viernes, 5 de febrero de 2016

DEL CIUDAD REAL ANTIGUO. HERÁLDICA.- APELLIDO TREVIÑO


 
Escudo labrado en piedra, de la segunda mitad del siglo XVIII, con las armas de los Treviño en la actual Delegación de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en la calle de la Paloma

No hace mucho tiempo que me visitaron unos amigos de Madrid, competentes genealogistas, maestros en la ciencia de Heráldica y que venían en la búsqueda de datos fehacientes sobre unos apellidos de abolengo que hubo en esta capital en siglos pasados.

Les era preciso encontrar documentos que atestiguaran la nobleza e hidalguía de los antepasados, de un señor que aspiraba al ingreso en la orden militar de Calatrava.

Me preguntaron lo siguiente: Vd. que es  conocedor y ha compulsado detenidamente el archivo municipal y otros particulares, ¿sabe si ha existido o existen algún documento en que conste la lista de los nombres de los primeros que vinieron a poblar el Pozuelo de Don Gil, después Villa Real?

Les contesté categóricamente que no tenía noticia alguna sobre el asunto.

Que la leyenda y tradición recogidas por nuestros historiadores parece que hubo un ricohome de Castilla que se llamó D. Gil, del que tomó nombre este lugar que es hoy capital de la Mancha.

Era costumbre en siglos pasados que al fundar un pueblo o repoblarlo, bien por haberse arruinado o por habérselo conquistado a los moros, dar el Rey u otro fundador conquistador, dar a las gentes con grandes franquicias y exenciones de impuestos y tributos, terrenos para el cultivo y para la construcción de palacios, castillos y casas, dentro y fuera de las nuevas poblaciones.

Así se sabe y constan documentalmente los nombres de los que fueron pueblos, o fueron con los Reyes a su conquista. Bien sabido es, por ejemplo, los repartimientos que hizo el rey Fernando III el Santo a los principales caballeros y mercaderes que le ayudaron a la conquista de Córdoba y Sevilla.

En lo que atañe a Ciudad Real, ya lo he dicho antes: no he podido encontrar después de muchos años de rastrear y bucear por nuestros archivos locales, y en los nacionales, como el de Madrid, Alcalá, Simancas, etc. ni un solo documento que quiera aclarar esto de la fundación de la Villa del monarca Alfonso X el Sabio.

Hemos visto, si, nombres, en antiguos papeles de apellidos, que ya casi ninguno existe, como los Velardes, Villaquirán, Arcienaga, Isasi, Poblete, Aguilera, Ladrón de Guevara, Galiana Bermúdez y muchos más.

Hoy solo quedan como apellidos antiguos los de las casas solariegas de Muñoz y Treviño.

De esta última, nos ocuparemos en el artículo siguiente o mejor dicho en la segunda parte de este que escribimos hoy. Únicamente adelantamos la publicación de la portada monumental donde está la jefatura de Falange en la calle de la Paloma y el escudo que en ella campea de los Treviños.

Emilio Bernabeu (Continuará)
Diario “Lanza”. Martes 29 de noviembre de 1949, página 2.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada