sábado, 16 de junio de 2012

LA RELIQUIA DE SAN JUAN BOSCO EN CIUDAD REAL



“Tenerle aquí, casi de manera física, nos toca el corazón”, confesó Joaquín Torres, director del colegio Salesianos-Hermano Gárate  a los medios de comunicación, que expresó su satisfacción por la llegada a Ciudad Real de la urna con la Reliquia de San Juan Bosco. 


La iglesia de San Ignacio-Salesianos se llenó de estudiantes el jueves día 14, ex alumnos, familiares y fieles en general que acogieron con devoción la llegada de la urna que contiene una imagen yacente de San Juan Bosco que es una réplica exacta de la que se venera en la basílica de María Auxiliadora de Turín. Además, a la altura del corazón de la talla se hallan en una caja lacrada los huesos de la mano derecha -con la que bendecía, absolvía y repartía la comunión- el Santo.


Tras la Eucaristía dio la bienvenida a la urna que viajará por todo el mundo con motivo de la celebración en 2015 del Bicentenario del nacimiento de Don Bosco, se celebró una vigilia de oración y muchos asistentes escribieron al Santo oraciones de Gracia, peticiones y deseos, además de acudir a besar la urna con la Reliquia. 



Ayer día 15  desde las ocho de la mañana se pudo acudir a la iglesia de los Salesianos para honrar a la Reliquia, cuya urna se traslado al mediodía a la Catedral, donde, a las 12.30 horas varios cientos de alumnos del colegio Hermano Gárate se lanzaron a una esquemática coreografía en la explanada de acceso a la Catedral de Nuestra Señora del Prado como forma de saludar la llegada de la reliquia de San Juan Bosco a la sede ciudadrealeña. Sus compañeros más pequeños sostenían también unos mensajes de bienvenida y algunas de las frases más conocidas de Don Bosco.


Mientras la comitiva de sacerdotes que acompañaba al obispo Antonio Algora aguardaba para conducir la efigie, en tamaño natural del fundador de los salesianos, al interior del templo de Santa María, una representación de sus alumnos intentaba plasmar en sus movimientos ese llamamiento a la alegría que el religioso y educador italiano convirtió en la clave de su propuesta de formación.



El Obispo, Antonio Algora, a quien acompañaban varios sacerdotes de la diócesis y el director del colegio Hermano Gárate, Joaquín Torres, tomó la palabra para dirigirse a los escolares a quienes recordó que el santo italiano «fue un ejemplo para la juventud» y proclamó su alegría porque «ha venido a nuestra ciudad».

Una vez en el interior de la Catedral el Obispo-Prior concelebro la Eucaristía que dio por terminado los actos con motivo del cincuenta aniversario de los salesianos en Ciudad Real.

Procesión de entrada dirigiéndose al interior de la Catedral

Cruz y ciriales Catedralicios

Sacerdotes participantes en la procesión de Entrada

Cerraba la comitiva el Cabildo Catedral

La reliquia de Don Bosco a su llegada a los jardines del Prado

La reliquia era escoltada por niños/as del colegio salesiano


El Obispo-Prior D. Antonio Algora Hernando, presidió toda la ceremonia

La nave catedralicia se lleno de alumnos y profesores del colegio salesiano

Niños/as dando la bienvenida a la reliquia de Don Bosco en el interior de la Catedral

La reliquia de Don Bosco presidió la ceremonia en el altar mayor

Altar de Don Bosco en la iglesia salesiana “Hermano Garate” de nuestra capital.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada