jueves, 11 de abril de 2013

MIS ESTACIONES DE PENITENCIA 2013



En la presente Semana Santa 2013, de las tres estaciones de penitencia que hago durante la Semana Santa como hermano de túnica, en la Cofradía de la Flagelación como Hermano Mayor y en las Hermandades de Jesús Nazareno en la presidencia y Soledad con el libro de Reglas, tan solo pude realizar íntegramente la del Sábado Santo.

Estas son las imágenes de mi participación como hermano de túnica en la Semana Santa ciudadrealeña 2013.


Después de apurar la hora que concede la Asociación de Cofradías de la Semana Santa de Ciudad Real, para suspender o no la estación de penitencia debido a motivos climatológicos, la Junta de Gobierno de la Cofradía de la Flagelación, después de analizar las previsiones meteorológicas suspendió por primera vez en su historia su salida procesional. Las cámaras de RTVCM siguieron en directo todo lo ocurrido en el Guardapasos de Semana Santa.


El tiempo si nos respetó nuestro traslado a la Parroquia de Santo Tomás de Villanueva el pasado sábado, donde participe organizando el cortejo con palermo. Agradecer a todos los que colaboraron en el mismo y donde nos acompañaron un gran número de hermanos y devotos.


La madrugada del Viernes Santo me volví a vestir de morado y blanco para acompañar a Nuestro Padre Jesús Nazareno en la presidencia del cortejo procesional. La salida fue impresionante, tanto por la labor de los costaleros y capataz como el ambiente que se respiraba en la puerta de San Pedro y esas dos impresionantes saetas que nos pellizcaron el alma a más de uno.


Los misereres volvieron a romper el silencio de la noche y la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, vistió la vieja túnica bordada en oro por Madre Isabel María, de las Hijas de María Inmaculada, regalada por Josefina Aguirre de Medrano en 1928 y cuyos bordados han sido magistralmente pasados por el taller de Jesús Díaz Hellín.


Pero al final la lluvia tan protagonista este año en nuestra Semana Santa y en los últimos en la madrugada del Viernes Santo, volvió aparecer en la calle Cardenal Monescillo y la hermandad decidió volver a la Parroquia de San Pedro Apóstol y terminar allí su estación de penitencia con la lectura de las palabras que no se pudieron realizar en la calle, por parte del sacerdote Rvdo. D. Lorenzo Trujillo Díaz.


El Sábado Santo ciudadrealeño, es sábado de Amargura y Soledad, y un nuevo año acompañe a mi querida Virgen de la Soledad de riguroso luto y portando el libro de reglas. Por fin el tiempo nos dió una tregua y pudimos realizar íntegramente nuestra estación de penitencia.


Gracias al lugar que ocupo en el cortejo procesional, la antepresidencia del tramo de palio,  pude ver durante todo el recorrido el palio de nuestra madre de la Soledad, muchos recuerdos y personas que ya no están entre nosotros se me vinieron a la mente. Y es que uno es más de la Soledad que de la Amargura , pero siempre las tengo presentes a las dos en mi vida cofrade y en mi devoción particular.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada