miércoles, 22 de junio de 2011

ISABEL II, ALFONSO XII Y ALFONSO XIII EN NUESTRA CATEDRAL



S. M. la Reina Isabel II vistiendo el hábito de Gran Maestre de las Órdenes Militares Españolas


La tatarabuela, el abuelo y el bisabuelo de nuestro actual Rey de España, D. Juan Carlos I, visitaron nuestra catedral y camarín de la Virgen del Prado a lo largo de su reinado y con motivo entre otros de capítulos de las órdenes militares.

Isabel II inicio un viaje a Portugal en 1866, con paradas en Ciudad Real y Badajoz. Llego a nuestra ciudad en tren real, el 9 de diciembre acompañada del Rey, de su hijo D. Alfonso, Príncipe de Asturias y la Infanta doña María Isabel, damas de su majestad, Grandes de España, Mayordomos y Caballerizo; Arzobispo Antonio María Claret, gentiles hombres, medico, sirvientes, ayudantes, varios ministros con el Presidente del Consejo general Narváez, diplomáticos, directores generales y altos empleados de ferrocarriles. El recibimiento fue apoteósico, la estación estaba adornada, las calles con arcos levantados en su honor y las plazas y edificios oficiales con banderas e iluminaciones extraordinarias. Hubo bandas de música que recorrieron calles y fuegos artificiales.

Organizada la comitiva los soberanos, sequito y autoridades se trasladaron seguidos de una gran multitud a la Santa Iglesia Prioral donde se canto un Te Deum y la Salve a la Virgen. Terminado estos cánticos, S.M. y la Real familia subieron al camarín. Al salir de este, la Ilustre Hermandad de la Virgen del Prado le ofreció un diploma de Hermana Mayor a perpetuidad, para si y sus sucesores de la Cofradía de la Virgen. Terminados los actos en la catedral, la Reina, su familia y su sequito se hospedaron en la Merced y al día siguiente partieron para Badajoz.

Lapida que existe en la escalera del Camarín de la Virgen del Prado, recordando la visita real

Trece años después el 3 de febrero de 1879, siendo ya Rey de España, volvió a visitar de nuevo nuestra ciudad y Catedral su Majestad el Rey Alfonso XII con motivo de un solemne capítulo de las Órdenes Militares. De esta visita existe un grabado publicado en la revista de la “Ilustración Española y Americana”, en el que se puede ver al entonces Obispo-Prior D. Victoriano Guisasola y Rodríguez, en el altar mayor a miembros de las Ordenes Militares y a su Majestad el Rey bajo un dosel. Al termino del Capitulo, el Rey visito el camarín de nuestra querida patrona.

Grabado de la visita de Alfonso XII a la Catedral el 3 de febrero de 1879

Por ultimo el Rey Alfonso XIII visito nuestra ciudad y catedral el 27 de abril de 1905. Le acompañaban sesenta Caballeros de las Cuatro Ordenes Militares, luciendo vistosos uniformes. A las ocho y media de la mañana formaron estos señores en dos filas en el Paseo del Prado. Cuando llego el Rey se dirigió a la Catedral, en cuyo vestíbulo fue recibido por el Cabildo en pleno, presidido por el Vicario General (S.V.) D. Santiago Magdalena. Allí le ayudaron a poner el Manto de Gran Maestre los Sres. Duque de Tamames y Marqueses de Ayerve, Casa Pizarro y de la Romana y bajo palio, que llevaban el Conde de las Almenas, caballero de Santiago; D. Santiago Udaeta, de Calatrava; Marques de Casa Pizarro de Alcántara; Marques de Casa Saltillo, de Montesa, y dos capitulares, hizo su entrada en la S. I. P. ocupando el Trono, que, al lado del Evangelio, se le tenía preparado, frente a los bancos destinados para los Capitulares y autoridades de la provincia, desde el cual oyó el Tedéum que a toda orquesta cantó la capilla.

El rey Alfonso XIII acompañado de los caballeros que formaban Capítulo, dirigiendose a la Iglesia Prioral

El rey con el hábito de las Órdenes militares saliendo bajo palio de la Iglesia Prioral

Terminada la ceremonia religiosa subió el Rey, con sus acompañantes, al Camarín de la Santísima Virgen del Prado, ante la que oró breves momentos, pasando a la habitación inmediata donde le enseñaron la Corona buena de la Virgen y el magnifico Porta-Paz, de los que hizo Don Alfonso grandes elogios. Acto seguido salió del templo, siendo despedido en el atrio con el mismo ceremonial y honores que a la entrada.

Alfonso XIII dirigiendose a la Diputación Provincial


Después hubo recepción en el Palacio Diputación y enseguida el Rey, los Caballeros y Autoridades fueron en tren a Almagro, efectuándose el regreso a Madrid dos horas más tarde.

Como he dicho al principio, la tatarabuela, el abuelo y el bisabuelo de nuestro actual Rey visitaron nuestra Catedral y oraron ante la Virgen del Prado. La actual Reina de España, Doña Sofía, también oro a la Virgen del Prado cuando asistió al Pontifical con motivo del IX centenario de su aparición en el Parque de Gasset el 22 de mayo de 1988. Solo nos queda preguntarnos, si el actual Rey y el Príncipe de Asturias, visitaran algún día nuestra Catedral y oraran delante de la Virgen del Prado, como hicieron sus antepasados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada