jueves, 26 de mayo de 2016

D. GERARDO MELGAR VICIOSA PRESIDIÓ POR PRIMERA VEZ LA MISA DEL VOTO EN HONOR A LA VIRGEN DEL PRADO



Como final del Novenario en honor a la Virgen del Prado, que todos los años organiza su Ilustre Hermandad y Corte de Honor, junto al Cabildo Catedral, ayer se celebró la Misa del Voto, sin ninguna representación de la corporación municipal, que fue presidida por primera vez por el Obispo-Prior, D. Gerardo Melgar Viciosa.
 

A la Santa Misa asistió una representación de algunas cofradías y hermandades de penitencia de la ciudad, que suplieron la ausencia de los miembros de la corporación municipal, rompiéndose así el voto que el Excmo. Ayuntamiento hizo en 1763, cuando acordó se celebrara con toda festividad y devoción la de la Aparición de Nuestra Señora del Prado su Patrona.


En la homilía, el titular de la Diócesis prefirió centrarse en el recordatorio de los hechos históricos que motivaron el Voto a la patrona de Ciudad Real, recordando que esta es una fiesta «esencialmente religiosa», en la que se deposita el agradecimiento de los ciudadrealeños por «los milagros de la cada día», además de un recordatorio de la salvación de la ciudad.


Del mismo modo, el obispo recordó la intervención de la Virgen como mediadora y como mujer siempre preocupada por lo demás. Así, recordó el episodio de las bodas de Caná en el que por su intercesión Jesús «realizó su primer milagro», la conversión del agua en vino». En cuanto a su interés por los demás recordó como estando encinta, emprendió un viaje para «atender a su prima en el parto».


La Santa Misa fue concelebrada por el Excmo. Cabildo Catedral, corriendo la parte musical a cargo de una Coral. Al término de la celebración, miembros de la Ilustre Hermandad y Corte de Honor pasaron a saludar a la sacristía al nuevo Obispo-Prior.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada