martes, 24 de mayo de 2016

LA ALCALDESA DE CIUDAD REAL TAMBIEN QUIERE ACABAR CON EL VOTO A LA VIRGEN DEL PRADO



Desde la llegada a  la alcaldía de la socialista Pilar Zamora, los continuos feos y menosprecios a las hermandades de la Virgen del Prado y a nuestra querida patrona, han sido una constante en su ya año al frente del consistorio municipal.

El primer desaire que sufrieron las hermandades que mantienen el culto a la patrona de la capital, fue el pasado mes de agosto cuando visitaron a Pilar Zamora en su despacho, para invitarla formalmente a la Misa de la Octava y procesión de este día en honor a la Virgen del Prado. La Alcaldesa ya dejó bien claro cuál iba ser su relación con la devoción que aglutina a miles de ciudadrealeños, y manifestó que no acudiría ni ella ni nadie de su equipo de gobierno, ni a la función, ni a la procesión de la Octava, promesa que cumplieron.

Con el paso de los meses, sin comunicar nada previamente a la Ilustre Hermandad de la Virgen del Prado, decidió quitar de los presupuestos municipales la pequeña ayuda que daba a las hermandades de la Virgen, es decir 1050 euros. Una pequeña ayuda que era algo simbólico, pero que suponía un nuevo desaire a las hermandades de nuestra querida patrona.

Ahora parece ser que quiere acabar con el voto que sus antecesores allá por 1763 hicieron a Nuestra Señora la Virgen del Prado, cuando en junio de 1763 se acordó por el Ayuntamiento, que el 25 de Mayo de todos los años se celebrara con toda festividad y devoción la de la Aparición de Nuestra Señora del Prado su Patrona, Fundadora y Restauradora de las dos Castillas. Desde aquella fecha todas las corporaciones municipales han acudido a la S. I. P. B. Catedral para concluir la Novena que se le tributa a la Virgen con motivo de su aparición, con la llamada Misa del Voto.

La nueva corporación municipal que preside la socialista Pilar Zamora, quiere acabar con esta tradición. Ya lo hizo con la supresión del voto que desde 1631 se realizaba a la Inmaculada Concepción y ahora lo quieren hacer con el de la Patrona de todos los ciudadrealeños. Para ello han convocado un pleno municipal mañana día 25 a las 18:00 horas, por lo que la tradición municipal de hace 250 años peligra, ya que los ediles no podrán participar en la Misa del Voto al estar celebrando el Pleno municipal.

Si esto se cumple tal y como parece ser, Pilar Zamora borrará de un plumazo esta parte de nuestra historia, como pago que debe a Ganemos para ser alcaldesa.

El equipo municipal del Partido Popular de nuestro ayuntamiento, presentó ayer un escrito en el cual pedía a la Alcaldesa el cambio del Pleno a horario de mañana, para que la Corporación pueda renovar el Voto a la Virgen del Prado y no perder así esta tradición secular.

Todo apunta que el pleno no se cambiará y Pilar Zamora continuará con su plan de hacer desaparecer cualquier vínculo de la corporación municipal con la Virgen del Prado. Los ciudadrealeños no podemos consentir que Pilar Zamora se siga cargando nuestras tradiciones con siglos de historia y menos las de nuestra querida patrona.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada