miércoles, 29 de junio de 2011

LA ANTIGUA VERBENA DE SAN PEDRO EN CIUDAD REAL




Imagen de San Pedro del escultor Fernando Cruz Solís que preside la Parroquia del mismo nombre en Ciudad Real

Hoy se celebra la festividad de San Pedro y San Pablo. San Pedro (Betsaida, c. 1 a. C.- Roma, 29 de junio de 67), conocido también como Cefas o Simón Pedro; y cuyo nombre de nacimiento era Shimón bar Ioná, fue –de acuerdo con el Nuevo Testamento un pescador, conocido por ser uno de los doce apóstoles, discípulos de Jesús de Nazaret. Es llamado "El príncipe de los Apóstoles". La Iglesia Católica Romana lo identifica a través de la sucesión apostólica como el primer Papa de la Iglesia, basándose, entre otros argumentos, en las palabras que le dirigió Jesús: "Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder de la Muerte no prevalecerá contra ella. Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos. Todo lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo" (Mateo 16:18-19).

En nuestra ciudad se levanto un templo en su honor entre el último tercio del siglo XIV y el primero del siglo XV, y durante siglos tuvo una especial veneración, llegada su festividad, con diferentes cultos en su honor y una verbena que se celebraba el 28 de junio.



Altar Mayor de la Parroquia de San Pedro, donde se encuentra la imagen de su titular

Ciudad Real, ha tenido en su historia verbenas que han desaparecido no hace tantos años, una de ellas era la de San Pedro que se celebraba el día 28 de junio en la víspera de su festividad. En este día, tal y como nos cuenta Carlos Rojas Dorado en sus “Crónicas de Ciudad Real. 1º Tercio del siglo XX”: “los vendedores señalaban con cal en el suelo los espacios que iban a ocupar con sus puestos. En general Rey se instalaban los de golosinas, chupones, garrotas de dulce, llaves, turrones, almendras bañadas y garrapiñadas, alfajor, etc. En Ramón y Cajal iban los puestos de bebidas, especialmente limonada y helados sin olvidar aquellos conglomerados de hielo raspados de una barra y bañados con un jarabe. Y en la calle Ruiz Morote, en el primer trozo, los puestos de churros.

La banda municipal tocaba en la plazuela, delante del templo. Ponían farolillos de colores y la iglesia permanecía abierta para que los fieles visitaran a San pedro. Se paseaba hasta ciertas horas y así terminaba la fiesta”.

Los actos en si de la verbena se celebraban en la plazuela o glorieta de San Pedro, actual zona de acceso a la Parroquia por la puerta del Mediodía. Hay que tener en cuenta que el día 29 era festivo y las celebraciones concluían con una novillada o corrida de toros. En este día, también se celebraba la Prensa Católica, por lo que los periódicos que se editaban en nuestra ciudad, “Vida Manchega” y “Pueblo Manchego”, no salían a la calle.


San Pedro en el retablo hispano-flamenco del siglo XV, en la capilla de los Coca

En cuanto a los cultos en honor a San Pedro, la Parroquia se engalanaba en este día de una forma especial, y se oficiaba una Solemne Función en su honor. También se realizaba el ejercicio de las Cuarenta Horas con vísperas solemnes, que según costumbre se cantaban también los días sucesivos. Por el interior del templo se celebraba una procesión de altares. Según el periódico local “El Pueblo manchego”, en una nota publicada el 28 de junio de 1929, los cultos en honor a San Pedro, eran de los mas concurridos y esplendidos que se celebraban en nuestra capital.

En cuanto a la iconografía que guarda la Parroquia en honor a su titular, hay que decir que la imagen más antigua que conserva, se encuentra en el retablo hispano-flamenco de finales del siglo XV en la predela, donde aparece San Pedro con una monumental llave. El altar mayor tiene una imagen de San Pedro del escultor Fernando Cruz Solís que fue sufragada por la hija del General Rey, cuando se restauro la iglesia en los años setenta del pasado siglo XX. En la nave del mediodía, existe una pintura de San Pedro, que durante algún tiempo presidio el altar mayor.



Cuadro situado en la nave del mediodía de San Pedro

En los años setenta del pasado siglo XX, desaparecería la verbena y cultos en honor a San Pedro, intentando de nuevo recuperar la verbena la Asociación de Vecinos del Torreón que solo la celebro durante algunos años, siendo la ultima la que organizo en el año 2007.

Desaparecida la verbena en honor a San Pedro, y los solemnes cultos que organizaba el clero parroquial, hoy pasa desapercibida esta festividad en nuestra ciudad, cuando durante siglo fue muy celebrada tanto cultualmente como popularmente.

Escudo de la Parroquia de San Pedro de Ciudad Real

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada