lunes, 9 de enero de 2017

LOS MARIANISTAS 1939-2013



Terminada la Guerra Civil Española el 1 de abril de 1939, los marianistas don Francisco Aranzabal y don Fortunato Peña ocuparon los edificios del Instituto Popular de la Concepción y el Colegio de Nuestra Señora del Prado, pero los pocos marianistas que habían sobrevivido de la guerra eran insuficientes para atender el patronato y el colegio, por lo que el Instituto Popular fue devuelto al patronato diocesano para su administración, centrándose desde entonces los marianistas en el colegio de su propiedad.

El curso se volvió a iniciar en el Colegio de Nuestra Señora del Prado el 1 de octubre de 1939 con tres clases de primaria y los tres cursos de bachillerato, desde entonces cientos de niños ciudadrealeños y marianistas han impartido clase en el antiguo colegio marianista, hasta que fue inaugurado el nuevo en 2014.

 
Monumento dedicado a D. Carlos Eraña, del escultor Federico Coullaut Mendigutia, bendecido el 29 de julio de 1952

En todos estos años la Asociación de Antiguos Alumnos ha desarrollado una gran labor en el centro, como la construcción de escuelas gratuitas y la erección de un monumento en memoria del marianista mártir D. Carlos Eraña. El monumento que estuvo situado a la derecha del patio central del colegio, fue realizado por el escultor madrileño Federico Coullaut Mendigutia. Este monumento consiste en un busto tallado en piedra de don Carlos Eraña, que está colocado sobre un pedestal que tiene grabada una inscripción dedicada a figura de don Carlos. El precio del monumento ascendió a la cantidad de 15.000 pesetas y fue bendecido el domingo 29 de julio de 1952, por el que fuera Obispo-Prior, D. Emeterio Echevarria Barrena. La ubicación del monumento ha cambiado de lugar con la construcción del nuevo colegio, siendo colocado en uno de los nuevos patios.

 
Acto homenaje a D. Carlos Eraña en 1962

La Asociación de Antiguos Alumnos también seria la que el domingo 30 de diciembre de 1962, realizó un nuevo homenaje a la memoria de don Carlos Eraña. Para asistir a este nuevo homenaje, que consistió en descubrir una lápida en la fachada del antiguo Instituto Popular de la Concepción, se desplazaron de Madrid los padres provinciales de Madrid y Zaragoza de la Compañía de María don Severiano Ayastuy y don Julio de Hoyos; el inspector don Agustín Alonso, el administrador don Ángel Chomón, así como numerosos profesores. También asistió don Felipe de la Rica, en representación de la Asociación de Antiguos Alumnos del Pilar y de la F.A.C.M.E. y varios antiguos alumnos manchegos residentes en Madrid.

El acto comenzó a las 10:30 horas con una misa en la capilla del Instituto Popular de la Concepción en la calle de la Mata. Terminada la misa el padre provincial, Rvdo. Sr. D. Severiano Ayastuy, procedió a descubrir la lápida dedicada a la memoria del beato Carlos Eraña. Después del desayuno el alcalde de Ciudad Real, don Victorino Rodríguez Velasco, procedió a descubrir el nuevo nombre que se le daba a la antigua carretera de Miguelturra, y que desde aquella fecha paso a llamarse “Paseo Carlos Eraña”.

 
Placa descubierta por el padre provincial, D. Severiano Ayastuy en 1962, en la fachada del antiguo Instituto Popular de la Concepción, hoy desaparecida

Unos años después en 1966, se conmemoró el cincuenta aniversario de la llegada de los Marianistas a Ciudad Real. El Colegio Nuestra Señora del Prado organizó varios actos en el mes de mayo del citado año, terminando estos el domingo 29 de mayo de 1996 con un acto de inauguración de una lápida conmemorativa en una galería del colegio de las bodas de oro, y la imposición por parte del alcalde de Ciudad Real, don Luis Martínez Gutiérrez, de la medalla de Ciudad Real en su categoría de plata,  al padre provincial, don Severiano Ayastuy, en representación de la Compañía de María a la que se le había concedido.

En cuanto al continuo crecimiento del colegio, el 10 de octubre de 1954 se inauguran las Escuelas Gratuitas, que cinco años después se fusionaron con los demás. Se construye un edificio de una sola planta (4 aulas) y luego se levantaron dos plantas más: una para aulas y otra para habitaciones de internos (edificio de la calle Calvario). En septiembre de 1968 se inaugura un nuevo edificio de clases. En 1991 se inauguró el nuevo edificio, denominado Pabellón de gobierno, donde se ubicaron  los despachos de dirección, administración, secretaría, sala de profesores, biblioteca, gimnasio y Residencia Marianista. También a lo largo del siglo de existencia el colegio ha pasado de ser exclusivamente masculino a convertirse en 1982 en mixto.

Hace unos días se ha celebrado en Ciudad Real la XXXIX Olimpiada marianista, la primera que se celebró en nuestra capital fue en 1970.

 
Imposición de la medalla de Ciudad Real al padre provincial, D. Severiano Ayastuy, en mayo de 1966 por el alcalde, D. Luis Martínez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada