jueves, 31 de enero de 2013

D. EUGENIO SANCHEZ VEGA Y LA PARROQUIA DE SANTO TOMÁS DE VILLANUEVA (II)



Una vez terminadas las obras del complejo parroquial, se eligió el 8 de diciembre de 1973, día de la Inmaculada Concepción, para su bendición e inauguración. Por la mañana en la Santa Misa de las 10, que era retransmitida por Radio Ciudad Real, la feligresía y el clero parroquial se despidió con gratitud y cariño de la Iglesia del Convento de las Madres Adoratrices. Al término y en procesión solemne, se trasladó el Santísimo Sacramento al Sagrario del nuevo templo parroquial.

Por la tarde, a las 6, dio comienzo el solemne rito de consagración e inauguración de la nueva “Casa de Dios” dedicada a nuestro manchego Santo Tomás de Villanueva. El Obispo Prior de las Ordenes Militares, Monseñor Hervás, de Pontifical, ofició y realizó los actos. Le asistían el Vicario General de la Diócesis D. Félix Rodríguez Izquierdo, el Arcipreste de la Basílica Catedral D. Rafael Pérez Piñedo, el Arcipreste de la ciudad D. José Díaz, el Párroco de Santo Tomas D. Eugenio Sánchez Vega, los demás párrocos de la ciudad, y los coadjutores de la Parroquia D. Tirso Garrido Laguna y D. Fabián Prado Martín.

El día de la inauguración del complejo parroquial el 8 de diciembre de 1973.

Actuaron de padrinos de la ceremonia, el Excelentísimo Señor D. Andrés Villalobos Beltran, Gobernador Civil de la provincia, y su esposa Dña. Ester de Jesús López, tocada con la clásica mantilla, en representación del Ministro de la vivienda y señora.

Se hallaban presentes todas las autoridades provinciales, Presidente y Fiscal de la Audiencia, delegados de los ministerios, el Ayuntamiento en corporación presidido por el Alcalde D. Francisco Bernalte. También se hallaba presente el Alcalde de Villanueva de los Infantes, patria chica con Fuenllana del Santo Arzobispo Titular de este nuevo templo.

Las ceremonias se iniciaron en el exterior del templo cuando el Señor Obispo bendijo y asperjó mientras el coro de la Parroquia entonaba himnos, luego se hizo la solemne entrada en el recinto sagrado que estaba abarrotado de fieles, mientras se cantaban las letanías de los Santos. Tras bendecir las imágenes del Crucificado, la Virgen y Santo Tomás que presiden el templo, se celebró la Santa Misa que el Señor Obispo concelebró. En diversos momentos fue procediendo a desarrollar todos los ritos del ceremonial, como la bendición del altar y del ara, en que aparte de las reliquias de los mártires están las de Santa María Micaela, fundadora de las Adoratrices.

Libreto editado en 1998 con la historia de la parroquia escrita por mi, con  motivo de cumplir el complejo parroquial su 25 aniversario.

Monseñor Hervás en la homilía destacó la significación de la fecha, la Inmaculada, de la bendición que se realizaba, y del día del templo parroquial que también se realizaba, así como el hecho de que estuviese bajo la advocación de Santo Tomás de Villanueva, de quien leyó unas frases bellísimas sobre la Virgen en las que el Santo Arzobispo resalta las virtudes de María, después leyó un pasaje de Isaías destacando que “Dios pone sus ojos y oídos en el lugar, pero sobre todo los pone en el humilde y abatido”, virtud que es mas significativa en este día de la Virgen, que fue todo humildad. Terminó animando a la solidaridad, generosidad y colaboración de los feligreses y concluyó con unos versos a la Virgen como ideal de juventud. Terminada la Santa Misa, una rondalla de niños ferroviarios de la barriada obsequió al Señor Obispo y autoridades con la interpretación de unas composiciones.

El coste total de la construcción del edificio, mobiliario y ornamentación fue de 10.000.000 de pesetas, aportando el Ministerio de la Vivienda 7.000.000 a amortizar en 25 años por la parroquia y los otros 3.000.000 han sido aportados por los fieles de la misma. El Ministerio por su parte dio 5 años de carencia que fueron imprescindibles para pagar todos los gastos de mobiliario. Por este motivo hasta el año 2003 el complejo parroquial no fue propiedad de la parroquia.

D. Eugenio dedicó toda  su vida sacerdotal a la administración de los sacramentos y la celebración diaria de la Santa Misa.

El 1 de mayo de 1978 se realizó contrato de acceso diferido a la propiedad del centro parroquial entre el Instituto Nacional de la Vivienda y el Obispado de Ciudad Real.

Desde el 8 de diciembre de 1973, fecha de inauguración del templo parroquial, hasta casi la salida de la parroquia de D. Eugenio, se celebraron los siguientes sacramentos:

  • 4710 Bautizos. El primer bautizo se administró a D. Carlos Marín de Lucía López, hijo de Cesáreo y de María, el 9 de diciembre de 1973 a las 11 de la mañana por D. Fabián Prado Martín.

  • 2790 Confirmaciones, siendo las primeras en 1978.

  • 1505 Matrimonios. El primer Matrimonio se celebró el 22 de diciembre por D. Juan Romero y Condés, contrayendo nupcias D. Fermín Asenjo Pavón y Dña. María Teresa de Jesús García Andújar.

  • 2362 Defunciones. Siendo la primera exequia la de D. Horacio Dacosta Laranjeira de 63 años, el 10 de diciembre de 1973.
Fueron muchos los viajes que D. Eugenio programó con los feligreses a Tierra Santa y Roma. En la fotografía oficiando en la ciudad eterna.

Durante los años de estancia de D. Eugenio en la parroquia, se realizaron diversas celebraciones que tuvieron un matiz especial, como ordenación de diáconos, primera Eucaristía de sacerdotes recién ordenados, celebraciones solemnes por el Señor Obispo en alguna festividad como el día del seminario, visita de la imagen peregrina de Nuestra Señora del Prado en el IX Centenario de su aparición en 1988.

Con especial solemnidad se celebraban en el templo la fiesta litúrgica de Santo Tomás de Villanueva el 10 de octubre. Celebrándose la Eucaristía por todos los movimientos apostólicos de la parroquia, y al término de la misma se daba a besar la reliquia de Santo Tomás que desde febrero de 1979 cuenta la parroquia. Siendo enviada por el Secretario General del Arzobispado de Valencia con el rescripto de autenticidad de la misma. Destacar que con motivo de cumplirse en 1986 el V Centenario del nacimiento de Santo Tomás en la parroquia se celebró un novenario en su honor que fue presidido, por un busto mitrado de plata que contenía los huesos del cráneo del Santo y que provenía de la Catedral de Valencia.

Todos los años el coro parroquial que D. Eugenio dirigía, se encargaba de realizar un artístico belén que cubría las paredes del altar mayor.

En los 33 años de párroco de D. Eugenio, existieron los siguientes grupos parroquiales: Legión de María, Renovación Carismática, Cáritas, Acción Católica, Animación misionera y coro parroquial. Las actividades con los niños las coordinaba D. Tirso y las de los jóvenes D. Fabián.

También desde los inicios de la parroquia se celebró la festividad del Sagrado Corazón de Jesús, y desde 1992 fueron erigidas canónicamente las hermandades de la Flagelación, las Penas y Virgen de la Cabeza.

D. Eugenio dejo de ser párroco el 10 de octubre de 1999 al presentar su renuncia debido a la enfermedad de tipo circulatorio que padecía, dejando para nuestra ciudad el Complejo Parroquial Santo Tomás de Villanueva, una obra personal suya.

Sin duda el lugar donde D. Eugenio tendría que haber sido enterrado, es la Vía Sacra de la Parroquia de Santo Tomás de Villanueva, por  ser una obra personal suya y lo que él siempre representó para la comunidad parroquial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada