sábado, 5 de noviembre de 2016

LA EMISIÓN DEL PAPEL MONEDA DURANTE LA GUERRA CIVIL EN CIUDAD REAL



Al dar comienzo la Guerra Civil española el 18 de julio de 1936, empezó a escasear y desaparecer la moneda fraccionaria, debido en parte por el atesoramiento de plata por los particulares y por el propio Gobierno de la II República, dado que para la adquisición de munición y armamento en el extranjero tenía que hacer pagos en plata y oro. Por todo ello se puso en peligro las pequeñas transacciones comerciales más cotidianas. Ante ello, municipios, cooperativas, sindicatos e incluso empresas privadas y comercios, emitieron bonos, vales y monedas de todo tipo generalmente de valores inferiores a la peseta, o como mucho de 2 pesetas, tanto en metal, papel, cartón y cualquier tipo de material, hasta que el Gobierno de la República lo prohibió por Decreto-Ley de 6 de enero de 1938 en Valencia.


En Ciudad Real capital se aprobó el 12 de junio de 1937 la fabricación y puesta en circulación de doscientos mil vales  de 0,25 pesetas, en cuatro series de cincuenta mil; cien mil vales de 0,50 pesetas cada uno, en dos series de cincuenta mil; y otros cien mil vales de una peseta cada uno, en dos series de cincuenta mil: o sea, un total de doscientas mil pesetas. El expresado papel moneda fue confeccionado en los colores azul (0,25), café (0,50) y rojo (1 peseta). En el anverso aparecía litografiado el escudo de Ciudad Real y en el reverso la Puerta de Toledo.


Cuando el Gobierno ordenó la retirada de todos los vales, monedas, billetes y bonos de emisión local y su sustitución por la moneda y billetes emitidos por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre en 1938, el ayuntamiento capitalino acordó su retirada el 14 de mayo del citado año.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada