martes, 9 de diciembre de 2014

80 AÑOS DE SEDUCCIÓN HISTORIA Y SOBRE SALTOS


Radio Ciudad Real tuvo sus estudios en la calle Alarcos en la casa Fuertes, popularmente conocida como la Casa de la Emisora o de la Radio. En esta casa estuvo desde 1934 hasta 1994

El 9 de diciembre de 1934 los ciudadrealeños disfrutaron de la audición del primer programa de una emisora de radio, conocida como Radio Ciudad Real EAJ-65. Este año se conmemora el 80 aniversario de la llegada de las ondas a la capital de la mano de los fundadores-directores-locutores Zacarías Eduardo Valentín Maroto y Ciriaco Francisco Fernández-Tejada Domínguez. Una radio completamente artesanal que se consolidó, no sin dificultades, con el paso de los años y que tiene en Onda Cero Ciudad Real a su última heredera.

Marce León es historia viva de la radio en Ciudad Real. Junto a Santiago Amores y Daniel Pinilla protagonizó una «revolución» en las ondas de la capital en los años 60 con la inclusión en la parrilla de espacios musicales como Club sábado, Quiniela musical y Un intérprete cada día, que hicieron las delicias de los radioyentes, especialmente de los más jóvenes.

Hasta finales de la década de los 60, enfatiza, la radio era «completamente primitiva y el locutor tenía que ser muy diestro porque hacía prácticamente de todo». «Apenas había discos de efectos especiales y para adaptar las obras de teatro usábamos, por ejemplo, dos mitades de cocos para imitar el ruido de los cascos de los caballos o la ducha del baño para la lluvia», explica a La Tribuna Marce León, que recuerda con cariño a sus «grandes maestros» Francisco Fernández Tejada (con el que aparece en la fotografía, con tan solo 17 años) y Zacarías Valentín, quienes le inculcaron «el amor por la radio».

«¡NOS VAN A CERRAR!». Eran años de grandes novedades, en los que, sin embargo, había que moverse con pies de plomo. La censura franquista estaba muy presente en los medios de comunicación y la radio no era una excepción. «Teníamos que llevar los guiones a la Delegación de Información y Turismo y muchos cantantes estaban vetados o, al menos, algunos de sus temas, como Serrat cuando hacía referencia en sus letras a poetas prohibidos para el régimen como Alberti o Machado», rememora León, que subraya, no obstante, que hacían todo lo posible por darle esquinazo a los órganos censores, algo que traía de cabeza al director de aquella época que gritaba por los pasillos: «¡Nos van a cerrar la radio!».

Radio Marce León y Francisco Fernández Tejada, dos de los primeros locutores de Radio Ciudad Real

Mucho más complicados fueron los inicios de Radio Ciudad Real EAJ-65. En apenas cinco años de vida la emisora sufrió dos incautaciones. El 20 de julio de 1936, por orden del Gobierno de la República, los órganos de Difusión y Propaganda de las fuerzas del Frente Popular tomaron y militarizaron las instalaciones (ubicadas en la denominada Casa Fuertes, proyectada en 1932 por el arquitecto José Arias Rodríguez). Los propietarios y fundadores de la emisora fueron movilizados y destinados a los destacamentos militares de Daimiel y Almadén. Elsa Vela, esposa de Francisco Fernández-Tejeda, se quedó entonces como locutora al servicio del bando republicano para emitir información, partes de guerra y llamamientos a la ciudadanía.

Días antes de acabar la Guerra Civil, el 28 de marzo de 1939, alrededor de las nueve de la noche, miembros de la Falange clandestina o quinta columna de Ciudad Real se personaron en la emisora e interrumpieron la emisión. «En nombre de Falange Española Tradicionalista y de las JONS de Ciudad Real, me hago cargo de esta emisora de radio, que desde hoy estará al servicio de España y de su glorioso ejército. España una, España grande, España libre. Viva Franco y arriba España», exclamó ante el micrófono uno de los dirigentes falangistas. Comenzaba así la segunda incautación de EAJ-65, que durante largo tiempo estuvo emitiendo bajo el forzoso indicativo 'Radio FET y de las JONS de Ciudad Real'.

El profesor de la UCLM Francisco Alía asevera que la llegada de la radio fue «un hito muy importante para Ciudad Real, porque era una provincia muy atrasada tanto en lo económico como en lo social y, sobre todo, desde el punto de vista de la mentalidad y de la tradición, donde cualquier aspecto moderno chocaba un poco con las reticencias de la gente».

En un artículo titulado Los orígenes de la radio en Ciudad Real (1924-1959), del que Alía es autor junto a Gustavo Prieto e Isidro Sánchez, hace hincapié en que los comerciantes y burgueses de la época renegaban, en sus orígenes, de este medio de comunicación para publicitar sus negocios, ya que consideraban que la aparición de sus nombres en la radio «era poco menos que un sacrilegio».

Joaquín Prat, junto a Elsa Vela, presentando un programa en la Plaza Mayor de Ciudad Real

«Felicitamos al Señor García Dorado por su arrojo de traer a Malagón un adelanto en el que no creía el vulgo». Con estas palabras el periódico provincial El Pueblo Manchego, a finales de 1924, la instalación del primer aparato de radio en Malagón, que había costado a su propietario la nada despreciable cantidad de 300 pesetas. Un ejemplo, según Alía, de la desconfianza que reinaba entre la sociedad ciudadrealeña ante aquel novedoso invento, en el que los políticos, desde Primo de Rivera a Hitler, «sí creyeron desde el principio en su tremendo potencial».

EVOLUCIÓN. Radio Ciudad Real EAJ-65 estuvo más de 25 años asociada a la Sociedad Española de Radiodifusión (SER), hasta que la emisora pasó a manos de Cadena Rato (a mediados de los 70), de la que posteriormente surge la actual Onda Cero. La SER “regresó” a la capital el 1 de mayo de 1991, a unos estudios ubicados en la ronda de Calatrava, por lo que en 2016 conmemorarán también su 25 aniversario.

En la actualidad, la SER cuenta con una importante plantilla de trabajadores y emisoras tanto en la capital como en las localidades de Puertollano, Alcázar de San Juan, Valdepeñas y Almadén.

CELEBRACIÓN. Para conmemorar el 80 aniversario de la llegada de la radio a Ciudad Real, Onda Cero celebrará el 11 de diciembre una gala en el Hotel Santa Cecilia, en la que estarán presentes muchos de los trabajadores que han pasado por esta emisora en los últimos 30 años. Según explica su director, Bernardo Semper, se reconocerá, a título póstumo, a los fundadores de AEJ-65 y a la añorada periodista Silvia Fernández-Pacheco. Se distinguirá igualmente, a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, la Diputación de Ciudad Real, el Ayuntamiento de Ciudad Real, el Colegio Oficial de Farmacéuticos y Tresa Motor, uno de los clientes más antiguos.

Para Semper, ser director de Onda Cero Ciudad Real en este momento histórico supone «un orgullo, pero sobre todo una responsabilidad». En este sentido, asevera que la radio, al igual que el resto de los medios de comunicación y que otros sectores, ha sufrido el rigor de la crisis económica, pero que sigue «muy viva» y seguirá así durante muchos años.

A. CRIADO (La Tribuna de Ciudad Real, domingo 7 de diciembre de 2014, páginas 10 y 11).

La Agrupación de Telespectadores y Radioyentes de Ciudad Real, colocó esta placa en el año 2009 al conmemorarse el 75 aniversario de la llegada de la radio a nuestra ciudad


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada