménez Manzanares, que dice así:

El  VI Obispo-Prior, D. Javier Irastorza y Loinaz

CORO

Hoy de gozo la férvida llama,
fieles hijos del noble solar,
nuestros pechos hidalgos inflama,
á Teresa anhelosos de honrar.

Gloria, gloria á la Santa, portento
de virtudes, de gracia y amor;
peregrinos venid al convento,
de Teresa glorioso Tabor.

ESTROFAS

I

Nuestro suelo la “Monja Andariega”
se dignó con cariño habitar,
y ocho veces su casa manchega
complacida llegó a visitar.

II

Goces tales y tan clara lumbre
te infundieron los cielos aquí
que tus pies del Tabor en la cumbre
se creían posar.. ¡Gloria a tí!

III

No te olvides, Teresa bendita,
celestial Serafín español,
de esta hoguera de amor carmelita,
más brillante y más bella que el sol.

IV

Del Carmelo encendido Querube,
en la Mancha plantaste un rosal;
cúbralo protectora la nube
de tu amparo y amor maternal.

V

Para siempre será tu convento
nuestro timbre de gloria y honor
el sublime, inmortal monumento
que á la Mancha erigiera tu amor.

Imagen de Santa Teresa de Jesús de Malagón 

jueves, 16 de octubre de 2014

DE CÓMO UNA MONJA CARMELITA QUISO CAMBIAR DE ORDEN



D. Antonio Galiana Bermúdez, Caballero del hábito de la Orden Militar de Montesa, natural y vecino de esta ciudad, hombre muy poderoso, hizo solicitud a la ciudad para que le vendiesen la casa del hospitalillo de San Andrés, donde habitaban los párrocos de Sta. María y San Tiago. El hospital tenía su localización en el sitio que hoy ocupan el Convento y la Iglesia del Monasterio de Religiosas Carmelitas Descalzas de San Antonio Abad. La fachada la tenía a la mitad de la plazoleta, viniendo línea recta con la calle de Pedrera. La Ciudad le concedió su pretensión y con sus haberes compró el piadoso señor Galiana, el dicho hospitalillo. Le demolió y en su terreno hizo el Convento para Monjas de Montesa dejándolas heredades para su subsistencia. Estas Señoras, enteradas de que con los caudales asignados por el fundador, no podían sostenerse con el esplendor que exigía su  Orden Militar desde luego, desistieron de fundar y ocupar el Convento.

Enterado el General de los Carmelitas hace su pretensión a la Ciudad que si admiten Religiosas del Carmen, inmediatamente pondrá Comunidad de monjas descalzas que ocupen el Convento. Fueron admitidas y la Prelada fue discípula de Sta. Teresa y su nombre, la Madre San Bartolomé. Esta fundación se hizo por los años de 1580.

La iglesia se hizo después del Convento, por un devoto de Santa Teresa que le ofreció cuanto dinero fuese necesario para hacer un templo a las Religiosas de su Orden. El General de los Carmelitas lo llegó a entender y preguntado quien era el devoto de esa oferta, resultó ser el Tesorero General de la Madre del Sr. D. Felipe III, el señor Guevara. Este lo ofreció si la Santa le sacaba con bien de cierta desavenencia con el Ministro. Se le dio aviso que las Monjas de Ciudad Real se hallaban sin iglesia. Le sacó Santa Teresa, con toda felicidad, de su grande apuro y le hizo la iglesia que hoy existe, en el año 1603. El crucero tiene, de ancho, 16 varas, con media naranja, sin linterna. Toda la iglesia tiene, de largo, 35 varas.

Según Delgado Merchán, lo que se hizo a principios de siglo XVII fue terminar el Convento, y la iglesia no se levantó hasta el reinado de Carlos II con los bienes de Don Juan de Benavente, es decir, sesenta y tantos años después y por otro señor. En verdad, si lo consignado en el párrafo precedente no fuese cierto, bien merecía serlo por la belleza que encierra su composición.

El día 7 de septiembre de 1803, a las once y media, cuando vio que ya era hora de que la comunidad podía estar recogida y vencida de sueño, dispuso la Madre Paula, religiosa Carmelita de esta Ciudad Real, salir de su celda y dirigirse a una escalera en donde se hallaba la ventana de una guardilla que está inmediata al alero del tejado que da al patio del Claustro. Sale de la guardilla, con inminente peligro de caer al patio; se dirige, gateando por el tejado, línea recta a donde estaban los cordeles de las campanas, y sobre la corriente del tejado que cae a la calle del Carmen, con mucho peligro de caer, tira del cordel de la campana mayor y le hace un nudo escurrizo; lo tira al palo del rodillo que está a cinco varas de donde estaba de pies (es muy difícil esta operación); entra el nudo del cordel por el palo; lo afianza bien con el nudo escurrizo, y tiene la preocupación de poner las badanas del breviario en el cordel para no encenderse las manos con el cañamo. Se ase al cordel, que como estaba pendiente del palo no podía  tocar la campana; baja a la calle por el cordel, junto a la puerta de la iglesia que está en la calle Carmen; se dirige a la Plaza, y pregunta a unos meloneros por donde se va al Convento de San Francisco. Los meloneros se lo dicen y se sorprenden de ver un espectáculo de aquella clase a esas horas.


Llego a San Francisco y había gente esperando abriesen la iglesia. Preguntóles donde estaba Santo Domingo y le dicen suba la calle la Palma y en entrando a una calle ancha, en medio de ella, verá la puerta del Compás. Llega a la puerta, la ve cerrada y espera que habrá el P. sacristán, Fray Joaquín Sánchez Palomo. Cuando abrió se quedó helado y le dice:

-         Madre:  ¿qué es esto? ¿Qué es lo que Vd. ha hecho. ¡Jesús! ¿Qué es lo que Vd. quiere?
-         Ver al Padre Prior.

Al avisarle inmediatamente se viste el P. Prior, que era el Lector Bustamante, bajo reconvino a la monja, se la llevó al Camarín de Nuestra Señora del Rosario y le dieron chocolate. Contó lo que había ejecutado para su salida y quedaron aturdidos al considerar y ver el peligro de haber fenecido en el escalamiento. Le dijo la monja como le había llamado la tarde antes para confesarse y que, como no había parecido iba a confesarse, pero en manera alguna quería ir a su convento y su voluntad era ir a las Dominicas.

El confesor trató de persuadirla de la necesidad de volver a su Convento. Resiste fuertemente la madre pero las reconvenciones del Prior la convencen al fin y la llevó a su Monasterio. Al llegar al torno el P. Bustamante dijo:

-         Diga a la Priora abra la puerta Reglar, que le traigo una monja.

Abrieron entró y la encerraron. Estuvo en encierro hasta  1809 que la comunidad desalojo el Convento por la revolución de los franceses. La M. Luisa y la M. Paula quedaron en el Convento. Habitaba, quien nos lo cuenta, la casa que se halla frente de su portería. Con este motivo tuvo en su casa a la M. Paula… y experimentamos tenia manías de no tener juicio. Decía mil disparates.

El Vicario D. Juan Alonso de Gándara cuando supo el lance de la monja, dijo que el Prior procedió muy de ligero, que en tal caso debía haberle dado aviso, el Tribunal tomado conocimiento, tomada declaración a la monja, de sus resultas, hubiese dado las providencias que estimase justas.

Así termino la historia de la intrépida y aventurera Madre Paula.

Julián Alonso Rodríguez
Publicado en el diario “Lanza”, nº 1746, año VI, página 3, el 9 de diciembre de 1948


miércoles, 15 de octubre de 2014

HOY COMIENZA EL JUBILEO TERESIANO



Hoy 15 de octubre, fiesta de Santa Teresa de Jesús, comienza el Jubileo teresiano en toda España. En Ciudad Real capital el monasterio de las Carmelitas y la Catedral de Santa María del Prado serán sedes jubilares entre el 15 de octubre de este año y la misma fecha de 2015. Todo un año en el que podemos profundizar sobre las enseñanzas de Santa Teresa de Jesús y orar por las intenciones del Papa y por toda la familia carmelita.

La Indulgencia Jubilar se establece para todos aquellos fieles que, cumpliendo las condiciones que establece la Iglesia:

- Peregrinen a los lugares jubilares (Monasterio carmelita y Catedral).
- Participen en la Eucaristía de apertura del año en el  Monasterio de San Antonio Abad y Santa Isabel de Portugal o en la Eucaristía de clausura, también en este monasterio
- Todos aquellos que, por estar verdaderamente impedidos, se unan espiritualmente a las celebraciones que, por motivo del Año Jubilar, se retransmitan por los medios de comunicación.

La apertura del Año Jubilar en el Monasterio de las Carmelitas de nuestra ciudad, se celebrará hoy a las 18:00 h. con la Eucaristía presidida por nuestro Obispo. La iglesia del Monasterio se abrirá por las mañanas de 8 a 9, de 10,30 a 12 y tardes 17 a 18 (invierno) y de 18 a 19 (verano), para ganar el año jubilar.

Todos los jueves del año jubilar, habrá Exposición del Santísimo y oración con Santa Teresa de Jesús, a las 6 de la tarde.

ACTOS CULTURALES PROGRAMADOS PARA EL AÑO 2015

Conciertos de Música Sacra-Tomás Luis de Victoria:

-Abril (Coral Universitaria)
-Junio (Coral polifónica de Ciudad Real)

Recital poético (Mayo)

Santa Teresa y San Juan de la Cruz, acompañado de música de órgano de Tomás Luis de Victoria, a cargo del Organista de la Catedral.

Septiembre 2015

Del 14 al 30 de septiembre, Exposición “Tras los muros del convento…”.
Lugar: Patio del Obispado de Ciudad Real.

Comisariado de la Exposición: CEX de la Exma. Diputación de Ciudad Real


CONFERENCIAS

18 de noviembre de 2014: La Iglesia española en tiempos de Santa Teresa. D. Fco. Manuel Jiménez Gómez. A las 19.00 h.

24 de marzo de 2015: “La reforma teresiana”. Mons. Alberto José González Chaves. A las 19.00 h.

13 de abril de 2015: P. Emilio J. Martínez, O.C.D. Vicario General de la Orden de Carmelitas Descalzos. A las 19.00 h.

19 de mayo de 2015: “La centralidad de Jesucristo en Santa Teresa”. M.I.Sr. D. Bernardo Torres Escudero, Vicario Judicial de Ciudad Real y Capellán de la Comunidad de Carmelitas Descalzas. A las 19.00 h.

9 de junio de 2015: “Santa Teresa de Jesús, Maestra en el camino de la oración cristiana”. D. Ángel Moreno Mayoral. A las 19.30 h.

ACTOS RELIGIOSOS PROGRAMADOS PARA EL AÑO 2015

Del 25 al 27 de marzo, Solemne Triduo para la preparación de los 500 años de Santa Teresa de Jesús.

28 de marzo, Aniversario del Nacimiento de Santa Teresa de Jesús, a las 6.30 de la tarde: Santa Misa presidida por el Excmo. y Rvdmo. Sr. Obispo Prior D. Antonio Ángel Algora Hernando, concelebrada por varios sacerdotes de la diócesis.

Día 15 de octubre a las 6 de la tarde Solemne Eucaristía de clausura del Año Jubilar Teresiano por el Exmo. y Rvdmo. Sr. Obispo Prior D. Antonio Angel Algora Hernando, concelebrada por varios sacerdotes de la diócesis.

Días 16, 17 y 18 de octubre, a las 6.30 de la tarde, Solemne Triduo a cargo del P. Celedonio de la Virgen del Carmen, O.C.D.

El día 17, al finalizar la Santa Misa, habrá una Solemne Procesión con la imagen de Santa Teresa de Jesús por las calles de Ciudad Real.


martes, 14 de octubre de 2014

ALUMNOS DE INSTITUTO EN COLABORACIÓN CON LA FACULTAD DE EDUCACIÓN, DESARROLLAN LA APP EDUCA CR SOBRE LOS MONUMENTOS DE CIUDAD REAL



Alumnos de varios institutos de educación secundaria de Ciudad Real, han desarrollado con el apoyo de la Facultad de Educación y las Concejalías de Educación y Nuevas Tecnologías del Ayuntamiento, una App, Educa CR, con contenidos informativos, audios y videos en inglés y español que permite hacer un recorrido por distintos puntos de interés de Ciudad Real perfectamente geolocalizados.

Este proyecto tuvo su origen a finales de 2013 y la aplicación ya puede descargarse a través de cualquier dispositivo móvil, como ha anunciado la concejala de Educación, Ana Beatriz Sebastiá durante su presentación que ha subrayado el carácter de innovación educativa-social que tiene al aprovechar el potencial que tienen los dispositivos móviles para convertirlos en una herramienta útil para los jóvenes más allá del uso que en su mayoría le dan.

Por su parte el profesor que ha dirigido el proyecto en el IES Torreón del Alcázar ha explicado que en este proyecto han participado alrededor de 50 alumnos de segundo y cuarto de la ESO de este centro y otros tantos de un colegio inglés con el que están hermanadados, además de una veintena de profesores que han subido los contenidos, textos, audios y videos en inglés y español para que ciudadanos y visitantes puedan hacer un recorrido por Ciudad Real y los puntos turísticos más relevantes.

Según el profesor, este trabajo, ha sido muy bueno para los alumnos tanto para profundizar en el conocimiento de la lengua inglesa como para conocer su ciudad y es más que un trabajo escolar, pues ha saltado las paredes del aula para ponerse al servicio de los ciudanos y visitantes.

Para descargar esta aplicación, pinchar el siguiente enlace: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.itinerarium.educacr&hl=es


lunes, 13 de octubre de 2014

UN ESCUDO DE CIUDAD REAL EN EL RETABLO DE LA VIRGEN DEL PILAR DE LA PARROQUIA DE SAN ILDEFONSO DE MADRID



La Iglesia de San Ildefonso, se encuentra en la plaza del mismo nombre, al comienzo de la calle Colón y a un lado de la calle corredera  Alta de San Pablo, en pleno barrio de Malasaña de Madrid. En su interior hay varios retablos, uno de ellos esta dedicado a la Virgen del Pilar.

Este altar fue construido a finales del siglo XIX por Miguel Velazquez, ajustándose a los diseños trazados por Anselmo Gascón de Gotor, quien, con su hermano Pedro, sacerdote, fundaron en 1901 la Asociación de Nuestra Señora del Pilar. 


El altar sufrió un importante deterioro en la guerra civil, por lo que fue reconstruido con bastante parecido a la Santa Capilla de Zaragoza. La Virgen lleva manto, y el trono está rodeado de una inscripción que dice: “Bendita y alabada sea la hora en que María Santísima vino en carne mortal a Zaragoza”.

La mesa del altar es de orfebrería en metal plateado cuyo centro es el escudo real de España de época de Alfonso XIII, rodeado en metal sobredorado con los escudos de todas las capitales de provincia españolas, entre ellos el de Ciudad Real.