viernes, 15 de julio de 2016

LA FACHADA DE LA ANTIGUA SACRISTÍA DE LA CATEDRAL


 
Fachada de la antigua sacristía junto a la puerta del mediodía o del prado

A la derecha de la puerta del mediodía o del prado vemos el exterior de lo que fue la antigua sacristía, una obra del siglo XVI.  En la parte inferior de la esquina, aparece un angelote enmarcado en una hornacina, y en su parte baja presenta una ménsula con molduras cóncavas y convexas. En él destaca el alto relieve en el cuerpo y la cabeza y el de las extremidades es muy bajo. Es una escultura tosca y gruesa aunque ha intentado reflejar la anatomía humana, especialmente en el tórax. Encima del angelote se sitúa un reloj de sol, y sobre él hay una esfera coronada por una cruz latina.

 
Angelote y reloj del sol en la esquina de la fachada

En el centro de la fachada de la antigua sacristía, nos encontramos una ventana rectangular de pequeñas dimensiones, enmarcada por molduras delgadas de formas cóncavas y convexas; sobre ella hay un friso de bichas y caprichosas figuras del renacimiento hacia la mitad de altura del edificio, muy deteriorado, en el que antiguamente se podía leer en dos cartelas: “Año de Cristo de 1551”. Este friso fue destruido en 1936.
 
 
Ventana rectangular de pequeñas dimensiones en la fachada de la antigua sacristía

En el segundo cuerpo se abre una ventana de estilo renacentista. Describiendo la ventana de abajo hacia arriba, nos encontramos con dos grandes ménsulas que están rematadas en forma espiral. Sobre ellas hay dos columnas, una a cada lado, que presentan basa formada por toros y escocia, es decir, por molduras cóncavas y convexas. El fuste de las columnas es estriado, es recorrido longitudinalmente por estrías matadas. En su parte superior presenta un collarino y a partir de él se desarrolla el capitel de orden corintio, formado por hojas de acanto. Su entablamento apenas si presenta decoración, tan solo su arquitrabe está recorrido horizontalmente por tres bandas.

 
Restos muy deteriorado del friso de bichas y caprichosas figuras del renacimiento hacia la mitad de altura del edificio

El tímpano en su parte central está decorado con un disco o medallón y sobre la cornisa aparecen tres motivos heráldicos, uno en el centro y dos a los lados, rodeados de ángeles.

 
Ventana renacentista

La ventana propiamente dicha, está formada por un arco de medio punto que descansa en dos pilares. La ventana aparece adornada por una gran reja de forma radial en su parte superior y el resto longitudinalmente.


 
Los blasones están rodeados de ángeles

En cuanto a los blasones que coronan la ventana, el central corresponde a Rodrigo Téllez Girón, maestre de Calatrava desde 1466 a 1482. En los otros dos escudos pueden verse, respectivamente, las armas de los Treviño y los Berrio. Ambos blasones corresponden al matrimonio de Francisco Treviño de Loaysa con la joven jienense Constancia Berrio, enlace celebrado en la segunda mitad del siglo XVI.

 
Friso del alero formado por cabezas de serafines y discos convexos

Junto al alero del tejado, nos encontramos otro friso formado por cabezas de serafines y discos convexos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada