lunes, 10 de septiembre de 2012

AYER REALIZO SU SALIDA PROCESIONAL LA VIRGEN DE LOS REMEDIOS



Una advocación mariana se refiere a alguna aparición, don o atributo de la Virgen María. La Iglesia reconoce múltiples  advocaciones en torno a la figura de la Madre de Cristo, a las cuales se rinde culto de diversas maneras. Existen dos tipos de advocaciones: las de carácter místico, relativas a dones, misterios, y actos sobrenaturales de la Virgen, como son la Anunciación, Asunción,  Presentación, etc; y las apariciones terrenales, que en muchos casos han dado lugar a la construcción de santuarios dedicados a la Virgen, como el Nuestra Señora del Pilar, Nuestra Señora de Lourdes, Nuestra Señora de Fátima, Nuestra Señora de Torreciudad, Nuestra Señora de los Remedios, etc. Estas advocaciones a menudo dan lugar a múltiples patrocinios de pueblos, ciudades países, o de diversas entidades y cofradías. Las advocaciones marianas se suelen nombrar con las fórmulas “Santa María de”, “Virgen de” o “Nuestra Señora de”.


Igualmente, las advocaciones suelen dar lugar en muchos casos a nombres propios femeninos, compuestos del nombre María y su advocación: María del Carmen, María de los Dolores, etc.


Su celebración, transcurre a lo largo de todo el año, pero en la mayoría de los casos, se hace el día 8 de septiembre,  el día que la Iglesia celebra las “Apariciones de la Santísima Virgen en los más célebres santuarios”, y en los que litúrgicamente se celebra la fiesta de la Natividad de Nuestra Señora, es decir, el nacimiento de la Virgen María.


En Ciudad Real hay una advocación muy antigua que se venera en la ermita de su mismo nombre, me refiero al de la Virgen de los Remedios que etimológicamente significa medicina, da idea de “lo que cura y restablece la salud” y está en relación con la asistencia que ofrece la Virgen y su Maternal Protección en todas nuestras necesidades cuando se le demanda amparo, consuelo y alivio.

Esta advocación en nuestra ciudad proviene de un antiguo hospital que existió en Ciudad Real, y donde muchos ciudadrealeños se encomendaban  a la Virgen para la cura de sus males.


La Virgen de los Remedios es también una advocación mariana que fue divulgada por la Orden de la Santísima Trinidad, los Trinitarios, congregación fundada por San Juan de Mata y San Félix de Valois, y aprobada por el Papa Inocencio III; extendiéndose a partir del siglo XIV por Europa y América. Numerosas ciudades han tomado a esta advocación como su patrona, y muchas iglesias y templos están consagrados a su nombre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada