viernes, 29 de julio de 2016

LA NUEVA SACRISTÍA DE LA CATEDRAL


 
Puerta de acceso a la sacristía recubierta por una puerta de armario de estilo barroco

Junto a la actual Sala Capitular, se encuentra la nueva sacristía de la Catedral que tiene planta octogonal, y fue construida en 1632. Se accede a ella por un pasillo situado en el presbiterio y la puerta de entrada está presidida por un arco de medio punto que está compuesto por molduras cóncavas y convexas de estrecho grosor, recubierto por una puerta de armario de estilo barroco, decorado con flores, máscaras y cruz-espada santiaguista.

 
La cajonería se encuentra bajo uno de los arcos de medio punto con los que cuenta la sacristía

El octógono no tiene los lados iguales, presenta cuatro lados más pequeños en los que hay unos armarios y los lados mayores son los que están presididos por arcos de medio punto. En uno de los muros vemos un aguamanil realizado en mármol.

 
Sobre la cajonería hay un bello óleo en cobre del siglo XVIII representando el Calvario

A media altura destaca un entablamento, formado por un arquitrabe liso, tan solo presenta molduras cóncavas y convexas; este se va adaptando al muro según sus necesidades. Sobre él se encuentra el friso que está recorrido por ménsulas en sus lados mayores, son cuatro y están decoradas de forma vegetal. En los lados menores destaca otro tipo de adorno compuesto: molduras geométricas y vegetales (hojas, volutas, etc.). La cornisa es lisa y se adapta al marco, de ella van a arrancar cuatro arcos en los lados mayores. Son arcos de medio punto que presentan una archivolta exterior decorada con motivos de perlas, bolas, semicircunferencias, etc.

 
Las dependencias de la sacristía están decoradas con bellos cobres con motivos de la pasión, espejos y un lienzo de la coronación de la Virgen que es una reproducción del de Velázquez que se encuentra en el Museo del Prado

El paso del octógono al círculo se consigue por las pechinas que están decoradas con motivos vegetales geométricos, esto se da en las cuatro esquinas menores. Encima se encuentra una pequeña moldura circular, formada por cóncavas y convexas.  En las pechinas se sitúan óleos con los Padres de la Iglesia Latina, San Ambrosio, San Agustín, San Jerónimo y San Gregorio.

 
En uno de los muros vemos un aguamanil realizado en mármol

La cúpula propiamente dicha es de estilo barroco decorada con flores y relieves vegetales. Está compuesta por franjas más anchas y más estrechas que la recorren longitudinalmente hasta llegar al centro. Estas franjas están divididas entre sí por pequeños vegetales, la cúpula no llega a cerrarse al tener sobre ella una linterna de cuyo centro pende la lámpara.

 
Cúpula barroca decorada en escayola y rematada por una linterna

En los ángulos de las paredes encontramos cobres con motivos de la Pasión, destacando el que se sitúa sobre la cajonería que es un bello óleo en cobre del siglo XVIII representando el Calvario y dos bellos espejos.

 
En las pechinas se sitúan óleos con los Padres de la Iglesia Latina, como San Agustín y San Gregorio

Por la sacristía se accede a la antesacristía, donde destaca un armario barroco, con alguna talla, dividido en catorce departamentos superiores y cuatro inferiores, procedente de Uclés. Llaman la atención las cerraduras, herrajes y tiradores cóncavos con su superficie adornada con flores, símbolos marianos y diversos motivos heráldicos.

 
Armario barroco en la antesacristía procedente de Uclés

En la antesacristía también podemos ver un bello lienzo de Nuestra Señora de la Luz, junto a la puerta de entrada de la Sala Capitular.

 
Nuestra Señora de la Luz, junto a la puerta de entrada de la Sala Capitular

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada