miércoles, 20 de julio de 2016

LAS VIDRIERAS DEL ALTAR MAYOR DE LA CATEDRAL



Las vidrieras es una decoración transparente de las ventanas, formadas por un conjunto de vidrios de color o con dibujos coloreados, sujetos generalmente con tiras de plomo.

Proceden del Oriente mediterráneo donde parece que fue descubierta la técnica de la fabricación del vidrio por los árabes en el siglo VII adquirieron esta técnica en sus contactos con Bizancio. Los más antiguos testimonios se remontan al imperio carolingio.

Las vidrieras en los templos tenían una función educativa sobre el pueblo llano, por tener una población mayoritariamente analfabeta. Las utilizaban para enseñar el Nuevo Testamento para conseguir más gente creyente en la religión.

Se colocaban en las catedrales, encima de los altares mayores para dar la impresión de estar iluminado por una luz divina, gracias a la cantidad de colores y formas que le daban al vidrio. Además estaban para que los feligreses se sorprendieran de la magnitud y el esplendor que tenia la iglesia.


El altar mayor de nuestra Catedral contó en su día en el ábside, con cinco grandes ventanales góticos, que llegaron a tener cinco parteluces cada uno.  Con la construcción del retablo en el siglo XVII, tres de los ventanales quedaron cegados solo quedando practicables los de los extremos. Estos perdieron sus parteluces a principios del siglo XX, en las obras que sufrió nuestra Catedral durante el pontificado del cuarto Obispo-Prior, D. Casimiro Piñera y Nareno, quedando el ventanal en un inmenso hueco ojival cubierto de vidriera.

Se intento realizar unas vidrieras artísticas, recibiendo el prelado, según Balcázar y Sabariegos en su obra “La Virgen del Prado a Traves de la Historia”, un donativo de cuatro mil pesetas de una piadosa señora para ello. La vidriera de la izquierda según miramos el altar, representa una Inmaculada; la de la derecha es la figura de cuerpo entero con ornamentos sagrados de un Santo Padre. Ambas están bajo templete neogótico, adornado su gablete con el Sagrado Corazón de Jesús. Son de 1904 y fueron restauradas en 1998.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada