sábado, 29 de marzo de 2014

VALDARACHAS



Alfonso X el Sabio concede a Villa Real en su Carta Puebla un alfoz (“Et do á esta villa sobredicha que haya por aldeas ó por término Zuhéruela é Villa del Pozo é la Figueruela et Poblet é Alvala con todos sus términos yermos é poblados é con todos sus derechos, con montes, con fuentes, con ríos, con pastos, con todas sus entradas é con todas sus salidas é con todas su pertenencias assí como las han estos lugares sobre dichos é las deven aver”)

Valdarachas en los años treinta del pasado siglo XX

No obstante, estos no eran los únicos núcleos que se incluían en el alfoz de Villa Real, pero para ver los términos hay que establecer cuáles eran los límites de la nueva ciudad. Luis Rafael Villegas “Ciudad Real en la edad media. La ciudad y sus hombres (1255-1500)”, señala que los límites con los calatravos por el Sur y el Oeste eran claros: los ríos Jabalón y Guadiana. Pero algo más difícil eran los límites con Miguelturra (Norte y Este), establecidos en 1347 por Alfonso XI. En estos límites existirían otras poblaciones, además de las señaladas: Alarcos, Valverde, Sancho Rey, Los Corrales (V), Gajión, Fuente YlIezgo, Villadiego, Casablanca, Benaven, Las Casas, Ciruela, Valdarachas, Torrecilla y Santa María del Guadiana (junto al Guadiana, en el puente de Picón).

Vista actual de la entrada al caserío

Estos términos en muchos casos no son más que pequeños caseríos dispersos, donde se encontrarían pobladores dedicados a labores agrícolas y ganaderas, aunque en otros casos son algo más, como Alarcos. Estos núcleos dependen de la ciudad para su subsistencia, y su importancia se aprecia en los nombres de muchas calles y puertas de Ciudad Real: Ciruela, Santa María y Alarcos.

En la entrada a las dependencias a Valdarachas podemos ver un escudo nobiliario de los actuales propietarios

Uno de estos caseríos que se encuentra unido a nuestra ciudad desde su fundación, es Valdarachas, situado a unos 12 kilómetros de Ciudad Real junto al rio Jabalón. Este caserío  perteneció desde sus inicios a la casa noble de los Treviño, fundando D. Luis Fernández Treviño en 1627, un mayorazgo en él. El mayorazgo (o vínculo de mayorazgo) es una institución del antiguo derecho castellano que permitía mantener un conjunto de bienes vinculados entre sí de manera que no pudiera nunca romperse este vínculo. Los bienes así vinculados pasaban al heredero, normalmente el mayor de los hijos, de forma que el grueso del patrimonio de una familia no se diseminaba, sino que sólo podía aumentar. La institución del mayorazgo estuvo vigente hasta la Ley Desvinculadora de 1820 que suprimió todos los vínculos.

Escudo de armas de la familia Henríquez de Luna y Medrano

Doña Isabel Treviño y Treviño Carvajal y Dávila Ponce de León, fue la VI Señora del Mayorazgo de Valdarachas, casándose  el 16 de febrero de 1776 con D. José Medrano y Monroy, de León y Morales, pasando el Mayorazgo de Valdarachas a ser propiedad de la familia Medrano desde esta unión. El último Señor de Valdarachas fue D. José Medrano y Maldonado, Treviño y Treviño. Actualmente Valdarachas es propiedad de D. Francisco Henríquez de Luna y Medrano, Baillo y Rosales.

Un gran patio hay a la entrada del caserío

Durante la Guerra Civil Española (1936-1939), Valdarachas fue incautada por el Instituto de Reforma Agraria , haciéndose cargo de la explotación la Colectividad de Obreros Agrícolas de Ciudad Real, perteneciente a la Federación Española de Trabajadores de la Tierra, de U.G.T. Terminada la guerra Valdarachas volvió a manos de su propietario D. José Medrano y Rosales, Maldonado y Medrano.


Antiguo pozo en el patio donde podemos ver las armas de la Orden de Calatrava, a la cual pertenece el actual propietario 

Las edificaciones del viejo caserío sufrieron una gran transformación hace años, derribándose parte de las mismas, por el mal estado en que se encontraban y edificándose nuevas dependencias, conservándose parte de las primitivas como la zona de la capilla y el cementerio.

Debajo del cobertizo del patio, podemos ver antiguos carros usados para el trabajo en el campo

Otra vista de las edificaciones que podemos ver actualmente en Valdarachas

Entrada al antiguo cementerio del caserío

En el cementerio hay enterrados miembros de la familia Medrano desde el siglo XVIII

Antigua capilla del caserío

Altar de la capilla de estilo neogótico 

Actualmente la capilla se encuentra abandonada 

Ventana de la capilla de estilo neogótico 

Junto a la capilla encontramos antiguos carruajes 

Estos carruajes eran utilizados por los propietarios de Valdarachas 

Otra de las puertas de acceso al caserío de Valdarachas 

Junto a esta puerta podemos ver columnas labradas de antiguas edificaciones 


1 comentario:

  1. ¿¿¿Este es el futuro de nuestro pasado???

    ResponderEliminar