martes, 18 de agosto de 2015

EN LA PROCESIÓN DE LA VIRGEN DEL PRADO, MÁS DE 15.000 PERSONAS ALUMBRARON A LA VIRGEN



La Morena del Prado se hace luz

Pasadas las nueve de la noche, y con el sol aún perezoso por acostarse, la Morena del Prado se hizo luz en el entorno de la catedral antes de pasear su belleza por las principales arterias de la capital. Momento en el que también hubo espacio para la oración por «nuestras intenciones» y las del papa Francisco sin olvidar a aquellas personas enfermas, ancianas e impedidos que no pudieron disfrutar de su contemplación.


Luciendo el manto de tisú de platas con aplicaciones de oro confeccionado en Écija por Joaquín Ojeda y regalado por el pueblo con motivo del noveno centenario de su aparición, la Virgen de tez tostada apareció flanqueada por dos infinitas filas de velones blancos y numerosos devotos que asistieron con fervor a su llegada. «Alcanzaremos las 15.000 personas frente a las 10.000 del año pasado», aseguraba Rafael Cantero, secretario de una Hermandad de la Virgen del Prado que cuenta con 1.200 miembros y 350 aspirantes que, una vez cumplida la mayoría de edad, entrarán a formar parte de la misma.

Eusebio Navarro y Casimiro Molina, los mecánicos encargados de reparar la carroza en 2013 cuando se rompió la rótula de la dirección, se estrenaron llevando un paso embellecido por el blanco inmaculado de las flores. «Aquel 15 de agosto veníamos a alumbrar a la Virgen y acabamos ayudando a que pudiera salir», explicaba Navarro. «Está en nuestro recuerdo porque no todos los días sucede algo así», apostillaba Molina incidiendo en el «privilegio y orgulloso» que supone colaborar de forma activa como conductores.


Asimismo, entre las novedades, figuraban los ciriales del cuerpo de acólitos en sintonía con la nueva pértiga. «Otros años nos los prestaban desde otras hermandades», señalaba Cantero. El reencuentro con la Virgen del Prado se tornó emocionante; y, en su procesionar, destacaron momentos como el que refleja su cartel anunciador: la Virgen del Prado llegando a la catedral con las bengalas encendidas en el paseo.

Emotiva fue también la lluvia de pétalos y fuegos artificiales desde el balcón de la casa de hermandad de la Flagelación en la plaza Mayor, corazón de la capital. Allí Ciudad Real se rindió a su patrona en un despertar de pasiones.

Zamora acompaña a la patrona de Ciudad Real como alcaldesa

La procesión se desarrolló con toda solemnidad y bajo la luz de los cirios portados por algunos devotos, para concluir en la catedral, última etapa del multitudinario recorrido nocturno. Tras los hermanos mayores y la comitiva eclesiástica, aparecían las autoridades municipales con la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, a la cabeza, dando cumplimiento a lo anunciado hace unas semanas: limitar a cuatro procesiones al año, entre ellas la de ayer, la participación institucional. Las otras tres serán la Romería de Alarcos, la procesión del Santo Entierro del Viernes Santo y la del Corpus.


Zamora acudió a la cita con la Morena del Prado acompañada por la mayoría de miembros del equipo de Gobierno. Así, entre otros, se pudo ver a Alberto Lillo (que se hacía cargo del estandarte), Nicolás Clavero, Matilde Hinojosa y Manuela Nieto. El Grupo Municipal Popular estuvo representado por Miguel Ángel Rodríguez, Aurora Galisteo, Javier Eneraldo Romano, Pedro Lozano y Pedro Martín y no la exalcaldesa Rosa Romero, que sí estuvo pero a título personal entre los fieles; mientras que por parte de Ciudadanos se presentó Pedro Fernández Aránguez.

Los ediles de Ganemos, formación que pidió al PSOE que no acudiera a actos religiosos, no estuvieron, como era de esperar, presentes en la procesión en honor a una Virgen del Prado que permaneció desde primeras horas de la tarde de ayer a los pies del altar. Zamora, en cambio, ya avisó que no acudirá a la procesión del día de la Octava.



La Virgen del Prado vuelve a brillar con la luz de miles de fieles

Devoción y recogimiento fueron otra vez las notas que protagonizaron la procesión del ‘día grande’ de la patrona de Ciudad Real, la Virgen del Prado.

Entre gladiolos y anturios, la figura mariana -vestida con el manto del IX centenario (con los escudos de las órdenes militares de Santiago, Calatrava, Alcántara y Montesa)- destacó entre los miles de fieles que la acompañaron y que quisieron alumbrar el camino que recorrió por el centro de la ciudad desde  su salida hasta la entrada a la Catedral.

Como es tradicional, miles de ciudarrelaños de la capital y cientos de personas venidas desde otros puntos de la provincia se agruparon desde media tarde en torno al templo para participar en una de las dos principales salidas de la Virgen del Prado.


Tras varias horas de espera, el desfile comenzó con los devotos distribuidos en dos filas, portando velas para dibujar el camino de luz por el que después pasó la patrona ciudarrealeña.

En todo momento y hasta que se organizó la procesión (avisaron a los que alumbraban por megafonía para que no se retrasaran), los fieles mostraron respeto y esperaron pacientemente a que en torno a las 20,43 horas asomara el perfil de la carroza por el atrio de la puerta principal de la Catedral, donde permaneció hasta el momento, pasadas las 21 horas, en que empezó a desfilar, al son del Himno Nacional y entre las filas de cientos de hermanos, seguida por el obispo de la Diócesis, Antonio Algora, junto a los miembros del Cabildo catedralicio y representantes del clero de la ciudad.


Delante de la Virgen desfilaron el Pandorgo de hogaño, Francisco Turrillo, las dulcineas juvenil e infantil, Laura Roldán y Jeribel de Los Santos, respectivamente, y sus cortes de damas, así como cerraron la procesión miembros de la Corporación municipal, encabezados por la alcaldesa, Pilar Zamora.

En cuanto al conjunto procesional, con dos dos ciriales y una pértiga nuevos, se inició con la Cruz catedralicia y se completó con los incensiarios, y el estandarte corporativo y los faroles de la Hermandad de la Virgen del Prado.

Antes de la salida, los nuevos hermanos recibieron las medallas, así como a los que cumplen 25 años recibieron sus distintivos.

La próxima cita de la patrona de Ciudad Real será el próximo día  22 de agosto, coincidiendo con la Octava la asunción de María.




15.000 personas alumbran a la patrona

Sábado y día de la patrona supone para Ciudad Real una conexión que ha hecho que 15.000 personas salgan alumbrando a la Virgen del Prado en su procesión. Son 5.000 personas más que el año pasado pero el secretario de la hermandad, Rafael Cantero, recordaba que es muy distinto que la Virgen procesione “entre semana a que lo haga en fin de semana”, para calcular las cifras de personas participantes.


A las 20 horas comenzaba el desfile y a las 21.30 horas salía la Virgen por el paseo de la Catedral para iniciar un recorrido en el que durante varias horas el rostro que se “ve arriba por el Camarín” sale a la calle para recorrer con “júbilo y alegría” las calles de la ciudad, comentaba Cantero.


El manto de este año de la Virgen del Prado es el que se le regaló por su Centenario y como anécdota hoy la Virgen estrenaba conductores, con los dos mecánicos que hace dos años ayudaron a que pudiera celebrarse esta procesión. En 2013 la rótula de la dirección se rompía y Eusebio Navarro y Casimiro Molina se metían bajo la carroza y arreglaban la rotura para que procesionara.
 

“Es un honor y un privilegio y ha sido porque la Virgen ha querido que fuera así”, indicaban, recordando que aquel 15 de agosto “venían a alumbrar pero ayudaron a que pudieran salir”. “El recuerdo se nos queda porque no todos los días pasa esto y que te pase algo así es muy importante”, afirmaban cuando se le pregunta por aquel 15 de agosto de 2013. 
 

Cuando la Virgen salía, quienes habían salido a las 20 horas a alumbrar regresaban por los Jardines Prado y concluían un recorrido en el que como todos los años se tiene especial cuidado con la cera, con la colocación de tulipas para evitar las gotas y con carteles repartidos por el inicio del recorrido.


Esta procesión es una de las cuatro elegidas por el equipo de Gobierno para acompañar como autoridades municipales. El concejal del PSOE Alberto Lillo abría este cortejo municipal, en el que se encontraba la alcaldesa, Pilar Zamora, y otros ediles del PSOE. Concejales de PP y C’s también han participado en la procesión, detrás de la patrona, y no ha habido presencia de Ganemos.

















1 comentario: