lunes, 14 de marzo de 2016

LAS COFRADÍAS TIENEN DIGNIDAD Y EL AYUNTAMIENTO DE PILAR ZAMORA NO TIENE VERGÜENZA



El pasado sábado se celebró en nuestra ciudad “Camino de la Misericordia”, como colofón a la Semana de la Misericordia organizada por el Consejo Arciprestal de Pastoral de Ciudad Real. Todo había sido preparado perfectamente por el Arciprestazgo de Ciudad Real, y las cofradías habían montado sus pasos, dentro de la austeridad que se pedía para que esta jornada de oración se desarrollara con total normalidad.

Todos cumplieron lo acordado, Arciprestazgo y Cofradías, menos el Ayuntamiento capitalino que mostró un total desprecio hacia las hermandades y cofradías que participaron en esta jornada. El Ayuntamiento solo tenía que cortar el tráfico por las calles por donde debían pasar los pasos y retirar los coches para que todo discurriera con normalidad. Eso hubiera sido lo normal, pero lo vivido fue un total caos, el recorrido pactado de ida no se pudo cumplir, ya que el mismo era Calatrava-Luz, y a la hora de llegar el primer paso a la confluencia de las calle Lirio-Calatrava, tuvo que seguir por Jacinto, ya que el ayuntamiento no había retirado los coches de la calle Calatrava y los pasos no cabían. A este despropósito hay que sumar que las calles por donde debían discurrir los pasos estaban sin cortar y detrás de paso y paso se situaban los coches.

Todo esto sucedió en el recorrido de ida, a primeras horas de la tarde cuando la circulación de vehículos no es muy grande, pero que nos daba una idea de lo que podía ocurrir a la vuelta, y así paso. Calles sin cortar, coches cruzando delante de los pasos, otros situándose detrás de los mismos pitando e incluso faltando el respeto, es decir un caos circulatorio cuyo único culpable es el ayuntamiento de la socialista Pilar Zamora, que ha demostrado un total desprecio hacia el mundo cofrade ciudadrealeño.

A todo esto hay que sumar lo ocurrido con el paso de la Santa Cena, el Ayuntamiento le obligó realizar una prueba para ver si pasaba o no por la calle Cuchillería, debido a la grúa que hay, obligándole después a seguir un recorrido hasta llegar al Rectorado por calles con coches ambos lados, produciéndose desperfectos tanto en el paso de la Santa Cena como en varios coches aparcados. Todo por una mala planificación del Concejal de Movilidad de nuestro Ayuntamiento.

Hace unas semanas la señora Pilar Zamora decía que la Semana Santa no se toca, una frase bonita de cara a la opinión pública, pero que es solo eso una frase de cara a la galería, ya que el equipo de gobierno de la socialista de Pilar Zamora ya ha tocado a nuestra Semana Santa, ha jugado con la dignidad de nuestras cofradías y a mí me gustaría saber si en nuestro Ayuntamiento saben lo que es la vergüenza.

Esto fue lo que ocurrió el sábado, pero nuestras cofradías vienen sufriendo el ataque del equipo de gobierno del Ayuntamiento capitalino desde hace tiempo. Desde que Pilar Zamora asumió la Alcaldía, a las cofradías se les cobra por utilizar el Teatro Municipal Quijano y la subvención por música que siempre iba conjunta con la finalista, aún está en el aire, es decir que si la Concejalía de Cultura no aprueba esa subvención, no se mantendrían las subvenciones que hasta ahora siempre se han dado a nuestra Semana Santa, sino que se reduciría la ayuda a la misma, la única fiesta de nuestra ciudad que crea riqueza y llena la capacidad hotelera.

Señora Pilar Zamora debería sentir vergüenza de haberse comportado de forma tan miserable el pasado sábado con las cofradías, y esperemos que en la ya inminente Semana Santa, no vuelva a ocurrir lo que nunca debió pasar el sábado de Misericordia en Ciudad Real.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada