viernes, 18 de octubre de 2013

INFORME SOBRE LA IDENTIFICACIÓN DE LOS RESTOS OSEÓS DE LOS MÁRTIRES CLARETIANOS DE FERNÁN CABALLERO

Fotografía del Beato Tomás Cordero Cordero e identificación de su cráneo

Al ser trasladados los restos de los mártires de los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María, asesinados en julio de 1936 en Fernán Caballero a Madrid en el año 2000. La Congregación Claretiana acordó  y encargó al Catedrático de Medicina Legal de la Universidad de Sevilla, D. Luis Frontela Carreras, que identificara los restos óseos de cada uno de los entonces siervos de Dios, ya que todos ellos se encontraban juntos y revueltos en cuatro cajas.

En estas fotografías  del Beato Jesís Aníbal Gómez, podemos observar el tiro de gracia efectuado en el cráneo y la dirección del tiro efectuado con pistola calibre 9 mm

D. Luis Frontela a petición del Vice-postulador de la causa de beatificación de los religiosos, P. Federico Gutérrez Serrano, asumió esta misión y redacto un extenso informe sobre la identificación, tratamiento y otros problemas medicolegales de los restos óseos.

Huesos identificados del Beato Jesús Aníbal Gómez Gómez

Esta labor la realizó D. Luis Frontela Carreras con un equipo médico, comenzando la misma en los locales de la Parroquia del Inmaculado Corazón de María de Madrid, el 5 de febrero de 2000, y haciendo entrega del informe el 20 de septiembre del 2000.

Huesos identificados del Beato Primitivo Berrocoso Maillo

Huesos identificados del Beato Vicente Robles Gómez

Huesos identificados del Beato Gabriel Barriopedro Tejedor

El Doctor Frontela al terminar la identificación de los restos, realiza las siguientes consideraciones en su informe:

Fotografía y cráneo identificado del Beato Claudio López Martínez

1º.- Que no se realizó en realidad ninguna autopsia completa, en uno de los casos fue un simulacro de autopsia, en alguno se abrió el tórax, en la mayoría ni el tórax ni la cabeza. Por ello, aunque las lesiones descritas por los médicos forenses en las supuestas autopsias coinciden con las observadas por nosotros en los restos óseos, hemos hallado más lesiones que la inicialmente descritas.

Huesos identificados del Beato Claudio López Martínez

2º.- Los disparos radicaban en zonas vitales: cabeza y tórax, con clara intención de matar.

3º.- Teniendo en cuenta que los disparos iban dirigidos fundamentalmente a la cabeza y al tórax, es muy alta la proporción de disparos en genitales, 11 de los 15, es decir, en un porcentaje del 73%, lo cual podría significar una “determinada intencionalidad”.

Fotografía y cráneo identificado  del Beato Ángel López Martínez

4º.- En casi todos los casos hay “disparos de remate o tiros de gracia”, cuando en realidad algunas de las víctimas ya estaban muertas a causa de las lesiones previas sufridas inmediatamente mortales.

Fotografía y cráneo identificado  del Beato Antonio Lasa Vidaurreta

5º.- Existe un exceso de lesiones, mucho más de las necesarias para matar, como si hubiese habido ensañamiento.

6º.- En los disparos se utilizaron, al menos, cuatro tipos de armas y/o de cartuchos; dos de ellas cargadas con perdigones, una con postas y una cuarta, armas cortas.

Reconstrucción concordante con el  cráneo del Beato Antonio Lasa Vidaurreta

Huesos identificados del Beato Melecio Pardo Llorente

Huesos identificados del Beato Antonio Orrego Fuentes

Fotografía y cráneo identificado del Beato Otilio del Amo Palomino

Huesos identificados del Beato Otilio del Amo Palomino

Huesos identificados del Beato Cándido Catalán Lasala

Huesos identificados del Beato Abelardo García Palacios

Huesos identificados del Beato Ángel Pérez Mutillo

Huesos identificados del Beato Felipe González Heredia

Entre los restos óseos de los beatos, fueron hallados dos crucifijos, en este que es el de menor tamaño, se aprecian los impactos de tres perdigones

Una vez acabada la identificación de los restos óseos, fueron puestos cada uno en cajas independientes. La fotografía recoge el momento que el Ilustrísimo Sr. D. Ricardo Quintana Bescós, Delegado Episcopal para las causas de los Santos, del Arzobispado de Madrid, precintara cada una de las cajas

El Catedrático de Medicina legal de la Universidad de Sevilla, D. Luis Frontela Carreras

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada