miércoles, 27 de mayo de 2020

CALLE DEL REFUGIO


Puerta de una de las viviendas desaparecida de la calle Refugio. La fotografía es de Julián Alonso de 1948

La calle del Refugio, se encuentra enclavada en lo que fue el primitivo barrio de la judería, y tiene sus comienzos en la confluencia de esta calle con Calatrava y termina en la calle Libertad. Es paralela a la calle Corazón de María.

Parte del plano de Ciudad Real de 1886. Marcado con el número (1), se encuentra donde se ubicaba el desaparecido Hospital y capilla del Santo Cristo del Refugio

El nombre de Refugio, proviene del desaparecido Hospital y Capilla de Santo Cristo del Refugio, que se encontraba antes de llegar a la confluencia de esta calle con la calle del Progreso. El hospital fue fundado en 1610 por una congregación de eclesiásticos, para acoger a los enfermos pobres de Ciudad Real. En sus inicios se pedía limosna para su sostenimiento, hasta que Francisco Treviño dejó una renta anual de 4.000 reales, dejándose entonces de pedir. Este hospital funcionó hasta el siglo XIX, desapareciendo a finales del citado siglo.

Esta calle estaba poblada de viviendas como máximo de dos alturas, algunas de gran antigüedad con escudos heráldicos, que la piqueta acabó con ellas en el siglo XX.

Fotografía de Julián Alonso de una puerta desaparecida de la calle Refugio con arco y escudos heráldicos

martes, 26 de mayo de 2020

AGRADECIMIENTOS DE LA ILUSTRE HERMANDAD DE LA VIRGEN DEL PRADO



Ayer concluía la Novena de la Virgen del Prado, y la Ilustre Hermandad de nuestra Patrona, quiso agradecer la predicación de estos nueve días, a nuestro Obispo, D. Gerardo Melgar Viciosa, entregándole una fotografía sobre lienzo de la Virgen, como recuerdo por presidir esta Novena 2020.

También la Ilustre Hermandad de la Virgen del Prado, quiere agradecer públicamente al Rvdo. Sr. D. Felipe Muñoz Maldonado, de la Unidad de Acción de Nuestra Señora del Pilar, y a D. Pedro Pablo López Hervás, su dedicación durante estos nueve días, al ser los responsables de la parte musical durante la celebración de la Novena.


lunes, 25 de mayo de 2020

EN LA FESTIVIDAD DE SAN URBANO, DÍA DE LA APARICIÓN DE LA VIRGEN DEL PRADO, LA MISA DEL VOTO PONE PUNTO Y FINAL A LA NOVENA DE LA VIRGEN DEL PRADO


La Virgen del Prado ha vestido durante la Novena el manto de los “Mac-Crohon” de 1917, y un lazo negro en memoria por los fallecidos por el coronavirus

Con la celebración hoy, de la Misa del Voto de la ciudad a su patrona la Virgen del Prado, se pone punto y final a la Novena de la Virgen. La Misa del Voto se instituyó en el año 1763, cuando el Ayuntamiento capitalino acordó celebrar un Voto anual a la Virgen del Prado, el 25 de mayo, festividad de San Urbano, coincidiendo con la fecha que los ciudadrealeños conmemoramos la aparición de la Virgen del Prado en el entonces Pozuelo Seco en 1088, que con el transcurso de los siglos se convertiría en Ciudad Real.

El Santo Rosario era rezado alternativamente todos los días por un miembro de la Ilustre Hermandad o de la Corte de Honor

La Novena comenzaba diariamente a las ocho con el rezo del Santo Rosario, que se rezaba alternativamente cada día por un miembro de la Ilustre Hermandad y otro de la Corte de Honor. La Novena ha sido predicada íntegramente, por el Obispo-Prior, D. Gerardo Melgar Viciosa, concelebrando diariamente con él, el Presidente del Cabildo Catedral, M. I. Sr. D. Bernardo Torres Escudero, y el Canciller-Secretario del Obispado, el Rvdo. S. D. Juan Carlos Fernández de Simón Soriano. Al término de la Santa Misa, se cantaba diariamente la Salve y se entonaba el himno de la Virgen del Prado.

 
La Novena comenzó a puerta cerrada el domingo día 17 y desde el lunes día 18 se ha celebrado con asistencia de fieles, guardando las medidas dictadas por las autoridades sanitarias

En el altar mayor se encontraba la bandera de la Ilustre Hermandad y el estandarte de la Corte de Honor, con un lazo negro en memoria por los fallecidos por el coronavirus

Junto al Obispo han concelebrado todos los día el Presidente del Cabildo Catedral y el Canciller-Secretario del Obispado

El Presidente del Cabildo Catedral ha sido el encargado de realizar las lecturas y proclamar el evangelio todos los días

El Obispo-Prior ha predicado este año íntegramente la Novena

La Novena ha sido retransmitida todos los días por el canal de Youtube y la página de Facebook de la diócesis 

El Obispo-Prior ha presidido la Novena de nuestra patrona todos los días, con motivo de la pandemia del coronavirus, donde se pedía diariamente por los fallecidos y los enfermos de este virus

Al final de la Santa Misa, se cantaba la Salve a la Virgen

El cirio pascual presente en este tiempo de resurrección 

El 25 de mayo de 1088 fue cuando se apareció la Virgen en Ciudad Real y desde entonces es su Reina y protectora

domingo, 24 de mayo de 2020

ALGUNOS NEGOCIOS DE LA CALLE CORAZÓN DE MARÍA



Como colofón  del repaso que he estado realizando a la calle Corazón de María, estos últimos días, publico hoy la publicidad de dos negocios existentes en la misma, a pesar de no haber sido una calle comercial a lo largo de su historia. El primero es del año 1925, y el segundo es de los años noventa del pasado siglo XX.


sábado, 23 de mayo de 2020

DE RESIDENCIA DE LOS MISIONEROS DEL CORAZÓN DE MARÍA A PARQUE PÚBLICO



En el año 1966, los Misioneros del Corazón de María cierran su residencia de la calle que lleva su nombre, y esta pasa a ser propiedad del Obispado de Ciudad Real, que consigue la autorización correspondiente de la Santa Sede, para ceder al Ayuntamiento capitalino los 5000 metros cuadrados, superficie que ocupaba la residencia, con varias condiciones, entre ellas que se deberían construir viviendas de tipo social en los citados terrenos.


En el pleno del ayuntamiento de julio de 1967, se ratifica por esta institución la aceptación de estos terrenos, quien un año después en el pleno celebrado el 25 de abril de 1968, se acuerda ceder el solar al Instituto Nacional de la Vivienda, para construir viviendas sociales, al no poder asumir el coste de su realización por parte del ayuntamiento; quien en 1969 contestaría al consistorio que no aceptaba esta donación, en base a las condiciones puestas por el obispado, quien en mayo de 1970 cambio sus condiciones de cesión para poder construir las viviendas sociales, incorporando la realización de una guardería infantil y una iglesia. Por este motivo en el mes de marzo de 1972, el pleno municipal acuerda la devolución al obispado de unos mil metros cuadrados para la construcción de la referida iglesia.


La residencia claretiana comenzó a demolerse en junio de 1973, por lo que quedaría un enorme solar en el centro de la ciudad. A partir de entones, la prensa local se hacía eco de la próxima construcción de la guardería infantil, quejándose esta misma prensa a partir de 1974 de la no realización de la misma. Mientras tanto con el paso de los años le fueron saliendo posibles destinos a estos terrenos, como la solicitud para instalar una escuela-taller, por parte de la asociación de discapacitados de Ciudad Real, que nunca se llevó a realizar.


En el año 1980 este inmenso solar es habilitado para aparcamiento público por el ayuntamiento, y en el año 1985 el consistorio realiza la primera intervención en el mismo, ajardinando unos 1.650 metros cuadrados en forma rectangular, de los cuales 970 metros cuadrados estaban ajardinados y otros 780 metros cuadrados están ocupados por los paseos. En noviembre de 1989, el obispado cedería los terrenos que tenía en este solar, destinados a la construcción de una iglesia al ayuntamiento; y a  principios de los años noventa, se construiría en parte de estos terrenos por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, de un centro de mayores. 


La década de los años noventa del pasado siglo XX, serian unos años de gran enfrentamiento de los vecinos que vivían junto a este solar con el ayuntamiento, por los ruidos ocasionados en el mismo y la inseguridad creada por diferentes motivos. Estos fueron la instalación de la carpa de carnaval en el año 1991, la realización también en este espacio público de la quema de la sardina durante el carnaval, y de las migas de la Federación de Peñas a finales de año, y sobre todo ser el lugar de concentración de los jóvenes para el botellón, semana tras semana, que llegó a bautizar el lugar como “Los Cortijos”.

Este malestar vecinal se prolongaría hasta el año 2002, que es cuando el ayuntamiento acuerda vallar el recinto y trasladar el botellón a la zona de la calle Echegaray, urbanizándose al final los terrenos que aún no lo estaban.


viernes, 22 de mayo de 2020

PRONTO SERÁ HISTORIA



Como último testigo de un tiempo pasado, cuando nuestra ciudad estaba poblada de viviendas de dos plantas, aún permanece en pie la casa que esta rotulada con el número 17 de la calle Corazón de María, casa que  pronto será historia ya que en la misma podemos ver su certificado de defunción, al tener colgada una lona que nos anuncia la próxima construcción de un bloque de pisos, y ya han comenzado los trabajos de su demolición.


Como testimonio de ese pasado reciente, que pronto será historia, publico hoy varias imágenes de esta casa sentenciada ya a muerte.


jueves, 21 de mayo de 2020

LA IMAGEN DEL CORAZÓN DE MARÍA SE CORONÓ EL 22 DE MAYO DE 1960 EN LA PARROQUIA DE SAN PEDRO


La imagen del Corazón de María que recibe culto en la Parroquia de San Pedro, fue solemnemente coronada el 22 de mayo de 1960

En la mañana de ayer domingo Ciudad Real tributó un caluroso recibimiento al Eminentísimo Cardenal de la Curia, recientemente nombrado por el Papa Juan XXIII, Arcadio María Larraona C. M. F. Muchos miles de personas aplaudieron a Su Eminencia a la llegada al templo parroquial de San Pedro Apóstol.

El Cardenal Larraona fue recibido en el límite de la provincia por el padre Director de la Casa residencia de Ciudad Real acompañado de varios padres misioneros. Una caravana de coches y motoristas de la Guardia Civil escoltaban el coche de E. hasta la capital, donde llegó a las doce menos cuarto. Una batería del Regimiento de Artillería con banda de cornetas y tambores le rindió los honores, e interpretó la marcha de Infantes. Acto seguido la Banda Municipal tocó el himno nacional.

Al borde del paseo que sube hasta el pórtico de la iglesia. Su Eminencia fue recibido por las primeras autoridades provinciales presididas por los gobernadores civil y militar, Ayuntamiento en Corporación y otras personalidades, jerarquías y representaciones.

A LA PUERTA DEL TEMPLO

Cuando llegó a la puerta del templo entre una ingente multitud que le aclamaba, el Rector del Seminario Conciliar le ofreció el agua bendita. En el altar mayor cuyo sitial ocupó el Cardenal Larraona al lado del Evangelio, fue saludado por el Excmo. y Rvdmo. Señor Obispo Prior de las Órdenes Militares.

Imágenes del día de la coronación publicadas en el diario “Lanza” el domingo 23 de mayo de 1960

Las autoridades ocuparon su sitio de honor y las banderas y representaciones se situaron en las naves laterales, mientras el seminario menor y mayor, así como los escolares del Corazón de María se colocaron en el pasillo central. El templo se hallaba espléndidamente adornado con reposteros y flores, así como la carroza de la Virgen María, situada en el lado de la epístola y que iba a ser coronada por el Ilustre Purpurado.

Inmediatamente comenzó la Misa que fue oficiada por el Cardenal Larraona, ministrado por los canónigos de la S. I. P. M. I. Sres Zudaire y Miquel, mientras actuaba de Maestro de Ceremonias el Muy I. Sr. D. Audaz Serrano. En el transcurso de la misa, que fue dialogada con los fieles, la Schola Cantorum del Seminario interpretó diversas composiciones religiosas.

Terminada la Misa, fueron subidas al altar las coronas realizadas con las joyas de doña Josefina Acedo Rico y algunas otras aportaciones de personas devotas del Sagrado Corazón de María, por don Fernando Barreda y distinguida esposa por ser uno de los principales donantes de las mismas. Bendecidas que fueron las coronas por el Eminentísimo Cardenal, procedió este a la coronación de las bellas imágenes de la Virgen y el Niño, que preside la Casa Residencia del Corazón de María en nuestra capital.

A continuación y después de unas palabras bellísimas del Cardenal explicando la significación de la Coronación en la tierra de la Reina del Cielo, se cantó una Salve y por último un Te Deum de acción de gracias, iniciándose seguidamente la procesión.

Procesión con la imagen del Corazón de María tras su coronación 

En este desfile procesional formaron en primer lugar colegios de niños y niñas que asistieron a la ceremonia de la coronación, representaciones parroquiales, las distintas ramas de Acción Católica, todos ellos con sus banderas, Seminario Menor, Seminario del Corazón de María, Seminario Mayor, Jefes y Oficiales del Regimiento y representaciones oficiales. Inmediatamente después de la Imagen marchaba el Emmo. Y Rvdmo. Cardenal don Arcadio María Larraona y el Excelentísimo Sr. D. Juan Hervás Benet, acompañados del Cabildo catedralicio. Seguía el Ayuntamiento en Corporación y por último iba la presidencia oficial y civil de la provincia formada por los Gobernadores civil y militar, presidente de la Diputación, Audiencia, representante de la Delegación de Hacienda, Delegado del Trabajo y de Información y Turismo y otras autoridades, jerarquías y personalidades.

Una gran muchedumbre presenció el paso de la procesión haciendo objeto al Cardenal Larraona de constantes muestras de afecto y simpatía.

Fue obsequiado después el señor Cardenal con un ágape fraternal en el Noviciado de los PP. Misioneros al que asistió también S. E. el Prelado Diocesano. Más tarde, hizo una visita a los mártires claretianos en el cementerio habló unas palabras a las Cordimarianas de Filiación mariana, visitó brevemente el Colegio de las MM. Adoratrices y despidiéndose cariñosamente de sus Hermanos, los Religiosos misioneros, partió para Madrid no sin antes encomendar vivamente se agradeciera de su parte a las autoridades todas Eclesiásticas y civiles y militares las atenciones sin número habidas por parte de ella con su Eminencia.

Terminó la jornada cordimariana en Ciudad Real. Podemos asegurar fue un día de triunfo para el Corazón de María y para la Ciudad regia que tanto amor demostró tener al mismo Inmaculado Corazón.

Diario “Lanza”, domingo 23 de mayo de 1960, portada y contraportada

La imagen del Corazón de María en el paso de la Virgen del Mayor Dolor, presidiendo el templo parroquial de San Pedro en los años setenta del pasado siglo XX

miércoles, 20 de mayo de 2020

LA ARCHICOFRADÍA DEL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA FUE FUNDADA EN 1896 EN LA DESAPARECIDA IGLESIA DEL CORAZÓN DE MARÍA


La Archicofradía del Corazón de María ha rendido culto a dos imágenes a lo largo de su historia, desde 1896 a 1936 la imagen que vemos a la izquierda y que fue destruida al inicio de la Guerra Civil Española; y desde 1943 hasta la actualidad, la imagen que vemos a la derecha

La devoción al Inmaculado Corazón de María fue difundida en nuestra ciudad por los Misioneros del Corazón de María (Claretianos), que fundaron una Casa-Misión en la actual calle Corazón de María, el 22 de noviembre de 1895, como ya reseñe días pasados. En la iglesia de esta casa-misión, fue fundada la Archicofradía del Corazón de María en agosto de 1896 por el Padre Pedro Mulleras, y desde el primer momento la familia Acedo-Rico estuvo vinculada a la presidencia de la misma, estando formada la Archicofradía en el momento de la fundación con 462 socios, agrupados en once coros de mujeres y tres de hombres.

Antiguo escapulario de los miembros de la Archicofradía del Corazón de María 

La Archicofradía desde sus inicios daba culto a la imagen del Corazón de María, que presidía la iglesia de los Padres Claretianos. Todos los meses realizaban cultos en su honor, y de manera especial organizaba una Novena en el mes de septiembre. La Archicofradía tuvo enseguida un gran crecimiento, y en el año 1913 estaba formada por 1400 cofrades. 

Durante muchos años la Archicofradía del Corazón de María editó un boletín mensual 

Destruida la imagen del Corazón de María en 1936 durante la Guerra Civil Española (1936-1939), fue reorganizada la comunidad y Archicofradía en 1939 al término de la Guerra Civil. Saqueada la iglesia y destruida sus imágenes, una de las primeras acciones de los Padres Claretianos fue el dotarla de un retablo mayor digno, que presidiera la imagen del Corazón de María. Este junto a la imagen de la Virgen se adquirieron al taller valenciano de imaginería religiosa Rabasa-Royo por un importe de 36000 pesetas que fueron solemnemente bendecidos por el VIII Obispo-Prior, D. Emeterio Echeverría y Barrena el domingo 10 de octubre de 1943. La imagen de la Virgen fue costeada por la hija de Juan Acevedo-Rico y Medrano, VII Conde de la Cañada, Josefina Acedo-Rico y Jarava, y a diferencia de la imagen que se veneró hasta 1936 que se encontraba de pie sobre una nube rodeada de ángeles y sin niño; la nueva y actual imagen esta sedente en un sillón dorado en pan de oro de estilo barroco con la imagen del Niño Jesús sobre su rodilla derecha. La Archicofradía tuvo un gran crecimiento y en 1945 cuando la comunidad claretiana celebraba sus bodas de oro en nuestra ciudad, estaba formada por 1400 cofrades repartidos en ochenta y cuatro coros; pasando a unos 3000 en 1953 cuando ocupaba la presidencia de la misma Dª. Pilar Acedo-Rico Jarava.

Estandarte de la Archicofradía del Corazón de María ciudadrealeña 

El 8 de diciembre de 1943, el entonces Obispo-Prior ya citado, D. Emeterio Echeverría, consagró nuestra diócesis al Sagrado Corazón de María. Once años después, el 8 de diciembre de 1954, la imagen del Corazón de María, participó en la procesión de la clausura del Año Santo Mariano que se celebró en nuestra capital, y que congregó a las patronas de casi todos los pueblos de nuestra diócesis. La imagen de la Virgen fue solemnemente coronada, por el Cardenal claretiano de la curia romana Arcadio María Larraona Saralegui, en la Parroquia de San Pedro el 22 de mayo de 1960.

Cerrada al culto la Iglesia del Corazón de María en 1973, la imagen de la Virgen y su Archicofradía pasaron a la Parroquia de San Pedro, recibiendo culto desde entonces en la capilla de los Veras.

La imagen de la Virgen con la corona con la que fue coronada en 1960

La imagen del Corazón de María procesionó algunos años por las calles de nuestra ciudad en el paso de la Virgen del Mayor Dolor de la Hermandad del Silencio, reduciéndose su culto actualmente solo al del interior del templo.

En la actualidad la Archicofradía está formada por 500 cofrades siendo su presidenta María del Carmen Calvo Arribas y la junta directiva está formada además por una secretaria, tesorera y tres vocales. La Archicofradía edita una hoja para información de sus hermanos y como actos de culto celebra una misa mensual todos los días 11 de cada mes, ejercicios en Cuaresma, Eucaristía Solemne el día del Corazón de María y Novena la última semana de septiembre coincidiendo con la primera de octubre.

La Virgen en la capilla de los Veras donde recibe culto actualmente

martes, 19 de mayo de 2020

LOS MISIONEROS DEL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA (CLARETIANOS) EN CIUDAD REAL 1895-1989


Vista de la antigua casa-misión de los claretianos de Ciudad Real en la calle Corazón de María

Los Misioneros del Inmaculado Corazón de María, llegaron a nuestra ciudad en 1895, tal y como publique el otro día, y permanecieron en la misma hasta el año 1989. En un primer momento en su casa-misión de la calle Corazón de María, y posteriormente en la Parroquia de San Pedro.

Desde la llegada a nuestra ciudad de los claretianos, su labor apostólica fue extraordinaria por su extensión y sus múltiples facetas. La ejercitaron, con sacerdotes, seminaristas, religiosos y fieles en general; en el púlpito, en el confesionario, en las escuelas, en los hospitales y asilos, en la cárcel, a la cabecera de los enfermos; en la capital, en los pueblos de importancia y en los pueblos escondidos en la sierra… Y esto sin descuidar el culto en su propia iglesia, que siempre fue esmerado, con variedad de fundaciones y devociones, de manera que la iglesia del Corazón de María llegó a figurar entre las mejor atendidas y más frecuentadas de la capital. Ella fue el foco que irradió especialmente por todo Ciudad Real la devoción al Corazón de María y al Santísimo Sacramento, dos devociones entrañablemente claretianas.

En 1934 se celebraron solemnes cultos con motivo de la beatificación de los Misioneros, Antonio María Claret, que culminaron con un triduo celebrado en febrero. En la foto el prelado Dr. don Narciso de Estenaga, martirizado dos años después, los canónigos Fernández de Sevilla y Jiménez Manzanares, el P. Dimas, entonces superior, los catedráticos don Vicente Calatayud y don Cristóbal Caballero, grandes amigos de la casa, el periodista don Luis Oraá, el P. González, jesuita, también mártir como don Julio Melgar y otros religiosos

La casa-misión al igual que su iglesia, fue asaltada en 1936 por milicianos de izquierdas, expulsando de la misma a los religiosos y a un grupo de catorces jóvenes seminaristas en vísperas de ser ordenados sacerdotes, cuyas edades oscilaban entre los 20 y 26 años, y el Hno. Felipe González (47 años), que fueron asesinados el 28 de julio del citado año en Fernancaballero.

Terminada la Guerra Civil en 1939, los claretianos vuelven a nuestra ciudad, albergando su residencia entre 1940 al 1954, los alumnos internacionales del llamado “Año de perfección”, una especie de segundo año de noviciado que la Congregación tenia establecido para los sacerdotes después de unos años de ministerio.

En el año 1948 y ante la falta de clero diocesano, el entonces Obispo-Prior D. Emeterio Echeverria, encomendó a los claretinos la Parroquia de San Pedro. Tres años más tarde en 1951 y hasta 1964, la orden estableció en nuestra ciudad el noviciado canónico de la provincia religiosa de Castilla, en la casa-palacio de los Condes de la Cañada.

El destruido retablo que presidia la iglesia en 1936

En 1966, fue suprimida la comunidad de la Casa-misión, los padres encargados de la parroquia de San Pedro, pasaron a vivir a la Casa Cural, desde donde seguían atendiendo a la iglesia del Corazón de María, hasta que en 1973 fue cerrada al culto y demolida junto al resto de la casa-misión.

Los claretianos siguieron en nuestra ciudad en la Parroquia de San Pedro, hasta el año 1989, que la orden acordó terminar su misión en nuestra ciudad, despidiéndose con una Eucaristía que se oficio el 3 de septiembre del citado año, tras noventa y cuatro años de presencia en Ciudad Real.

Una profesión religiosa en nuestra ciudad, cuando en ella estaba el noviciado

lunes, 18 de mayo de 2020

EL RECUERDO POR LOS FALLECIDOS POR CORONAVIRUS EN LA NOVENA DE LA VIRGEN DEL PRADO



Ayer comenzó la Novena en honor a Nuestra Señora la Virgen del Prado, Patrona de Ciudad Real, y su Ilustre Hermandad y Corte de Honor, han querido que estén presentes los miles de españoles fallecidos por el Coronavirus en España, en el lazo negro que podemos ver en la imagen de la Virgen, y en la bandera y estandarte de las hermandades de la Ilustre Hermandad y Corte de Honor respectivamente, que se encuentran presidiendo la Novena en el altar mayor.

domingo, 17 de mayo de 2020

HOY COMIENZA LA NOVENA EN HONOR A NUESTRA SEÑORA LA VIRGEN DEL PRADO, PATRONA DE CIUDAD REAL



Hoy domingo día 17, comienza la Novena en honor a Nuestra Señora la Virgen del Prado, Patrona de Ciudad Real, que su Ilustre Hermandad, Corte de Honor y Cabildo Catedral, organizan cada año cercanos a la fecha del 25 de mayo, día en que la Virgen se apareció en el año 1088 en Ciudad Real,  y por lo tanto día que celebramos el voto de la ciudad a su patrona, concluyéndose ese día la Novena.

Esta comenzará todos los días a las 20’00 horas con el rezo del Santo Rosario, que dará paso a la Santa Misa, oficiada por el Excmo. Rvdmo. Sr. D. Gerardo Melgar Viciosa, Obispo de Ciudad Real y Prior de las Órdenes Militares.

La Virgen para la Novena viste el manto blanco de los “Mac-Crohon”, bordado en oro en 1917, y en memoria de los miles de fallecidos por el Coronavirus, se la ha colocado un lazo negro a la imagen y a la bandera de la Ilustre Hermandad.

La Novena se emitirá en directo todos los días desde la Catedral de Ciudad Real, simultáneamente a través del canal de Youtube de la Diócesis y a través del canal de Facebook.


A partir del lunes 18 de mayo, y al haber pasado a la Fase 1 nuestra ciudad, la Catedral abrirá sus puertas para el culto público y la oración personal durante el siguiente horario:

-El lunes 18 a las 19,45 de la tarde, y ya desde el Martes los Horarios de Misas serán los siguientes: De lunes a sábado a las 9 de la mañana y las 8:30 de la tarde. Los Domingos y festivos a las 9 y 12 de la mañana, y a las 8:30 de la tarde.

Para participar en el culto diario en la Catedral, hay que seguir las siguientes normas de obligado cumplimiento:

-Solo se permite un tercio del aforo del templo (Sentados en el lugar indicado en los bancos).
-Uso obligatorio de la mascarilla.
-Limpieza de las manos con gel hidroalcohólico.
-Comunión en la mano.
-Guardar la distancia de seguridad en la Comunión, y durante la entrada y salida del templo.
-Las aportaciones de donativos se podrán hacer en los cepillos a la entrada a la Catedral, o en el arcón de las ofrendas junto a los lampararios.


sábado, 16 de mayo de 2020

LA CALLE CORAZÓN DE MARÍA Y LOS RELIGIOSOS CLARETIANOS


Desaparecida casa-misión de los Misioneros del Inmaculado Corazón de María en la calle que lleva su nombre

La calle Corazón de María, es una calle del Ciudad Real histórico, que se inicia en la confluencia de la calle Libertad con Conde de la Cañada, y se prolonga hasta la calle Calatrava.

Hasta el año 1913, la calle se denominó calle Cohombro, posiblemente por una hortaliza que recibe este nombre y que se podía cultivar en los huertos que existían en esta zona. En el año referido de 1913, el ayuntamiento acordó cambiar el nombre al actual de Corazón de María, al encontrarse al inicio de la misma la residencia de los Padres del Inmaculado Corazón de María, más conocidos como los claretianos.

D. Cecilio López Pastor, nos relata en un artículo publicado en el diario “Lanza”, el 22 de noviembre de 1970, la llegada de los claretianos a nuestra ciudad: “En 1879 el Obispo-Prior, don Victoriano Guisasola Rodríguez, trató de establecer una fundación de claretianos en Campo de Criptana, fundación que por causas ajenas a la voluntad del prelado y de los misioneros, hubo de desecharse. Fue su inmediato sucesor, el ilustrísimo don José María Rancés, quien logró el intento de tener a los Hijos del P. Claret en la Mancha. Y doña Ulpiana Díaz, regente de la Escuela Normal, fue el instrumento de que Dios se sirvió para poner en relación con el señor Obispo-Prior al P. Inocencio Heredero, que llenaba con sus predicaciones toda España y que, por entonces gobernaba la Comunidad de Zafra.

Desaparecido retablo mayor de la iglesia que fue destruido en 1936

Efecto de estas providenciales relaciones entre el señor Obispo y el P. Heredero fue que el 27 de mayo de 1895 ambos firmaron un convenio para establecer sendas fundaciones en Manzanares y la capital. Y aunque la de Manzanares se creía más viable y se intentó primeramente, la realidad es que sólo llegó a sazón la de Ciudad Real, con el ofrecimiento y aceptación de la Casa-Misión, Casa de Ejercicios e iglesia adjunta que merced a una donación de la piadosa señora doña Dolores de Bustos, se habían construido en la entonces llamada calle del Cohombro, y hoy Corazón de María.

Formalizada la fundación, el 22 de noviembre de 1895 llegaban a Ciudad Real los seis padres y cuatro hermanos que iban a constituir la primera Comunidad presidida por el P. Pedro Mulleras, predicador de arrebatadora elocuencia y uno de los individuos más conspicuos y beneméritos del Instituto por aquellos días. El día 23, el doctor Rancés, bendice la nueva iglesia del Corazón de María y del Beato Juan de Ávila, que se abría al
Cultos con estos dos titulares. El 24, domingo, se tuvo la inauguración oficial con solemnísima misa, celebrada por el Chantre de la Catedral y Secretario de Cámara, con asistencia del Cabildo, autoridades civiles locales y provinciales, las personas más principales de la población y una apiñada muchedumbre que apenas podía rebullirse en el sagrado recinto. A ella asistió también y en ella predicó el señor obispo, que en emocionados párrafos dio rienda suelta a los más vivos sentimientos por ver cumplidamente satisfechos sus deseos. Y por la tarde en otra solemne función religiosa, el P. superior expuso al numeroso auditorio el objeto de la fundación y, como quien dice, el plan de campaña que se proponían los Hijos del Corazón de María en la Mancha. Un plan que empezaron a desarrollar desde los primeros días en la ciudad y en la Diócesis.

Imagen del Sagrado Corazón de María que presidia la iglesia y que fue destruida en 1936 al inicio de la Guerra Civil Española

El periódico semanal “El Mensajero Católico”, publicado en nuestra ciudad el 23 de noviembre de 1895, describía así la nueva casa-misión de los claretianos en nuestra ciudad: “El jueves último tuvimos ocasión de visitar este nuevo edificio el cual está hecho de una manera acabada y que llena indudablemente el objeto para lo que se le destina. Los planos fueron levantados con gran acierto y discreción por el notable ayudante de obras públicas D. Vicente Candelas, el que puede estar satisfecho de su obra. Multitud de celdas perfectamente distribuidas alrededor de un bonito patio central, dependencias espaciosas según sus usos y con arreglo a todos los modernos adelantos y una bonitísima capilla que el próximo domingo se abrirá al público, es lo que desde luego vése allí. El ejecutor de las obras ha sido el inteligente maestro don José Joaquín García que con todo esmero las ha llevado a cabo.

La capilla estará dedicada al Beato Juan de Ávila, siendo por lo tanto el primer templo que esta provincia se dedicará a nuestro sin par paisano. Tiene tres altares: el mayor que lleva tres hornacinas en el que se colocaran a la izquierda San José, a la derecha, el Beato Juan de Ávila y al centro la Imagen del Sagrado Corazón de María.

Los laterales, uno está dedicado al Sagrado Corazón de Jesús y otro a la Dolorosa.

A los pies de la capilla, debajo del coro y frente a la puerta de entrada está colocado un precioso crucifijo de talla. Y como allí hemos visto que estaba dirigiendo la ornamentación, nuestro querido amigo el virtuoso canónigo Sr. Añeto, no hay que decir que todo estará perfectísimamente dispuesto para la inauguración”.

La calle Corazón de María, era una calle con casas de dos alturas de típica arquitectura popular manchega, que fue cambiada de nombre en 1932, durante la II Republica Española, que paso a denominarse de Blasco Ibáñez, volviéndose a rotular con el nombre de Corazón de María en 1939, al término de la Guerra Civil Española.

Una de las antiguas casas desaparecidas de la calle Corazón de María