jueves, 4 de diciembre de 2014

LA CASA SOLARIEGA DE GALIANA




La llamada hoy Finca Galiana fue posesión de la familia Treviño, un linaje oriundo de Vizcaya que se estableció en nuestras tierras tras la batalla de las Navas de Tolosa en 1212, estando presentes en la fundación de Ciudad Real en 1250. 


Don Cristóbal Treviño, llamado “El  Gran caballero de Ciudad Real”, donde era regidor perpetuo, heredó Galiana en el siglo XVI de sus antepasados, fundado un mayorazgo, uniendo al mismo sus casas de la calle Caballeros y la capilla panteón que contaba la familia en el Monasterio de franciscanos de nuestra ciudad, por Facultad Real de la Reina Doña Juana de Castilla fechada en Burgos a 7 de junio de 1508.

Entrada a la casa solariega

La casa posee bellas rejas de forja decimonónicas

Galiana continuó en manos de la familia Treviño que entroncó con la familia Maldonado, siendo el octavo señor del mayorazgo D. Álvaro Maldonado Treviño y Salcedo, por sentencia de la Real Chancillería de Granada de dos de septiembre de 1755 como descendiente mayor varón y sin interposición de hembra (como dejó ordenado el fundador). Así termino la posesión de Galiana en la II rama de los Treviño de nuestra ciudad, cuya representación, bienes y títulos pasaron a la casa Maldonado. En esta familia continuó hasta el IX poseedor D. José Joaquín Maldonado y Rosales, que fue elevado a título de Castilla con la denominación de Conde de Galiana, por gracia del "rey" (pretendiente de la rama carlista) Don Carlos de Borbón y Austria, Carlos VII, de fecha 18 de agosto de 1869 en premio a los importantes servicios que su padre, él mismo y sus hijos prestaron a la causa carlista. (El Condado de Galiana, fue reconocido como título del reino el 7 de noviembre de 1952, y expedida Carta del mismo el 18 de enero del mismo año, acogiéndose a la Ley que el entonces Jefe del Estado, Francisco Franco Bahamonde, promulgó en 1948 y que permitió el reconocimiento de los títulos otorgados por los "reyes" carlistas).

Zaguán de entrada a la casa y un detalle de varias vasijas que se encuentran en el mismo

Al negarse don José Joaquín Maldonado y Rosales a jurar la Constitución, pues  como ya dije era carlista, le fue expropiada y vendida la finca en subasta pública y adquiridos algunos terrenos como el molino de Alarcos por la familia Ayala, y Galiana y el resto de tierras por la familia Barreda, montando D. Celestino Barreda y Treviño una bodega a principios del siglo XX. Asesinado D. Celestino Barreda durante la Guerra Civil Española, fue comprada la finca a su término por D. Silverio Fernández Oviés y en  1975 la Excelentísima Diputación Provincial de Ciudad Real la adquirió, siendo su actual propietaria.

Patio central de la edificación

Alrededor del patio hay  galerías cubiertas que se abren con arcos de medio punto 

Puerta que da acceso al pozo en el patio

Junto al torreón o torre fuerte de Galiana que veíamos ayer, existe una edificación rural, una casa solariega que debió ser construida entre los siglos XVIII Y XIX. Consta de zona residencial a lo largo de la crujía adosada al torreón y fachada principal articulada por ocho vanos distribuidos simétricamente en las dos alturas. Su elegancia se ve realzada por su orientación hacia el este, su encalado, las rejas de forja decimonónicas y la cercanía de la torre rompe con la horizontalidad de la crujía. Se accede al interior por medio de un zaguán que da a las galerías cubiertas que se abren al patio central con arcos de medio punto. Dependencias destinadas a la labranza y el mantenimiento venían a completar la ordenación del edificio.

Detalle de las galerías que dan acceso a las distintas dependencias

Vista de la parte trasera de la edificación donde podemos ver un reloj de sol
 
Campanario sobre una de las puertas de la zona de labranza de la finca

Patio de las dependencias destinadas a labranza y mantenimiento

Etiquetas vinícolas de cuando la finca era propiedad de Celestino Barreda a principios del siglo XX


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada