martes, 6 de febrero de 2018

LA FARMACIA DE JUAN OBON Y GREGORIO POBLADOR DE LA CALLE DE LA CRUZ



La céntrica y pequeña calle de la Cruz de Ciudad Real, fue una calle en la cual durante el siglo XIX y primeras décadas del siglo XX, tuvo en el número 3 de la misma una farmacia.


La farmacia más antigua que se estableció en el siglo XIX en el ya citado número 3, fue la farmacia de Juan Obón, que como todas las farmacias de la época tuvo un laboratorio donde se realizaban formulas de manera artesanal. Fue en este siglo XIX cuando la farmacia cambia por completo de modelo como consecuencia de la aparición de la industria, pasando el  boticario a llamarse farmacéutico.


A principios del siglo XX la farmacia pasaría a ser propiedad de Gregorio Poblador Alarcón, farmacéutico que llego a tener un gran prestigio en Ciudad Real y toda España, por los Autoinyectables que realizaba en el laboratorio que montó en nuestra ciudad. Gregorio Poblador también llegó a ser Presidente del Colegio de Farmacéuticos de Ciudad Real.


No hay comentarios:

Publicar un comentario