jueves, 17 de noviembre de 2016

MAÑANA SE CLAUSURA LA EXPOSICIÓN CONMEMORATIVA DEL IV CENTENARIO DEL CRISTO DE LA PIEDAD



Desde el pasado viernes 11 de noviembre, y hasta mañana, la sala de exposiciones del Obispado de Ciudad Real (c/ Caballeros, 5) acoge la exposición conmemorativa del IV Centenario de la fundación de la Hermandad del Cristo de la Piedad.


La exposición se inicia a modo de un panel con diferente material fotográfico y textos que nos cuentan la evolución de la hermandad a lo largo de los siglos, panel que es presidido por el estandarte que fuera pintado en 1916 por el artista ciudadrealeño, D. Ángel Andrade Blázquez, que llegó a ser Hermano Mayor de esta hermandad del Viernes Santo ciudadrealeño, y que se estrenó cuando ocupaba dicho cargo.


Después encontramos un detalle imitando un recibidor en la casa de un hermano,  donde está la túnica de hermano, cuyo diseño proviene de 1904,  y el estandarte-guía de la cofradía en terciopelo negro, bordado en oro por las religiosas Adoratrices de Ciudad Real en 1973.


En la vitrina central de este tramo, encontramos una reproducción de las ordenanzas  fundacionales de la hermandad de 1616, estando las originales en el archivo del Arzobispado de Toledo, Diócesis a la que pertenecía nuestra ciudad, hasta la creación del Obispado Priorato en 1875.


Siguiendo el sentido de la exposición, nos encontramos la Cruz (2002) y faroles guía (2006), realizados en metal plateado por la orfebrería Orovio de la Torre de Torralba de Calatrava (Ciudad Real).


Junto a la cruz de guía podemos ver diferentes varas y un palermo, que son utilizados en el cortejo procesional, destacando por su antigüedad la vara del Hermano Mayor.


A continuación podemos ver la pintura conmemorativa de este IV Centenario, de la ciudadrealeña Dª. Rosa Salinero Rojas. La pintura es un acrílico sobre tela y esmalte de 130 por 95 cm y se enmarca dentro de la figuración expresionista propia del estilo de la artista. 


Junto  la pintura conmemorativa podemos ver el estandarte corporativo, más conocido por Bacalao por la forma de pez que tiene. Este estandarte fue confeccionado en el año 1999, en los Talleres de Bordado García y Poó de Sevilla, con un traje de luces del torero hermano de la cofradía Víctor Puerto, que lo donó con motivo de la celebración del cincuentenario de la llegada a Ciudad Real de la Imagen del Cristo de la Piedad en 1947.

El tejido escogido para realizar este estandarte fue el  terciopelo negro, color de la cofradía. Una vez desmontado el traje y seleccionado todo aquello que se podía aprovechar, se realizó un dibujo propio que marcó la idiosincrasia de la propia obra, ya que estamos acostumbrados a ver este estilo en las sayas que portan algunas Dolorosas. Lo único que se realizó desde cero fue el escudo de la Hermandad que se sitúa en la zona central de la insignia.


El 23 de noviembre de 1999, durante un acto sencillo con celebración de la Santa Misa en la S. I. P. B. Catedral, al que asistieron numerosos hermanos, el torero donante y miembros de la Asociación de Cofradías, el Consiliario de la Hermandad, M. I. Sr. D. Antonio Lizcano Ajenjo, bendijo el estandarte, presidiendo desde entonces todos los actos oficiales de esta corporación nazarena.


En la vitrina central de este tramo podemos ver ambos lados de la misma,  dos gallardetes bordados en oro por las Religiosas Adoratrices de Ciudad Real en 1973, que acompañaban al estandarte guía. En el centro se encuentra el Libro de Reglas en terciopelo negro con metal plateado, de la orfebrería de Orovio de la Torre de Torralba de Calatrava (Ciudad Real) del año 2001.

En esta vitrina también podemos ver cuatro llamadores que ha tenido el paso, aún lado el más antiguo, a modo de aldabón, junto el que representa la cruz del Señor en metal plateado. Al otro lado, también en metal plateado con la imagen de la Virgen del Prado, el estrenado en la Semana Santa del año 2001 realizado por la casa “Pripimar” de Albacete y que ha llevado el paso hasta el pasado año 2015. Junto a este el actual en metal dorado, regalado por la cuadrilla de costaleros con motivo del IV Centenario, de la orfebrería de los Hermanos Delgado de Sevilla.

Por último podemos ver en la vitrina la medalla de la corporación municipal, concedida a la hermandad con motivo del IV Centenario y que fue entregada por la Alcaldesa de Ciudad Real, Dª Pilar Zamora el pasado sábado 15 de enero; y un incensario y naveta en alpaca plateada.


Volviendo a la galería en la pared podemos ver ambos lados de la puerta que los divide, siete estandartes que son las “Siete Palabras”, bordados en oro y seda, con joyería sobre terciopelo negro, confeccionados en los talleres de bordado de las Religiosas Adoratrices de Ciudad Real. Cada año se bordó uno, estrenándose el primero en 1958 y el último en 1964.


En la vitrina de este nuevo tramo podemos ver en la parte superior, dos elementos patrimoniales que ya no se utilizan en la salida procesional, que son  los antiguos gallardetes del paso del Niño Jesús, que abrían antiguamente el cortejo procesional del Cristo. Junto a los gallardetes está la antigua inscripción del INRI que coronaba la Cruz del Señor de Castillo Lastrucci de 1947.

En la parte inferior encontramos las antiguas cantoneras de la Cruz del Cristo, realizadas en plata de ley bañadas en oro, regalo de la Camarera Dª Dolores López de Ayala en 1947, labradas por los ciudadrealeños Fernando Pastor García y su hijo Andrés Pastor Peña. Junto a estas cantoneras podemos ver las realizadas en el año 2000 por la orfebrería de Orovio de la Torre de Torralba de Calatrava (Ciudad Real) en alpaca sobredorada.

Por último están las antiguas potencias labradas en 1947 por los ciudadrealeños Fernando Pastor García y su hijo Andrés Pastor Peña, y las actuales del año 2000 de la orfebrería de Orovio de la Torre de Torralba de Calatrava (Ciudad Real), que luce el Señor cada dos años.


En el tramo final de la exposición, podemos ver el frontal del actual paso procesional de estilo neobarroco, aún en fase de ejecución. Se comenzó a tallar en el año 2008 por el artista sevillano D. Francisco Pineda, siendo terminado en el año 2015 en los talleres de D. Felipe Martínez Oliver. Aún queda para su terminación ejecutar la imaginería del mismo, así como su dorado.


En la parte central se encuentra la imagen del Niño Jesús del escultor sevillano, D. Jesús Mendez Lastrucci, del año 2000. La hermandad lo utiliza en los cultos de la Cofradía en Cuaresma, siendo de propiedad particular, en concreto de Dª Mercedes Sánchez Caba.


También podemos ver el antiguo frontal del paso, más concretamente el respiradero y los candelabros de guardabrisas, dorados en pan de oro, que fueron tallados por el escultor sevillano, D. Antonio Castillo Lastrucci en 1947, y que forman parte del paso en el que procesionó el crucificado hasta el año 2007. El paso fue vendido en el año 2012 a la Hermandad del Santo Sepulcro de nuestra ciudad.


Por último la vitrina central nos muestra el estandarte del antiguo paso del Niño Jesús, con las Cuatro Órdenes Militares, los antiguos faroles guía de la hermandad, realizados en la orfebrería de Manuel Seco de Sevilla en 1947; y los cordones de 1910 fabricados en Madrid, que pendían de los extremos del antiguo crucificado de Giraldo de Merlo de 1616 y que fue destruido en 1936.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada