lunes, 28 de febrero de 2011

SOLEMNE FUNCIÓN EN HONOR DE MARÍA SANTíSIMA DEL CONSUELO

La Virgen del Consuelo en su altar de cultos el sabado antes de ser bajada para la Función

Como estaba anunciado, ayer Domingo a las 13’00 horas se celebro la Solemne Función en honor de María Santísima del Consuelo. Gran solemnidad para honrar a la Madre de Dios que fue oficiada por el Rvdo. Sr. D. Esaú de María Díaz Ramírez y concelebrada por el Párroco de Santo Tomás de Villanueva y Consiliario de la Hermandad Rvdo. Sr. D. Antonio Ruiz Pozo, y nuestro hermano actualmente Diacono D. Ángel Puentes Arenal.

Durante la Función que comenzó solemnemente con la procesión de entrada, participaron por primera vez un grupo de cuatro acólitos (dos hermanos y dos hermanos del Prendimiento), que colaboraron en realzar aún más estos cultos. La parte musical corrió a cargo de la Coral Universitaria de Ciudad Real.

Después de la Solemne Función la imagen de María Santísima del Consuelo estuvo expuesta a la veneración de los fieles en devoto besamanos.

Nuestra Solemne Función, comenzo con la procesión de Entrada hacia el altar para comenzar la Eucaristía
El altar de cultos fue diferente al del Solemne Triduo
El Evangelio fue proclamado por nuestro hermano Diacono D. Angel Puentes ArenalAl terminar la Función se canto la Salve a la Virgen



Y una vez terminada la Salve la Señora quedo en besamanos
Y una gran cantidad de hermanos y fieles se acercaron a besar las manos de la Virgen
Queremos agradecer al Cuerpo de Acolitos y a nuestro hermano D. Angel Puentes su colaboración para realzar aun más estos cultos
Y nuestro agradecimiento más profundo a nuestros hermanos D.Francisco Javier Córdoba Gomez y Dª Alfonsa Gómez Muñoz, por colaborar año tras año en la venta de recuerdos de la Cofradía

viernes, 25 de febrero de 2011

COMENZARON LOS CULTOS EN HONOR DE MARÍA SANTÍSIMA DEL CONSUELO


Ayer comenzaron los cultos en honor a María Santísima del Consuelo a continuación os dejo unas cuantas fotografías del formidable altar de cultos.

El Grupo de Camarería superandose una vez mas vistiendo a la Virgen
Una de las novedades que presenta la Virgen, es el puñal en plata bañado en oro regalo del miembro de la Junta de Gobierno Miguel Angel del Hoyo Matas de la orfebrería Orovio de la Torre
La Mayordomía una vez mas nos sorprende con este bello altar

La Virgen luce esta vez un manto bordado en oro de los talleres Bordados Perales

Nuestras Reglas nos obligan la asistencia de todos los hermanos a estos cultos

Todos los días terminamos incesando y cantando la Salve a nuestra Titular
Desde su lugar de culto diario, Nuestro Padre Jesús de la Bondad espera su ya inmimente Quinario Cuaresmal

miércoles, 23 de febrero de 2011

SOLEMNE TRIDUO EN HONOR A MARÍA SANTÍSIMA DEL CONSUELO

La Ilustre, Humilde y Fervorosa Hermandad y Cofradía de Nazarenos de la Flagelación de Nuestro Padre Jesús de la Bondad y María Santísima del Consuelo, establecida canónicamente en la Parroquia de Santo Tomás de Villanueva, consagra a su amantísima Titular María Santísima del Consuelo su anual y Solemne Triduo.

Comenzará mañana jueves día 24 de Febrero para finalizar el sábado día 26. Los cultos estarán a cargo del Rvdo. Sr. D. Esaú de María Díaz Ramírez, y comenzaran todos los días a las 18’30 horas con el rezo del Santo Rosario, seguido del ejercicio del Triduo para celebrar a las 19’00 horas la Santa Misa que terminara con el canto de la Salve en honor a la Virgen.

El sábado día 26 la Cofradía aplicara la Santa Misa por el eterno de los hermanos Marcelo D. Manuel Álvarez Chacón, Dª María del Carmen Pastor Prado y D. José Antonio García Alburrea, recientemente fallecidos.

El Domingo día 27, la Hermandad celebrará su Solemne Función que estará a cargo del citado orador, donde la parte musical correrá a cargo de la Coral Universitaria de Ciudad Real.

Como culminación de estos cultos, la imagen de María Santísima del Consuelo estará expuesta a la veneración de los fieles en devoto besamanos después de la Solemne Función.

martes, 22 de febrero de 2011

LA VIRGEN DEL CONSUELO EN LA EXPOSICION “CREO”





Este fin de semana se ha celebrado en el Seminario Diocesano la Exposición “Creo”, organizada por Delegación Diocesana de Pastoral de Juventud destinada a los voluntarios diocesanos que estarán presentes en las JMJ el próximo mes de Agosto.

Una parte de la exposición estaba dedicada a la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo en la cual había seis misterios de nuestra Semana Santa y la imagen de la Virgen del Consuelo. Aunque en un principio por la organización de la exposición la imagen seleccionada era la de la Virgen de las Angustias, ante la imposibilidad de sacar la imagen de la Parroquia de Nuestra Señora de la Merced, el Vicario General D. Miguel Esparza solicito a la Cofradía que lleváramos a la exposición la imagen de la Virgen del Consuelo, a lo que la Hermandad accedió para colaborar en esta exposición elaborada con diversas expresiones de la historia de la salvación que, unidas en el Seminario, han formado una bella y original exposición de la fe.


Un millar de jóvenes a una sola voz: "Yo creo"

Los jóvenes de Ciudad Real expresan la fe con color y música.
El segundo de los encuentros formativos de cara a la Jornada Mundial de la Juventud 2011 fue planteado de manera original por la Delegación Diocesana de Pastoral de Juventud y celebrado el pasado fin de semana en el Seminario. Así, durante más de tres meses de preparación, el millar de voluntarios que se preparan para acoger a 5.000 peregrinos los DED en Ciudad Real han elaborado diversas expresiones de la historia de la salvación que, unidas en el Seminario, han formado una bella y original exposición de la fe.

La muestra, que expresaba cómo Dios ha querido construir y dar una casa al hombre, comenzaba con un audiovisual en una sala absolutamente negra en el que se expresaba la creación del mundo, del hombre y de la mujer. Justo después, los jóvenes salían de la sala negra y oscura para llegar a un pasillo absolutamente blanco, y lleno de luz. Allí los autores plantearon a Dios como un Artista, que “pinta” el mundo con amor. De esta manera, en un cuarto audiovisual, los jóvenes podían ver distintos ejemplos de personas que viven la belleza, tanto personajes conocidos como anónimos. Seguidamente, los jóvenes se adentraban en un largo pasillo en el que se había construido un muro, el de la casa que Dios regala al hombre. De manera muy original, el muro estaba lleno de color y belleza al principio, pero la traición del hombre al proyecto de Dios iba deteriorándolo poco a poco. Esto último se representó por medio de vídeos en diversas grietas del muro, que expresaban distintos pecados, representados de manera muy original e, incluso con humor, por parte de los jóvenes.

Después de este muro, la muestra se adentraba en la salvación anunciada por los profetas y cómo Dios viene a poner su casa entre nosotros. Jesucristo, la salvación de los hombres, pone su tienda para seguir construyendo la casa, y arreglar las grietas que el pecado ha causado en las paredes. Distintos instante de la vida de Jesús, representados por medio de dioramas en cajas de cartón, daban paso al momento en que Jesús, no sólo pone “su casa entre nosotros”, sino que “pone la mesa”, representada por la Santa Cena, paso de la Semana Santa de Ciudad Real. La impresión que producía encontrarse con esta obra de arte llenando uno de los salones del Seminario, causaba
impacto en los jóvenes. Continuando con la muestra, el claustro del Seminario contenía distintas imágenes que procesionan en Ciudad Real, de las Hermandades de la Oración en el Huerto, del Prendimiento, del Ecce Homo, del Stmo. Cristo de la Caridad, de las Penas y de la Flagelación; así como la citada de la Santa Cena y la Asociación de Cofradías que llevó el Resucitado. Los jóvenes podían interactuar con los pasos e, incluso, eran cuestionados por los guías de la exposición para posicionarse entre los personajes que se encuentran alrededor de Jesús en el relato de la Pasión.

Tras la visita por las imágenes de la Pasión, los jóvenes se adentraban en la capilla, pasando por los dones del Espíritu Santo y encontrándose toda la historia de la Iglesia guiada por el Espíritu. Después, unas grandes telas en la capilla del Seminario los situaban en la Iglesia, jalonada por los sacramentos, para después ver cómo las “piedras vivas” que forman esta casa, son ellos mismos. Si antes los jóvenes habían visto un muro lleno de pecado, en la Iglesia veían un muro fuerte, lleno de la belleza de cada uno
de los cristianos. En la última parte de este particular “Credo” los jóvenes se encontraban dentro de la “Iglesia celeste”, entre los mártires de la Iglesia de Ciudad Real y sus santos. Con María, y mirando al Redentor, podían decir juntos “Amén”, finalizando así una original expresión de la fe cristiana. Además de la exposición, los jóvenes voluntarios pudieron acercarse al Colegio San José, para ver el musical “Godspell”, interpretado por los jóvenes del “Proyecto Arcoiris” de la Parroquia de San Juan Bautista de Puertollano.





lunes, 21 de febrero de 2011

DE COMIDA EN LA CASA HERMANDAD DE LA FLAGELACIÓN


Este fin de semana ha sido intenso en nuestra Casa de Hermandad, el viernes de 20’00 a 22’00 horas se abrían sus puertas por el Grupo Joven de la Cofradía de la Flagelación. Después a las 22’00 horas se hacían cargo miembros de la Junta de Gobierno para atender a todos los hermanos que se acercaron por la misma.

El sábado se realizo una exquisita comida por la miembro de la Junta de Gobierno María José Zapata Retamosa y su marido Jesús Melero Rodríguez. Sin duda unos momentos para estrechar vínculos fraternos entre todos los que se acercan por nuestra sede a vivir el día a día de la Hermandad.



domingo, 20 de febrero de 2011

LA FUNDACIÓN CAJA CASTILLA LA MANCHA APORTA 4000 EUROS A LA ASOCIACIÓN DE COFRADÍAS

Emilio Martín Aguirre y Martín Molina López ratificaron el acuerdo alcanzado el pasado año

La Fundación CCM, a través de su apoderado, Martín Molina López, y la Asociación de Cofradías de Ciudad Real, representada por su presidente, Emilio Martín Aguirre, firmaron el pasado viernes 18 de febrero, el convenio entre ambas entidades, por el que la organización que coordina todas las actividades de Semana Santa, recibirá este año 4.000 euros. Convenio que tendrá efecto desde el día de la firma, con carácter anual, prorrogable tras la correspondiente revisión anual por las partes.

El representante de la Fundación CCM recordó que la Semana Santa de Ciudad Real está plenamente consolidada y apeló a su condición de fiesta de Interés Turístico Nacional y comunico la intención de la Fundación, y en el marco de su política de apoyo, colaborar con la Semana Santa de Ciudad Real, en su promoción y desarrollo de las actividades culturales, sociales y religiosas.

Por su parte, el dirigente cofrade señaló que la ayuda de CCM es fundamental para el desarrollo de las actividades culturales de la Asociación, entre ellas la exposición de arte religioso del Obispado y el concurso fotográfico, del que se toman numerosas imágenes para la edición de la Guía de cada año y que se presentará el 19 de marzo.

viernes, 18 de febrero de 2011

DEVOCIONES PERDIDAS EN CIUDAD REAL: NUESTRA SEÑORA DE LA GUÍA


DIBUJO DE LA DESAPARECIDA IMAGEN DE LA VIRGEN DE LA GUÍA, DEL QUE FUERA CRONISTA DE CIUDAD REAL JULIAN ALONSO RODRIGUEZ

Existían en Ciudad Real diferentes devociones que se celebraban a lo largo del año, perdidas en 1936 al ser destruidas sus imágenes titulares, y que no fueron restablecidas por diferentes motivos al término de la Guerra Civil Española.

Una de ellas era Nuestra Señora de la Guía, que recibía culto en la Parroquia de San Pedro Apóstol y que tenía una gran devoción entre su feligresía.

La imagen de la Virgen, del siglo XVIII, estaba sentada en una silla de plata muy labrada, “su cara algo ancha y abultada pudiera decirse que es de tipo, a lo Rubens, harto humanizada sin expresión, inmóvil, pero no rígida ni incorrecta, interpretación poco adecuada, artística y espiritual; la ejecución de paños y manos como de época tan avanzada es correcta en general. En la actitud de la madre y el niño hay desde luego grandes diferencias con las imágenes antiguas. La madre sostiene al niño sobre la rodilla izquierda sentado, teniendo ésta un poco más alta que la derecha. El niño desnudo lleva la sabanilla bien plegada, sostiene en una mano un globo dorado; y la otra la extiende simplemente sobre el seno de la madre, sin la antigua actitud de bendecir[1]. Completaba la imagen de la Virgen una corona y ráfagas de plata que llevaban cabezas de ángeles.

Recibía culto en un retablo de estilo churrigueresco que se encontraba en la parte anterior del coro. “Va esta imagen encerrada en un gran templete de cristales y madera dorada, obra de mediados del siglo XVIII, de ya recargado estilo churrigueresco. Sobre el altar sirve de soporte al templete un cuerpo central en cuyos frentes se ven de medio relieve la Adoración de los Reyes y pastores y misterios de la vida de la Virgen, yendo este cuerpo rodeado de cuatro grupos de ángeles en las esquinas sosteniendo los basamentos de otros ángeles que teniendo a sus espaldas dobles columnas sostienen en sus hombros una tercera truncada, formando los capiteles de las tres columnitas junto a la misma altura el apoyo, en cada ángulo superior del templete por dichas columnas flanqueado de una escultura sentada, respectivamente de Malaquías, Isaías, Jeremías y David, elevándose entre las cuatro el coronamiento a modo de cimborrio ó pináculo bastante elevado y exornado el cual remata una figura de ángel señalando al cielo. El conjunto, como es propio de obras de este género, aparece de grandes proporciones y suntuoso, multiplicándose las líneas curvas y quebradas, así como los motivos ornamentales variados no sin alguna extravagancia a veces. Peca como otros ejemplares del estilo, de amanerado y retorcido en su disposición y ornamentos. Pero es innegable que la ejecución y talla es toda muy esmerada, correcta y acabada en todas sus partes, y el mismo conjunto, dentro de su barroquismo, tiene cierta armonía y algo de aéreo y esbelto que agrada, con curvas gallardas, si se las considera aisladamente”[2]. Este retablo fue dorado en 1765 con las limosnas que dieron sus devotos para este fin. En 1751, el mayordomo de San Pedro solicitaba permiso a nuestro consistorio para celebrar una corrida en la Plaza Mayor con el fin de recaudar fondos para construir el retablo de Nuestra Señora de la Guía.

Muestra de la gran devoción que tenía esta imagen dentro de la feligresía de San Pedro son las palabras que le dedica Joseph Díaz Jurado en su manuscrito titulado Singular idea del sabio Rey Don Alonso, dibujada en la fundación de Ciudad Real, cuando dice que: “Alegra, fervoriza, hechiza y enamora a todos cuantos, entrando en el coro, logran la dicha de mirar su gracia, una bellísima Imagen de Nuestra Señora colocada en un retablo de singular traza, magnitud y hermosura; se venera con el título gratísimo de la Guía. Siendo impropia toda expresión para manifestar lo elevado de su gracia, ha visto la equivalencia en decir que es propiamente imagen de su original. A su honesta y agraciada dulzura no hay afecto con tibieza, ni devoción sin ternura”[3].

La imagen de la Virgen de la Guía era sin duda una de las más veneradas de la Parroquia de San Pedro; así lo manifiesta Domingo Clemente en su guía sobre Ciudad Real publicada en 1869 y prueba de ello era la cantidad de bautizadas en la parroquia con el nombre de Guía. La imagen era bajada todos los años de su retablo los días previos a la festividad de la Natividad de la Santísima Virgen María, celebrándose el 8 de septiembre una Solemne Función en su honor por la mañana y una procesión por la tarde que recorría el centro de la ciudad, cuyos balcones se decoraban para la ocasión, y en la que figuraba una representación de nuestro Ayuntamiento. Previo al día de su festividad, se oficiaba un novenario en su honor.

Poseía la Virgen dos aderezos de gran valor, uno de ellos compuesto por una cruz y pendientes con un lazo de diamantes, regalado en el año que se doró su retablo por D. Antonio Triviño y Carbajal, y el otro de esmeraldas y perlas regalado por un devoto cuyo nombre se ignora.

El culto y procesión en honor a la Virgen de la Guía se celebró en nuestra ciudad hasta 1935, siendo destruida su imagen en 1936 cuando la iglesia de San Pedro fue asaltada por republicanos al inicio de la Guerra Civil Española, y su imagen al igual que el resto del templo fue quemada.

Tras la guerra, lo único que se salvo de la devoción que profesaron los ciudadrealeños a la Virgen de la Guía fue su retablo, que se desmonto y destruyo en los años setenta del pasado siglo XX cuando fue restaurada la Parroquia de San Pedro, distribuyéndose parte del mismo por diferentes lugares de culto, como los ángeles de la mesa del altar de la capilla del Santísimo de nuestra Catedral.

Lástima que tras la Guerra Civil no se volviera a reconstruir la imagen de la Virgen de la Guía, perdiéndose así una devoción de siglos en nuestra ciudad, y lástima que la reforma que se efectúo en la Parroquia de San Pedro acabara con un retablo que la devoción de los ciudadrealeños siglos antes, quisieron levantar para testimoniar la devoción a la Madre de Dios bajo la bonita advocación de la Guía.

[1] Bernardo Portuondo. Catálogo Monumental Artístico-Histórico de España. Provincia de Ciudad Real (Madrid 1917).[2] Ibídem .[3] Joseph Díaz Jurado. Singular idea del sabio Rey Don Alonso dibujada en la fundación de Ciudad Real. Ayuntamiento de Ciudad Real, Fondo Editorial 1986.

PARTE DEL DESAPERECIDO RETABLO DE LA VIRGEN EN SU NUEVA UBICACIÓN COMO MESA DE ALTAR EN LA CAPILLA DEL SANTÍSIMO DE LA S.I.P.B. CATEDRAL

lunes, 14 de febrero de 2011

UN LUSTRO DE LA DECLARACIÓN DE INTERÉS TURÍSTICO NACIONAL DE NUESTRA SEMANA SANTA

CARTA ENVIADA A LA ASOCIACIÓN DE COFRADÍAS COMUNICANDO LA DECLARACIÓN

RESOLUCIÓN DEL 6 DE FEBRERO PUBLICADA EN EL B.O.E. 08.03.06
Se cumplen hoy 14 de febrero, cinco años de la declaración de Interés Turístico Nacional de la Semana Santa de Ciudad Real. Un lustro desde que la Secretaría General de Turismo, dependiente del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, declaraba que nuestra celebración pasional era merecedora de este título honorífico. El Gobierno de Castilla-La Mancha recibía la comunicación del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, que declaraba de Interés Turístico Nacional la Semana Santa de Ciudad Real el 14 de Febrero de 2006. A últimas horas de la mañana el Presidente de la Junta llamaba personalmente por teléfono al Presidente de la Asociación de Cofradías y le comunicaba la noticia, citándolo a las 5 de la tarde en la Plaza Mayor para que compareciera delante de los medios de comunicación, junto al Consejero de Industria y Tecnología, José Manuel Díaz-Salazar, quien manifestó que era un reconocimiento a las señas de identidad de la Semana Santa de Ciudad Real y a sus promotores.

Al día siguiente, el miércoles día 15, la noticia era el titular de todos los medios locales de comunicación con declaraciones de todos los dirigentes de las instituciones de nuestra ciudad y provincia, una declaración que llegaba tras cuatro años de intenso trabajo para cumplir los requisitos por parte de la Asociación de Cofradías y el esfuerzo de todas las instituciones.

Un mes después, la Hermandad del Santísimo Cristo de la Caridad organizó en el hotel Doña Carlota, el sábado 18 de marzo, un acto para homenajear a Emilio Martín Aguirre por su esfuerzo al frente de la Asociación de Cofradías en la declaración de Interés Turístico Nacional, en la que estuvo presente el Presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y representantes de todas las instituciones y hermandades de la ciudad. El Presidente de la Junta declaró durante el acto que “Emilio Martín Aguirre encarna hoy el esfuerzo y la dedicación con la que muchos cofrades y vecinos han trabajado para hacer de la Semana Santa de Pasión ciudadrealeña una gran celebración de fervor popular que ha sido distinguida este año con la declaración de Interés Turístico Nacional”.

Con la declaración nacional de nuestra Semana Santa se reconocían más de 500 años de tradición, de esfuerzos y de labor callada de cofrades y hermandades durante años, y sigue siendo hoy un revulsivo para Ciudad Real, para las Cofradías y el turismo, en definitiva un sello de calidad a nuestras señas de identidad y celebración pasional.


jueves, 3 de febrero de 2011

LA DEVOCIÓN A SAN BLAS EN CIUDAD REAL


VIDA MANCHEGA JUEVES 5 DE FEBRERO DE 1914

San Blas fue médico y obispo de Sebaste, Armenia. Hizo vida eremítica en una cueva del Monte Argeus. Era conocido por su don de curación milagrosa. Salvó la vida de un niño que se ahogaba al trabársele en la garganta una espina de pescado. Éste es el origen de la costumbre de bendecir las gargantas el día de su fiesta. Según una leyenda, se le acercaban también animales enfermos para que les curase, pero no le molestaban en su tiempo de oración.

Cuando la persecución de Agrícola, gobernador de Cappadocia, contra los cristianos llegó a Sebaste, sus cazadores fueron a buscar animales para los juegos de la arena en el bosque de Argeus y encontraron muchos de ellos esperando fuera de la cueva de San Blas. Allí encontraron a San Blas en oración y lo arrestaron. Agrícola trató sin éxito de hacerle apostatar. En la prisión, San Blas sanó a algunos prisioneros. Finalmente fue echado a un lago. San Blas, parado en la superficie, invitaba a sus perseguidores a caminar sobre las aguas y así demostrar el poder de sus dioses. Pero se ahogaron. Cuando volvió a tierra fue torturado y decapitado, en el año 316.

En la Edad Antigua era invocado como patrono de los cazadores, y las gentes le tenían gran fe como eficaz protector contra las enfermedades de la garganta. El 3 de febrero se bendecían dos velas en honor de San Blas y se colocaban en la garganta de las personas enfermas diciendo: "Por intercesión de San Blas, te libre Dios de los males de garganta". Cuando los pequeños enfermaban de la garganta, sus madres repetían: "San Blas bendito, que se ahoga el angelito".

Su culto se extendió pronto por toda la Iglesia. Es costumbre popular invocarle particularmente para remediar afecciones de garganta.

En Ciudad Real el nombre de Blas está ligado a la aparición de la Virgen del Prado, ya que el 25 de mayo de 1088, cuando la comitiva real que transportaba la imagen de la entonces Virgen de los Reyes pasó por Pozuelo Seco, actual Ciudad Real, fue un anciano llamado Blas, trovador, quien compuso unas coplas de alabanza a la Virgen que cantó su hijo Antón, persona a la cual según la leyenda se le apareció la Virgen del Prado.

Pero el culto a San Blas en nuestra ciudad, y más concretamente en la Parroquia de San Pedro, nacería en el siglo XVI, exactamente a partir de 1599, año en que el P. Juan Bautista Pacheco de la Compañía de Jesús fue autorizado por el Papa Clemente VIII para extraer de los cementerios de Roma y de varias iglesias de España reliquias de santos para enriquecer la iglesia de San Pedro, entre las que se encontraba la reliquia de San Blas. (Según nos dice don Inocente Hervás y Buendía en su Diccionario Histórico de la Provincia de Ciudad Real, página 350).

RELIQUIA DE SAN BLAS DE 1599 SOBRE RELICARIO DE 1604

A esta reliquia se le construiría para su veneración en 1604, un relicario de plata dorada, torneada, fundida, relevada y grabada de unos 36 cm. de altura que presenta una estructura de templete. Hay que tener en cuenta que el culto a las reliquias se generalizó a raíz de la reforma protestante, con el fin de que los fieles imitaran a los santos.

Parece ser que en el siglo XVII se constituiría en la Parroquia de San Pedro la Congregación Infantil de San Blas, que honraba a su Titular con un Novenario en su honor que concluia el día 3 de febrero con una Función Principal por la mañana y la procesión con la imagen del Santo a primeras horas de la tarde, terminando dando a besar la reliquia a los devotos. Ésta era una hermandad muy numerosa en los primeros años del pasado siglo XX, que añadiría como titular la imagen del Santísimo Niño de la Pasión, que abría el desfile procesional de la Pasionaria de San Pedro la mañana del Viernes Santo.

Al inicio de la Guerra Civil Española la imagen de San Blas sería destruida, al igual que toda la rica imaginería que poseía la Parroquia, por republicanos. Terminada ésta, no fue hasta 1946 cuando se restableció el culto a San Blas en San Pedro gracias a su párroco D. Emiliano Morales que adquirió una nueva imagen, junto con unos generosos devotos de la parroquia, a los escultores valencianos José María Rausell Montañana y Francisco Lloréns Ferrer, tiene una altura de unos 110cm y fue puesta al culto en la capilla de San Juan Bautista en el retablo de Jesús Nazareno.

Tras restablecer su culto se suprimió el novenario que se celebraba en su honor y pasó a oficiarse sólo una solemne función la mañana de su festividad. La nueva imagen procesionó el domingo 3 

de febrero de 1946, acompañada por la banda provincial de música y recorriendo las calles General Rey, Lanza, Carlos Vázquez, General Aguilera, Plaza del Pilar y Mejora, a la Parroquia de San Pedro. Para su segunda salida procesional en 1947, estrenó andas y el actual estandarte, que fue diseñado y lleva un óleo del entonces profesor de la Escuela Normal de Ciudad Real D. Manuel Mendía.

La Congregación Infantil de San Blas, llegó a contar con numerosos hermanos, ya que era costumbre en nuestra ciudad que las madres acudieran con sus hijos para alumbrar al santo durante su salida procesional para que no enfermaran de la garganta. Esta Congregación desapareció en los años setenta del pasado siglo XX, y a partir de entonces sería el clero parroquial quien procesionaría la imagen, tal y como lo viene haciendo en la actualidad.

Ciudad Real aparece desde sus inicios muy generosa en fundaciones caritativas, lo cual es el mejor exponente del elevado espíritu de sus fundadores, dirigido a los necesitados de la población o fuera de ella. Así, el año 1473, se funda el hospital de san Blas, que estuvo en los números 3 y 5 de la calle de Ballesteros (General Rey). Había allí dos camas para acoger a los pobres viandantes, donde se les albergaba durante tres días. Aparece por fundador un tal Juan Flores. Un siglo más tarde se instituyó en él una cofradía en honra del santo patrono "para la buena administración de este hospital". Pero sabemos que a finales del s. XVIII se hallaba completamente arruinado, sin otra edificación que un cobertizo habitado por una pobre mujer que cuidaba la lamparilla del santo que hubo siempre sobre la puerta.

El refranero popular también tiene frases en torno a este santo que alguna vez hemos oído como: “Por San Blas la cigüeña verás, y si no la vieres año de nieves”, “Por San Blas tus ajos sembrarás” y por último “Para San Blas, una horita más”.

Por ultimo decir que en la Parroquia de Santa María del Prado, actual Catedral, también existió una Cofradía en honor a San Blas, tal y como figura en su archivo, en un cuaderno de memorias desde 1598 hasta 1604, en cuyo folio 19 hay un índice de igual numero de cofradías, que celebraban por entonces su festividad en el citado templo. En un inventario de reliquias del año 1602, también figura la de San Blas, que debió desaparecer durante la Guerra Civil Española.

Con la celebración de San Blas terminan las celebraciones de los llamados Santos Viejos.


LOS NIÑOS SON LOS PROTAGONISTAS DE LA PROCESIÓN DE HOY