domingo, 19 de marzo de 2017

COMENTARIOS A UNA COLECCIÓN DE POSTALES DE LA SEMANA SANTA DE CIUDAD REAL DE HACE UN SIGLO (II)



Los Oficios se celebraban hace un siglo el Viernes Santo, a primeras horas de la mañana, en concreto en la Parroquia de San Pedro se celebraron en 1917 a las ocho de la mañana. En la Catedral a las seis de la mañana se celebró el Sermón de la Pasión y a las nueve los Santos Oficios con asistencia del Excmo. Ayuntamiento.


Como los Oficios según la liturgia de aquellos años se celebraban en horas tan tempranas, la Pasionaria de San Pedro se ponía en la calle a las nueve de la mañana, pocesionando solo tres cofradías. Aquel año el Viernes Santo fue el 6 de abril, y el periódico “El Pueblo Manchego” el martes 3 de abril, decía lo siguiente de este desfile procesional:


La Pasionaria de San Pedro.- Sale de esta Iglesia a las nueve de la mañana con los “Pasos” siguientes: Oración de N. S. J. en el Huerto, obra del escultor valenciano Venancio Marco; está inspirada en la de igual nombre del gran Salcillo, y tiene una figura durmiente de San Pedro, muy notable y otra orante del Señor, de rasgos y proporciones que traen a la memoria la famosa de Callini, una de las más preciadas joyas del Escorial; los cofrades visten túnicas a las de la Hermandad sevillana del mismo título, y llevan en la mano como atributo, blancas palmas que dan a la procesión una nota de color muy vistoso.


Jesús Caído, obra del referido autor, muy bien ejecutado; la túnica de los penitentes es de veludillo morado, con cordón gualda y capa blanca que lleva en el lado izquierdo la insignia de la Cofradía en plata; Santísimo Cristo del Perdón, grupo del Calvario con una valiosa imagen del Crucificado, tallada por el maestro Alsina, y las bien sentidas figuras de las Marías, originales del escultor zaragozano Sr. Borja y paramentadas con soberbios mantos de terciopelo bordados en oro por distinguidas señoritas de esta capital; la túnica de los cofrades es de terciopelo morado con escapulario blanco, luciendo en el capillo elegantes medallones con los atributos de la Pasión, pintados, como los preciosos estandartes y gallardetes de la Hermandad, por el tan distinguido y laureado dibujante manchego, don Feliciano Martín.


Preceden a este último “Paso” la música municipal y una banda de tambores y cornetas, vistiendo todos los individuos que constituyen ambas, la túnica de dicha Hermandad.

Acompaña también a esta procesión, que sigue igual carrera a la del día anterior, la banda de música del Hospicio y la de Torralba de Calatrava.”


Este mismo diario cuando hace la crónica de la Semana Santa el  sábado 7 de abril dice lo siguiente refiriéndose a la Cofradía del Santísimo del Perdón y de las Aguas: “Descolló como siempre, la del Cristo del Perdón, vulgarmente llamada “de don Federico”, que llevó este año mayor número de cofrades y dos cosas nuevas: los preciosos niños nazarenos, vestidos de blanco, con una cruz a cuestas, ayudados de sus Cirineos, y una banda de tambores”.


Don Federico Fernández Alcázar, fue un prestigioso médico de la ciudad que remodeló totalmente la hermandad del Cristo del Perdón y de las Aguas, , remodelación que comenzó en 1906 cambiando las imágenes, en primer lugar la del Cristo. En 1907 se le añadieron las imágenes de la Virgen, San Juan y la Magdalena, completándose el paso en 1915 con los dos ladrones y andas nuevas.


En el año 1916 se incorporaron al cortejo procesional un grupo de hebreos recordando a los contemporáneos de Jesús, diseñados por José Mur. También se incorporaron, como podemos ver por las postales que reproduzco, niños que representaban personajes y momentos de la vida y pasión de Nuestro Señor Jesucristo. Entre estos desfilaban San Juan Bautista, las Virtudes Teologales –Fe, Esperanza y Caridad-, Jesús y los apóstoles –Pedro, Juan y Pablo-, Ecce Homo entre dos soldados romanos, Jesús camino del Calvario, con el cirineo y el de la Sentencia, la samaritana acompañada de hebreas y las tres Marías –la Virgen, Verónica y Magdalena-. Posteriormente, se incorporó el gobernador Poncio Pilatos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada