jueves, 8 de septiembre de 2016

LA CAPILLA DE NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES “AVE MARÍA” O DOLOROSA DE LA CATEDRAL



A los pies de la nave de la Catedral ciudadrealeña, debajo del coro alto y junto a la puerta del mediodía, nos encontramos la capilla de Nuestra Señora de los Dolores “Ave María” o Dolorosa de la Catedral como es conocida popularmente.

La devoción a Nuestra Señora de los Dolores, en la Parroquia de Nuestra Señora del Prado, hoy Catedral, se remonta al siglo XVII cuando el 10 de abril de 1692 se funda la Congregación del Ave María para dar culto a la imagen de la Virgen llamada de los Siete Dolores que poseía la parroquia. Esta imagen era de vestir y se atribuía según algunos, a Martínez Montañés, y según otros, al mismo autor que el Nazareno de San Pedro, desconociéndose su verdadero autor. Bernardo Portuondo, en su Catálogo Monumental y Artístico-Histórico de la provincia de Ciudad Real dice que la imagen “interesa por su ademán espontáneo y cálidamente expresivo”. La imagen de la Virgen fue destruida en 1936 al inicio de la Guerra Civil Española.

La Virgen de los Dolores siempre tuvo capilla propia en la Catedral y recibió culto en un retablo de estilo barroco. Durante siglos lo recibió en la capilla que había en el lado derecho del ábside, de la Epístola, adonde se accedía por un arco del renacimiento, y se cerraba con una magnífica reja de hierro repujado con grotescos del renacimiento y los blasones de los Loaisas. Capilla que fue convertida en Sala Capitular en las reformas que sufrió el templo en los años sesenta del pasado siglo.


Al convertirse la capilla de la Dolorosa en Sala Capitular, esta paso a recibir culto a los pies del templo sobre el coro alto construido en 1906, trasladándose a este lugar el retablo barroco que se salvo de su destrucción en 1936. Se accede a esta capilla por una puerta enmarcada con un arco apuntado y se cierra por una verja. Su cubierta es adintelada o arquitrabada, y tanto el techo como las paredes, están encaladas para dar mayor luminosidad ya que carece de ventanas.

La actual imagen de la Virgen es de 1940 del escultor sevillano Antonio Castillo Lastrucci. El retablo en el que recibe culto, es un retablo de madera dorado en pan de oro de estilo barroco como ya dije. La imagen se encuentra bajo un arco de triunfo y a ambos lados aparecen columnas salomónicas, son columnas retorcidas con grandes racimos de uvas y hojas de parra en su fuste, su capitel es de orden corintio, con hojas de acanto. De él arranca una especie de entablamento adornado con ménsulas muy decoradas con motivos vegetales.

A los pies del retablo, en el centro de la capilla se encuentra sepultado desde 1982, el noveno Obispo-Prior, D. Juan Hervás y Benet.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada