domingo, 19 de mayo de 2013

EN LA GRAN PEREGRINACIÓN MARIANA “MARÍA, REINA DE GRANADA”



Ayer sábado junto a gran número de cofrades de la Flagelación, me desplace a Granada en el autobús que puso la cofradía,  para presenciar la procesión “María, Reina de Granada”, organizada con motivo del primer Centenario de la Coronación Canónica de la Virgen de las Angustias, Patrona de Granada y su Archidiócesis.

Haciendo cola para poder acceder al interior de la Catedral.

El autobús partió a las ocho de la mañana desde la Plaza de San Francisco, y llegamos a media mañana a Granada, dirigiéndonos hacia la Catedral, lugar donde se encontraban expuestos los treinta y tres pasos que procesionarian por la tarde. La entrada a la Catedral nos costó cuatro Euros, dinero destinado al futuro Economato Social que han puesto en marcha el Arzobispado de Granada, la Real Federación de Hermandades y Cofradías y Cáritas Diocesana de Granada.


Los pasos habían llegado a la Catedral de 9  a 10 horas, y fueron entrando los cortejos en el interior de la Catedral para ubicarse de cara a la procesión de la tarde. En las naves catedralicias extremas se encontraban los 28 pasos de las Hermandades Federadas participantes en la Gran Peregrinación.


Aunque los pasos llegaron a la Catedral sin problema, el frío era intenso en Granada por la mañana, estuvo nublado y comenzó a llover a media mañana intensamente, lo que no nos desanimo a la gran cantidad de granadinos y visitantes de otros puntos de la geografía nacional, a hacer cola para entrar en el principal templo de la ciudad y poder disfrutar de todos los pasos que se encontraban en su interior.

 Junto al paso de Nuestra Señora de las Angustias, patrona de Alhama.

En la girola, bajo los arcos del Altar Mayor, estaban ubicados los pasos de las Imágenes Patronales de la provincia de Granada, así como Ntra. Sra. del Rosario Coronada, situada frente al retablo de Santiago Apóstol.


La procesión debería haber comenzado a las 17:00 horas, pero debido a la lluvia que caía en esos momentos en Granada, comenzó con media hora de retraso. El cortejo fue presidido por la Cruz de Guía y faroles de la Cofradía de Santa María de las Angustias Coronada de la Alhambra.


Cada cortejo que acompañaba a sus pasos titulares, solo iba conformado de Guión Concepcionista o Mariano acompañado de 2 faroles, 10 parejas de hermanos/as con cirios de color blanco, Guión y/o estandarte corporativo con 4 varas de acompañamiento, Presidencia de la Hermandad con 5 varas incluido el Rvdo. Padre Consiliario si asistiera, Ciriales (entre 4 y 6), acólitos turiferarios (2 máximo), 3 acólitos auxiliares (1 naveta y 2 monaguillo auxiliar) y pertiguero.


No existió acompañamiento musical durante el recorrido conjunto de todas las Hermandades hasta la Basílica de la Virgen de las Angustias. El acompañamiento musical se incorporó detrás de cada paso en el regreso a su templo.


La Gran Peregrinación Mariana fue aprobada por el Arzobispo de Granada, Excmo. Rvdmo. Sr. D. Javier Martínez Fernández, a petición de la Real Federación de Hermandades y Cofradías de la Ciudad de Granada, enmarcando la misma dentro del Año de la Fe que está viviendo toda la iglesia.


Treinta y tres pasos procesionaron por las calles de Granada en un acontecimiento único que congregó este sábado en la capital granadina a doscientas mil personas. La ciudad respondió, las hermandades cumplieron, los visitantes, granadinos y cofrades arropamos el acto y todo fue un éxito histórico dentro de la dificultad de organización por el número de pasos participantes.


A la salida de cada paso, la banda municipal de música interpretó una marcha dedicada a titulares de la ciudad. La Virgen de las Angustias salió hacia las 7 de su basílica y esperó a las hermandades participantes en la Gran Peregrinación Mariana en el centro de un precioso altar en el que la hermandad patronal convirtió la fachada principal.


Los primeros pasos en llegar a la basílica se giraron completamente ante la patrona. El resto, solo hicieron un pequeño amago de giro tras el rezo de la salve que inició en cada ocasión el arzobispo tras una pequeña alocución.


En la Catedral, la seriedad de la salida de las hermandades de penitencia de Granada se rompió con el gran júbilo con el que se recibió a las patronas de Loja, Alhama de Granada, Motril y Almuñécar. Ese júbilo fue casi algarabía con la salida de la Virgen del Martirio.


Los pasos se presentaron para la celebración de la Magna Mariana con una gran brillantez, con atuendos más jubilosos que en las estaciones de penitencia y con adornos florales espectaculares, innovadores y hasta atrevidos.


Aunque en algunos momentos el cortejo presentó algunos cortes, la procesión resultó un éxito y logró colmar las expectativas generadas en torno a esta gran celebración mariana.


Una vez que las hermandades terminaron de presentarse ante la Virgen de las Angustias de Granada, cada una realizó su regreso -con acompañamiento musical- por el recorrido establecido e incluso recortándolo por la amenaza de lluvia.


Recordar las 33 imágenes marianas que han participado en esta efeméride:

Nuestra Madre y Señora de Consolación, Nuestra Señora de la Luz, Santa María del Triunfo, Nuestra Señora de la Salud, María Santísima de la Merced, Nuestra Señora de la Estrella, María Santísima de la Concepción, María Santísima de las Penas, Nuestra Señora del Amor y Trabajo, María Santísima de la Aurora Coronada, Nuestra Señora de la Paz, María Santísima del Sacromonte, María Santísima de las Maravillas, Nuestra Señora de la Alegría, María Santísima de la Amargura, María Santísima de la Encarnación, Nuestra Señora de los Dolores, María Santísima del Mayor Dolor, Nuestra Señora de la Esperanza, Nuestra Señora de las Angustias Coronada de la Alhambra, María Santísima de la Misericordia Coronada, Nuestra Señora del Rosario, María Santísima de la Victoria, Soledad de Nuestra Señora, Nuestra Señora de la Soledad de San Jerónimo, Nuestra Señora de la Soledad del Calvario, Nuestra Señora de los Reyes, Caridad de la Alhama, Cabeza de Motril, Antigua de Almuñecar y cerrando la Virgen del Rosario Coronada, co-patrona de la ciudad.


Fue una jornada histórica con una organización brillante por parte de la Federación de Hermandades, en la que los muchos ciudadrealeños congregados en la ciudad de la Alhambra disfrutaron con la magna mariana.

En definitiva una jornada inolvidable, llena de emociones y de devoción. Todos, bajo el manto de la patrona, la Virgen de las Angustias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario