sábado, 27 de abril de 2013

BALANCE DE UNA SEMANA SANTA QUE TERMINÓ EN CIUDAD REAL COMO EMPEZÓ, PASADA POR AGUA. TARDE DEL JUEVES SANTO




Después de un Miércoles Santo atípico, debido a la presencia de la temible lluvia para los cofrades, la tarde del Jueves Santo se presentó con otra cara. Había ganas de procesiones y eso se notó con la presencia masiva de un público expectante por disfrutar de los desfiles procesionales de este día.


El primer cortejo que pisó la calle fue la Hermandad Sacramental de la Santa Cena. Minutos antes de que diera comienzo el desfile procesional, la alcaldesa de Ciudad Real, Rosa Romero impuso a la Hermandad de la Santa Cena la medalla de la Corporación Municipal con motivo del 50 aniversario de esta cofradía que abría la procesión del Jueves Santo en la capital.


Tras este acto se inició el desfile procesional que contaba con la novedad que en el tramo del misterio iba una representación de diferentes cofradías de penitencia de nuestra capital, sumándose en la presidencia del mismo, la alcaldesa de nuestra ciudad que acompaño a la Hermandad hasta la Plaza de Santiago. En la puerta del Rectorado de la Universidad de Castilla-La Mancha, a parte de los cantos de la Coral Universitaria, la Hermandad entrego varios reconocimientos a instituciones y personas con motivo de su aniversario fundacional.


Una vez que el palio de la Virgen del Dulce Nombre llegara a la Plaza de Santiago y la comunidad de religiosas de las Hermanas de la Cruz entregara el relicario de Santa Ángela de la Cruz al Hermano Mayor de la Santa Cena para ser colocado en la calle de la candelería del paso, comenzó un nuevo Jueves Santo la Pasionaria de Santiago en nuestra ciudad.



Veinte minutos después de que la Santa Cena partiera del Rectorado, los pasos de la Hermandad del Ecce-Homo (Pilatos) hicieron lo propio desde el Guardapasos de Semana Santa hacia el centro del perchel, su parroquia, lugar donde se juntan todas las hermandades de este Jueves Santo y comienzan su itinerario común para todas.


La Hermandad del Ecce-Homo (Pilatos) era abierta por un gran número de niños que vestían la túnica y precedían a la imagen del Niño Jesús. Tras el cortejo de hermanos, el paso del titular de la Hermandad con su característico andar, que volvió a congregar a cientos de personas en el Camarín de la Virgen del Prado para presenciar las maniobras de los hermanos costaleros.



Tras la Hermandad del Ecce-Homo (Pilatos), la del Santísimo Cristo de la Caridad, Hermandad que procesionaba por primera vez tras su IV Centenario procesional celebrado el pasado año. Este año se ha notado el buen hacer de la Junta de Gobierno que dirige Antonio de la Peña, al conseguir un cortejo perfectamente organizado. Poco a poco la hermandad va progresando gracias a la gran labor que están desarrollando en esta vieja hermandad su Presidente y Secretario.




Por último, cerraba la especial noche ciudadrealeña del Jueves Santo  la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores, que estrenaba  los doce varales de su paso de palio, obra del orfebre sevillano Ramón León. Se pudieron ver novedades en la organización del cortejo procesional, al ver a las hermanas de mantilla en una nueva ubicación no junto al palio de la Virgen como en estos últimos años.



Tarde de Jueves Santo que nos acercó a las cuatro cofradías de la Parroquia de Santiago, jornada festiva en nuestra ciudad que nos dejo disfrutar de la presencia de cofradías, aliándose el tiempo con el Apóstol Santiago para que las hermandades percheleras pudieran realizar sus salidas procesionales, siendo de las pocas que lo pudieron hacer en esta atípica Semana Santa 2013.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada