martes, 16 de agosto de 2011

LA SOLEMNE PROCESION DE LA VIRGEN DEL PRADO



A las ocho en punto de la tarde, el Chantre de la Catedral, el M. I. Sr. D. Antonio Lizcano Ajenjo, entono como es costumbre antes de situar el paso de la Virgen del Prado en las puertas de la Catedral, las estrofas Ave Maris Stella (“Salve Estrella del Mar”). A continuación los miembros de la Junta Directiva empujaron el paso hacia las puertas del templo catedralicio, mientras el órgano de la Catedral interpretaba el himno nacional.




El M. I. Sr. D. Antonio Lizcano Ajenjo, Chantre de la Catedral, dando el incio a la procesión tras el canto de las estrofas Ave Maris Stella (“Salve Estrella del Mar”)

Una vez situada la Virgen en la puerta del mediodía, el estandarte de la Corte de Honor abría el recorrido procesional, donde más de 10.000 personas alumbraron el paso de la Virgen. Cerraba tan fastuoso cortejo, la Ilustre Hermandad de Nuestra Señora, que era acompañada por la Agrupación Musical Santa Cecilia de Calzada de Calatrava y la Agrupación Musical de Ciudad Real. Entre la Hermandad también procesionaban la Hermandad de Pandorgos, y la Reina y Damas de las Fiestas. Tras el paso figuraba el clero de la ciudad, miembros del Cabildo Catedralicio y presidía el Obispo-Prior que estaba acompañado por un Obispo de Haití. Tras ellos el Ayuntamiento de la ciudad y autoridades civiles y militares.

Una gran manifestación de amor y devoción a la Santísima Virgen, se vivió ayer en Ciudad Real a lo largo del todo el recorrido procesional, donde desde varios balcones se lanzaron pétalos de flores al paso de la Virgen, y en la Plaza Mayor la Cofradía de la Flagelación realizo una petalada y quemo fuegos artificiales en su honor.

Al llegar el paso de la Virgen al Prado a la Catedral, donde se encontraban repicando las campanas Catedralicias, se quemo una colección de fuegos artificiales que el Excmo. Ayuntamiento ofrece a la patrona de la ciudad. Los ciudadrealeños congregados en torno a su señora, rompieron espontáneamente aplaudir y fueron muchos los victorees que se lanzaron en su honor.



Casa Hermandad de la Cofradía de la Flagelación, decorada de forma especial en honor a la Virgen del Prado

Una vez en el interior del templo catedralicio, se canto la Salve a la Virgen y su himno, dando por terminado así los actos que en honor a la solemnidad de la Asunción de la Virgen, se viven de una forma especial en Ciudad Real en torno a la Virgen del Prado.

El Secretario de la Ilustre Hermandad, Rafael Cantero Muñoz, delante del Paso de la Virgen del Prado y a cuyas ordenes estaba este.

Delante del paso se situaban varias presidencias, la segunda de la Ilustre Hermandad estaba formada por el Tesorero, Emilio Martín Aguirre, y el Mayordomo, Rafael Ruiz Ruiz.

Primera presidencia de la Hermandad formada por el Consiliario de la misma, M. I. Sr. D. Jesús Abad Ramos, el Presidente Francisco Pajarón López, el Vicepresidente Jesús González Adánez y el Hermano Mayor 2011 Pascual Crespo Crespo

Presidencia de la Corte de Honor de la Virgen presidida por su Presidente Pilar Cid Gomez

La presidencia de la procesión la ostento el Excmo. Rvdmo. S. D. Antonio Algora Hernando, Obispo-Prior de Ciudad Real, acompañado de un Obispo de Haiti

En el paseo del Prado se quema una colección de fuegos artificiales en honor a la Virgen

El paso fue incensado por el Obispo invitado de Haiti

Momento del canto de la Salve Regina

El himno de Santa María del Prado, Reina de Ciudad Real, cerro la Solemne procesión en su honor

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada