martes, 22 de octubre de 2013

LAS VOTACIONES MAS REÑIDAS EN LA ASOCIACIÓN DE COFRADÍAS DE CIUDAD REAL, DURANTE LOS ULTIMOS DOCE AÑOS, PROCLAMAN A SANDALIO LEÓN PRESIDENTE POR SOLO DOS VOTOS DE DIFERENCIA



El Pleno de la Asociación de Cofradías de Ciudad Real, al que asistieron las 24 hermandades de la capital, decidió en la noche de este lunes proclamar como su nuevo presidente a Sandalio León Espinosa, que queda así pendiente de la aprobación definitiva por parte del Obispo, Antonio Algora, para ocupar su nuevo cargo.

Fue un Pleno cargado de tensión, por la falta de 'acuerdo' en las votaciones de los hermanos mayores, que llevó a que se celebraran las tres votaciones que como máximo permiten los Estatutos de la Asociación de Cofradías, y que hasta el último voto de la tercera no se supiera quien era el elegido, ya que en caso de empate se habría elegido a Francisco Javier González Ontiveros por ser el candidato de mayor edad.

Tras la intervención del Comisariado de la Asociación, Juan de Dios Martín Ramírez -quien hizo interesantes recomendaciones como que se modifiquen los estatutos para que la Comisión permanente no tenga tanto poder o que las hermandades deben regresar a un clima más evangélico en el que primera menos las levantás, revirás o marchas procesionales que la Pasión de Jesús- en la primera votación ninguno de los tres candidatos obtuvo la mayoría absoluta que necesitaba, ya que Lobo obtuvo 5 votos, León 6 y González Ontiveros 9, además de que hubo 4 en blanco.

Tras desalojar de nuevo la sala -porque por primera vez las votaciones se hicieron sin ningún otro testigo que los hermanos mayores con derecho a voto-, en la segunda vuelta tampoco hubo una mayoría absoluta, aunque León, con 9 votos, crecía y se situaba con los mismos que el ‘ganador’ de la primera vuelta González Ontiveros. Lobo perdía uno y se quedaba con 4 votos que le dejaron fuera de la tercera vuelta al ser el menos votados. Además, hubo dos votos en blanco.

Y la tercera votación fue casi de ‘infarto’ ya que hasta que no se leyó el último voto no se conoció el resultado definitivo: Sandalio León Espinosa era proclamado como presidente, y le acompañarán en esta tarea Carlos Lillo como vicepresidente, Luis María Cantero como tesorero y Jesús Segura como secretario.

“El resto de los integrantes de la nueva Comisión Permanente no están aún decididos”, indicó León en su discurso, aunque admitió que si algún perfil de otra candidatura le resulta válido no dudaría en contar con él.

Las primeras palabras del presidente electo de la Asociación de Cofradías de Ciudad Real fueron para asegurar que su trabajo, y el de su Comisión Permanente, se centrará en lograr la unión de las 24 cofradías de la capital, “porque nuestro objetivo siempre ha sido que todas apoyaran al candidato que saliera, fuera cual fuese”.

Además, y al margen de asegurar que hay mucho trabajo por delante, aseguró que su primera tarea cuando lo ratifique el Obispo será la de hacer un seguro al Guardapasos “para evitar que si ocurre algún accidente, como ha pasado, no tengamos cubierta la responsabilidad civil”, dijo.

El discurso de lo que no hará

Para presentar su candidatura ante los 24 hermanos mayores de las cofradías de la capital, Sandalio León prefirió centrarse en las cosas que no hará, como, por ejemplo, “que vayan caballos delante del paso del Resucitado, ahorrando ese dinero para cosas más importantes”.

Además se comprometió a que no habrá postulación pro-Semana Santa ni tampoco un Museo de la Semana Santa en la capital, como tampoco se obligará a la presencia de, al menos, cuatro representantes de cada hermandad a los actos que programe la Asociación de Cofradías.

Aseguró que no se va a quitar de las subvenciones el importe destinado a caridad, “sino que saldrá de la cuenta general de la Asociación”, y en este terreno también dijo que no se mantendrán los porcentajes actuales de distribución de las subvenciones sino que se ampliarán.

No permitir que sus dirigentes atenten verbalmente contra la curia; ni tratar de forma desigual a las cofradías, ni siquiera a las que ayer no les dieran su apoyo; y no tener a personas que desempeñen una labor sin contrato, fueron otros de los compromisos que expresó, como tampoco privar a las cofradías de la celebración de Plenos extraordinarios cuando lo soliciten y sean de acuerdo a los estatutos.

Sandalio León, que se confesó un “amante de la Semana Santa ciudarrealeña” aseguró que su equipo tiene capacidad de trabajo e ilusión, y se comprometió a ser transparente “y a no descansar mientras exista trabajo por hacer”.

Además, se mostró consciente de la “casuística” de las distintas hermandades y señaló que se darán los mismos derechos y obligaciones a todos los asociados, procesionen individual o colectivamente, “y desaparecerá cualquier sanción derivada de no tener las mismas obligaciones”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada