viernes, 12 de abril de 2013

SERÉ "JUNTA LINEAS" PERO NO UN LADRÓN




En la vida cofrade ciudadrealeña, hay enquistados individuos que perjudican y manchan la gran nómina de cofrades que con decidido trabajo, esfuerzo, actitudes y aptitudes, tienen ganados méritos más que suficientes para figurar en el elenco de mujeres y hombres de reconocido prestigio en cualquier campo de nuestra Semana Santa.

Pero estos individuos además están haciendo mucho, muchísimo, daño al buen nombre de nuestra Semana Santa y de las personas que trabajamos altruistamente para engrandecerla.  Además su vida cofrade se reduce hacer fotografías ya que han fracasado como capataces, miembros de junta de gobierno, y tienen la poca vergüenza de intentar dar lecciones morales a los demás sabiendo que cuando han ocupado el cargo de tesorero en una hermandad del Viernes Santo por la tarde, no han hecho otra cosa que robar. No es que lo diga yo, es que la hermandad está dispuesta a demostrarlo a quien quiera y dude de mi palabra.

Este personajillo del que hablo es un mediocre, hipócrita, egocéntrico y soberbio. Es corcho que flota a pesar de las circunstancias más adversas en cualquier cofradía. Como no tiene medida, ni sentimiento, ni una identidad formada, no le importa desdecirse, sacar su baba para, si hace falta, arrastrado, loar las virtudes de quienes necesitan para encumbrarse o para servirles de estribo para seguir en la pomada; esos mismos a quienes si es necesario apuñala de mil maneras en cuanto le interesa.

Es un artista en adular y acuchillar al mismo tiempo a la misma persona según estén en éste o ese lado de la raya, según con quién estén hablando. Algo tiene, y es que no es feliz. Porque siempre está reconcomido, y hasta en las hermandades de las que presume hay hermanos que ya le han conocido y saben que no tiene educación. Se reconcome porque haya gente reconocida en nuestra Semana Santa por su trabajo. El cree que siempre tiene que ser más en nuestra celebración pasional y eso no le deja vivir. La humildad nunca es su compañera. Jamás entiende eso de ser prudente sabiendo de su pasado cofrade lleno de manchas negras. Cree que es depositario de la verdad absoluta y quienes les contradicen son ya el enemigo a derrumbar cueste lo que cueste. Mientras, muchos cofrades que saben de lo impresentable de este personaje, miran para otro lado con tal de no complicarse la vida y le ríen las gracias.

Ahora este personajillo toma partido con sus comentarios en un escrito de un hermano mayor en su blog, en cuyo escrito me siento aludido pero como soy prudente y no quiero llevarme por los sentimientos personales, lo dejare así porque a lo mejor el también tiene a duendes de lo absurdo a los que mantiene en puestos de responsabilidad y les ríe las gracias, pero eso es motivo de otra entrada si viene al caso. Como digo este personajillo toma partido y parece que se refiere a mí como “junta líneas de tres al cuarto” a lo que le tengo que comunicar que me siento orgulloso de serlo y no de no haberle robado a ninguna hermandad. El séptimo mandamiento le suena de algo….

Dedíquese a hacer fotografías y deje de injuriar y menospreciar la labor de personas que como yo siempre hemos trabajado en nuestra Semana Santa, con nuestros aciertos y errores y cuando quiera empezamos a dar a conocer a los demás la verdad suya y mía en el mundo cofrade, seguro que yo no tengo nada que ocultar.

Se me olvidaba, Feliz Pascua de Resurrección A TODOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada