jueves, 17 de octubre de 2013

HISTORIA DEL PROCESO PARA LA BEATIFICACIÓN DE LOS MÁRTIRES DE FERNÁN CABALLERO


Primera estampa que se realizó de los mártires de Fernán Caballero

He dedicado varias entradas desde el pasado domingo a los mártires claretianos de Fernán Caballero, por lo que voy a terminar mis artículos históricos sobre estos nuevos beatos de la iglesia, con todo lo relacionado con el proceso que se siguió desde su inicio diocesano hasta alcanzar su beatificación el pasado domingo día 13 de octubre, en su fase romana.

La primera sesión del Proceso Informativo Ordinario diocesano sobre la fama de martirio, se celebró el 13 de marzo de 1959 a las 12 horas y fue presidida por el Obispo-Prior D. Juan Hervás y Benet

Como ya he referido en las intervenciones anteriores en este blog, el 28 de julio de 1936  fueron asesinados en la estación de tren de Fernán Caballero, quince misioneros del Inmaculado Corazón de María. El 29 de julio fueron sepultados en el cementerio de Fernán Caballero, y el 23 de noviembre de 1939 fueron trasladados a Ciudad Real y sepultados en el panteón que los Padres del Corazón de María tienen en el cementerio de nuestra ciudad.

Autoridades presentes en la primera sesión  de apertura

El proceso para su beatificación se inició en el Palacio Episcopal de Ciudad Real el 13 de marzo de 1959, siendo Papa en Roma Juan XXII y Obispo-Prior, D. Juan Hervás y Benet. El acto comenzó a las 12 del mediodía en la antigua capilla de obispado y se desarrolló con arreglo al ceremonial entonces vigente, actuando el Vice-Postulador, el Rvdo. P. Gerardo Escudero, misionero de la Congregación Claretiana. El tribunal estuvo formado por los canónigos  D. José Jiménez Manzanares como juez delegado, actuando como adjuntos los canónigos D. José Parrado González y D. Antonio Pérez de Zabalza y Erice, y como  notario el también canónigo D. Ángel Vázquez Santolino y Promotor de justicia, Monseñor D. Jesús Andrés y García.

El P. Federico Gutiérrez Serranob C.M.F,  fue nombrado Vice-Postulador de la Causa de beatificación, siendo la persona que junto a D. José Liberto López de la Franca se encargó de escribir y reconstruir la historia de estos nuevos beatos

El acto se desarrollo con solemnidad interviniendo en el mismo el Obispo-Prior D. Juan Hervás, asistiendo el Arzobispo de Colombia, Monseñor D. Juan Manuel González, el ministro de este país en Madrid, Dr. D. Efraím Casas Manrique y su secretario, D. Alejandro Santamaría, al haber entre los mártires, como ya también he referido en otra entrada, uno de nacionalidad colombiana. También asistieron a este acto historico el gobernador civil de la provincia,  D. José Utrera Molina, el alcalde de Ciudad Real, D. Antonio Ballester Fernández, y familiares de los entonces Siervos de Dios.

Una vez iniciado el proceso de la beatificación de estos mártires, llegaría al pontificado de Pablo VI y durante el mismo se paralizaron los procesos de beatificación que se habían iniciado en toda España, siendo silenciados durante muchos años estos mártires.

 En noviembre de 1968, se produciría el hundimiento del panteón de los Padres del Corazón de María en el cementerio de Ciudad Real, lo que obligó a exhumar las cuatro cajas que contenian los restos humanos de los mártires y depositarlos provisionalmente en el panteón de la familia Barrenengoa, volviendo de nuevo al panteón reconstruido por la Provincia Bética el 30 de enero de 1969, previo levantamiento de las actas canonicas por el tribunal designado por el Obispo-Prior.

D. José Liberto López de la Franca junto a Carmen Herrera Rodero, hija del Jefe de estación de Fernán Caballero en julio de 1936 y testigo de la muerte de los claretianos, y quien auxilió al beato Candido Catalán

Tras el parón habido de los procesos de los mártires españoles, llegado el pontificado de Juan Pablo II en la década de los ochenta del pasado siglo XX, se retoma de nuevo la causa de la beatificación de los mártires de la Guerra Civil Española.  Entre ellos los de Fernán Caballero, tomando un nuevo impulso todo este proceso a partir de 1987, año que la Sagrada Congregación para la Causas de los Santos reanuda la tramitación de los procesos.

 Primera página del voluminoso tomo del Informe realizado por el catedrático de medicina legal de la Universidad de Sevilla Doctor D. Luis Frontela Carreras, sobre la identificación de los restos óseos de los mártires claretianos, dedicada a D. José Liberto López de la Franca por el P. Federico Gutiérrez y por el prestigioso forense, presentado en el año 2000 en la Sagrada Congregación para la Causa de los Santos, en agradecimiento e idea para hacer posible ese proyecto de identificación

Una vez reanudada la causa y reactivada, es nombrado Vice-Postulador de la misma el P. Federico Gutiérrez Serrano, que junto a D. José Liberto López de la Franca se encargó de la recogida de cientos de documentos históricos para redactar la Positio Super Martyrio en los primeros años de la década de los noventa. Entre 1990-1992 gracias a la intervención directa de D. José Liberto López de la Franca, con Mercé Sala, Directora General de RENFE, se evitó que se destruyera el monumento a los mártires de Fernán Caballero, ya que con motivo de las obras del AVE se había comenzado a desmontar.

En el año 1999, las publicaciones claretianas editan la historia de estos mártires escrita por el P. Federico Gutiérrez Serrano que lleva como título: “Mártires Claretianos de Sigüenza y Fernancaballero”. Siendo entregada la Positio en la Sagrada Congregación para la Causa de los Santos en 1997 y decretado su martirio por el Papa Benedicto XVI el 1 de julio de 2010.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada