jueves, 19 de noviembre de 2015

BIOGRAFIA DEFINITIVA DE EDUARDO MATOS BARRIO. AL CONMEMORARSE EL XX ANIVERSARIO DE SU MUERTE. 1995-19 DE NOVIEMBRE-2015 (I)


Autorretrato de Eduardo Matos, 1951

Nace en Madrid a las veintidós horas y treinta minutos del día ocho de octubre  de 1904, en la calle del Barco, número diez, piso principal[1]. Fue bautizado solemnemente en la cercana Parroquia de San Martín de Madrid.[2]

Fue hijo único de Eduardo Matos Cuesta[3] y Águeda Barrio García[4]. Años más tarde se trasladan a Valladolid y La Coruña, hasta que en 1909, meses antes de la Semana Trágica, por motivos profesionales de su padre –alto funcionario del Reino- se trasladan a Barcelona[5], donde residen desde entonces. Fijan su domicilio en un principio en la calle Floridablanca 142 y después en la calle Cortes Catalanas 403, chaflan a Vilamarí. 

El 15 de abril de 1911, sufre una grave enfermedad y su propio padre dice en una nota que había escrito Eduardito: “TIA, MANDAME EL DINERO PARA EL JUGUETE, PUES YA NO TENGO MIEDO”. Su padre indica más debajo de su puño y letra: “Con gran trabajo puso esto, y a lo último ni veía y le dolía el cuello”[6].



[1] Inscrita su Acta de Nacimiento,  en el Registro Civil del Distrito del Centro de Madrid  -en la actualidad denominado Único de Madrid-, SECCIÓN PRIMERA del Libro 42-4, Folio 52 v.
[2] Archivo del Arzobispado Metropolitano de Madrid. Partida de Bautismo, Libro 98, folio 52, 8 de octubre de 1904. La pila de bautismo donde bue bautizado el niño Eduardo Matos, fue trasladada a la Santa Iglesia Catedral Metropolitana de Madrid, por ser alto interés histórico-religioso al haberse cristianado santos de la iglesia católica española, y donde actualmente se bautizan cristianos, dentro de la jurisdicción de la parroquia de Santa María de la Almudena, donde se encuentra incardinada la Catedral y el Palacio Real.
[3] Nacido en Madruga (Provincia de la Habana) entre 1873-1876.
[4] Nacida en Navarés de las Cuevas (Segovia) entre 1872-1874.

[5] Entrevista radiofónica concedida a Onda Cero año 1992. ALHEMB Documento 276-3
[6] Al parecer fue un ataque severo de meningitis del pudo restablecerse milagrosamente.

La legendaria y castiza calle del Barco Nº 10, piso principal de Madrid, donde vio la primera luz Eduardo Matos Barrio,  en un complicado parto,  a las veintidós horas y treinta minutos del día ocho de octubre  de 1904.

El niño Eduardo Matos en 1913  ya estudiaba en la Escuela Nacional de Niños de Barcelona, dirigida por D. Frutos González Ocenda, Maestro Superior, que ejercía la enseñanza primaria en la calle de la Cera, 51-1º,[1] al año siguiente se incorporó a las Reales Escuelas Pías.

Eduardo Matos Cuesta –padre de Eduardo Matos Barrió- nació accidentalmente en Cuba. Toda la familia de su padre era originaria de Cáceres, y contaba en la familia paterna con la gran amistad, casi íntima y familiar del poeta y escritor  José María Gabriel y Galán (1870-1905), del que se conserva un manuscrito de este notable literato, en el Legado Histórico Eduardo Matos titulado “La fabla del lugarejo”.[2]

En un tomo ricamente encuadernado y conservado en su extenso archivo titulado: “Real Colegio de las Escuelas Pías de S. Antón PROBLEMAS DE ARITMETICA POR Eduardo Matos CURSO 1915-16”, se da cuenta que por esa fecha era alumno de ese notable regio colegio regentado por los Padres Escolapios de Barcelona.

Hizo su Primera Comunión en el Real Colegio de los PP escolapios el 31 de mayo de 1916, en la Iglesia de San Antonio Abad[3]. Cursa bachillerato en los Jesuitas de Barcelona, donde coincide con Salvador Dalí, como compañero de aula y formación.[4].
Sus padres contraen matrimonio en el año 1922 e inscrito el mismo, en el distrito de atarazanas de Barcelona[5].

En el requerimiento militar del reemplazo de 1925, de 20 de febrero[6], figura su domicilio familiar en la calle Floridablanca 142, 2º Izq.

Eduardo Matos terminó sus estudios comenzando como aventajado aprendiz y predilecto del internacional y prestigioso fotógrafo de la sociedad europea  Rafael Areñas y Tona (1883-1938), el cual trasladó desde la calle Diputación su exclusivo estudio fotográfico hasta el lujoso Hotel Ritz de Barcelona.


[1] ALHEMB Documento 0054/1
[2] ALHEMB Documento Pieza Principal 0010/1
[3] AHLEMB Documento 0062/1
[4] Entrevista radiofónica concedida a Onda Cero año 1992. AHLEMB Documento fonográfico 276/3
[5] Folio 385 del Registro Civil del Distrito de Atarazanas de Barcelona.
[6] ALHEMB Documento 0071/1

Parroquia de San Martín de Madrid,  donde el día 8 de octubre de 1904, fue bautizado Eduardo Matos.
 
Durante etapa previa a su incorporación en el colegio militar, pierde la visión en su ojo derecho, situación que no le impidió dedicarse y consagrarse a la fotografía.

A los veintidós años se incorpora el 15 de enero de 1926 al Batallón de Montaña de Barcelona nº1 como agregado Don Alfonso XII nº 25[1], Castillo de Montjuich. El 28 de enero jura bandera, ascendiendo el 1 de abril a Cabo Primero, el 1 de agosto a sargento de complemento y meses más tarde al empleo de Alférez. Participa en la lucha con el Ejército de África cerca de Alcazarquivir.

En 1928 el Ayuntamiento de Barcelona le encargó la redacción integra e ilustración fotográfica de la Guía Oficial de la exposición Internacional, la cual se tradujo a varios idiomas.[2]

El 23 de junio de 1929, es contratado por el diario Las Noticias, como redactor donde ya venía trabajando, ocupándose de las secciones de societarias, vida cultural y redacción política. Tuvo entonces como compañero de trabajo e íntimo amigo en el periódico Las Noticias a Luis Marsillach y Burbano (1906-1970),[3] Gran amigo del colaborador de Las Noticias Luis Astrana Marín (1889-1959). Su etapa en el periodismo fue brillante y despuntó por su intrepidez, sagacidad y rigor en su profesión. En aquella Barcelona de los años veinte y treinta, Eduardo Matos fue un personaje público respetado y admirado en todos los órdenes.

Durante esa etapa contactó y mantuvo lazos de amistad con el mundo intelectual, artístico, político, militar, económico y eclesiástico de esa época de Barcelona; Luis Bagaría y Bou (1882-1940), Emilio Grau y Sala (1911-1975), Ramón Casas ( 1866-1932) José Clará y Ayats (1878-1958), José Llimona y Bruguera (1864-1934), Joaquín Mir y Trinxet (1873-1940), Santiago Rusiñol y Prats (1861-1931), Ricardo Canals y Llambí (1876-1935). Fue Íntimo amigo de Carlos Vázquez Úbeda (1869-1944), el Capitán General de Cataluña Emilio Barrera Luyando (1869-1943), Vicente Navarro Romero (1888-1979), Juan Vila Puig (1890-1963), Jaume Mercadé y Queralt (1887-1967), muy especialmente de su compañero de estudios en los Padres Jesuitas de Barcelona, Salvador Dalí y Doménech (1904-1989), los cantantes Marcos Redondo Valencia (1893-1976), Raquel Meller (1888-1962), y el violinista Pau Casals Defilló (1876-1973). Entrevistó para su sección cultural y de las artes y las letras en Las Noticias a Unamuno, Ortega y Gasset, Menéndez Pidal, y Machado.


[1] ALHEMB Documento 0089/1
[2] ALHEMB Documento 0029/1
[3] Padre del actor y director Adolfo Marsillach

Eduardo Matos, retratado en Madrid el 16 de abril de 1906. Fotografía Veronés. Calle San Bernardo 52. Archivo Legado Histórico Eduardo Matos Barrio. REAL INSTITUTO NARCISO DE ESTENAGA.

Contemporáneo e igualmente amigo de los también fotógrafos Antonio Campañá Brandanas (1906-1989), Claudio Carbonel y Flo (1891-1970) Pedro Catalá Pic (1889-1971), este último compañero de formación del maestro Rafael Areñas, Alessandro Merletti y Quaguia (1860-1943 ), Agustín Centelles Ossó (1909-1985 ), José Masana y Fargás (1892-1979), y José Ortíz-Echagüe (1886-1980).

Frecuentó la gran e íntima amistad de los empresarios  Javier Corberó Trepat, (1901-1981) fundador de las industrias Corberó, así como de los hermanos José María (1880-1960) y  Manuel (1882-1961) Roviralta, conocidos pioneros que a principios del siglo XX como activos industriales introdujeron en España la fabricación de fibro-cemento, creando la compañía Uralita S.A. que dio prestigio internacional a sus productos.

En septiembre de 1934 entrevistó al Cardenal Pacelli (1876-1958) a su paso por Barcelona en su tránsito de viaje a la República Argentina. En 1939 este purpurado fue elevado al Solio Pontificio  como Sumo Pontífice con el nombre de Pio XII.

También recogió en sus entrevistas a Francisco Cambó y Batlle (1876-1947), Francisco Maciá y Llusá (1859-1933), Luis Durán y ventosa (1870-1954), Capitán General y presidente del Directorio Militar Capitán General Miguel Primo de Rivera y Orbaneja (1870-1930), Luis Compays y Jover (1882-1940 ), José Calvo Sotelo (1893-1936), Alejandro Lerroux y García (1864-1949), José María Gil Robles y Quiñones de León  (1898-1980), Fernando de los Ríos y Urruti (1879-1949), Miguel Maura Gamazo (1887-1971), Diego Martínez Barrio (1883-1962), Indalecio Prieto y Tuero (1883-1962), Manuel Azaña y Díaz (1890-1940),el cual le regaló su propio pasacorbatas, y muy especialmente con Salvador de Madariaga y Rojo (1886-1978) y Niceto Alcalá Zamora (1877-1949), Honorio Maura Gamazo (1886-1936). Con sus familiares, los ministros Leopoldo Matos y Massieu (1878-1936) y Diego Martínez Barrio (1883-1962).

Eduardo Matos retratado en Barcelona el de septiembre de 14 de noviembre de 1908. Fotografía Busquets, Ronda de San Antonio 30. BARCELONA. Archivo Fondo Histórico Eduardo Matos Barrio. REAL INSTITUTO NARCISO DE ESTENAGA
 
Mantuvo una fiel y leal amistad con S.M. el Rey Don Alfonso XIII, del que guardaba algunos objetos personales, además de una extensa colección de fotografías poco conocidas y hoy catalogadas en el Archivo del Real Instituto Alfonso XIII (entre ellos un cigarrillo con el escudo de la corona real bajo la misma la A y el XIII, que le  regaló en el trascurso de una entrevista[1].

Presenció en Huesca el 14 de diciembre de 1930, como periodista y enviado especial ante las ejecuciones del capitán Fermín Galán Rodríguez (1899-1930) y teniente Miguel Ángel García Hernández (1900-1930).

Testigo periodístico en numerosas corridas de toros, se interesó por la fiesta nacional, la cual reflejó en sus crónicas en Las Noticias firmando en sus críticas taurinas con el seudónimo de Garapullo. Frecuentó su amistad con reputados toreros de la época José Gómez Ortega “El Gallo o el Divino Calvo” (1882-1960), Manuel Jiménez Moreno “Chicuelo” (1902-1967) y al mexicano Luis Freg Castro[2] (1890-1934), del que se conservan varias misivas sintiendo su inesperada y trágica muerte, advenida por accidente marítimo en México, así como la cogida que en ese mismo año ocurrió en la plaza de toros de Manzanares (Ciudad Real) a Ignacio Sánchez Mejías (1891-1934).

En Barcelona vivió con intensidad el 6 de octubre de 1934 con la proclamación, desde el balcón de la Generalidad, del Estado Catalán dentro de la República Federal Española, dado por Luis Companys. Golpe de Estado que registró y vivió en vanguardia y primera línea de acontecimiento histórico junto con el periodista Nieto, corresponsal del diario El Debate.


[1] ALHEMB- Pieza Principal 01-01-1995
[2] ALHEMB- Documento 0031/1 Secc. Cartas

Eduardo Matos  retratado el 20 de septiembre de 1909 en Barcelona. Fotografía Busquets, Ronda de San Antonio, 30 BARCELONA. Archivo Legado Histórico Eduardo Matos Barrio. REAL INSTITUTO NARCISO DE ESTENAGA
 
El estallido de la guerra civil alterará profundamente la biografía de Matos marcando su destino biográfico. Se conserva un pequeño anónimo manuscrito y sin fecha que dice: “Debes salir de esa el jueves día 18 en el tren expreso de las 5 de la tarde (…)”[1] lo que unido al cargado clima político de amenazas verbales y escritas de extrema izquierda, contra su propia vida, acontecidas y soportadas en esos días prebélicos por el propio Matos, el cual él mismo relató a sus biógrafos. Viene a demostrar el grave peligro que debió correr en aquel ambiente de alta y extrema violencia desenvuelto en Cataluña, lo que explica su salida y exilio de Barcelona dado el mimo día del alzamiento cívico militar, para recalar circunstancialmente en Ciudad Real el día 19, como el mismo ha dejado escrito en uno de sus textos autobiográficos[2].

Prueba fehaciente de ese peligro de integridad física, es que su padre Eduardo Matos Cuesta, que ostentaba un cargo estatal de orden público[3] es asesinado en Barcelona el día 20 de julio de 1936[4], siendo inhumado en el Cementerio de Las Corts, desconociéndose actualmente el paradero de sus restos mortales.


[1] ALHEMB-Documento 0036/1
[2] ALHEMB-Documento 0765/3
[3] Comisario General del Cuerpo de Investigación y Vigilancia de Barcelona.
[4] El Acta de Defunción se inscribe el 14 de septiembre de ese año, en el libro 244 (6) de la Sección Tercera del Registro Civil de Barcelona. Para su familia la fecha exacta del crimen e inmolación fue el 23 de julio de 1936, según su propio recordatorio de defunción ALHEMB-Documento  0077/1

Matos  retratado enero de 1911 en Barcelona.Fotografía Nyssen. Plaza de Cataluña, 17. BARCELONA. Archivo Legado Histórico Eduardo Matos Barrio. REAL INSTITUTO NARCISO DE ESTENAGA
 
La causa última de porque Matos elige Ciudad Real, una población capital de provincia del Estado español, entonces pequeña y tranquila del interior, muy ruralizada todavía, tan diferente a la metrópoli de Barcelona, y en donde nadie lo conocía, no está del todo documentada. Si hemos de seguir lógicamente el testimonio de su propio protagonista, Matos ha escrito que desde aproximadamente en el trimestre primero de 1936 compartía el periodismo con otro empleo en una compañía de seguros (“el periodismo como profesión era algo ruinoso”, afirmaba[1]), de lo cual consta un doble nombramiento como Inspector Provincial o Delegado Territorial de La Anónima de Accidentes y de la Caja de Previsión y Socorro, firmado en Barcelona con fecha de 14 de mayo de 1936[2], donde se manifiesta textualmente que pasaba a la provincia de Ciudad Real “con la misión de intensificar en todo lo posible la labor de producción”. Ese traslado también se produjo en el periodismo, pues con fecha de 12 de mayo de 1936 ostenta su tarjeta credencial del Cuerpo Nacional de Periodistas como corresponsal de Las Noticias en la zona de La Mancha y Andalucía, y en calidad de tal envió sus crónicas a Barcelona durante el largo conflicto bélico, ya que su periódico cierra al parecer tras ser incautado. 

Un posible doble traslado que había aplazado y que posiblemente debe acelerar con el estallido de la Guerra Civil española, espoleta que parece la causa última de su exilio de Barcelona. Aunque en el referido artículo escrito en 1972 Las “tablillas” de Ángel Andrade, refiere: “Llegué a Ciudad Real exactamente el día 16 de mayo de 1936. Efectué algunos viajes por la provincia y vino el 18 de julio y con él la guerra”. Puede que por esas fechas hiciera un viaje de contacto y retornara a Barcelona e inmediatamente tras el estallido de la guerra civil el 18 de julio, volviera a Ciudad Real, donde buscó refugio. En una entrevista grabada y dada a Radio Ciudad Real, el 1 de enero de 1992, en su propio domicilio de la calle del Carmen Nº 7, refiere él mismo, que su llegada a Ciudad Real fue el 19 de marzo de 1936.[3]


[1] Boletín de Información Municipal de Ciudad Real. “Las Tablillas de Ángel Andrade”. Navidad de 1972.
[2]  ALHEMB-Documento 0071/1
[3] ALHEMB-Documento fonográfico-276/3

Eduardo Matos  retratado el 14 de marzo de 1912 en Barcelona. Fotografía J. Alonso.  Pelayo 2. BARCELONA. Archivo Legado Histórico Eduardo Matos Barrio. REAL INSTITUTO NARCISO DE ESTENAGA
 
Hotel Pizarroso, propiedad del empresario hotelero Diego Pizarroso, situado entonces en la calle Paloma, cerca del cruce con el callejón de los Huertos. Allí contrae por contagio el tifus y entra entonces como huésped para ser cuidado, en la casa palacete propiedad de la familia López Arroyo (calle del Carmen  9), donde luego trascurrirá el resto de su existencia) a principios de enero de 1937. Días antes de su llegada a ese notable palacete manchego, esta familia había sufrido la trágica perdida del cabeza de la familia, Don Ignacio López Haro. Fue trasladado por miembros del Frente Popular a la Checa del Seminario Conciliar y después a la cárcel instalada en el Convento de las Dominicas de Altagracia, siendo llevado en las “sacas humanas” y fusilado por el llamado “Comité de Sangre” -en compañía de su hermano Luis y otros muchos- entre los días 15, 16 o 17 de diciembre de 1936[1] en el cercano y trágico Cementerio de Carrión de Calatrava y arrojados sus cuerpos a una fosa común improvisada, justo a la  derecha de la entrada del camposanto.

Terminada la Guerra Civil, Eduardo Matos aún se encontraba convaleciente del tifus, cuando las tropas de los Ejércitos Nacionales, hacen su entrada liberando Ciudad Real, tras el trienio de dominación marxista. El 30 de abril de 1940, pasa revista anual como Alférez en el Centro de Reclutamiento Movilización y Reserva Nº 4 de Ciudad Real, correspondiente al remplazo de 1925.


[1]Exhumados sus restos humanos el 24 de junio e inhumado en el Cementerio Municipal de Nuestra Señora del Prado de Ciudad Real el 25 de junio (Nº745). Inscrita su defunción en el Registro Civil de Ciudad Real el 9 de junio de 1939, F.161 Nº767. 

Eduardo Matos  retratado  en Barcelona, 1914. Fotografía C. Santos, Ronda de San Antonio, 30 BARCELONA. Archivo Legado Histórico Eduardo Matos Barrio. REAL INSTITUTO NARCISO DE ESTENAGA
 
Lo cierto es que su trayectoria personal quebrará completamente con una inflexión de su tiempo-biográfico eje a partir de ese momento. En Ciudad Real se instala primero en el

El 20 de junio de 1941, contraerá matrimonio[1] con Sacramento López Arroyo[2] (1912-1992), celebrándose su boda en la Santa Iglesia Prioral Basílica Catedral de las Ordenes Militares, en el Sacro Camarín de Nuestra Señora del Prado, Fundadora y Patrona de la ciudad y de la Real Casa Española. Oficia la ceremonia el entonces Beneficiado del Cabildo Prioral, Archivero Diocesano y Administrador General de Capellanías, Reverendo Lic. Aurelio Gómez-Rico y Marín de Almagro (1897-1995)[3]. Asisten como testigos, tanto civiles como canónicos, su célebre tío Don Galo Barrio García[4] y su cuñado Don Luis López Arroyo, así como Isaías Zapata y Marceliano Mingallón[5].

En aquel amplio hogar de la calle del Carmen 9, dividido en cuatro viviendas amplias y acomodadas y confortables, convivirán  la madre de su esposa, Doña Rafaela Arroyo Herreros (1873-1958)[6], sus cuñadas María del Prado (1905-1993)[7], Encarnación (+1998), y su esposa Sacramento (1912-1992)[8]. Los dos cuñados de Matos; Ignacio y Luis estudiaban fuera de Ciudad Real, y rehicieron sus vidas en Valencia y San Sebastián.


[1] Inscrito en el en la Parroquia de Nuestra Señora Santa María del Prado. Ciudad Real. Libro de Matrimonios Nº 22, Folio 163
[2] Nacida en Ciudad Real el 31 de octubre de 1912, e inscrita su Acta de Nacimiento en el Registro Civil de Ciudad Real, Sección 1ª Tomo 42, Pag.52v.
[3] Monseñor Aurelio Gómez-Rico, era vecino de la casa lindante a ese domicilio de la calle del Carmen 9, e íntimo amigo de la familia desde 1936. Logró salvar su vida milagrosamente durante la persecución religiosa habida en el trienio de Guerra Civil, gracias al Jefe de Izquierda Republicana Don Manuel Romero Sánchez-Herrera. Hombre culto y varón eclesiástico estimado para el gobierno eclesiástico por los Obispos-Priores. Después desempeñaría los cargos de Vicario General de la Diócesis-Priorato desde 1950 a 1955 y Provicario General desde 1955 a 1976, asa como la dignidad de Arcediano de la Santa Iglesia Prioral Basílica Catedral de las Órdenes Militares, hasta su jubilación en 1979 pasando al rango de Arcediano emérito hasta su muerte en el año 1995.
[4] Zapatero de la Real Casa y Familia Real Española, que regentaba las zapaterías LA GLORIA en la calle Real de Segovia y en la calle Augusto Figueroa de Madrid, con veinticinco operarios a su cargo
[5] Inscrito en la Sección 2ª Tomo 35 Página 398, del Registro Civil de Ciudad Real.
[6] Fallecida en Ciudad Real el 14 de septiembre de 1958. Inscrita su defunción Registro Civil de Ciudad Real Tomo 00119 Página 339 de la sección 3ª.
[7] Fallecida en Ciudad Real el 7 de marzo de 1993. Inscrita su defunción Registro Civil de Ciudad Real Tomo 00146 Página 598 de la sección 3ª.
[8] Fallecida en Ciudad Real el 31 de octubre de 1992. Inscrita su defunción Registro Civil de Ciudad Real Tomo 00146 Página 088 de la sección 3ª.

Eduardo Matos  retratado el día de su Primera Comunión 31 de mayo de 1916 en Barcelona. Fotografía Matorrodona, Calle Fernando VII, 34 Principal. BARCELONA. Archivo Legado Histórico Eduardo Matos Barrio. REAL INSTITUTO NARCISO DE ESTENAGA

Al término de la Guerra Civil se traslada desde Barcelona[1] la madre de Eduardo Matos, Doña Águeda Barrio García (1873-1961), hasta su fallecimiento acaecido en Ciudad Real el 5 de febrero de 1961[2].

En Ciudad Real, Matos sufrirá el duro trauma que supuso dejar atrás la profesión del periodismo diario y una ciudad tan moderna y llena de vitalidad como Barcelona. Además de perder violentamente a su progenitor, teniendo que verse impuesto a dedicarse al trabajo de los seguros como medio de vida.

Ciertamente nunca abandonó el noble magisterio de la fotografía, presentándose en múltiples ocasiones a certámenes como la Exposición Nacional de Valdepeñas en el año 1950.

Después de permanecer en Ciudad Real capital desde 1936, y previo a su matrimonio y viaje nupcial en 1941, cuyo destino fue Segovia, arropado y  en compañía de su familia materna, los Barrio García[3]. La Compañía de la Mutua Balear de Previsión Social[4], lo destina a Valencia hasta que recala en la ciudad del Turia en septiembre de ese año, estableciendo su domicilio en la calle Salamanca 41.


[1] Los últimos domicilios donde vivió en Barcelona durante la Guerra Civil, Doña Águeda Barrio García, viuda del padre de Eduardo Matos, fueron Ronda de la Universidad y calle Villarroel, 58 4ª 2ª. Según documentos ALHEMB- 055/1
[2] Inscrita su defunción  en el Registro Civil de Ciudad Real, Tomo 00121, Página 019, de la sección 3ª. Y siendo sepultada en el Cementerio Municipal de Nuestra Señora del Prado, Ciudad Real, el 6 de febrero de 1961.
[3] Conocida y reputada familia segoviana, por ser los fundadores en 1870 de una genuina estirpe de relojeros; Dámaso Barrio, Francisco Barrio García, Alejandro Barrio Mayo, Alejandro Barrio García y Rodrigo Barrio que regentan hasta hoy ininterrumpidamente el emblemático negocio, que  aun subsistente en la plaza mayor de la ciudad castellana. Siendo la relojería más antigua de España, y los relojeros de la Real Casa o Relojeros Mayores de Castilla; RELOJERIA BARRIO, cuyo último e insigne dueño fue el hijo predilecto de Segovia Don Alejandro Barrio García (1911-1996).
[4] ALHEMB-0112/3

Matos visto por su maestro Rafael Areñas, 1920

En 1945 es posesionado en Badajoz con fecha de 20 de agosto de 1945[1], siendo nuevamente trasladado a Málaga en noviembre de 1946, como Director General de Mare Nostrum, en la sucursal General de Andalucía. Hasta el 31 de diciembre de 1950, fecha en la cesa como funcionario de esa entidad según el certificado extendido a su nombre con fecha de 2 de enero de 1951[2], trasladándose definitivamente a Ciudad Real.

Durante el espacio de tiempo que comprende enero de 1950 hasta 1 de agosto de 1951, se dedicó a viajar por Europa en compañía de su esposa, donde gira una visita en Francia, , Austria, Italia, Suiza y Hungría, allí conoce a su gran e íntimo amigo Juan Gyenes (1912-1995), Yugoslavia, allí visita al gran fotógrafo Josip Ciganovic.

Sin embargo, Eduardo Matos acabará retornando a su verdadera vocación profesional de origen, la fotografía, y decide fundar un nuevo y moderno estudio de fotografía en Ciudad Real capital.



[1] Fijó su hogar en Badajoz, calle Arco Agúero 57 y más tarde en la calle Coronado 64, según documentos ALHEMB-187/2.
[2] ALHEMB-0145/3. Al negarse en firme ante el Presidente de la Compañía, para trasladarse a la República de Venezuela -en vista de los buenos resultados obtenidos- a intensificar y regenerar todas las sucursales erigidas en esa nación, testimonio dado por Eduardo Matos en la entrevista a Radio Ciudad Real el 1 de enero de 1992 ALHEMB-Documento fonográfico 276/3

Descubrimiento de la placa de Dr. Ángel A. Ferrer y Cagidal, a los cinco años de la inauguración del Museo Anatómico-Patológico con su nombre. Preside el acto Emilio Barrera Luyando, Capitán General de Cataluña. En primer término y de perfil Eduardo Matos Barrio, cubriendo el acto como redactor político del diario Las Noticias. Barcelona 1929 [Fotografia Branguli.ANC]
 
El 11 de agosto de 1951 se autoriza para el funcionamiento su estudio fotográfico denominado “Fotografía Artística Matos”, en la Avenida de los Mártires 12 principal, -actual calle Alarcos- con preceptiva autorización de la Delegación de Industria[1]. El Ayuntamiento de Ciudad Real autoriza jurídicamente la apertura industrial  de un amplio/s “Estudios Fotográfico” por Decreto de alcaldía, firmado de la propia mano del Ilmo. Sr. Alcalde Antonio Ballester Fernández, el 29 de agosto de 1951[2].

Durante exactamente treinta años ininterrumpidos permanece abierto el prestigioso estudio galería artística de Eduardo Matos, en la calle de Alarcos 12 principal –anterior Avenida de los Mártires-, en ese núcleo destacado y arteria comercial de la capital manchega, al servicio de la fotografía y las bellas artes, desde el 29 de agosto de 1951 hasta el 18 de noviembre de 1981, fecha en la que se ven impuestos abandonar el local comercial originario, por la venta del inmueble por parte del propietario para la construcción de un nuevo edificio de viviendas. Trasladándose el estudio a un nuevo y más modesto, en la calle de Caballeros nº6. El 9 de enero de 1982, vuelve abrir sus puertas, con licencia provisional hasta que el Ayuntamiento otorgó licencia definitiva el 16 de noviembre de 1983. La Licencia Fiscal de actividades industriales tiene fecha de 30 de diciembre de 1981.[3]



[1] ALHEMB-O147/3
[2] ALHEMB-0149/3
[3] ALHEMB-0321/3

José Liberto López de la Franca y Gallego
PRESIDENTE DEL CONSEJO GENERAL DE LAS REALES ACADEMIAS E INSTITUTOS DE ESPAÑA

San Lorenzo de El Escorial 19 de noviembre de 2015,
CONMEMORACION XX ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE EDUARDO MATOS
1995-19 DE NOVIEMBRE-2015

Manuscrito original de una poesia del literato español  José María Gabriel y Galán, obsequio al padre de Eduardo Matos  


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada