jueves, 27 de abril de 2017

EL AVE REALIZÓ SU PRIMER VIAJE ENTRE MADRID Y SEVILLA, CON PARADA EN CIUDAD REAL, EL 14 DE ABRIL DE 1992



Desde muy temprano, aquel martes, los nuevos andenes del AVE de la estación de Atocha de Madrid se llenaron de políticos de todas las administraciones posibles, funcionarios de alto nivel, cargos públicos, periodistas y muchos policías que impedían el paso a los curiosos. Pocos minutos más tarde de las tres del 14 de abril de 1992, partía el tren de Alta Velocidad. El viaje estuvo encabezado por el entonces  Vicepresidente del Gobierno, Nacis Serra, y entre las personalidades de la región se encontraba el Presidente de Castilla-La Mancha, José Bono Martínez.

El tren llegó cincuenta minutos más tarde a la estación de Ciudad Real, donde fue recibido entre aplausos por ciudadrealeños que se congregaron en la misma, y donde se descendió el Vicepresidente del Gobierno para recibir al entonces Alcalde de Ciudad Real, Lorenzo Selas, y al Presidente de la Diputación Provincial, Francisco Ureña, que se subieron al AVE y se incorporaron a la comitiva.


Selas manifestó a la prensa local  la necesidad de reiterar cómo supieron elegir a tiempo el reengancharse en este ambicioso proyecto y prever la importancia que iba a suponer para el desarrollo de la ciudad. "La gente ve ahora el futuro de Ciudad Real, pero no como una ciudad periférica de Madrid o dormitorio; sino con personalidad propia, industrial, comercial y cultural". El alcalde añadió también que con el AVE Ciudad Real se convertirá en la puerta natural de Andalucía, que es tanto como decir la puerta natural de media España, y matizó que ahora la ciudad queda conectada con Madrid, Sevilla, Cataluña y Levante y que en un futuro próximo lo hará con Europa, ya que al estudiar la posibilidad de que el Talgo París-Madrid llegue hasta Sevilla.

Como una solución a muchos de los grandes problemas de comunicación que tenía la provincia, veía el presidente de la Diputación de Ciudad Real, Francisco Ureña,...la puesta en marcha del AVE. Ureña, que estaba acompañado por el presidente de la Diputación de Córdoba, Rafael Vallejo, coincidió con su colega en resaltar como el Tren de Alta Velocidad une a estas dos provincias, localidades que, a pesar de ser limítrofes, siempre han estado distantes e indiferentes, señalaron. Finalmente, el presidente de la Diputación de Ciudad Real calificó este proyecto como uno de los más importantes que se han logrado junto con la Expo.


El viaje continúo hacia Puertollano y desde ahí Córdoba y Sevilla. El éxito de la operación hizo posible que el 20 de abril se realizara el primer viaje comercial de la línea. El AVE forma parte hoy de la red ferroviaria más extensa de Europa y la segunda del mundo, después de China, gracias a sus 3.100 kilómetros de trazado.


miércoles, 26 de abril de 2017

EL 12 DE ABRIL DE 1992 SE INAUGURÓ LA ESTACIÓN RENFE-AVE DE CIUDAD REAL



El lunes 12 de abril de 1992, se inauguró la nueva estación Renfe-Ave de Ciudad Real, estación que fue inaugurada por los entonces ministro de transportes, José Borrell; el presidente de la Comunidad Autónoma; José Bono;  la presidenta de la compañía, Mercedes Sala y el alcalde de Ciudad Real, Lorenzo Selas.

El acto inaugural, fue presenciado alrededor de mil personas, y a parte de las autoridades anteriormente reseñadas, también asistieron la Corporación municipal y provincial en pleno, así como personalidades políticas regionales, y una representación del mundo empresarial, judicial y docente de la provincia.


Antes de comenzar el turno de intervenciones, el entonces Obispo-Prior, Rafael Torija, bendijo las nuevas instalaciones.

El ministro, alabó la funcionalidad y luminosidad del edificio, aseguró que la historia futura de Ciudad Real se forjará y estará relacionada con la estación. En este sentido llamó la atención sobre," cómo 'están floreciendo las casas y se están creando sitios para “trabajar dentro de una actividad moderna, pujante y bien comunicada”.


Recordó Borrell las viejas vías "que dividían en dos la ciudad impidiendo la comunicación con los barrios periféricos y el polígono del Larache", para continuar diciendo que la antigua estación, "que ya cumplido su función histórica", se pondría de nuevo al servicio de la capital, "un núcleo que está configurando un nuevo entorno urbano".

Antes de hacer entrega oficial de la estación al alcalde, Lorenzo Selas, y al presidente regional, José Bono, Borrell repitió "las palabras" de un viejo ferroviario y dijo que "las grandes obras del tren son soñadas por los gigantes y disfrutadas por muchas generaciones".


Por su parte, Bono mostró la satisfacción que le producía presenciar la inauguración de una estación que “representa la modernidad”. El presidente regional resaltó que el TAV era uno de los pocos avances tecnológicos que pasan por la región, “algo que es bueno y hay que aprovecharlo”.

En otro momento de su intervención precisó que todos los castellano-manchegos debían admirar la obra que significa el AVE con orgullo así como con "la vocación de apuntarnos a aquellos países que mejor viven del planeta".


El alcalde, Lorenzo Selas, calificó la inauguración del AVE de “hecho histórico” mientras recordó como “tiempo atrás” recibió “dudas e incomprensiones” cuando resaltaba los beneficios que “podrían sobrevenir con este proyecto” a Ciudad Real.

Se congratuló Selas que también recibiera el apoyo “de gente” que supo entender el significado “de este acontecimiento”.  “Han pasado demasiadas cosas –añadió- algunas de ellas tan importantes como saber captar la importancia de esta obra. Por ello nos pusimos a trabajar firmemente para que el Tren de Alta Velocidad parara en Ciudad Real”.