domingo, 28 de septiembre de 2014

LUGARES MISTERIOSOS DE CIUDAD REAL. LA ATALAYA (II)


Curva donde, siempre según los testimonios, se aparece la “dama de la Atalaya”

La dama de la Atalaya.

La leyenda de la chica de la curva es bien conocida por todos; una joven autostopista alza el dedo en mitad de la noche, y pide al primero que pare, que la lleve a la ciudad. Al cabo de unos minutos, la joven dice al conductor: “Tenga cuidado, en esa curva me maté yo”, y sobre esta leyenda base, han ido apareciendo otras muchas derivadas. Hay quien afirma que no se trata de una leyenda, que realmente suceden cosas así en nuestros caminos y carreteras.

En Ciudad Real hay varios puntos calientes en este sentido? La carretera Ciudad Real Daimiel, donde se aparece una joven que murió allí hace años durante la noche del baile de su graduación, y la otra supuesta chica de la curva se sitúa en la Atalaya. Concretamente en la curva que hay justo a la entrada del antiguo sanatorio.

La madrugada que volvía de pasar unas horas en el sanatorio, un amigo me paró, me preguntó qué tal la experiencia, y luego me dijo: ¿Y de la curva, qué sabes?. Yo me quedé desencajado. Había oído decenas de veces aquella leyenda de la autostopista fantasma, pero nunca nadie me había contado que le hubiera sucedido a él mismo. Nadie, de “tú a tú” me había contado una historia tan asombrosa y a la vez espeluznante- como aquella.

Aquella noche de verano volvía de la Atalaya en una moto con un amigo suyo que era el que conducía. Y bajando justo por aquel lugar, justo en aquella curva, las luces de la moto iluminaron a una figura semitransparente, en camisón. Él hizo un viraje improvisado, pero no pasó nada. No la atropelló, pues aquella figura, simplemente, desapareció. ¿Quién es esa joven? Son muchas las versiones que responden a esta pregunta. Algunos afirman que es la figura de una paciente del antiguo psiquiátrico infantil, que en una de sus crisis, se lanzó por la ventana.

Otros aseguran que hubo un secuestro en Ciudad Real, que un mal hombre se llevó a la niña a aquel lugar, y la mató después de violarla. Esta opción es considerada leyenda ya que afortunadamente no existe ningún hecho del estilo que pueda constatarse. Como curiosidad he de decir, que por Internet circula un “mail cadena” con la narración de la visión de esta “dama de la Atalaya”, junto a otros sucesos paranormales del lugar.


Otras leyendas en un lugar marcado por la tragedia.

Existen otro tipo de leyendas, o de hechos veraces que son inclasificables debido a su extrañeza. Y que tampoco pueden constatarse si no es con testimonios. El primero de ellos es el de la densa neblina que envuelve el lugar algunas noches. Se trata de una simple leyenda, pues no conozco a nadie que haya presenciado tan insólito hecho. Pero es curioso, pues se cuenta que de pronto comienza a descender una niebla (en ocasiones de colores) que hacen imposible la visión. Otras veces se ha descrito este hecho como una aurora boreal en el cielo del cerro de la Atalaya.

El segundo hecho es el de una aparición mariana en una arboleda cercana a un merendero. Se cuenta que en 1939, casi al terminar la guerra civil, una mujer que llevaba un traje blanco y que irradiaba luz se apareció en aquel lugar durante sucesivas noches, y que al terminar la guerra, dejó de aparecer. Otro hecho (y este aparece totalmente constatado) es la visión de al menos un OVNI desde el lugar. Tengo un testimonio de primera mano; sucedió en agosto de 2004, y cinco personas mínimo fueron testigos de cómo tres luces (que no eran aviones) surcaban el cielo a gran velocidad. Al día siguiente, TVE daba la noticia. El avistamiento se hacía público, y no se trataba de un satélite?

Fuente: Artículo escrito por Javier Pérez Campos, Delegado de Mundo Parapsicológico en Ciudad Real. http://www.mundoparapsicologico.com/misterios/lugares-misteriosos-el-sanatorio-de-la-atalaya-ciudad-real/


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada