jueves, 19 de enero de 2017

LA FARMACIA CALATAYUD DE LA PLAZA MAYOR



Ayer el artículo que reproducía de Ramón González Díaz, hablaba de las viejas casas consistoriales y del primitivo ayuntamiento que aún se conserva en nuestra Plaza Mayor, hoy reloj carrillón. Edificio que ha tenido diferentes usos desde que dejara de ser sede del Concejo en el siglo XIX.

D. Cecilio López Pastor en su libro “Pequeña historia local: Ciudad Real, Medio siglo de su comercio”, nos recuerda los usos que tuvo este histórico edificio: “En el mismo local donde ahora se halla la Farmacia Calatayud, estuvo muchos años la tahona de Ayala. Después se instaló una moderna carnicería, cuyo dueño, de nombre Santiago, se había independizado de otro establecimiento análogo muy afamado existente en la misma Plaza. Para entonces ya había desparecido el arco que, al igual que en el Ayuntamiento anterior al actual, unía este edificio número I con la calle de enfrente, donde estaba la Confitería Bermúdez, conocida como "La Deliciosa", que aún se mantiene aunque con otro propietario. Después de la carnicería, ya por el veintitantos, se montó un moderno bar, queremos recordar que con el nombre de "Royalti", propiedad de doña Marina Santos, y a continuación se instaló la actual Farmacia de don Fernando Calatayud, a quien sucediera su hijo don Genaro”.


Hoy traigo al blog unas imágenes de la antigua Farmacia Calatayud, de los años treinta del siglo pasado, farmacia que se mantuvo durante muchas décadas en el histórico edificio de la antigua casa consistorial, esquina con la calle María Cristina. En aquellos años la Plaza Mayor no se llamaba asi, sino que recibía el nombre de Plaza de la Constitución.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada