sábado, 2 de noviembre de 2013

PERSONAJES, VIEJOS LINAJES, NOBLEZA, POLÍTICOS Y ARTISTAS, ENTERRADOS EN EL CEMENTERIO CIUDADREALEÑO


Esta lápida en la zona de los nichos, pertenece a una dama del siglo XIX, donde podemos observar que formó parte de una familia de viejo abolengo, por el escudo de armas que está grabado en la misma.

Continúo hoy festividad de “Todos los Santos”, mí recorrido por el cementerio de Ciudad Real, deteniéndome hoy en los enterramientos de Personajes Ilustres, viejos linajes, políticos y artistas de nuestro cementerio. De esta manera solicito la recuperación del cementerio como un espacio sagrado de historia, memoria, respeto para todas los que allí descansan, y solo pretendo con estas entradas realizar un repaso simbólico a la historia contemporánea de Ciudad Real.

Panteón de la familia Muñoz-Jarava. Este apellido es un cruce entre los viejos linajes ciudadrealeños de los Muñoz, que son de las familias fundadoras de Ciudad Real, y de los Jarava linaje del siglo XIV, que se estableció en nuestra provincia en el siglo XVII.

Escudo de armas en el panteón de la familia Muñoz-Jarava. En el podemos ver reflajados estos dos viejos linajes. La mitad del escudo en la parte derecha , según lo miramos,  son las armas de los Jarava, y la otra mitad son las armas de los Muñoz, presentes también en la portada de la Parroquia de Santa María del Prado (Merced).

Panteón de la familia Cendrero, lugar donde reposan los restos de la Excma. Sr.  Dª Elisa Arias Díaz del Castillo Fernández de Sierra. Esta ilustre dama ciudadrealeña donó su vivienda familiar para museo, el actual Museo Municipal “Elisa Cendrero” en la calle Toledo. Tiene una calle dedicada en nuestra ciudad.

Escudo heráldico en el Panteón de la familia Cendrero, donde podemos ver las armas de los Cendrero Arias del Castillo.

Este panteón de la familia Muñoz-Maldonado, otro viejo linaje ciudadrealeño, destaca por los sarcófagos tallados que hay en él. Entre las personas que hay enterradas se encuentra D. Diego Muñoz y Jarava, Antolinez de Castro y de la Torre, que fue Hermano Mayor de la Hermandad de la Santísima Virgen del Prado y costeó la carroza en la que hizo su entrada el Rey Alfonso XIII con motivo de la visita que realizó a Ciudad Real.

Panteón de los Marqueses Treviño-Gotor, otro antiquísimo linaje del siglo XII, que se encuentra presente en Ciudad Real desde el siglo XIV. El título del marquesado de Casa Treviño Gotor, fue dado a D. Francisco Antonio Treviño y Dávila Ponce de León y Fernández, el 13 de noviembre de 1789.

Panteón del viejo linaje ciudadrealeño de los Maldonado, entrelazado con los Cocat. En el descansan los restos de D. Ramón José Maldonado Cocat, uno de los mejores genealogistas y heraldista de su época, fue quien diseño la actual bandera de Castilla-La Mancha. Publicó numerosas obras entre las que se encuentra un estudio sobre el escudo de Ciudad Real.

Escudo de los Maldonado-Cocat que preside el panteón. Las armas de las dos familias se encuentran divididas por una cruz, siendo las de la izquierda, según miramos el escudo, las de la familia Maldonado, y las de la derecha las de la familia Cocat. 

Panteón de los Condes de la Cañada, título nobiliario creado en 1789, que recibió la “Grandeza de España” por concesión del Rey Alfonso XII en 1880, quedando avecinada esta casa en Ciudad Real en 1868, tras el matrimonio de D. Rafael Acedo-Rico y Amat, sexto Conde de la Cañada, con Dª María Josefa de Medrano Maldonado, Dama noble de la Reina María Luisa.

Sepultura de D.  Francisco Aguilera y Egea nacido en  Ciudad Real en 1857.  Participó en la campaña de Melilla y dos años más tarde estaba en Tetuán. Fue ministro de la Guerra entre abril y junio de 1917 en el gabinete de García Prieto. Su nombre circuló en el verano de 1923 como el de un posible dictador que pusiera fin a la crisis política que se arrastraba desde 1917 . De talante liberal y con prestigio en el ejército, era uno de los más veteranos generales españoles cuando fue nombrado presidente del Consejo Supremo de Guerra y Marina, que había de depurar en el ámbito militar las «responsabilidades de Annual». Con motivo de la solicitud del suplicatorio para procesar al general Berenguer, Aguilera escribió una carta muy dura al ex-presidente del gobierno Sánchez de Toca , político particularmente destacado en afirmar la supremacía del poder civil sobre los militares y ardiente defensor de la búsqueda de responsables del desastre de Annual ,que se convirtió en piedra de escándalo al ser hecha pública por Toca; el 3 de julio de 1923, en el Senado, otro politico «civilista», Sánchez Guerra, le dio una bofetada a Aguilera que alcanzó una enorme resonancia y acabó con su presunta carrera hacia la dictadura. Durante el directorio de Primo de Rivera se convirtió en el símbolo de la oposición militar y encabezó la «Sanjuanada» (1926) y, nominalmente, la conspiración «de los artilleros» (1929). Azaña lo elevó a Capitán General de España en 1931 poco antes de suprimir ese grado. Murió el 19 de mayo de 1931.

Sepultura del Ilmo. Sr. D. José Balcázar y Sabariegos, Catedrático, académico correspondiente que fue de las Reales Academias Española y de la Historia, fue profesor del entonces único instituto de nuestra capital. También participó en la vida política siendo nombrado Concejal del Ayuntamiento y Diputado Provincial entre otros muchos cargos. Cronista Oficial de la Provincia, escribió numerosos artículos sobre la historia de Ciudad Real en la prensa local y nacional. También tiene editados varios libros, entre los que destaca, Memorias de un estudiante en Salamanca, la vida de Hernán Pérez del Pulgar y la historia de la Virgen del Prado titulado “La Virgen del Prado a través de la historia”.

Sepultura del  segundo Alcalde de la dictadura franquista D. José Donado Adán. Abogado y antiguo interventor de la Caja provincial de Ahorros, fue nombrado Alcalde en mayo de 1940. Siendo Alcalde recibió a la segunda imagen de la Virgen del Prado en 1940, a su llegada a Ciudad Real tras la Guerra Civil Española, proveniente de Barcelona donde fue tallada por el escultor Vicente Navarro y policromada por el pintor ciudadrealeño Carlos Vázquez.

Panteón de la familia “Rubisco”, una familia muy influyente en la sociedad ciudadrealeña en el  siglo XIX y principios del XX. La primera imprenta industrial que se instaló en nuestra ciudad fue la de los hermanos Rubisco, Cayetano y Ramón Clemente Rubisco, en la calle Calatrava en 1856. Estos hermanos también llegaron a ser alcaldes de nuestra ciudad, Cayetano entre 1867-68, y su hermano Ramón entre 1886-88.

Panteón de la familia Ayala, oriunda de Alicante que hizo una gran fortuna en nuestra ciudad. Llegaron a tener un molino harinero en el Puente de Alarcos, del que quedan aún restos, y la ganadería de reses bravas de los Ayala, de la cual era el toro que hirió mortalmente en Manzanares al gran torero Ignacio Sánchez Mejías.

El panteón de la familia Barrenengoa,, guarda los restos de D. Dámaso de Barrenengoa (Vizcaya, 1828-Ciudad Real, 1896) fue un político e industrial español afincado en Ciudad Real.  Procedente de tierras del norte, creó un establecimiento dedicado a ultramarinos y coloniales en Ciudad Real, fábrica de chocolates y tostadero de cafés de excelente calidad, Chocolates Barrenengoa. Fue elegido Diputado para el Congreso de la Nación  por la provincia de Ciudad Real, en las elecciones del 10 de mayo de 1873.

El panteón de la familia Messia de la Cerda, otra familia influyente en la sociedad ciudadrealeña. Uno de sus miembros fue varias veces Alcalde de Ciudad Real en el siglo XIX, Eduardo Messia de la Cerda. Fueron los dueños de un artístico palacete que se ubicaba en la Plaza del Pilar, en el lugar que hoy ocupa la mole de cemento del edificio de la Seguridad Social. Destacado fue el prestigioso medico D. Manuel Messia de la Cerda Godoy, asesinado por los rojos en 1936.
Panteón ubicado al final del cementerio, donde se encuentran enterrados las personas de ideología de izquieradas fieles al gobierno de la República,  que fueron ejecutados en la postguerra española, tras la realización de un juicio sumarísimo por los tribunales franquistas.

Sepultura de Fernando Aguinaco Blanco, el primer muerto en nuestra ciudad el 18 de julio de 1936, al iniciarse la Guerra Civil Española por las milicias del Frente Popular, durante el enfrentamiento con estas en la casa de los Corcheros en la calle Calatrava esquina a Elisa Cendrero. Este personaje era una de las pesonas de confianza de Jose Antonio Primo de Rivera.

Sepultura del Diputado de a Cortes Españolas D. José María Mateo Laiglesia, miembro del partido CEDA, que fue asesinado en agosto de 1936 por los rojos.

Lugar donde reposan los restos de D. Juan Manuel Treviño Aranguren, V Marqués de Casa Treviño Gotor, asesinado por miembros del Frente Popular el 17 de diciembre de 1936. Varias veces diputado a Cortes por el partido conservador a lo largo de la década de los 20 del pasado siglo XX, defensor de Maura y Presidente de la Unión Patriótica a partir de 1927, su mayor labor fue la fundación de los Sindicatos Católicos Agrarios, junto al Marqués de Retortillo. Asimismo fue presidente de la hermandad de labradores de Ciudad Real.

Sepultura del gran pintor ciudadrealeño, Ángel Andrade Blázquez  (Ciudad Real, 1866 - 1932). En los inicios su pintura se ve influida por el eclecticismo de finales del XIX, pero a partir de 1894 adquiere cada vez mayor vigor. Toma entonces tintes postimpresionistas, que abren su paleta a nuevos matices. En los últimos años de su vida redujo el formato de sus creaciones, pintando pequeñas tablillas, que sin duda influyeron en el joven López Torres, que siempre sintió veneración por la pintura de Ángel Andrade. Tiene una gran obra que permanece casi en su totalidad en colecciones privadas, en el Museo Provincial y en la Diputación de Ciudad Real.

Panteón de la familia Herencia-Olivas, donde se encuentra sepultado el abogado D. Francisco Herencia Mohino. Gran amante de Ciudad Real y conocedor de su historia, a la que le dedicó varios artículos en publicaciones en la prensa local.  Varias veces Concejal de nuestro Ayuntamiento, llegando a ser nombrado Alcalde en 1924. Fue el fundador de la Hermandad de la Coronación de Espinas de la Parroquia de San Pedro.

Sepultura del que fuera Cronista Oficial de Ciudad Real, el catedrático D. Julián Alonso Rodríguez. Sin duda el mejor conocedor de la historia de nuestra ciudad, escribió infinidad de artículos sobre la misma. Defensor del patrimonio ciudadrealeño historico-artóstico-humano, era un gran amante de la Virgen del Prado de la que hizo una reproducción y llevaba en sus viajes con él. Falleció  en Cadiz el 12 de mayo de 1963, trasladandose sus restos humanos en 1979 a la ciudad que lo vió nacer.

Sepultura de la familia Mur, donde se encuentra enterrado el artista D. José Mur Escolá. Propietario de una tienda de artículos religiosos, diseño túnicas y estandartes para las cofradías y hermandades de nuestra Semana Santa. Fue el fundador de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno Medinaceli. Falleció en 1970.

Sepultura de la familia García-Coronado, y donde reposan los restos de los grandes escultores del pasado siglo XX , D. Antonio Lorenzo García Coronado (1906-1961) y Felipe García Coronado (1902-1937), autor este último del monumento a Cervantes de nuestra ciudad y de los bustos con personajes del Quijote que hay en el Museo capitalino, dedicado a la figura de este caballero.

Sepultura del que fuera Alcalde de Ciudad Real, D. José Cruz Prado durante los años 1916-17. Una escultura suya se encuentra en la entrada del Parque de Gasset, ya que gracias a sus gestiones podemos disfrutar hoy del mayor parque de nuestra ciudad.

Sepultura de la familia Richard-Tolsada, donde se encuentran los restos de D. Francisco Tolsada Picazo, que fue un gran archivero-bibliotecario español, desempeñando varios cargos a nivel nacional. En esta sepultura también se encuentran familiares suyos muy relacionados con la Semana Santa de Ciudad Real y la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores “Ave María.

En esta sepultura de la familia Ballester, reposan los restos del que fuera Alcalde de Ciudad Real entre 1953-1960 y Cronista Oficial de Ciudad Real, Antonio Ballester Fernández.

Sepultura de la familia Bernabeu, donde se encuentra sepultado D. Emilio Bernabeu y Novalbos, que era académico de la Real Acadenia de la Historia y perteneciente a la comisión provincial de monumentos históricos y artísticos. También fue Cronista Oficial de Ciudad Real y publicó infinidad de artículos relacionados con la historia de Ciudad Real. Obra suya también fue el primer inventario del archivo municipal publicado.

Sepultura del que fuera Alcalde de Ciudad Real  D. Luis Martínez Gutiérrez (1966-69). Hombre influyente en la sociedad ciudadrealeña de aquellos años, Presidente de la Caja Rural Provincial, fue el Alcalde que coronó a la Virgen del Prado en 1967, junto al Obispo-Prior Hervás y Benet.

Sepultura de D. Eduardo Matos Barrio, (Madrid 1904 - Ciudad Real 1995), un gran fotógrafo-humanista que fue Miembro directivo de la Asociación Nacional de Fotógrafos Profesionales y Presidente de Europhot, con sede en Viena (Austria). Sus fotografías hoy forman parte de colecciones de museos en Norteamérica, Suiza, Ciudad del Vaticano. Tiene un monumento dedicado  en el Parque del Pilar.

Sepultura del profesor D. Hemenelgido Gómez Moreno, que fue Secretario de la Ilustre Hermandad de la Virgen del Prado y gran conocedor de nuestra historia local. Publicó varios libros sobre Ciudad Real y la historia de nuestra patrona.

Panteón de la familia Reina-Rincón, donde reposan los restos del torero ciudadrealeña D. José Tomás Reina Rincón, más conocido como el Manchego (Ciudad Real,  21 de septiembre de 1979 — Lima, Perú, 2 de julio de 2002) fue un torero español, asesinado en Lima (Perú) en extrañas circunstancias que conmocionaron a la opinión pública española. En los jardines de la Plaza de Toros tiene dedicado un monumento broncíneo.

Panteón del desaparecido Regimiento de Artillería de Información y Localización (RAIL)


Y término mi recorrido por el camposanto de nuestra ciudad, con este verso que se encuentra en la sepultura de Pedro Oliver Cañizares, que  lleva  fecha del  29-6-1953:

QUE TRISTE, QUE FEA
QUE HOYO MAS HONDO,
QUE FOSA TAN FRIA.
ENFERMO INCURABLE.
BAJARE A TU FONDO
EN PROXIMO DIA.

A TI, TUMBA QUE TE ABRES
PARA RECIBIR MI CUERPO,
ABRAZAME COMO MADRE
Y DAME VIDA EN TU SENO.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada