martes, 27 de septiembre de 2016

EL BUSTO AL PADRE ENRIQUE INIESTA, PREGONERO DE LA SEMANA SANTA DE CIUDAD REAL 2003



El sacerdote escolapio Enrique Iniesta Coullaut-Valera, licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense, maestro, profesor del Colegio de los Escolapios granadino y vicepresidente del Centro de Estudios Históricos de Andalucía, considerado el gran investigador y biógrafo de Blas Infante; fue pregonero de la Semana Santa de Ciudad Real en el año 2003, y es el único pregonero de nuestra celebración pasional que cuenta con un monumento dedicado a su memoria.

Nacido en Madrid en 1930, pronto marchó a Andalucía, de donde era toda su sangre. Su familia provenía de Marchena, era nieto del escultor sevillano Lorenzo Coullaut Valera —autor de las estatuas de Osio y del Corazón de Jesús en Córdoba— y sobrino del escritor egabrense Juan Valera. Llegó a Granada en 1958, como profesor de Historia y Cultura Andaluza, y se entrega a la ciudad, donde residirá en dos etapas, con el intermedio de la parroquia del Carmen de Sevilla. En Granada fue pregonero de la Semana Santa de 1997, recordando aún los cofrades su descriptiva frase «¡Los santos a la calle!».


Junto a la religiosidad popular cultivó la pastoral juvenil, siendo director de Ediciones Juveniles de PPC, y la presencia en los medios de comunicación. Publicó artículos en ABC, Razón y Fe, Revista Calasancia, El País, El Correo de Andalucía, Ideal y Tierras del Sur, entre otros. También destacó en el mundo de las publicaciones de libros: en Sevilla fundó la librería El Toro Suelto, especializada en libros de temática andaluza, y de Iniesta son muchas voces de la Gran Enciclopedia de Andalucía.

El sacerdocio, la enseñanza y Andalucía fueron sus grandes amores y en 1977 comenzó a consagrarse a la investigación de la figura de Blas Infante, Padre de la Patria Andaluza. Ha publicado su vida en tres volúmenes, el último, aparecido en 2007 y editado por Almuzara, lleva por título «Blas Infante. Los últimos años». Paralelamente se dedicó a reunir el mayor archivo documental y de objetos referidos a Blas Infante que existe y lo expuso y abrió al público e investigadores en su colegio de Granada.


Como los sacerdotes que viven en la frontera de lo civil y lo eclesiástico, Enrique Iniesta fue más reconocido en el ámbito primero que por la jerarquía eclesiástica. Diploma de la Ciudad de Granada, Hijo Predilecto de la Provincia de Sevilla, Premio Almenara a los Valores Andaluces, fueron sus premios. Fallecido en el año 2010, se levantó un busto en su memoria en el año 2013, junto al colegio y parroquia de los escolapios en Granada.

En Ciudad Real fue pregonero de la Semana Santa 2003, destacando en su pregón las palabras que dedicó al paso de misterio del Resucitado, como gran conocedor y crítico de obras de arte. Sirva hoy este pequeño reconocimiento a Enrique Iniesta, sacerdote que conocí y traté como gran cofrade que fue, siendo el único pregonero de la Semana Santa de Ciudad Real que cuenta con un busto dedicado a su memoria.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada