jueves, 11 de diciembre de 2014

OCHENTA AÑOS DE RADIO CIUDAD REAL, EAJ 65



Al cumplirse el 80 aniversario de Radio Ciudad Real, los apasionados, entusiastas o seguidores de la radio, no podemos dejar pasar esta notable efeméride sin dedicarle un sencillo pero sentido homenaje a la emisora decana de la Provincia de Ciudad Real.

En esta conmemoración vaya por delante el recuerdo lleno de gratitud y reconocimiento a sus ya fallecidos fundadores-directores-locutores D. Zacarías Eduardo Valentín Maroto y D. Ciriaco Francisco Fernández-Tejeda Domínguez, artesanos de la radio en Ciudad Real en tiempos difíciles. De igual forma, queremos recordar en esta conmemoración a los profesionales, colaboradores, anunciantes y radioyentes que a lo largo de varias generaciones y en distintas épocas radiofónicas han contribuido a consolidar un medio de comunicación cercano, cultural y ameno.

Naturalmente que en este particular cumpleaños, no puede faltar la felicitación a cuantos en la actualidad integran y hacen posible que Onda 0 Radio Ciudad Real sea un admirable referente regional de la radiodifusión; enhorabuena a profesionales y oyentes.

Los homenajes esencialmente son aprovechados para recordar hechos, acontecimientos, anécdotas, semblanzas o historias del agasajado.

En la Revista editada por Onda O Radio titulada: 70 ANIVERSARIO Radio Ciudad Real, dirigida por Carmen Suárez y con redacción de Silvia Fernández Pacheco, Lola Bravo y José Luis Juárez, en su especial “EAJ 65 Patrimonio Cultural de Ciudad Real”, pp. 41-46, tuvimos la oportunidad de narrar algunos detalles históricos sobre los preámbulos que acontecieron en torno a la instalación de la primera estación de radio en la Provincia de Ciudad Real.

Del mismo modo se mencionaba la tenacidad e  inspiración de sus fundadores; de la inauguración oficial de Radio Ciudad Real EAJ 65 el día 9 de diciembre del año 1934; de una relación de selectos programas y sus colaboradores; de las originales actividades culturales llevados a cabo durante su primera andadura; tiempos de transmitir en libertad hasta un adverso día 20 de julio de 1936, fecha de su primera incautación e inicios de la última guerra civil española.

A modo de seguimiento cronológico del citado 70 aniversario de Radio Ciudad Real, en esta ocasión vamos a reseñar una sucesión de acontecimientos e infortunios que tuvo que resistir nuestra querida emisora provincial, que por históricos y relevantes estimamos recordar.

Francisco Fernández entrevistando a Manuel Benítez “El Cordobés” 

Cuando nuestros ilustres radiofonistas Eduardo y Francisco, apenas llevaban  año y medio por nuestras tierras manchegas, departiendo cultura y entretenimiento, haciendo amigos y consolidando su proyecto social, se produce un sublevamiento militar contra el Estado Republicano.

El día 18 julio de 1936, lo que en principio se pensaba que era un golpe de estado contra el entonces Gobierno de la República Democrática Española, pasó a ser un alzamiento militar y declaración de guerra encabezada por el General Francisco Franco; fue el comienzo de una horrible guerra civil que duraría hasta el 1 de abril de 1939.

Primera incautación de Radio Ciudad Real

El día 20 de julio de 1936, por orden del Gobierno Republicano, los órganos de Difusión y Propaganda de las fuerzas del Frente Popular toman y militarizan las instalaciones de Radio Ciudad Real. La radio se utilizó como un arma de propaganda política de la que se sirvieron los dos bandos combatientes.

Los propietarios y fundadores de la emisora fueron movilizados y destinados a los destacamentos militares de Daimiel y Almadén. Elsa Vela, esposa de Francisco Fernández-Tejeda, queda en la emisora como locutora al servicio del bando republicano para emitir la información, partes de guerra, llamamientos a la ciudadanía o la retransmisión de cuantos actos se determinaban. Fueron tiempos muy difíciles. Durante la contienda bélica y hasta febrero de 1939, la emisora permaneció custodiada permanentemente por una pareja de milicianos armados.

Segunda incautación de Radio Ciudad Real

Días antes de finalizar la guerra civil, el día 28 de marzo de 1939, sobre las nueve de la noche, miembros de la Falange clandestina o quinta columna de Ciudad Real se personan en la emisora e interrumpen la emisión; uno de los dirigentes se sienta ante el micrófono y dice:  “En nombre de Falange Española Tradicionalista y de las JONS de Ciudad Real, me hago cargo de esta emisora de radio, que desde hoy estará al servicio de España y de su glorioso Ejercito. España una, España grande, España libre. Viva Franco, Arriba España”. Sobre éste histórico suceso, contaba Eduardo Valentín que uno de los “tomadores” de la emisora, el más vehemente, pidió que se pusiera la Marcha Real, le contestaron que no disponían de esa grabación; el quintacolumnista en cuestión espetó gritando: “¡Pero el Himno de Riego sí lo tendrás ¿verdad rojo?!” El incidente quedó resuelto cuando el disco “solicitado”, proporcionado por la Librería-Imprenta de los hermanos Pérez, llegó a la radio y pudo ponerse en antena. Desde ese día, y durante casi cuarenta años, la celebérrima Marcha Real –Marcha de Granaderos, que el General Franco restableció como Himno Nacional-, se radiaba obligatoriamente todos los días junto a la despedida y cierre de  las emisiones.

La Biblioteca de la Universidad de Castilla-La Mancha recibía, en 1995,como donación el fondo musical y documental de “Radio Ciudad Real”

Es significativo señalar que tras la confiscación de la emisora, aunque de titularidad privada, estuvo emitiendo durante largo tiempo bajo el forzoso indicativo: “Radio F.E.T. y de las J.O.N.S. de Ciudad Real”.

A la violencia y crueldad de los horrores del conflicto bélico siguió el dolor, pobreza, hambre, miedo, represión, exilio, depuración, juicios sumarísimos, ejecuciones y reeducación de los perdedores. Terminada la Guerra Civil fueron prohibidos todos los partidos políticos, sindicatos o asociaciones que existieron durante la II Republica. Quien vertebra el nuevo régimen es la Falange Española Tradicionalista y de las JONS (FET-JONS),  base del Movimiento Nacional que también gobierna su jefe supremo, el General Franco. El nuevo régimen queda institucionalizado a través de las llamadas Leyes Fundamentales y establecida una dictadura personal que duró hasta 1975.

El Comité de Depuración Provincial cita a los directores de Radio Ciudad Real

Se establecen en España los Tribunales Regionales de Depuración. En Ciudad Real se crea la Comisión Provincial Depuradora que sin descanso procede a la depuración -interrogatorio acusador seguido de una sentencia ejemplarizante-, de toda persona que hubiese participado, ayudado o simpatizado con la Republica, no fuese afecta al movimiento franquista, haber pertenecido a un partido político, sindicato liberal o de izquierdas, es decir, a todo aquél que pudiera tener relación con los rojos. El Comité de Depuración Provincial cita a los directores de Radio Ciudad Real; como se ha referido con anterioridad, Eduardo y Francisco fueron militarizados por el bando republicano y la emisora de la que eran propietarios estuvo al servicio de la República durante la Guerra Civil. Uno de los dirigentes de la Comisión Depuradora que debía juzgarlos, había colaborado en algunos programas de la radio antes de la guerra, conocía bien a la familia de Radio Ciudad Real y avaló la inocencia de los cargos contra Eduardo Valentín y Francisco Fernández-Tejeda; finalmente la depuración quedó en un mero trámite administrativo, sin consecuencias. 

Restitución de la emisora Radio Ciudad Real a sus propietarios

En el año 1940 la provincia de Ciudad Real contaba con una población de 530.308 habitantes, de los que el 52,35% eran analfabetos; el censo de la capital era de 32.931 habitantes, 35,06% de analfabetos. La emisora está sometida al implacable yugo y las flechas del Movimiento. 

El 17 de enero de 1940  y con motivo de la visita a la ciudad del General Franco, los directores de Radio Ciudad Real reciben la orden del Gobernador Civil y del Comité de Prensa y Propaganda del Movimiento para radiar el discurso de Franco. Francisco Fernández-Tejeda y Claudio Otero instalan los equipos de retransmisiones en el balcón central del palacio de la Diputación, escenario del excelso acontecimiento. Entre la aclamación y el aplauso popular, el victorioso “Caudillo” pronuncia un discurso; en el mismo acto el Ayuntamiento, presidido por Fernando Bustamante, impondría al Jefe del Estado la medalla de oro de la ciudad. La retransmisión radiofónica de los actos fue notable, escuchada en toda la provincia y felicitada por las autoridades gobernantes.

Elsa Vela en la exposición que se realizó con motivo del 60 aniversario de AEJ 65

El aludido servicio radiofónico -de alto nivel, que dijera un mandamás falangista- , sirvió de antesala para valorar la profesionalidad y entrega de los fundadores de la emisora. La influencia de varios mandos provinciales del movimiento, simpatizantes de la Radio, iniciaron las gestiones para devolver a los copropietarios de EAJ 65 la empresa que con mucha ilusión y esfuerzos crearon un lustro atrás. Al cabo de un año y medio la emisora Radio Ciudad Real fue restituida a sus legítimos condueños, bajo un tácito acuerdo: “colaboración con el Movimiento”. La Jefatura Provincial del Movimiento intervenía asiduamente en la programación y organizaba retransmisiones. Eduardo, Francisco y Elsa van introduciendo gradualmente su imaginación y cultura, que acompañadas con cucharadas de música popular va animando a la población enlutada que escasamente come. Era la radio que los vencedores dejaban hacer, aquella del Por Dios, por la Patria y el Rey con que acababa el parte de las diez de la noche en el reloj de la Puerta del Sol.

Sirva este recuerdo histórico de los años 1936-1940, donde Radio Ciudad Real EAJ 65, nacida emisora libre, por y para la cultura, la información y el entretenimiento, incautada por los dos bandos de una pavorosa guerra civil, que sobrevivió con grandísimos sacrificios y amordazada por las censuras, para que pánicos belicosos de esta índole no vuelvan a ocurrir.

Con el espíritu alegre y entusiasta, como fue el de sus fundadores y colaboradores “disfrutar y aprender de la radio”; como la programación de otras décadas posteriores; como es la profesionalidad de hoy, reiteramos nuestra felicitación con todo afecto a Onda Cero Radio Ciudad Real en su 80 aniversario. 



Cartel editado con motivo del 75 Aniversario de Radio Ciudad Real


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada