jueves, 2 de junio de 2016

LA DESAPARECIDA ASOCIACIÓN DEL APOSTOLADO DE LA ORACIÓN DE LA PARROQUIA DE NUESTRA SEÑORA DEL PRADO (MERCED)


 
Imagen del Sagrado Corazón de Jesús, a la que le rendía culto la Asociación del Apostolado de la Oración en la Parroquia de Nuestra Señora del Prado (Merced) y que fue destruida en 1936. La fotografía fue publicada en la portada de la revista “Vida Manchega” el 25 de junio de 1915

A mediados del siglo XIX, los jesuitas fundaron el Apostolado de la Oración, una asociación que se divulgó internacionalmente con rapidez y cuyas actividades se centraban en la devoción al Sagrado Corazón de Jesús. El jesuita Henri Ramiére fue uno de los causantes de la expansión, ya que potenció el órgano oficial del Apostolado, el Messager du Coeur de Jesús, que difundió la obra de este movimiento espiritual a lo largo de todo el universo católico. Tanto es así, que consiguió que una idea suya fuera hecha realidad por el Papa León XIII: la consagración de la humanidad al Sagrado Corazón en 1899. En España se extiende gracias a la constancia de Josep Morgades desde 1866 y, sobre todo, a partir de la publicación en lengua española de la revista Mensajero del Corazón de Jesús y del Apostolado de la Oración.

En Ciudad Real seria durante el pontificado del segundo Obispo-Prior, D. Antonio María Cascajares y Azara, cuando se establecería en la Parroquia de Nuestra Señora del Prado (Merced), en 1882. Unos cuantos años más tarde, también en la misma parroquia se fundaria en 1899 la Asociación del Sagrado Corazón de Jesús y San Ignacio de Loyola. La revista “Lectura Dominical” en su número del 20 de octubre del citado año, en su página 11, inserta la siguiente nota:


 Una buena obra.— En el palacio episcopal de Ciudad Real, previa invitación de su excelentísimo Prelado, ha tenido efecto una numerosa reunión de señoras y señoritas de aquella capital, para establecer la Asociación del Apostolado del Corazón de Jesús y San Ignacio de Loyola, que tan excelentes resultados prácticos está dando en muchas poblaciones de España. Su objeto consiste en unir la clase más elevada de la sociedad con la más humilde, e instruir y moralizar aquélla á ésta, ó sea a los obreros y sus familias. El inmediato resultado de aquella reunión es que más de 400 personas de ambos sexos asisten ya á la obra de la doctrina, en la cual 35 señoras trabajan con piadosa actividad”.

En razón de tener el mismo titular y objeto piadoso, pronto comenzó a celebrar cultos conjuntamente con el Apostolado de la Oración, por quien acabaría siendo asimilada y absorbida.

Desde el establecimiento canónico del Apostolado de la Oración en la Parroquia de Santa María del Prado (Merced), está celebraba todos los primeros viernes de mes, cultos en honor al Sagrado Corazón de Jesús, y llegada su festividad en el mes de junio, organizaba un triduo y sacaba procesionalmente las imágenes del Sagrado Corazón de Jesús y el del Sagrado Corazón de María.

Los cultos revestían una gran solemnidad con Misa mayor con manifiesto por la mañana, y por la tarde se exponía el Santísimo, se rezaba la estación y rosario, se cantaba el Santo Dios y hecho el ejercicio seguía el sermón, terminando con los gozos al Corazón y reserva. En la mañana del domingo siguiente a la festividad del Corazón de Jesús, se tenía a las siete de la mañana la Comunión general reparadora, seguida a las diez de la Función Principal, procesionando por la tarde los Sagrados Corazones.

Sobre las imágenes que procesionaba esta asociación, no sabemos nada de sus autores y parece que fueron adquiridas al establecerse la asociación en la parroquia, imágenes que fueron destruidas durante la Guerra Civil Española. Al término de la guerra, la asociación se reorganizó de nuevo en la parroquia, celebrando cultos en honor al Sagrado Corazón de Jesús, de ahí que actualmente en uno de los retablos laterales de la iglesia, exista una imagen suya. Con el transcurso de los años esta asociación desapareció y con ella los cultos en honor al Sagrado Corazón en la Parroquia de Nuestra Señora del Prado (Merced).


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada