viernes, 15 de mayo de 2015

EL ESCUDO DE CIUDAD REAL EN LA PLAZA DE LAS VENTAS DE MADRID



Hoy es la festividad de San Isidro Labrador, patrón de Madrid, en torno al cual se celebra la feria taurina más importante del mundo en la Plaza de las Ventas, la mayor plaza de toros de España  y la tercera con más aforo del mundo, tras las de México y Valencia (Venezuela). La Plaza de Las Ventas fue construida en 1929 sobre el terreno llamado Las Ventas del Espíritu Santo, al que debe su nombre.


Su construcción responde a la necesidad de expandir el toreo en la ciudad de Madrid debido a su auge, y ante la imposibilidad de lograrlo con la antigua Plaza de Toros de Madrid se planteó llevarlo a un emplazamiento diferente.   Su ideólogo fue el  mítico matador ‘Joselito’ quien  esperanzado en que más madrileños pudieran verle torear, propuso la construcción de un nuevo coso, más imponente, más grande y  capaz de llevar los toros al público general con el abaratamiento de entradas. Su trágica muerte no le permitió ver su sueño cumplido. La construcción se encargó al reconocido arquitecto José Espeliú en 1922,  que también falleció sin verla terminada. El proyecto lo retomo otro destaca arquitecto de la época Manuel Muñoz Monasterio, uno de los artífices del Estadio Santiago Bernabéu. Su construcción tardo 7 años. Su edificación es de ladrillo visto sobre una estructura metálica, con una decoración a base de azulejos cerámicos.


La Plaza de Toros de Las Ventas fue diseñada y construida en estilo Neo mudéjar, su fachada   es de ladrillo visto con decoraciones de cerámica vidriada que representan los escudos de todas las provincias españolas, entre ellos el de Ciudad Real. En el escudo ciudadrealeño podemos ver al rey fundador de nuestra ciudad, Alfonso X el Sabio, sentado en el centro del mismo y debajo el nombre de Ciudad-Real.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada