sábado, 25 de junio de 2016

JUAN DE VILLASECA Y EL RETABLO DE LA CATEDRAL DE CIUDAD REAL (III Y ULTIMO)



9.- Que la caxa de ebmedio de la tercera horden, ques corintia, se aya de hacer de mas de medio reliebo la ystoria de la Transfiguracion de Nuestro Señor o Resurecion, lo que se señalare por los dichos tres comisarios.

10.- Que la quarta orden, ques composita, la traza que hace el frontispicio sea mayor de lo que esta y este enhiesta y no atravesada para que de mas lugar a la figura de Dios Padre que a de estar en ella y encima de unas cartelas que a de tener por adorno en lo alto este la figura de la Caridad y que a esta tarja se le haga su pedestal como las de los lados y si fuere conbiniente por detrás de la dicha figura de la Caridad se le ponga una pirámide u otro remate que suba mas hasta topar en la bobeda…

11.- Que si los arcos de la capilla mayor no dieren lugar a que se hagan las quatro columnas compositas y dos nichos… que se quiten las dos columnas de afuera y las dos figuras de los nichos que son San Juan Ebangelista y Nuestra Señora se metan en la caxa del Cristo a los lados de la Cruz bien acomodados en sus repisas y arrimado a las columnas que an de quedar se haga un ornato y se pongan dos figuras redondas que correspondan a las que an de estar fuera.

12.- Que los santos que an de estar en los nichos a los lados de la Custodia en la primera horden an de ser san Pedro y san Pablo y los que an de estar a los lados de la imagen de Nuestra Señora del Prado en la sigunda orden, san Josephe y san Juan Bautista y los demás santos que faltan para henchir los nichos serán los Apostoles… y los quatro santos redondos que an de estar en lo alto fuera de nichos serán de los mismos apostoles y san Bernabe que lo es del Espiritu Santo… y en lugar de dos figuras desnudas que están en los frontispicios de los lados se an de poner dos figuras redondas de apostoles que correspondan a las que se a dicho an de yr en la calle de en medio.

13.- Que las tarjas que están en las calles de los lados por remates se labren como están en la traza y de buena escultura de reliebe las virtudes que están sobre ellas y lo mesmo las otras dos virtudes que están sobre el frontispicio de la calle de en medio a los lados de la Caridad, mas bajas.

14.- Que por las partes de afuera de los lados del dicho retablo… se resalten los traspilares hasta que arrimen a la pared con sus molduras y basas como estuvieren detrás de las columnas.

15.- Que las figuras redondas y colunas an de ser guecas cada cosa en su modo porque no hiendan y a las columnas les a de quedar el grueso necesario para la fortaleza que an menester.

16.- Que la architectura… se haga con toda perfection y con el adorno… conbiniente conforme a buena architectura y a que la obra quede hermosa y bien adornada y con sus medidas…

17.- Yten que toda la dicha architectura… a de ser eligida y no a de llebar cosa… que sea aplacada porque no es tan buena obra ni de tanta duración.


18.- Yten que las ystorias de los tableros principales de las calles de los lados y las de las tarjas que están encima dellos an de ser de mas de medio reliebo que se entiende dos tercios.. y que los bracos u otros miembros que convinieren yr bolados para la perfecion y propiedad de las figuras lo vayan y estas ystorias sean las que señalaren los dichos diputados y an deyr con toda perfection y sus guarniciones por de fuera que adornen y enriquezcan la obra.

19.- Que.. se tiene de yr reparando y enlacar y plastecer y poner bisagras en todas las partes que tuviere necesidad dello como es un juntas y hendeduras y otras partes que se tema que podrá saltar como son nudos y teas… y fortificar de suerte que en ningún tiempo puedan abrir las juntas ni hendeduras ni saltar nudos ni el oro y colores (37). Exige una garantís de diez años.

20.-Que todo el oro que se gastare… tiene de ser oro fino de martillo… y que ansi mismo las colores que se gastaren sean finas y las mejores… y bien mezcladas y preparadas de suerte que no puedan en ningún tiempo saltar ni perder el color ni perder el punto en que quedren quando se ponga el retablo.

21.- …dorar… sin que quede parte del que se descubra…

22.- Que las cornixas y architraves y colunas y otras molduras ayan de yr doradas todas y bruñidas muy bien sin llevar colores ecepto en la escultura de los frisos… en las partes que para hermosura… lo obieren menester y que las figuras redondas y las de reliebo y las ystorias y respaldos y las demás partes deste retablo que para su perfection, ornamento y hermosura ally de buena obra lo re quisieren ayan de yr sobre el oro estofados de brocados y telas, follages y gravados que convengan a punta de pincel y con toda perfection… teniendo atención a que lo estofados del banco y primera orden sean labores mas menudas y mientras mas en alto estuvieren sean mayores…

23.- Que para asentar el oro se tienen de hacer todos los preparamentos que convengan… así de colas, como de yesos y de bol.. y limpiarse muy bien con lijas y otros ynstrumentos las partes que convengan… antes que se asiente el oro porque después se siente bien y no se rompa y se bruña bien que quede con mucho lustre y resplandor…

24.- Que los rostros y partes desnudas se tienen de encarnar a pulimento… de suerte que cada figura se le de el punto que requiere.

25.- Que el dicho retablo le tienen de dar acavado… y asentado en la yglesia… y bien fortificado y travado por detrás… dentro de quatro años que corre del dia que se hiciere la escriptura y a vista de veedores que cada parte nombre… los quales antes de asentarse… le vean… y con juramento declaren si esta bien hecha y dorada…

26.- Que para asentar el retablo susodicho an de hacer los dichos maestros a su costa la basa y asiento o banco bajo… sacándole dende lo firme de la tierra de cal y canto o con tres arcos fuertes.. y las gradas an de ser de piedra labrada del Viso que reciba pulimento y la mesa se tiene de enladrillar de los aculexos que oy están en las gradas y a los lados de las gradas se tienen de poner sus pasamanos y verjas de madera y pilastras con sus ternos y pirámides y dende las dichas gradas correr dos antepechos con sus verjas y pilastras hasta las pilastras del muro de la yglessia y an de quedar debaxo tres bobedas dos para entierros a los lados y una capilla en medio con dos puertas a los lados y debaxo de las gradas an de quedar otros dos guecos del tamaño questan los que oy ay debaxo de las gradas que son entierros para que les quede a sus dueños y todo esto a de yr conforme esta dibujado en una planta que ay de por si.


27.- Que detrás del retablo dende la capilla que a de quedar debaxo de la mesa del altar y gradas a de subir una escalera de yeso hasta la caxa de Nuestra Señora del Prado para poder subir a bestilla y desnudalla y la dicha caxa a de tener puertas que se puedan abrir por detrás y el trono en que estuviere la imagen a de poder dar vuelta en redondo como torno para que se pueda vestir sin entrar en la caxa (38).

En los otros cinco apartados dispone la forma de pago con el dinero depositado en la Casa de Contratación, que si hay demora en la ejecución y se aplaza el pago no corran los cuatro años exigidos, que la obra sea llevada a cabo personalmente por Giraldo de Merlo y Juan de Asten, que se realice por la ya mencionada comisión un seguimiento del desarrollo y que si faltase, por fallecimiento u otra causa, uno de los maestros sea sustituido de la mejor forma para que el retablo se concluya.

El 28 de enero de 1611 Juan García Romero en Treyllo (Cuenca) “avia comprado… ciento y veintiséis pinos para la madera del retablo de Nuestra Señora del Prado(39). Lleva para cortarlos a ocho hombres a cargo del maestro Julian Cabalñero. E “hizo trozar todos los pinos con las medidas que avian de llevar y ansimismo descortizar y limpiar los palos de las figuras como avian destar y gastaron cinco hombres siete días(40). Paga a cada trabajador cinco reales diarios y le extiende un recibo “Domingo de Benito cogedor de los propios del concejo… que rescebi de mano de Julian Garcia Romero vecino de la ciudad de Ciudad Real seiscientos y noventa y tres reales quel suso dicho debía… de… pinos que se le vendieron en la dehesa de Cañizares por precio de medio ducado cada pino” (41). Firman Domingo del Olmo, alcalde ordinario y el regidor Miguel de Solera. La fecha, 15 de agosto de 1611.

La escritura de entrega del retablo se redacta en Ciudad Real el 27 de marzo de 1617. “Ante my el presente escribano y testigos ynfraescriptos pareció presente Antonyo de Fonseca, presvitero, vecino desta Ciudad Real y dijo que por quanto Geraldo de Merlo y Juan Asten, su yerno, vecinos de Toledo, y Cristobal y Pedro Ruiz Delvira, vecinos de Daimiel tienen fecho el retablo principal de la yglessia de Nuestra Señora del Prado que mando Juan de Villaseca, natural desta ciudad que murió en Yndias por precio de diez mill quinientos ducados(42). Todos los artífices se someten a la condición establecida de ofrecer garantías sobre el mismo. Hace de “fiador y principal pagador” Antonio de Fonseca.

La aparición de los Ruiz Delvira se debe a que, por motivos que ignoramos, Asten dejó inconclusa la mitad de la obra y “Cristobal Ruiz y Pedro Ruiz Delvira vecinos de la villa de Mancanares… a su cargo estuvo la pintura, dorado y estufado del retablo(43), según consta en la escritura anterior y en otra del 5 de abril de 1617 también, en la que estos artistas aceptan particularmente las condiciones de seguridad exigidas por nuestro perfeccionista amigo. Los Delvira recibieron por su trabajo 92.200 maravedies (44).

Una vez terminado el retablo se resuelve en cuatro cuerpos, en los que se suceden los estilos señalados por Villaseca, y siete calles. Son varias las descripciones (45) que se han realizado sobre los bajorelieves de la predela, las imágenes de las hornacinas y las escenas de los encasamientos, siguiendo las indicaciones del donante. Aunque nos gustaría, no vamos a insistir en ello, No renunciamos en cambio, a hacer constar una vez más la extraordinaria belleza del mismo. La elegancia formal de unas imágenes que, a veces, desbordan el espacio que les ha sido asignado, exentas, sin embargo, de influencia miguelangelesca o de parentesco con las de Juan de Juni. Si algunos cuerpos se inclinan levemente en la actitud clásica de contraposto, otros realizan un giro que nos indica ya la transición. Las mismas líneas compositivas abundan en esta idea y todo nos habla de manierismo, dentro de una espléndida finura. Se ha hablado de la posible participación de Martínez Montañes. Nos parece impobable. Pero las vinculaciones con su estilo podrían existir. Por ejemplo, los ángeles de alas enhiestas. Y aquí un interrogante: ¿cómo plantear esa conexión?, ¿qué relación puede existir entre Giraldo de Merlo y Montañes? El estilo de éste es incuestionable que pasa a América, a través de Sevilla, ¿acaso, y puesto que Villaseca manda directrices, se trata de un estilo de ida y vuelta? Tal vez más adelante se esclarezcan incógnitas, se descubran respuestas. Mientras, este pequeño avance sobre la presencia manchega en Indias y su repercusión en Ciudad Real.

Ángela Madrid y Medina. Separatas de los Cuadernos de Estudios Manchegos, núm. 15, diciembre 1984.


(37) Ibidem. Folios 8 rº al 10 vº.
(38) Ibidem. Folios 10 vº al 12 vº.
(39) Archivo de la Merced. Legajo 452. Folio 2 rº.
(40) Idem.
(41) Idem. Folio 1 vº.
(42) Archivo de la Merced. Legajo 533. Folio 1 rº.
(43) Archivo de la Merced. Legajo 303. Folio 1 rº. No sabemos si es que se trasladaron de residencia en ese corto intervalo.
(44) Ramírez de Arellano.Op. cit., p. 120.
(45) Ibidem. Bernardo Portuondo. Catálogo monumental de la provincia de Ciudad Real. Reedición del Instituto de Estudios Manchegos. Ciudad Real, 1972. Hermenegildo Gómez Moreno. Notas históricas alrededor de la Imagen de la Santísima Virgen del Prado. Ciudad Real. Ed. Calatrava 1969.
                                                                 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada