domingo, 23 de octubre de 2016

UNA DISTINCIÓN DE LA REINA MARIA CRISTINA, AL CABILDO DE LA CATEDRAL DE CIUDAD REAL


 
La Reina María Cristina con su hijo Alfonso XIII

El cabildo catedralicio de canónigos es un colegio de sacerdotes, al que corresponde celebrar las funciones litúrgicas más solemnes en la Santa Iglesia Prioral Basílica Catedral. Compete también al Cabildo Catedralicio cumplir aquellos oficios que el derecho o el Obispo diocesano le encomienden.

La Catedral es la principal Iglesia de la diócesis, madre de las demás iglesias y centro capital de la vida litúrgica diocesana. En ella "el Obispo tiene situada la cátedra, signo del magisterio y de la potestad del pastor de la Iglesia particular, como también signo de unidad de los creyentes en la fe, que el Obispo anuncia como pastor de la grey".

El cabildo de la Catedral de Ciudad Real se constituyó el 27 de mayo de 1877, recibiendo diez años después de la Reina Regente, Dª María Cristina de Habsburgo-Lorena o María Cristina de Austria, el tratamiento de Excelencia, según se publicó en la Gaceta de Madrid, nombre que recibía entonces el actual Boletín oficial del estado, el 24 de mayo de 1887. Por este motivo a partir de aquel año el cabildo recibe el tratamiento de Excelentísimo.

La Gaceta de Madrid recoge así la concesión del tratamiento:

Deseando dar una prueba de mi Real aprecio al Cabildo de la Santa Iglesia Prioral de Ciudad Real; en nombre de mi Augusto Hijo el Rey D. Alfonso XIII, y como Reina Regente del Reino,
Vengo en concederle el tratamiento de Excelencia.
Dado en Aranjuez a doce de Mayo de mil ochocientos ochenta y siete.
MARÍA CRISTINA

El Ministro de Gracia y Justicia
Manuel Alonso Martínez

 
Gaceta de Madrid núm. 144  de 24 05 1887, página 478

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada