jueves, 12 de enero de 2017

SENTIDO TEOLÓGICO Y PASTORAL DE LA CORONACIÓN DE LA VIRGEN DEL PRADO



Continúan los actos programados por la Ilustre Hermandad y Corte de Honor de Nuestra Señora la Virgen del Prado, con motivo del 50 Aniversario de su coronación canónica. Ayer el salón del Museo de Ciudad Real-Convento de la Merced, acogió la primera conferencia de este aniversario, que fue impartida por el sacerdote, Rvdo. Sr. D. Lorenzo Trujillo Díaz y que llevaba por título: “Sentido Teológico y Pastoral de la Coronación de la Virgen del Prado”.


D. Lorenzo fue presentado por el Consiliario de la Ilustre Hermandad y Corte de Honor, D. Jesús Abad Ramos, de quien dijo que era natural de Aldea del Rey y criado en Almadén (Ciudad Real). Ingreso en el seminario de Ciudad Real, tras finalizar la carrera de derecho y tras una primera experiencia parroquial en la Diócesis, pasó tres años de misionero en Méjico. Fue rector del Seminario Diocesano de Ciudad Real hasta el 2006. Profesor de Eclesiología y Sacramentos en el Centro de Estudios Teológicos del mismo Seminario, afiliado a la P. Universidad de Comillas. Actualmente ejerce su ministerio sacerdotal en la parroquia de San Pedro de Ciudad Real. Es Delegado Diocesano de Formación. Ha impartido numerosas conferencias por todo el territorio español.


Comenzó D. Lorenzo Trujillo hablando, del significado de coronar, que es proclamar la realeza de una persona, para seguir hablando de la realeza de Nuestro Señor Jesucristo y la vinculación de María con Jesús, siendo un vínculo especialísimo entre ambos la maternidad virginal.


Después habló del sentido de coronar la imagen de la Virgen, haciendo alusión al documento “Ordo coronandi imaginem beatae Mariae Virginis”, de 1981, y al estudio de Francisco Conesa, antiguo rector de la Basílica de María de Elche, y actual obispo de Menorca, destacando que no se corona a María, pues ya está coronada por el único que puede hacerlo: Dios. La primera coronación se realizó el 27 de mayo de 1601, por el capuchino fray Jerónimo Paolucci de Calboli da Forli en Parma, y actualmente se corona a imágenes especialmente veneradas, siendo el obispo quien lo decide, teniendo presente al Pueblo de Dios.


Continuó hablando de la coronación de la Maternidad de la Virgen, proclamada oficialmente en el Concilio de Éfeso en el año 431, para añadir que la corona de María somos nosotros, sus hijos, con un amor preferencial  por los pobres, sus hijos desgraciados y los desamparados.


Por último sugirió algunos actos a celebrar en este aniversario, como organizar la renovación espiritual de los devotos, realizando unos ejercicios espirituales, profundizar en el carácter ciudadano de la Hermandad al estar la Virgen del Prado al servicio de la titularidad de la ciudad y vincular a la Hermandad y Corte de Honor con el ejercicio permanente de la caridad.


Terminada la conferencia, los presidentes de la Ilustre Hermandad y Corte de Honor, entregaron un cuadro dedicado al ponente, en agradecimiento por su colaboración en los actos del cincuentenario de la coronación de la imagen de la Virgen del Prado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada